Podcasts de historia

Almirante etienne Eustache Bruix

Almirante etienne Eustache Bruix

Almirante Étienne Eustache Bruix

Aquí vemos al almirante Étienne Eustache Bruix, un importante oficial naval francés del período revolucionario y napoleónico temprano, que murió de tuberculosis en 1805.

Toma de Histoire du Consulat et de l'Empire, faisant suite à l'Histoire de la Révolution Française de Louis Adolphe Thiers


De distinguida familia originaria de Bearn, se embarcó como voluntario en un barco esclavista comandado por el capitán Jean-François Landolphe. Dos años más tarde, en 1778, se convirtió en un garde de la marine, viendo su primera campaña en la fragata zorro, y su segundo a bordo del Concorde. Sirvió en varios escuadrones franceses enviados en ayuda de los Estados Unidos de América en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, siendo realizado enseigne de vaisseau.

Nombrado comandante de la Pivert, él y Puységur fueron encargados de dar la vuelta a Saint-Domingue y volver a cartografiar sus costas y puertos. Teniente de vaisseau al comienzo de la Revolución Francesa, y se convirtió en miembro de la Académie de Marine en 1791, fue nombrado capitán el 1 de enero de 1793, pero dado de baja del servicio por ser noble en octubre de 1794. Retirándose a las afueras de Brest, produjo sus memorias bajo el título Moyens d'approvisionner la marine par les seules productions du territoire français (Medios de aprovisionamiento de la flota únicamente por lo que se produce en territorio francés). Esta defensa de la autarquía naval como medio para hacer frente a los bloqueos británicos fue leída y apreciada por Napoleón, por lo que Bruix fue llamado a la armada en 1795 bajo el ministerio de Laurent Truguet, que encomendó la Éole a él. Ocupó este mando hasta el momento en que fue enviado a unirse al escuadrón de Villaret-Joyeuse como general de división.

Eustache Bruix fue puesto al mando de una división adjunta al almirante Justin Bonaventure Morard de Galles durante la invasión francesa de Irlanda de 1796. Lazare Hoche lo notó en esa campaña y lo nombró contra-amiral en mayo de 1797. Ministre de la Marine desde el 28 de abril de 1798. Le bulletin de loi n ° 198 du 8 floréal an VI (7 de mayo de 1798) declaró:

Por decreto número 1814, una decisión del Directorio Ejecutivo nombra al ciudadano Bruix para el Ministerio de Marina y Colonias. El Directorio Ejecutivo decide que Citizen Bruix, el contra-amiral, será nombrado ministro de Marina y Colonias, para reemplazar al ciudadano Pleville Le Peley en su retiro. La presente decisión está impresa en el bulletin des lois. Para su confirmación, Merlín, presidente del directorio ejecutivo, firmó esto. Firmado por el secretario general Lagarde.

Al asumir el cargo, se apresuró a Brest para tomar el mando personal de una flota que estaba a punto de zarpar hacia Egipto en un intento de liberar al ejército francés atrapado allí desde su invasión en 1798. Con la ayuda de los vientos y la niebla logró evadir el bloqueo británico y navegó hacia el sur con 25 barcos de la línea. Anticipándose a un posible desembarco en Irlanda, todavía inestable a raíz de la rebelión de los Irlandeses Unidos, la flota de bloqueo se dirigió hacia el noroeste, lo que le dio a Bruix una ventaja considerable antes de que se descubriera a dónde se había ido. Frente a Cádiz, Bruix se encontró con una fuerza de bloqueo británica de 15 barcos de la línea al mando de Lord Keith. A pesar de su superioridad numérica y la presencia de 28 barcos españoles de línea en Cádiz, Bruix ignoró la oportunidad de atacar y continuó hacia el Mediterráneo.

Habiendo hecho un desvío a Toulon para las reparaciones, Bruix se enteró de que André Masséna estaba sitiado en Génova y recibió la orden de ayudar. Desvió la flota al Golfo de Génova para reabastecer al asediado ejército, pero el clima lo hizo retroceder. Mientras tanto, Keith lo había seguido al Mediterráneo y reunió a los escuadrones británicos dispersos en el área de Menorca. Bruix abandonó su aventura, eludió a sus perseguidores y regresó al Atlántico. Recogiendo un escuadrón español en el camino, volvió a entrar en Brest.

Tras esta dramática pero infructuosa expedición, conocida como el Crucero de Bruix, devolvió la cartera de la armada el 11 de julio de 1799, y tomó el mando de la flota reunida en la île d'Aix lista para zarpar hacia España, pero los británicos reforzaron su bloqueo. el almirante enfermó y la paz de Amiens impidió que la flota saliera del puerto. A vice-amiral desde el 13 de marzo de 1799, estuvo al tanto del secreto golpe de Estado que ocurrió el 18 de brumario, año 8 (9 de noviembre de 1799). Napoleón Bonaparte lo nombró almirante en 1801 y conseiller d'État el año siguiente.

Habiendo estallado la guerra de nuevo, Napoleón concibió un plan para una nueva invasión de Inglaterra y puso a Bruix al mando de la flotilla con base en Boulogne que llevaría a las tropas de invasión a través del Canal de la Mancha. Bruix dedicó todas sus energías a los preparativos, pero se vio obligado a regresar a París, donde murió de tuberculosis a los 45 años. El Boulevard de l'Amiral-Bruix de París lleva su nombre.


