Podcasts de historia

Los mongoles invaden Siria - Historia

Los mongoles invaden Siria - Historia

En 1400, el conquistador mongol Tameralne invadió Siria después de devastar Georgia y Rusia. Al año siguiente arrasó Alepo, Damasco y Bagdad. En 1402, Tamerlán pasó a derrotar al sultán otomano en la batalla de Angora.

En 1206, el joven líder mongol Temujin fue declarado gobernante de todos los mongoles y tomó el nombre de Genghis Khan (o Chinguz Khan). Cuando murió en 1227, Genghis Khan controlaba Asia Central desde la costa del Pacífico de Siberia hasta el Mar Caspio en el oeste.

Después de la muerte de Genghis Khan, sus descendientes dividieron el Imperio en cuatro kanatos separados: la patria mongol, gobernada por Tolui Khan, el Imperio del Gran Khan (más tarde Yuan China), gobernado por Ogedei Khan, el kanato de Ilkhanate de Asia Central y Persia, gobernado por Chagatai Khan y el Kanato de la Horda de Oro, que luego incluiría no solo a Rusia sino también a Hungría y Polonia.

Cada Khan buscó expandir su propia porción del imperio a través de más conquistas. Después de todo, una profecía predijo que Genghis Khan y su descendencia algún día gobernarían a "toda la gente de las tiendas de fieltro". Por supuesto, a veces excedieron este mandato: nadie en Hungría o Polonia vivía realmente un estilo de vida de pastoreo nómada. Nominalmente, al menos, todos los otros khan respondieron al Gran Khan.

En 1251, Ogedei murió y su sobrino Mongke, nieto de Genghis, se convirtió en el Gran Khan. Mongke Khan nombró a su hermano Hulagu para encabezar la horda del suroeste, el Ilkhanate. Encargó a Hulagu la tarea de conquistar los imperios islámicos restantes de Oriente Medio y África del Norte.


Los mongoles invaden Siria - Historia

La década de 1200 comenzó con un buen aspecto para el mundo islámico. Los cruzados habían sido derrotados y Jerusalén liberada en 1187, los ismaelitas fatimíes finalmente habían sido retirados del hostigamiento del mundo musulmán a mediados del 1100 y había surgido un poderoso Imperio Khwarazmiano en Persia. Sin embargo, todo eso pronto cambiaría cuando los despiadados mongoles se abrieran camino hacia el suroeste de Asia. La destrucción y la devastación que dejaron a su paso apenas se ha visto en ningún otro lugar de la historia.

¿Quiénes son los mongoles?
Los mongoles eran una tribu de nómadas del centro y norte de Asia. Vivían en la estepa de esa región, contando con un estilo de vida nómada de constante movimiento como forma de vida. Siempre dependían y estaban apegados a sus caballos, que era su principal medio de transporte. Religiosamente, eran animistas politeístas. Nunca establecieron un imperio grande y organizado, sino que permanecieron como una coalición de tribus al norte de China.

A lo largo de la historia, generalmente estuvieron en guerra con sus vecinos. China al sur de hecho construyó la Gran Muralla China durante el reinado del emperador Shi Huang (247-221 aC) como un medio para mantener a los mongoles y otros alejados de sus aldeas. Los mongoles también se pelearon con otros grupos tribales en Asia Central, como las tribus turcas y los tártaros.

Genghis Khan
La historia de Mongolia (y del mundo) cambió para siempre durante el gobierno de Genghis Khan. Fue un jefe tribal de los mongoles desde 1206 hasta 1227. Durante su reinado, logró unir a las muchas tribus mongoles junto con numerosas tribus turcas también. Con un grupo grande y unificado, se dispuso a conquistar todas y cada una de las tierras que los jinetes mongoles pudieran alcanzar.

Conquistó la mayor parte del norte de China en la década de 1210. Al hacerlo, destruyó las dinastías Xia y Jin, y conquistó Beijing. También logró conquistar la mayoría de las tribus turcas de Asia Central, conduciendo hasta Persia. Esto lo llevó a enviar ejércitos a Europa del Este también, atacando tierras rusas e incluso las fronteras de los estados alemanes de Europa Central.


En la década de 1220, los ejércitos de Genghis Khan habían devastado gran parte de Asia e incluso Europa.

Más importante que lo que Genghis Khan conquistó fue cómo conquistó. Usó deliberadamente el terror como arma de guerra. Si una ciudad que él estaba asediando se rindió sin luchar, su gente generalmente se salvaría, pero tendría que quedar bajo el control de los mongoles. Si la ciudad luchara contra los mongoles, todos, incluidos los civiles, serían masacrados. Este reinado de terror es una gran parte de por qué fue un conquistador tan exitoso. La gente estaba más dispuesta a rendirse que a sufrir masacres de su mano. Por ejemplo, cuando asedió la ciudad de Herat, en el actual Afganistán, mató a más de 1.600.000 personas.

La invasión del mundo musulmán
Además de algunas redadas y masacres en las fronteras del Islam, Genghis Khan no invadió mucho el mundo musulmán. Bajo su sucesor, Ogedei, el mundo musulmán siguió librándose de la ira de los mongoles. Sin embargo, en 1255 esa paz terminaría. El Gran Khan, Mongke, puso a su hermano Hulagu Khan a cargo de un ejército cuyos objetivos eran conquistar Persia, Siria y Egipto, así como destruir el califato abasí. El objetivo de la campaña parece ser una completa destrucción del Islam. El propio Hulagu incluso tenía un odio muy profundo por todo lo relacionado con el Islam. Gran parte de esto provino de sus asesores budistas y cristianos que influyeron en sus políticas.