Tácticas [editar | editar fuente]

Mazarredo fue un teórico original. La Armada Española entró en la Guerra Revolucionaria Americana con un sistema de tácticas ideado por él, Teniente de navío de la Real Armada, y expuesto en Rudimentos de Táctica Naval para Instruction de los Officiales Subalternos de Marina, impreso en Madrid en 1776, dedicado al rey Carlos III. & # 912 & # 93 A pesar de tener alguna evidencia de la influencia de Paul Hoste y Sébastien Morogues, este es un libro de texto para oficiales subalternos, aunque claramente podría haber sido leído con provecho por todos por igual. & # 912 & # 93 Al igual que los escritores franceses, Mazarredo dijo muy poco sobre la lucha contra el enemigo. En términos generales, su tono fue sofisticado y no dogmático. & # 912 & # 93

Mazarredo introdujo una nueva idea de guerra marítima, el uso de barcos de fuego por la flota de barlovento, si se amenazaba con duplicarlos como medio para cubrir su retirada a barlovento. Salazar también se mostró innovador en su tratamiento de romper la línea enemiga. Propuso que, cuando la flota estuviera a barlovento, el centro debería atravesar el centro enemigo. & # 912 & # 93 En el proceso de abrirse paso, las naves centrales enemigas inmediatamente a popa de la ruptura serían forzadas a alejarse a sotavento, desorganizando así la retaguardia enemiga y aislándola. & # 912 & # 93 Mientras tanto, la furgoneta enemiga no tendría más remedio que pararse para evitar ser puesta entre dos fuegos, y así quedaría completamente separada del resto de la flota. & # 912 & # 93

Exactamente el mismo movimiento podría ejecutarse desde sotavento, aunque en ese caso la retaguardia enemiga se vería obligada a ceder el paso al viento, exponiéndose así al fuego de los barcos central y de retaguardia de la flota atacante. & # 912 & # 93 Mazarredo también elaboró ​​un libro de señales, específicamente para la flota de Córdova, que se imprimió en 1781. & # 912 & # 93 Se utilizó en las operaciones contra Menorca y Gibraltar, y no parece descabellado que el sistema de señalización de Córdova fue algo similar cuando se unió por primera vez al conde d'Orvilliers en 1778. & # 912 & # 93 El libro de señales de Mazarredo de 1781 es una mejora del Chevalier du Pavillon. & # 912 & # 93 Como este último, empleaba un sistema tabular, pero mucho menos complejo. Empleaba tablas de 20 por 20, cada una de las cuales permitía 400 señales. & # 912 & # 93

Este libro de señales fue preparado para la cooperación franco-española, ya que comienza con señales especiales para indicar escuadrones, divisiones, fragatas, cuerpos de reserva, etc. de España y Francia. Las 400 señales para uso en el ancla cubrieron no solo todas las características de la administración de la flota, como a la manera de Morogues, pero también bombardeos y desembarcos en tierra. & # 912 & # 93 Veinte señales especiales permitidas para informar de los movimientos de los barcos, a ser realizadas por corsarios. Las señales para uso a vela durante el día, hechas con una combinación de 'cornetas', que eran banderas de cola de golondrina, otras banderas y banderas de la mesa, incluían una serie de señales de batalla. Nadie que estudie este libro podría criticar a los españoles, ya sea por la falta de señales útiles para la batalla y con fines generales, o por la elaboración excesiva de la técnica de señalización. & # 912 & # 93 Aunque todavía ligado al sistema tabular, su disposición era brillantemente simple comparada con la de los franceses. & # 912 & # 93


El bloqueo de Malta (1799)

Cuando la flota francesa zarpó hacia Egipto, Napoleón había dejado en Malta una guarnición de 3.000 hombres al mando del general Claude-Henri Belgrand de Vaubois. La administración francesa había continuado la impopular reorganización de las iglesias y conventos, poniendo muchos de los tesoros artísticos en su propio lugar seguro. Pero la posición de Vaubois se hacía cada vez más difícil casi a diario.

Tras la derrota de la flota francesa en el Nilo y la llegada de los barcos de Villeneuve, la guarnición en Malta ascendió a 6.000 hombres, con dos fragatas y una línea de barco de batalla, 1 pero los franceses fueron efectivamente aislados de los suministros regulares por un bloqueo naval de los barcos británicos y la negativa del envalentonado rey de Nápoles a seguir vendiendo productos de sus dominios a la guarnición francesa en la isla. Sin embargo, hacer que los franceses se sometieran de hambre llevaría un tiempo considerable, dados los enormes silos de grano construidos por los Caballeros de San Juan en la roca sólida, que contenían suficientes reservas para que la isla sobreviviera durante uno o dos años.

La creciente inquietud de la población civil finalmente se convirtió en violencia durante un incidente particularmente sangriento el 2 de septiembre, cuando la guarnición francesa de la ciudad de Notabile intentó apoderarse de un convento en preparación para su desmantelamiento. La multitud enojada se armó con simples implementos agrícolas y tomó el control de la ciudad, invadiendo la pequeña guarnición francesa en el proceso y masacrándolos. Vaubois rápidamente concentró sus tropas en Valetta y un fuerte en la isla de Gozo y esperó, más con esperanza que expectativa, a que una fuerza de socorro acudiera en su ayuda. El movimiento rebelde creció rápidamente, se extendió por toda la isla como la pólvora y pronto se formó una junta, liderada por Emmanuel Vitale y el canónigo Francesco Caruana, quienes inmediatamente pidieron ayuda al rey de Nápoles para que las tropas apoyaran su causa. El rey, sin embargo, evitó apoyar abiertamente la revuelta, con las tropas francesas en la parte superior de Italia amenazando sus posesiones continentales. Sin embargo, Nelson envió un escuadrón portugués al mando del almirante el marqués de Nizza, que llegó el 18 de septiembre y desembarcó suministros y armas para los rebeldes. También se le ordenó continuar el bloqueo naval, pero en ese momento el único objetivo real de Nelson era la destrucción de los barcos en el puerto de La Valeta.

El capitán Sir James Saumarez llegó a Malta el 24 de septiembre con parte de la maltrecha flota de Nelson con sus premios a cuestas. Nelson y el resto de su flota llegaron poco después, aunque el almirante se dirigió apresuradamente a Nápoles para continuar su enamoramiento por Lady Emma Hamilton, dejando que sus capitanes siguieran adelante con el bloqueo. Saumarez suministró 1.200 mosquetes y municiones a los rebeldes y luego se fue a Sicilia para reparar los barcos.

El capitán Sir Alexander Ball, al mando del HMS Alexander, llegó con Culloden y Colossus para unirse a los barcos portugueses que bloqueaban Malta. Nelson regresó brevemente el 24 de octubre, aterrizando veinticuatro barriles de pólvora y el 28 la pequeña isla de Gozo, con su guarnición francesa de 200 hombres y veinticuatro cañones, cayó en manos aliadas. Ball se instaló como presidente del Consejo para servir de enlace con los malteses mal entrenados y mal armados y ayudarlos a mantener el bloqueo. Para mantener su control sobre sus posiciones en la costa, reforzó su número desembarcando unos 500 marines portugueses y británicos. A finales de diciembre llegaron tres buques bombarderos británicos y se inició un bombardeo regular. También llegaron dos fragatas napolitanas para reforzar el bloqueo.

A principios de 1799, dos intentos franceses de romper el bloqueo naval tuvieron éxito, con una goleta que llegó de Ancona y la fragata Boudeuse entregando suministros a la isla desde Toulon, extendiendo el asedio por otros seis meses. Sin embargo, la comida era tan escasa que Vaubois desalojó por la fuerza a la mayoría de los civiles de La Valeta, reduciendo la población de la ciudad de 45.000 almas en 1799 a 9.000 al año siguiente.4 Estas bocas adicionales simplemente se sumaron a las dificultades que los británicos estaban teniendo para proporcionar suministros, en particular trigo, a la población civil de Malta controlada por los rebeldes. En abril, muchos cientos estaban al borde de la inanición y al capitán Ball le resultaba difícil mantener a los rebeldes en sus puestos. A pesar de los frecuentes llamamientos al rey de Sicilia, los suministros solo se entregaron a regañadientes y la marina se vio obligada a apoderarse de los barcos de grano que pasaban para satisfacer la demanda.

En mayo llegaron noticias de una importante expedición francesa entrando en el Mediterráneo. Comandado por el almirante Etienne Eustache Bruix, estaba compuesto por veinticinco barcos de línea de la flota de Brest y había sido enviado para aliviar los asedios de Malta y Corfú, sin saber que este último ya estaba en manos rusas, y para reabastecer al ejército francés en Egipto. Habiendo fallado en sumar los cinco barcos españoles en Ferrol a sus números, Bruix ignoró al almirante George Elphinstone, el escuadrón de Lord Keith de quince barcos de la línea frente a Cádiz, a pesar de su enorme ventaja numérica, decidido a lograr sus objetivos. Incapaz de combinarse con la flota española en Cádiz debido a los vientos adversos, Bruix navegó hacia el Mediterráneo y se dirigió a Toulon para reparar sus barcos dañados por la tormenta.

Keith persiguió a Bruix, pidiendo que todos los barcos disponibles se reunieran con él, lo que provocó que Nelson levantara el bloqueo naval de Malta para fortalecer su escuadrón frente a Sicilia. Durante los dos meses que el Capitán Ball y sus barcos estuvieron fuera, el asedio fue comandado por el Teniente John Vivion de la Artillería Real, quien increíblemente no solo mantuvo las armas de asedio disparando sino que también logró mantener la ausencia del escuadrón de Ball en completo secreto, mientras aplacando también a los isleños, que de nuevo estaban desesperadamente escasos de suministros y esperanzas.

La flota británica, que ahora cuenta con veinte barcos de línea y comandada por el almirante John Jervis, conde de San Vicente, persiguió a Bruix hacia Toulon, pero pronto descubrió que los seguían diecisiete barcos de la flota española que habían escapado de Cádiz, al mando del almirante. Don José de Mazarredo, también ahora en el Mediterráneo. Los británicos estaban potencialmente en riesgo de ser abrumados por una vasta flota combinada franco / española de cuarenta y dos barcos. Afortunadamente para San Vicente, una tormenta causó estragos en la flota española en particular, no menos de nueve barcos fueron virtualmente desmantelados, y toda la flota quedó en tan malas condiciones que los españoles se vieron obligados a correr hacia la seguridad de Cartagena.