El mundo musulmán en ese momento no estaba en condiciones de resistir los ataques de los mongoles. El califato abasí no era más que un caparazón de lo que era antes, sin poder fuera de Bagdad. La mayor parte de Persia estaba desunida ya que el Imperio Khwarazmian se había deteriorado en su mayor parte para entonces. El estado ayubí establecido por Salah al-Din solo controlaba pequeñas partes de Irak y Siria. En Egipto, una revolución reciente derrocó a los descendientes de Salah al-Din y llevó al poder al nuevo sultanato mameluco. Con su ejército gigante de cientos de miles, Hulagu no encontró mucha resistencia.

La destrucción de Bagdad
Bagdad fue establecida en 762 por el califa abasí al-Mansur. A lo largo de su historia, había sido la capital de los musulmanes, así como del mundo en general. Las bibliotecas de Bagdad no tenían rival. La Casa de la Sabiduría, establecida poco después de la construcción de la ciudad, fue un imán para los científicos, pensadores, matemáticos y lingüistas más inteligentes del mundo. Los califas fueron mecenas de la literatura, la ciencia y las artes.
Aunque a mediados de la década de 1200, gran parte del glamour y la importancia de Bagdad habían desaparecido. Los califas eran testaferros más interesados ​​en los placeres mundanos que en servir a Dios sirviendo al pueblo. El ejército abasí era efectivamente inexistente y solo servía como guardaespaldas del califa. Y los logros científicos del mundo musulmán ahora se centraban en lugares como El Cairo, la España musulmana y la India.


El ejército mongol asedia Bagdad

Fue a esta histórica y emblemática ciudad a la que llegaron los mongoles en 1258. Su ejército, estimado en más de 150.000 soldados, se encontraba frente a la ciudad que era solo una sombra de la gran capital del mundo musulmán de los años 800. El asedio comenzó a mediados de enero y solo duró dos semanas. El 13 de febrero de 1258, los mongoles entraron en la ciudad de los califas.

Comenzó una semana completa de pillaje y destrucción. Los mongoles no mostraron discreción y destruyeron mezquitas, hospitales, bibliotecas y palacios. Los libros de las bibliotecas de Bagdad fueron arrojados al río Tigris en tal cantidad que el río se volvió negro con la tinta de los libros. El mundo nunca sabrá realmente el alcance del conocimiento que se perdió para siempre cuando esos libros fueron arrojados al río o quemados.

Sin embargo, más importante que los libros fue la pérdida de vidas. Se estima que entre 200.000 y 1.000.000 de personas fueron masacradas en esa semana de destrucción. Bagdad quedó completamente despoblado e inhabitable. Bagdad tardaría siglos en recuperar algún tipo de prominencia como ciudad importante.

Derrota y secuelas

Después de Bagdad, los mongoles continuaron hacia el oeste. Conquistaron Siria de los ayyubíes, con la ayuda de los armenios y la neutralidad de los cruzados. En Palestina alcanzaron la extensión de sus conquistas. El nuevo sultanato mameluco de Egipto, bajo el liderazgo de Baibars, derrotó a los mongoles en la batalla de Ain Jalut en 1260.
Esto impidió una invasión mongola de las Tierras Santas de La Meca, Medina y Jerusalén. Esto también aseguró la seguridad del único imperio musulmán poderoso que quedaba de la época, los mamelucos.

A pesar de no haber tenido éxito en su intento de destruir el Islam, los mongoles dejaron una profunda cicatriz política, económica y militar en el corazón del mundo musulmán. Se despoblaron regiones enteras. Los canales de riego, los campos de cultivo y la infraestructura económica fueron destruidos sin posibilidad de reparación. Las instituciones políticas, como el califato, que mantuvieron unido al mundo musulmán durante siglos, simplemente fueron abolidas.


El imperio establecido por Hulagu se extendía por la mayor parte del sudoeste asiático musulmán.

El Il-Khanate mongol establecido por los descendientes de Hulagu gobernaría Persia, Irak y Anatolia durante más de 100 años. Durante décadas y siglos, los mongoles en el suroeste de Asia se convirtieron lentamente al Islam y se absorbieron en una cultura persa / turca. Pero no se puede negar el inmenso efecto negativo que los mongoles tuvieron en el mundo musulmán en el siglo XIII.

La invasión de los mongoles es uno de los momentos más desmoralizantes de la historia islámica. La muerte y destrucción del siglo XIII aún no se ha vuelto a ver en el mundo musulmán. Si bien la mayoría de los artículos de este sitio web ilustran los grandes logros de la historia islámica, es igualmente importante estar al tanto de los aspectos negativos, en particular, de las causas que los provocan. El mundo musulmán fue en gran parte incapaz de repeler la invasión mongola debido a la desunión y las débiles instituciones políticas y militares. A lo largo de la historia islámica, la desunión siempre ha llevado a la invasión y la derrota, mientras que la unidad ha llevado a grandes imperios islámicos que beneficiaron al mundo entero.