Mientras San Vicente observaba la flota española en Cartagena, Bruix zarpó de Toulon el 27 de mayo con veintidós barcos de línea, dejando algunos barcos muy dañados para continuar sus reparaciones, y acompañó a un gran número de barcos de suministro llenos de provisiones y hombres en ruta a Génova para reforzar las fuerzas francesas que luchan contra los austriacos en el norte de Italia. San Vicente, aunque se vio obligado por la mala salud a ceder su mando al almirante Keith, insistió en mantener su flota en las proximidades de su recién adquirida pero extremadamente vulnerable base en Menorca. Su escuadrón de avanzada, sin embargo, tuvo la suerte de caer sobre un escuadrón de cinco fragatas francesas al mando del contralmirante Perree que regresaba del ejército de Egipto en Jaffa a Toulon, capturándolos a todos.

Bruix zarpó desde el norte de Italia para regresar a Toulon, haciendo una visita en ruta a Cartagena, donde descubrió que la mayoría de los barcos españoles estaban ahora reparados y listos para zarpar. Transportando 5.000 tropas españolas como refuerzos para la isla de Mallorca, la flota combinada, que ahora cuenta con unos treinta y nueve barcos, zarpó el 24 de junio hacia Cádiz.

El 7 de julio, la flota de Keith fue reforzada sustancialmente por la llegada de doce barcos al mando de los contralmirantes Charles Cotton y Cuthbert Collingwood, que habían sido separados de la Flota del Canal y enviados en persecución de Bruix. Keith navegó hacia el Estrecho de Gibraltar, solo para descubrir que la flota combinada enemiga había pasado por allí unas tres semanas antes y finalmente regresó a Brest, con cuarenta y siete barcos de línea fuertes, donde permaneció inútil durante más de dos años.

Tantos barcos, tanto esfuerzo por todos lados, y tan poco logrado. De hecho, el resultado general fue que, aunque las flotas británicas habían tenido un baile alegre y claramente habían sido superadas, Bruix no había logrado usar su superioridad para lograr algo de valor real. Su excursión a Génova podría haber sido realizada fácilmente por un escuadrón de fragatas que no pudo reabastecer a Malta y Egipto y navegando hacia el Atlántico, llevándose consigo la flota española de Cartagena y Cádiz, simplemente para que todas fueran embotelladas. en Brest, liberó a la armada británica de la amenaza de cualquier barco enemigo significativo en ese mar y entregó efectivamente el control del Mediterráneo a los británicos.

Sin embargo, la posición de los aliados también se complicó por la política confusa de Malta. Gran Bretaña, Rusia y Nápoles, todos aliados en la coalición contra Francia, lanzaron ojos avariciosos sobre Malta y estaba lejos de estar claro quién debería actuar como guardián de la isla cuando, en lugar de si, la guarnición francesa finalmente se vio obligada a capitular. El zar Pablo, como su protector oficial y casi con certeza su próximo Gran Maestre, no era de extrañar que continuara defendiendo a los Caballeros de San Juan. Su reciente alianza con el Imperio Otomano había visto a Rusia ganar la isla de Corfú, de importancia estratégica, y una flota rusa había entrado en el Mediterráneo. Malta sería un excelente punto estratégico adicional desde el cual construir la fuerza militar de Rusia en el sur de Europa. Sin embargo, tanto Nápoles como Gran Bretaña vieron que el gobierno de los Caballeros había terminado permanentemente, ya que la población civil nunca los aceptaría libremente y no tenían la intención de volver a imponerlos con poderío militar.

A pesar de este aparente desorden en la posición aliada sobre Malta, a finales de 1799, cuando el zar decidió de repente retirarse del Mediterráneo, los británicos actuaron. El general de brigada Sir Thomas Graham fue enviado al mando de una fuerza compuesta por 1.300 infantes británicos y un número similar de tropas napolitanas para apoyar a los rebeldes que asediaban La Valeta cuando el bloqueo ahora comenzaba a ver los efectos visibles del hambre y las enfermedades dentro de la guarnición. El 10 de febrero de 1800, un nuevo convoy de socorro francés de cinco barcos zarpó de Toulon bajo el mando del almirante Jean Baptiste Perree en el Genereux de 74 cañones, un superviviente de la batalla de Aboukir, en un intento desesperado por reabastecer a la guarnición. Sin embargo, el convoy fue arrinconado frente a Lampedusa el 18 de febrero y destruido, y Perree murió durante la acción.

La guarnición ahora comenzó a ver la derrota como inevitable, y el Guillaume Tell de 80 cañones, que también había sobrevivido a la batalla de Aboukir y escapó a Malta con dos fragatas en septiembre de 1798, se preparó para zarpar en un intento desesperado de escapar a Toulon. . Abarrotado de tropas y comandado por el contralmirante Denis Decres, el barco escaparía durante las horas de oscuridad y atravesaría el bloqueo antes del amanecer. Zarpó el 30 de marzo, pero fue inmediatamente descubierta por la fragata HMS Penelope, que constantemente hostigaba al acorazado francés a pesar de estar muy superado en armas, el aparejo del Guillaume Tell resultó gravemente dañado, mientras que Penelope permaneció hábilmente fuera del alcance de su abrumadora andanada. El daño causado por Penélope significó que dos acorazados británicos, el Foudroyant y el Lion, finalmente pudieron atrapar y capturar el barco francés a pesar de una defensa muy decidida.

La escasez de alimentos en La Valeta llevó a precios exorbitantes para los pocos suministros que todavía estaban disponibles. Se registra que los huevos vendidos a 10 peniques cada uno, las ratas costaban 1 chelín 8 peniques cada una y los conejos se vendían por 10 chelines. Finalmente, después de un asedio de dieciséis meses y dos años de bloqueo naval, los franceses incluso se habían quedado sin carne de caballo, gato y perro y ahora estaban perdiendo 100 hombres al día por hambre y enfermedades. La fragata Boudeuse se desarticuló para proporcionar leña, pero el 24 de agosto las fragatas Diane y Justice, ambas con tripulaciones insuficientes, hicieron una ruptura desesperada por ella. Rápidamente fueron avistados y perseguidos. Diane demostró ser demasiado lenta y pronto fue capturada, pero la justicia del capitán Jean Villeneuve superó con éxito a sus perseguidores y llegó a Toulon a salvo, el único barco que logró romper el bloqueo. La guarnición francesa finalmente se vio obligada a rendirse el 4 de septiembre de 1800. Los términos de la rendición entregaron todo a los británicos, no a los malteses, con quienes los franceses se negaron a tratar. El traspaso incluyó dos barcos malteses de línea y una fragata que todavía estaba en el puerto.

En un movimiento astuto y muy tortuoso, pocos días antes de que la guarnición francesa capitulara, Napoleón ofreció Malta al zar en un claro intento de causar desunión entre los aliados, pero Gran Bretaña iba a mantener la posesión de la isla. Su posición estratégica ahora estaba clara tanto para el gobierno británico como para la Royal Navy. Situada a unas 60 millas al sur de Sicilia y a 200 millas de la costa del norte de África, con un excelente puerto de aguas profundas y defensas extremadamente fuertes, la isla estaba en una posición perfecta para otorgar a una potencia naval como Gran Bretaña el control del acceso entre el Mediterráneo occidental y oriental. . Además, el control británico de Malta haría que el reabastecimiento de hombres y equipo para el ejército francés en Egipto fuera extremadamente peligroso.

La isla se convirtió en un puerto libre y los malteses lo hicieron bien bajo el dominio británico debido al gran aumento del comercio. La isla se convirtió inmediatamente en un eje de la política británica, se convirtió en esencial para controlar esta fortaleza de la isla y se convirtió en el cuartel general de las fuerzas británicas en el Mediterráneo y continuaría como tal durante el resto de la guerra, de hecho, mantendría esta posición vital para el los próximos 160 años.


Étienne Eustache Bruix

Svojo pomorsko kariero je pričel leta 1776 kot prostovoljec na suženjski ladji, kateri je poveljeval kapitan Jean-François Landolphe. Čez dve leti je postal garde de la marine en bil sprva dodeljen fregati zorro en la otan Concorde. Nato je služil v sestavi različnih francoskih eskader v času ameriške osamosvojitvene vojne za svoje zasluge je bil povišan v enseigne de vaisseau.

Pozneje je postal poveljnik Pivert, s katero je bil zadolžen, da opravi geodetski pregled obal in zalivov otoka Saint-Domingue. Ob pričetku francoske revolucije je imel čin teniente de vaisseau in je leta 1791 postal član Académie de Marine. 1. januarja 1793 je bil povišan v kapitana, a je bil oktobra 1794 odpuščen iz vojaške službe zaradi plemiškega rodu. Vrnil se je v Brest, kjer je napisal spomine z naslovom Moyens d'approvisionner la marine par les seules productions du territoire français (Načini oskrbe flote samo s tem, kar je proizvedeno na francoskem teritoriju). Knjigo, v katerem je zagovarjal avtorkijo, je prebral tudi Napoleon in tako je bil Bruix leta 1795 reaktiviran in postal poveljnik Éole. Poveljstvo je imel vse do takrat, ko se je pridružil eskadri Villaret-Joyeuseja kot generalmajor.

Pod admiralom de Gallesom je postal poveljnik divizije v okviru francoske invazije na Irsko leta 1796. Za izkazane zasluge med invazijo ga je Lazare Hoche maja 1797 povišal v kontraadmirala. 28 de abril de 1798 je bil imenovan še za ministra za vojno mornarico en kolonijo. Takoj po imenovanju se je odpravil contra Brest, kjer je sam prevzel poveljstvo flote, ki je bila namenjena contra Egipt, da bi od tam rešila obkoljene francoske enote. S pomočjo megle in vetrov je uspel s 25 linijskimi ladjami uiti britanski pomorski blokadi. Ker so Britanci pričakovali, da je flota odplula proti Irski, kjer je potekala irska vstaja, so odpluli proti severozahodu, tako da je francoska flota brez ovir pridobila prednost. Flota se je nato ustavila še contra Toulonu en nato odplula proti Genevskemu zalivu, a jo vreme preprečilo, da bi prišla v zaliv. V tem času se je zbrala mona britansko-španska flota, ki je pričela zasledovati francosko floto. Posledično se je Bruix odločil, da se vrne nazaj contra Brest. Ta neuspešna kampanja, poimenovana tudi križarjenje Bruixa, je bila povod za njegov odstop z ministrskega položaja 11. julija 1799. Nato je prevzel poveljstvo flote, zasidrane v île d'Aixu, s katero bi moral odpluti proti Španiji. Zaradi močne britanske pomorske blokade flota ni odplula, nato pa je Bruix še zbolel in nazadnje je bil podpisan še amienski mir. 13. marca 1799 je bil povišan v viceadmirala in bil seznanjen z državnim udarom 9. novembra 1799. Napoleon ga je leta 1801 povišal v admirala in ga naslednje leto imenoval za državnega svetnika.