Guerra mongol

Los mongoles conquistaron vastas extensiones de Asia en los siglos XIII y XIV EC gracias a su rápida caballería ligera y excelentes arqueros, pero otra contribución significativa a su éxito fue la adopción de tácticas y tecnología de sus enemigos que les permitió derrotar a las potencias militares establecidas en China, Persia y Europa del Este. Adaptándose a diferentes desafíos y terrenos, los mongoles se volvieron expertos tanto en el asedio como en la guerra naval, actividades muy diferentes de sus orígenes nómadas en la estepa asiática. Además, la diplomacia, el espionaje y el terror se utilizaron en igual medida para ganar muchas batallas incluso antes de que comenzaran. En última instancia, los mongoles establecerían el imperio más grande que el mundo haya visto jamás, y su crueldad en la batalla arrojaría una larga sombra de miedo sobre aquellos a quienes conquistaron con generales que se ganarían apodos temibles como los 'sabuesos de la guerra' y sus soldados fueron etiquetados ' los jinetes del diablo.

Un estado para la guerra

Una de las principales fuentes de legitimidad de un líder tribal mongol era su capacidad para llevar a cabo la guerra con éxito y obtener botín para sus seguidores. Bajo Genghis Khan (r. 1206-1227 EC), el fundador del Imperio Mongol (1206-1368 EC), el pueblo mongol se reorganizó para preparar específicamente al estado para la guerra perpetua. 98 unidades conocidas como minghan o se crearon "miles" (y luego se expandieron) que eran unidades tribales que se esperaba que proporcionaran al ejército una recaudación de 1.000 hombres. El khan también tenía su propio guardaespaldas personal de 10,000 hombres, el kesikten, que era el ejército de élite permanente de los mongoles y que entrenaba a los comandantes de las otras divisiones. Una tercera fuente de tropas fueron los ejércitos levantados de los aliados y los estados conquistados, estos superaron en número a los contingentes mongoles en las campañas en China y Persia. Más tarde, cuando Kublai Khan (r. 1260-1294 d. C.) estableció la dinastía Yuan en China (1271-1368 d. C.), los ejércitos mongoles estaban compuestos enteramente por soldados profesionales.

Anuncio publicitario

Los líderes mongoles aseguraron la lealtad y aumentaron sus posibilidades de éxito al promover a los comandantes en función del mérito en lugar del uso de la antigüedad del clan, como había sido el caso antes de Gengis. La motivación era alta porque el botín se compartía por igual, e incluso había un cuerpo dedicado, el jarqu, que aseguraba que el botín se distribuyera correctamente (por ejemplo, caballos, esclavos, metales preciosos, textiles, productos manufacturados de alta calidad e incluso alimentos). Los comandantes podían esperar recibir botín y tierras o tributos de los pueblos conquistados. Los soldados ordinarios también podían esperar recompensas, alguna compensación por su reclutamiento, de la que era responsable cualquier hombre mongol de 14 a 60 años.

Al mismo tiempo que era generoso con las recompensas, Gengis insistía en la disciplina y cualquier soldado o comandante que desobedeciera las órdenes era severamente castigado, siendo los latigazos el método más común. Un soldado ordinario no podía esperar nada menos que la pena de muerte por deserción, retirarse cuando no se le ordenaba o dormir cuando estaba de guardia. Sin embargo, el khan dio a sus comandantes una gran autonomía en el campo de combate, y esta flexibilidad generalmente cosechó recompensas.

Anuncio publicitario

La planificación y la logística fueron otra área cuidadosamente considerada, que se ve mejor en las complejas campañas en el sur de Rusia y Europa del Este de 1237 a 1242 EC cuando múltiples ejércitos mongoles se enfrentaron a sus objetivos individuales y luego se reagruparon en momentos y lugares predeterminados. Una ayuda significativa para saber dónde estaban los aliados y los enemigos en un momento dado fue el excelente servicio de mensajería mongol, el batata, con su serie de puestos abastecidos con suministros y caballos frescos. Las señales de humo también se utilizaron como medio de comunicación entre divisiones separadas. Otro punto fuerte fue la voluntad de reclutar no mongoles. Los turcos uigures se inscribieron en gran número, al igual que los kurdos y los khitanes, mientras que los coreanos y los chinos fueron una parte significativa de las fuerzas que invadieron Japón en 1274 y 1281 EC. En resumen, entonces, los mongoles estaban perpetuamente preparados para la guerra.

Entrenamiento y armas

Los guerreros se prepararon desde la infancia gracias a la tradición mongol de que tanto los niños como las niñas participaran en competencias de atletismo, carreras de caballos, lucha libre, caza y tiro con arco. Los guerreros mongoles, en su mayoría hombres, pero también a veces mujeres, ya eran expertos en el uso de hachas de batalla, lanzas (a menudo enganchadas para sacar a los jinetes enemigos de sus monturas), lanzas, dagas, cuchillos largos y, a veces, espadas que eran típicamente corto, ligero y con un solo filo.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

El arma elegida por los mongoles era el arco compuesto, que podía disparar flechas al doble de distancia que las de los ejércitos en competencia. Además, los guerreros podían disparar con precisión mientras montaban sus caballos a gran velocidad gracias a los estribos y las sillas de montar de madera con una parte trasera y delantera alta que le daban una mejor estabilidad para que un arquero pudiera girar y disparar en cualquier dirección, incluso detrás de él. El arco compuesto estaba hecho de varias capas de madera, bambú o cuerno, lo que lo hacía fuerte y flexible. Como estaba tendido contra su curva natural, el arco mongol requería algo de fuerza para tirar, pero luego disparaba flechas con un alto grado de precisión y penetración.