Potem ko je ponovno izbruhnila, je Napoleon sestavil načrt za invazijo na Anglijo in je imenoval Bruixa za poveljnika invazijske flotilje, ki je bila zasidrana v Boulognu. Bruix je pričel pripravljati ladje, otan pa se je moral vrniti v Pariz na poročanje tam je v starosti 45 let umrl za tuberkulozo.


Étienne Eustache Bruix ->

Svojo pomorsko kariero je pri & # x10Del leta 1776 kot prostovoljec na su & # x17Eenjski ladji, kateri je poveljeval kapitan Jean-Fran & # xE7ois Landolphe. & # x10Cez dve leti je postal garde de la marine en bil sprva dodeljen fregati zorro en la otan Concorde. Nato je slu & # x17Eil v sestavi razli & # x10Dnih francoskih eskader v & # x10Dasu ameri & # x161ke osamosvojitvene vojne za svoje zasluge je bil povi & # x161an v enseigne de vaisseau.

Pozneje je postal poveljnik Pivert, s katero je bil zadol & # x17Een, da opravi geodetski pregled obal in zalivov otoka Saint-Domingue. Ob pri & # x10Detku francoske revolucije je imel & # x10Din teniente de vaisseau in je leta 1791 postal & # x10Dlan Acad & # xE9mie de Marine. 1. enero 1793 je bil povi & # x161an v kapitana, a je bil oktobra 1794 odpu & # x161 & # x10Den iz voja & # x161ke slu & # x17Ebe zaradi plemi & # x161kega rodu. Vrnil se je v Brest, kjer je napisal spomine z naslovom Moyens d & aposapprovisionner la marine par les seules productions du territoire fran & # xE7ais (Na & # x10Dini oskrbe flote samo s tem, kar je proizvedeno na francoskem teritoriju). Knjigo, v katerem je zagovarjal avtorkijo, je prebral tudi Napoleon in tako je bil Bruix leta 1795 reaktiviran in postal poveljnik & # xC9ole. Poveljstvo je imel vse do takrat, ko se je pridru & # x17Eil eskadri Villaret-Joyeuseja kot generalmajor.

Pod admiralom de Gallesom je postal poveljnik divizije v okviru francoske invazije na Irsko leta 1796. Za izkazane zasluge med invazijo ga je Lazare Hoche maja 1797 povi & # x161al v kontraadmirala. 28 de abril de 1798 je bil imenovan & # x161e za ministra za vojno mornarico en kolonijo. Takoj po imenovanju se je odpravil v Brest, kjer je sam prevzel poveljstvo flote, ki je bila namenjena v Egipt, da bi od tam re & # x161ila obkoljene francoske enote. S pomo & # x10Djo megle en vetrov je uspel s 25 linijskimi ladjami uiti britanski pomorski blokadi. Ker so Britanci pri & # x10Dakovali, da je flota odplula proti Irski, kjer je potekala irska vstaja, so odpluli proti severozahodu, tako da je francoska flota brez ovir pridobila prednost. Flota se je nato ustavila & # x161e v Toulonu en nato odplula proti Genevskemu zalivu, a jo vreme prepre & # x10Dilo, da bi pri & # x161la v zaliv. V tem & # x10Dasu se je zbrala mona britansko - & # x161panska flota, ki je pri & # x10Dela zasledovati francosko floto. Posledi & # x10Dno se je Bruix odlo & # x10Dil, da se vrne nazaj v Brest. Ta neuspe & # x161na kampanja, poimenovana tudi kri & # x17Earjenje Bruixa, je bila povod za njegov odstop z ministrskega polo & # x17Eaja 11. julija 1799. Nato je prevzel poveljstvo flote, zasidrane v & # xEEle # odpl & api x160paniji. Zaradi mo & # x10Dne britanske pomorske blokade flota ni odplula, nato pa je Bruix & # x161e zbolel in nazadnje je bil podpisan & # x161e amienski mir. 13. marca 1799 je bil povi & # x161an v viceadmirala in bil seznanjen z dr & # x17Eavnim udarom 9. novembra 1799. Napoleon ga je leta 1801 povi & # x161al v admirala in ga naslednje leto imenoval za dr & # x17Eavnega svetnika.

Potem ko je ponovno izbruhnila, je Napoleon sestavil na & # x10Drt za invazijo na Anglijo in je imenoval Bruixa za poveljnika invazijske flotilje, ki je bila zasidrana v Boulognu. Bruix je pri & # x10Del pripravljati ladje, nato pa se je moral vrniti v Pariz na poro & # x10Danje tam je v starosti 45 let umrl za tuberkulozo.


& # 201tienne Eustache Bruix

De una distinguida familia originaria de B & # 233arn, se embarcó como voluntario en un barco esclavista comandado por el capitán Jean-Fran & # 231ois Landolphe. Dos años más tarde, en 1778, se convirtió en un garde de la marine, viendo su primera campaña en la fragata zorro, y su segundo a bordo del Concorde. Sirvió en varios escuadrones franceses enviados en ayuda de los Estados Unidos de América en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, siendo realizado enseigne de vaisseau.

Nombrado comandante de la Pivert, él y Puys & # 233gur fueron acusados ​​de cruzar Saint-Domingue y volver a cartografiar sus costas y puertos. Teniente de vaisseau al comienzo de la Revolución Francesa, y se convirtió en miembro de la Acad & # 233mie de Marine en 1791, fue nombrado capitán el 1 de enero de 1793, pero dado de baja del servicio por ser noble en octubre de 1794. Retirándose a las afueras de Brest , produjo sus memorias bajo el título Moyens d'approvisionner la marine par les seules productions du territoire fran & # 231ais (Medios de aprovisionamiento de la flota únicamente por lo que se produce en territorio francés). Esta defensa de la autarquía naval como medio para hacer frente a los bloqueos británicos fue leída y apreciada por Napoleón, por lo que Bruix fue llamado a la armada en 1795 bajo el ministerio de Laurent Truguet, que encomendó la & # 201ole a él. Ocupó este mando hasta el momento en que fue enviado a unirse al escuadrón de Villaret-Joyeuse como Jefe de Estado Mayor (general de división).

Eustache Bruix fue puesto al mando de una división adjunta al almirante Justin Bonaventure Morard de Galles durante la invasión francesa de Irlanda de 1796. Lazare Hoche lo notó en esa campaña y lo nombró contra-amiral en mayo de 1797. Ministre de la Marine desde el 28 de abril de 1798. Le bulletin de loi n & # 176198 du 8 flor & # 233al an VI (7 de mayo de 1798) declaró:


Por decreto número 1814, una decisión del Directorio Ejecutivo nombra al ciudadano Bruix para el Ministerio de Marina y Colonias. El Directorio Ejecutivo decide que Citizen Bruix, el contra-amiral, será nombrado ministro de Marina y Colonias, para reemplazar al ciudadano Pleville Le Peley en su retiro. La presente decisión está impresa en el bulletin des lois. Para su confirmación, Merlín, pr & # 233sident del directorio ejecutivo, firmó esto. Firmado por el secretario general Lagarde.

Al asumir el cargo, se apresuró a Brest para tomar el mando personal de una flota que estaba a punto de zarpar hacia Egipto en un intento de liberar al ejército francés atrapado allí desde su invasión en 1798. Con la ayuda de los vientos y la niebla logró evadir el bloqueo británico y navegó hacia el sur con 25 barcos de la línea. Anticipating a possible landing in Ireland, still unsettled in the wake of the United Irishmen's rebellion, the blockading fleet drew off north-westwards, giving Bruix a considerable headstart before it was discovered where he had gone. Off Cadiz Bruix encountered a British blockading force of 15 ships of the line under Lord Keith. Despite his numerical superiority and the presence of 28 Spanish ships of the line in Cadiz, Bruix ignored the opportunity to attack and continued into the Mediterranean.

Having made a detour to Toulon for repairs, Bruix learned that André Masséna was besieged in Genoa and was ordered to assist. He rerouted the fleet to the Gulf of Genoa to resupply the beleaguered army but was driven back by the weather. Meanwhile, Keith had followed him into the Mediterranean and gathered together the scattered British squadrons in the area at Menorca. Bruix abandoned his venture, eluded his pursuers and returned to the Atlantic. Collecting a Spanish squadron en route he re-entered Brest.

After this dramatic but fruitless expedition, known as the Cruise of Bruix, he returned the navy portfolio on 11 July 1799, and took command of the fleet assembled at the île d'Aix ready to sail to Spain, but the British reinforced their blockade, the admiral fell ill and the peace of Amiens prevented the fleet from leaving port. A vice-amiral from 13 March 1799, he was privy to the secret coup d'état that occurred on 18 brumaire, year 8 (9 November 1799). Napoléon Bonaparte named him admiral in 1801 and conseiller d'État the following year.

War having broken out again, Napoléon conceived a plan for a new invasion of England, and put Bruix in command of the flotilla based at Boulogne that would carry the invasion troops across the English Channel. Bruix deployed all his energies towards the preparations but was obliged to return to Paris, where he died of tuberculosis at only 45. The Boulevard de l'Amiral-Bruix in Paris is named after him.


Our Guarantee

With more than 20 years experience and a catalogue of more than 40.000 antique prints, drawings and historical documents dating from the 14th to the 19th century, the Galerie Napoléon, parisian antique dealer's gallery, is one of the world references in the field of antique prints,etchings and antique graphic arts.

In addition to thousands of impassioned of antique prints throughout the world, the Galerie Napoléon is honoured to count among its customers : national archives, museums, historical monuments and important home designer companies. All attracted by the extraordinary diversity of its catalogue and the quality and speed of its services.

This experience allows us to guarantee to each one of our customers the authenticity of the antiques in our catalogue and the shipment of their orders within 24 hours.


Armored cruiser Bruix

The armoured cruiser Bruix belonged to the Amiral Charner class, consisting of 4 ships which should be smaller and cheaper than the predecessor model of the armoured cruiser Dupuy de Lôme.

Launch and design:

After the lost Franco-Prussian War, the navy was rebuilt, structured and aligned alongside the French army. Part of the new strategy included the use of fast armoured cruisers against the merchant ships of an enemy nation in order to disrupt or bring to a standstill its economy and supplies.

Especially for this purpose, the French naval architect Henri Dupuy de Lôme began in the early 1980s with the planning and the concept of a suitable armoured cruiser, which should not only meet the tasks set by a strong armoring and armament, but also be at least equal to other armoured cruisers of Great Britain and the German Empire. The result was the armoured cruiser Dupuy de Lôme.