Las puntas de flecha solían estar hechas de hueso y, mucho más raramente, de metal, mientras que los ejes estaban hechos de madera, caña o una combinación de ambos, y emplumados de plumas de aves. Los diseños de flechas variaban según su propósito: herir a corta distancia, disparar a objetivos distantes, transportar veneno, penetrar armaduras o incluso silbar como señal a otras unidades. Un arquero montado típico llevaba dos o tres arcos y alrededor de 30 flechas ligeras y 30 más pesadas en un carcaj. El equipo estándar adicional incluía un lazo de crin, un rollo de cuerda, un hacha, una lima para hacer puntas de flecha, un kit de reparación de costura, una bolsa de cuero para comida y para usar como flotador al cruzar ríos, dos botellas de cuero para líquidos y un olla. Los hombres dormían en versiones ligeras de la clásica carpa yurta, una cargada por cada diez jinetes.

Anuncio publicitario

Para los mongoles, los caballos lo eran todo: un medio para viajar, una fuente de riqueza y una forma de medirla, comida y la fuente de su gran movilidad en la guerra. Los caballos mongoles eran bestias relativamente pequeñas pero robustas con pelo denso y capaces de soportar dificultades. Tenían una resistencia excelente, lo que permitió a la caballería viajar unos impresionantes 95-120 kilómetros (60-75 millas) en un solo día. Los mongoles tenían caballería ligera y pesada, y cada jinete normalmente tenía hasta 16 caballos de repuesto, lo que les daba un rango de maniobra muy largo. En el campo de batalla, las unidades de caballería respondieron a las órdenes transmitidas por gongs y tambores (aunque, curiosamente, el primer ataque siempre se llevó a cabo en silencio). Los caballos también podrían ser una fuente de alimento durante la campaña al dejar salir sangre del cuello. Esto habría complementado las raciones secas como la cuajada de queso y la carne curada.

Armadura

La armadura mongol era liviana para no obstaculizar la velocidad de los jinetes de caballería, pero si se usaba, generalmente estaba hecha de fieltro grueso acolchado o cuero. A veces, esta armadura blanda, al igual que los abrigos pesados ​​que llevaban muchos jinetes, se podía fortalecer agregando tiras de metal, hueso o cuero endurecido / lacado, pero la armadura de placas y la cota de malla eran raras, aunque a veces se usaba la capturada del enemigo. Aprendiendo de los chinos, se podría usar una camiseta interior de seda, ya que esto tenía la práctica consecuencia de envolver la punta de la flecha si se golpeaba, proteger la herida y hacer que la flecha fuera más fácil de retirar.

Anuncio publicitario

La cabeza estaba protegida por un casco de hierro o cuero endurecido, a veces con un protector para el cuello y una punta central en la parte superior o una bola y una pluma. Una alternativa era el tradicional sombrero de piel mongol con solapas laterales y ala vuelta hacia arriba. Los escudos, si se usaban, generalmente solo los llevaban soldados de infantería y, por lo general, eran pequeños, circulares y estaban hechos de mimbre o cuero endurecido. A los caballos a veces se les daba armaduras, hechas con los mismos materiales mencionados anteriormente. La armadura de placas estaba restringida a la cabeza del caballo pero, por lo demás, algunas monturas estaban completamente cubiertas con armadura acolchada.

Táctica

Una de las razones importantes del éxito de los mongoles en la guerra fue su preparación antes incluso de encontrarse con el enemigo. Los espías en forma de comerciantes ambulantes o sacerdotes y desertores reunieron información sobre las fortalezas y debilidades del enemigo y revelaron si había disidentes dentro o entre los aliados del enemigo que pudieran ser una ayuda potencial para la causa mongol. Una gran reunión o Kurultai de líderes mongoles se llevó a cabo antes de una gran campaña para discutir planes y estrategias en detalle. Una vez en el campo, se continuó recopilando información de inteligencia y los exploradores operaron hasta 110 kilómetros (70 millas) por delante y a ambos lados de las columnas mongoles dispersas para asegurarse de que no fueran tomados por sorpresa o sufrieron una emboscada.

Los ejércitos mongoles se movieron extremadamente rápido e intentaron superar a sus oponentes usando velocidad y coordinación. El objetivo era atacar al enemigo solo cuando fuera absolutamente necesario y atacar a un gran número solo cuando se había identificado un punto débil específico. Esta estrategia fue diseñada para dar los máximos resultados con pérdidas mínimas. Unidades de caballería de alrededor de 1.000 hombres (una minghan) se subdividieron en unidades de 100 (un Jagun), que a su vez se dividió en unidades de 10 (un arban).