On the basis of this ship the planning of an entire class of armoured cruisers was started at the end of the 1980s. Although they were based on the Dupuy de Lôme, they were to be smaller and, above all, cheaper, since the financial means for upgrading were limited.

The result was an armoured cruiser with a length of 110,2 metres, a width of 14,04 metres and a maximum displacement of 4.748 tonnes.

The main armament consisted again of 2 x 194 mm guns Modèle 1887 which stood in a single turret in front and behind on the ship. The secondary armament was however reduced by the caliber and instead of the previous 164 mm guns now only 6 x 138 mm guns were mounted. The main reason was the reduction of the weight and the cost saving. Further armament consisted of 4 x 65 mm, 4 x 47 mm, 8 x 37 mm guns and 4 x 450 mm torpedo tubes.

The armor along the ship's belt was up to 92 mm, the deck had an armor of 40 to 50 mm. The command turret was armoured with a thickness of 92 mm, the turrets also with 92 mm, which meant a clear reduction of the armor in contrast to the Dupuy de Lôme.

Two triple expanding steam engines, driven by 16 Belleville steam boilers with an output of 8.300 hp, served as propulsion. Thus the ship had a maximum speed of up to 19 knots.

The ship was named after the French naval admiral Étienne Eustache Bruix (1759 - 1805).

The launch of the Bruix then took place on 2 August 1894, the commissioning on 1 December 1896.

Admiral Étienne Eustache Bruix, namesake of the ship

Drawing of the Amiral Charner Class

History of the Bruix:

After the trial runs and the commissioning the Bruix was first assigned to the Atlantic squadron to accompany the visit of the Russian Tsar Nicholas II and his wife in Dunkirk. However, during the visit there were problems with the steering of the ship, so that it had to enter the shipyard of Rochefort for repair. After that the ship was officially assigned to the Atlantic squadron.

On 18 August 1897 the Bruix, together with the protected cruiser Surcouf and the armoured cruiser Pothuau, was to accompany the French President Félix Faure to Russia. On leaving the port, another accident occurred when one of the piston rods broke and the ship had to be towed back to the port for repair.

After the repair was completed in January 1898, the ship was assigned to the French Asian squadron. Until October it had its home port in Saigon from where it made visits to the Philippines. On the way back, the starboard propeller was damaged on 20 November when the ship sailed through the Suez Canal. The following reparations lasted until the end of January 1899 before she was assigned to the Atlantic squadron again in February.

In June some port visits in Spain and Portugal were planned. However, this had to be broken off, when on 7 June again one of the piston rods broke. The reparation was used afterwards immediately to convert the ship for the tasks as flagship of a cruiser division.

In 1901 several manoeuvres and exercises were carried out with this division. On June 27 a British steamer collided with the Bruix and damaged its bow. Until January 10, 1902, the ship lay again in the shipyard.

After the reparations had been completed, manoeuvres were carried out again. On 5 May 1902, the volcano erupted on Mount Pelée and the ship supported the civilian rescue operation. The support lasted until the end of August of the year.

In 1903 the crew of the ship was reduced to the hull crew and the ship itself was assigned to the reserve. It was not until the end of 1906 that it was reactivated to be ready for service in Asia. From 15 November 1906 to 26 April 1909 the Bruix travelled through Asia and visited ports in Japan, China and Russia. On the way back, the ship collided with an Italian steamship. The Bruix was only slightly damaged, but had to be returned to the shipyard when entering her home port. The reparation that had been applied was also used to have major maintenance work carried out. However, this was repeatedly postponed due to a shortage of manpower, so that the ship was not operational again until January 1912.

In May of 1912, the ship was first deployed as a guard ship for Crete, then from 9 July it was deployed in the Levant, from where the situation during the Italian-Turkish war was observed.

On 25 April 1914 the ship returned to Bizerta and was overhauled there in the shipyard.

The Sister Ship, Armored cruiser Amiral Charner

Use in war:

When World War I broke out in Europe, the Bruix, together with other French warships, was assigned to accompany and secure troop transports between North Africa and France.

After the transports had been completed, the ship was sent to Cameroon in September to support the allied troops in the fight against the German colonial troops. The ship fired at several coastal towns from the water.

At the end of the year 1914 several reconstruction measures began on the ship which were completed in February 1915. Afterwards the transfer took place into the squadron before the Dardanelles, whereby the Bruix was used only for safety tasks in the Aegean Sea.

Since at the beginning of 1918 the danger was classified as small that both the Ottoman and the Austrian-Hungarian navy would leave, the Bruix was assigned to the reserve at the end of January. The reactivation did not take place until 29 November, after the armistice between the Ottoman Empire and the Allies was signed and the occupation of Constantinople began.

Post-war deployment:

From March to May 1919 the Bruix supported the allied warships in the Black Sea in their fight against the Bolshevists during the Russian Civil War. The ship also excluded German and Allied troops who had to be evacuated from Nikolaev in Ukraine. The Bruix did not participate in the later mutiny of parts of the crews of other French warships.

The return to France began for the Bruix on 5 May. First the ship returned via Constantinople on the 2nd of May. May it returned to Toulon, where it was subsequently allocated to the reserve.

Whereabouts:

Since considerations to convert the Bruix into a residential or merchant ship were considered too impractical, the ship was removed from the list of warships on 21 June 1920 and sold for scrapping on 21 June 1921.


Ver el vídeo: Order of battle in the CroisiÃre de Bruix Top # 21 Facts (Diciembre 2021).