Anuncio publicitario

Un ejército mongol en el campo se dividía típicamente en alas que operaban a ambos lados de una fuerza central y una vanguardia. De hecho, incluso un campamento mongol se dividió de acuerdo con estos grupos. Un ejército de caballería mongol rara vez excedía los 10,000 jinetes en un solo lugar a la vez, incluso las campañas más grandes, como las de Europa, probablemente contenían solo tres de esas divisiones de 10,000 hombres (tumenes), el resto del ejército, quizás el triple del tamaño de la caballería mongol en algunos casos, estaba formado por aliados que llevaban a cabo la guerra de acuerdo con sus propias tradiciones. Los mongoles generalmente eran superados en número por sus enemigos en las batallas de campo, pero superaron esta desventaja con una velocidad y tácticas superiores. Una desventaja de desplegar ejércitos relativamente pequeños fue la dificultad de reemplazar las bajas. A menudo se alistaban tropas vencidas, pero en campañas como las de Europa del Este, donde las lealtades eran más fuertes, a veces era necesario retirarse hasta que pudieran llegar refuerzos de Mongolia.

Una estrategia clásica de los mongoles era atacar con una pequeña fuerza y ​​luego fingir una retirada que solo conducía al enemigo a una fuerza mongola más grande. Otra maniobra favorecida fue la Tulughma, es decir, atacar con un cuerpo central de caballería (caballería pesada en las líneas del frente y unidades más ligeras detrás, que luego se movieron a través de los huecos en las líneas del frente) y mientras estos avanzaban como uno solo, las unidades de caballería se movían sobre las alas para envolver a los soldados. fuerzas enemigas. La táctica era una versión a menor escala de la nervio, la estrategia de caza de los mongoles utilizada en vastas áreas de estepa para arrinconar la caza salvaje. A veces, estas alas estaban muy extendidas y permitían a los mongoles rodear por completo a un ejército contrario. Luego, una reserva de caballería pesada se movió para matar y las tropas enemigas que escapaban fueron perseguidas sin piedad, a menudo durante días después de una batalla.

La emboscada era otra táctica común, al igual que usar el humo de la hierba quemada o las nubes de polvo para enmascarar los movimientos de las tropas, o atacar en el momento menos esperado, como durante una tormenta de nieve. Los mongoles también emplearon algunas estrategias inusuales para burlar a sus enemigos. Por ejemplo, a veces usaban maniquíes de fieltro y los montaban en caballos entre las unidades de caballería para hacer que el enemigo pensara que se enfrentaban a una fuerza mucho mayor de lo que realmente eran. Otra estrategia innovadora fue lanzar folletos desde cometas sobre la ciudad de Jin sitiada de Kaifeng (1232 EC), lo que alentó a la gente a desertar por una recompensa en efectivo.

Una de las estrategias más exitosas empleadas en la guerra de los mongoles fue el terror. Cuando se capturaba una ciudad, por ejemplo, se podía ejecutar a toda la población civil (hombres, mujeres, niños, sacerdotes, incluso perros y gatos) y se permitía a un puñado de supervivientes escapar y contar la atrocidad en los pueblos vecinos. En consecuencia, cuando los pueblos se enteraron del acercamiento de los mongoles, muchos se rindieron sin luchar con la esperanza de obtener el indulto, que a menudo se concedía. Una estrategia aún más sutil se utilizó en el conflicto con la dinastía Jin Jurchen del norte de China en la primera década del siglo XIII EC cuando los mongoles saquearon repetidamente ciudades, a veces la misma ciudad varias veces, y luego permitieron que Jin las retomara, obligando ellos para hacer frente al caos.

Otra estrategia absolutamente despiadada fue utilizar a los prisioneros como escudos humanos cuando las tropas mongoles avanzaban sobre una ciudad fortificada lo suficientemente imprudentes como para oponer resistencia, incluso para disfrazar a los prisioneros como guerreros mongoles y hacerlos marchar en las primeras filas para que los defensores desperdiciaran sus preciosas flechas en matar. sus propios compatriotas. Otra fuente de terror fue el trato de los mongoles a los cadáveres que fueron mutilados y los guerreros a menudo tomaban trofeos de los caídos, generalmente las orejas de sus víctimas.

En resumen, entonces, los mongoles fueron imparables en las batallas de campo por todas las razones anteriores combinadas, como señala el destacado historiador militar S. R. Turnbull:

La guerra de campo de los mongoles fue, por lo tanto, una combinación casi perfecta de potencia de fuego, tácticas de choque y movilidad. Los movimientos en sí, construidos sobre un marco sólido de experiencia, entrenamiento y disciplina, se realizaron como un reloj ... Se creían invencibles, y la mayoría de los vencidos también lo creían, considerándolos como una visita del cielo y un castigo por el pecado. (27-8)

Asedio y guerra naval

Los mongoles tenían otro as bajo la manga de sus armaduras, la capacidad de adaptarse a nuevos tipos de guerra. La guerra de asedio, por ejemplo, se hizo necesaria cuando los mongoles se enfrentaron a enemigos como la China Song, Persia y los reinos de Europa del Este. Al principio, la tarea de derribar ciudades bien fortificadas puso a prueba la determinación de los mongoles, pero pronto aprendieron de sus enemigos y asesores locales cómo usar armas de pólvora, como pequeños cañones de mano y bombas que contenían fuego griego, gas de azufre o metralla que se lanzaban. sobre las murallas de la ciudad. También tenían cohetes, ballestas de triple disparo y grandes catapultas impulsadas por torsión, contrapesos u hombres que tiraban de múltiples cuerdas con palanca. Algunas catapultas eran móviles, mientras que otras podían montarse en barcos.

Algunos asedios podrían durar años a pesar de los bombardeos, como el de la ciudad fortificada de Song de Xiangyang, derribado por arietes y catapultas diseñadas por dos ingenieros islámicos. Estos ejércitos estáticos también requerían un apoyo logístico mucho mayor que las unidades de caballería tradicionales que se esperaba que vivieran de la tierra lo mejor que pudieran hasta que fueran reabastecidos por trenes de carros, caballos de carga y camellos, que a menudo eran manejados por mujeres mongolas. Otra curva de aprendizaje empinada fue cómo dominar la guerra naval. Para la década de 1270 EC y la derrota de Song, los mongoles tenían el mando de su propia flota naval que estaba compuesta por 5,000 barcos y 70,000 marineros, que se usaban en el mar y en los ríos. Flotas masivas tripuladas por chinos y coreanos invadieron Japón y el sudeste asiático, pero estos barcos más grandes fueron realmente diseñados para su uso como transporte de tropas (en realidad eran lo mismo que los barcos mercantes) en lugar de como barcos de combate. Como siempre, se suponía que la caballería ganaría el día una vez que la expedición se estableciera en tierra firme.

Disminución

Los mongoles pudieron haber forjado un imperio que se extendía desde el Mar Negro hasta la península de Corea, pero no siempre tuvieron éxito en sus campañas. Algunas ciudades resultaron demasiado difíciles de derribar y el apoyo logístico era un problema cada vez mayor a medida que se alejaban de su corazón en Mongolia. Ambas invasiones de Japón fueron frustradas por una combinación de fuerte resistencia y tormentas. Las campañas en el sudeste asiático tuvieron cierto éxito, pero dieron un conjunto de resultados mixtos en general, los mongoles lucharon por hacer frente al terreno de la jungla tropical, las fuertes lluvias, las enfermedades, las armas desconocidas como dardos envenenados de cerbatanas, los elefantes de guerra y las tácticas efectivas de guerra de guerrillas de la enemigo. Incluso en China, sucumbieron a la nueva gran potencia en el este de Asia: la dinastía Ming. En 1368 EC, los mongoles se vieron debilitados por una serie de sequías, hambrunas y disputas dinásticas entre su propia élite. De hecho, se podría decir que los mongoles, una vez nómadas, en realidad solo fueron derrotados por ellos mismos, ya que se habían convertido en parte de las sociedades sedentarias contra las que habían luchado durante tanto tiempo.


Genghis Khan establece un imperio

Habiendo unido las tribus de la estepa, Genghis Khan gobernó alrededor de 1 millón de personas. Para suprimir las causas tradicionales de la guerra tribal, abolió los títulos aristocráticos heredados. También prohibió la venta y el secuestro de mujeres, prohibió la esclavitud de cualquier mongol e hizo que el robo de ganado se castigara con la muerte. Además, Genghis Khan ordenó la adopción de un sistema de escritura, realizó un censo regular, otorgó inmunidad diplomática a los embajadores extranjeros y permitió la libertad de religión mucho antes de que esa idea se difundiera en otros lugares.

La primera campaña de Genghis Khan & # x2019 fuera de Mongolia tuvo lugar contra el reino de Xi Xia en el noroeste de China. Después de una serie de redadas, los mongoles lanzaron una importante iniciativa en 1209 que los llevó a las puertas de Yinchuan, la capital de Xi Xia. A diferencia de otros ejércitos, los mongoles viajaban sin un tren de suministros que no fuera una gran reserva de caballos. El ejército estaba formado casi en su totalidad por soldados de caballería, que eran jinetes expertos y mortíferos con arco y flechas. En Yinchuan, los mongoles desplegaron una falsa retirada & # x2014una de sus tácticas distintivas & # x2014 y luego iniciaron un asedio. Aunque su intento de inundar la ciudad fracasó, el gobernante de Xi Xia se sometió y presentó tributo.

A continuación, los mongoles atacaron a la dinastía Jin del norte de China, cuyo gobernante había cometido el error de exigir la sumisión de Genghis Khan. De 1211 a 1214, los mongoles superados en número devastaron el campo y enviaron refugiados a las ciudades. La escasez de alimentos se convirtió en un problema y el ejército de Jin terminó matando a decenas de miles de sus propios campesinos. En 1214, los mongoles sitiaron la capital de Zhongdu (ahora Beijing), y el gobernante Jin acordó entregar grandes cantidades de seda, plata, oro y caballos. Cuando el gobernante Jin posteriormente trasladó su corte al sur, a la ciudad de Kaifeng, Genghis Khan tomó esto como una violación de su acuerdo y, con la ayuda de los desertores de Jin, saqueó Zhongdu por completo.

En 1219 Genghis Khan fue a la guerra contra el Imperio Khwarezm en los actuales Turkmenistán, Uzbekistán, Afganistán e Irán. El sultán había acordado un tratado comercial, pero cuando llegó la primera caravana, sus mercancías fueron robadas y sus comerciantes murieron. El sultán luego asesinó a algunos de los embajadores de Genghis Khan & # x2019s. A pesar de que una vez más fue superada en número, la horda mongola arrasó una ciudad de Khwarezm tras otra, incluidas Bukhara, Samarcanda y Urgench. Los trabajadores calificados como los carpinteros y los joyeros solían salvarse, mientras que los aristócratas y los soldados que se resistían eran asesinados. Mientras tanto, los trabajadores no calificados se utilizaron a menudo como escudos humanos durante el siguiente asalto. Nadie sabe con certeza cuántas personas murieron durante las guerras de Genghis Khan & # x2019s, en parte porque los mongoles propagaron su imagen viciosa como una forma de sembrar el terror.


Los mongoles invaden Siria - Historia

Historia mundial y los mongoles

Surgió un imperio en las estepas de Mongolia en el siglo XIII que cambió para siempre el mapa del mundo, abrió el comercio intercontinental, engendró nuevas naciones, cambió el curso del liderazgo en dos religiones e impactó la historia indirectamente de muchas otras formas. En su apogeo, el Imperio Mongol fue el imperio contiguo más grande de la historia, que se extendía desde el Mar de Japón hasta los Cárpatos. Aunque su impacto en Eurasia durante los siglos XIII y XIV fue enorme, la influencia del Imperio mongol en el resto del mundo, en particular su legado, no debe ignorarse.

La formación del Imperio Mongol fue un proceso lento y arduo, que comenzó con la unificación de las tribus mongolas y turcas que habitaban en las estepas de Mongolia. Tem & uumljin (1165-1227) emergió en las estepas como un líder carismático, ganando seguidores lentamente antes de convertirse en un líder carismático. n & oumlkh & oumlr (compañero o vasallo) de Toghril (m. 1203/1204), Khan de los Kereits, la tribu dominante en el centro de Mongolia. Mientras estaba al servicio de Toghril, los talentos de Tem & uumljin le permitieron convertirse en un líder importante entre las tribus mongolas. Finalmente, el aumento de poder de Tem & uumljin y los celos que provocó entre otros miembros de los partidarios de Toghril hicieron que Tem & uumljin y Toghril se separaran y finalmente se enfrentaran en la batalla. Su disputa llegó a un punto crítico en 1203 con Tem & uumljin emergiendo como el vencedor.

Tem & uumljin unificaron las tribus de Mongolia en 1206 en una sola supra-tribu conocida como la Khamag Mongol Ulus o el Estado Todo Mongol. Al hacerlo, Tem & uumljin reorganizó la estructura social disolviendo antiguas líneas tribales y reagrupándolas en un ejército basado en un sistema decimal (unidades de 10, 100 y 1000). Además, inculcó un fuerte sentido de disciplina en el ejército. Aunque había derrotado a todos sus rivales en 1204, no fue hasta 1206 que los seguidores de Tem & uumljin lo reconocieron como la única autoridad en Mongolia al otorgarle el título de Chinggis Khan (Genghis Khan), que significa Gobernante Firme, Feroz o Resuelto. 1

Expansión del Imperio Mongol

El poder mongol se extendió rápidamente más allá de Mongolia, cuando los mongoles conquistaron el reino de Tangut Xixia (modernas provincias de Ningxia y Gansu de China) en 1209. 2 En 1211, Chinggis Khan invadió el Imperio Jin (1125-1234) del norte de China. Aunque estas campañas comenzaron como incursiones, a medida que aumentaban sus éxitos, los mongoles retuvieron el territorio que saquearon después de que cesó la resistencia. Aunque los mongoles obtuvieron impresionantes victorias y conquistaron la mayor parte del Imperio Jin en 1216, la oposición de Jin a los mongoles continuó hasta 1234, siete años después de la muerte de Chinggis Khan. 3

La expansión mongola en Asia Central comenzó en 1209, cuando los mongoles persiguieron a los líderes tribales que se oponían al ascenso al poder de Chinggis Khan en Mongolia y, por lo tanto, constituían una amenaza para su autoridad allí. Con sus victorias, los mongoles ganaron un nuevo territorio. Varias entidades políticas más pequeñas, como los uigures de la cuenca del Tarim, también buscaron la protección de Chinggis Khan como vasallos. En última instancia, los mongoles se encontraron con un gran imperio, que ahora limitaba no solo con los estados chinos sino también con el mundo islámico en Asia Central, incluido el Imperio Khwarazmian, que se extendía por partes de Asia Central, Afganistán, Irán y parte del Irak moderno. 4

Inicialmente, Chinggis Khan buscó una relación comercial pacífica con el estado Khwarazmian. Esto terminó abruptamente con la masacre de una caravana patrocinada por los mongoles por parte del gobernador de Otrar, una ciudad fronteriza de Khwarazm. Después de que los medios diplomáticos no lograron resolver el problema, Chinggis Khan dejó una fuerza simbólica en el norte de China y marchó contra los khwarazmianos en 1218. 5

Después de capturar a Otrar, Chinggis Khan dividió su ejército y atacó al Imperio Khwarazmian en varios puntos. Con su ejército más numeroso esparcido por todo el imperio en un intento por defender sus ciudades, Muhammad Khwarazmshah II no pudo competir con el ejército mongol más móvil en el campo. Para la población musulmana, su derrota fue más allá de la simple conquista militar, parecía que Dios los había abandonado. De hecho, los mongoles cultivaron esta idea. Después de capturar Bukhara, Chinggis Khan subió al púlpito de la mezquita del viernes y anunció:

Oh pueblo, sepan que han cometido grandes pecados, y que los grandes entre ustedes han cometido estos pecados. Si me preguntas qué prueba tengo de estas palabras, te digo que es porque soy el castigo de Dios. Si no hubieras cometido grandes pecados, Dios no te habría enviado un castigo como el mío. 6

Mientras tanto, Muhammad II vio caer sus ciudades una por una hasta que huyó perseguido por una fuerza mongola. Los eludió con éxito y escapó a una isla en el Mar Caspio, donde murió poco después de disentería. Aunque su hijo, Jalal al-Din (muerto en 1230) intentó unir el imperio en Afganistán, Chinggis Khan lo derrotó cerca del río Indo en 1221, lo que obligó a Jalal al-Din a huir a la India.

El Imperio Khwarazmian estaba ahora listo para la anexión, pero Chinggis Khan mantuvo solo el territorio al norte de Amu Darya, por lo que no extendió demasiado su ejército. Luego regresó a Mongolia para hacer frente a una rebelión en Xixia que estalló mientras el líder mongol estaba en Asia Central. 7 Después de descansar su ejército, invadió Xixia en 1227 y sitió la capital de Zhongxing. Durante el curso del asedio, Chinggis Khan murió a causa de las heridas sufridas por la caída de su caballo mientras cazaba. Sin embargo, ordenó a sus hijos y al ejército que continuaran la guerra contra Xixia. De hecho, incluso cuando yacía enfermo en su cama, Chinggis Khan les dijo: "Mientras tomo mis comidas, deben hablar sobre la matanza y la destrucción de los Tang'ut y decir:" Mutilados y domesticados, ya no existen ". "8

El ejército que organizó Chinggis Khan fue la clave para la expansión de los mongoles. Luchó y operó de una manera que otros ejércitos medievales no pudieron, o no pudieron, replicar. 9 En esencia, operó de manera muy similar a como lo hace un ejército moderno, en múltiples frentes y en varios cuerpos, pero en un esfuerzo coordinado. Además, los mongoles lucharon a la manera de una guerra total. El único resultado que importaba era la derrota de los enemigos por todos los medios necesarios, incluidas las artimañas y el engaño. El famoso viajero Marco Polo observó

En verdad, son soldados robustos y valientes, y están acostumbrados a la guerra. Y percibes que es justo cuando el enemigo los ve correr, e imagina que ganó la batalla, que en realidad la ha perdido, porque los [mongoles] giran en un momento en que juzgan que ha llegado el momento adecuado. Y a su manera, han ganado muchas peleas. 10

Imperio después de Chinggis Khan

& Oumlg & oumldei (muerto en 1240-41), el segundo hijo de Chinggis Khan, ascendió al trono en 1230 y rápidamente reanudó las operaciones contra el Imperio Jin, conquistándolo con éxito en 1234. Aunque Chinggis Khan había anunciado previamente que había sido enviado como el azote de Dios , & Oumlg & oumldei promovieron la idea de que Heaven (Tengri el dios del cielo) había declarado que los mongoles estaban destinados a gobernar el mundo. Antes de invadir una región, los enviados mongoles entregaron correspondencia indicando que como el Cielo había decretado que los mongoles gobernarían la tierra, un príncipe debería venir a la corte de los mongoles y ofrecer su sumisión. Cualquier rechazo a esta solicitud fue visto como un acto de rebelión no solo contra los mongoles, sino también contra la voluntad del Cielo. Este proceso fue ayudado por una burocracia multiétnica integrada no solo por mongoles, sino en gran parte por las élites educadas de las poblaciones conquistadas sedentarias como los chinos, persas y uigures. Por lo tanto, las cartas se tradujeron y entregaron por triplicado, cada una en otro idioma, de modo que existía una alta probabilidad de que alguien del otro tribunal pudiera leer la carta.

& Oumlg & oumldei respaldó sus intenciones de dominar el mundo enviando ejércitos a múltiples frentes. Mientras & Oumlg & oumldei dirigía su ejército contra los Jin, otro ejército conquistó Irán, Armenia y Georgia bajo el mando de Chormaqan (muerto en 1240). Mientras tanto, una fuerza masiva bajo el liderazgo del príncipe Batu (fl. 1227-1255) y S & uumlbedei (1176-1248), el renombrado general mongol, marchó hacia el oeste, conquistando los principados rusos y las estepas pónticas y caspias antes de invadir Hungría y Polonia. Si bien no buscaron controlar Hungría y Polonia, los mongoles dejaron ambas áreas devastadas antes de partir, posiblemente debido a la muerte de & Oumlg & oumldei en 1241. 11

El hijo de & Oumlg & oumldei, G & uumly & uumlk, llegó al trono en 1246 solo después de un largo debate sobre quién sucedería a su padre. Mientras tanto, la madre de G & uumly & uumlk, Toregene, se desempeñó como regente. Una vez en el poder, G & uumly & uumlk logró poco en términos de conquista cuando murió en 1248. Su esposa, Oghul-Qaimish, se desempeñó como regente, pero hizo poco para ayudar a elegir un nuevo khan. Su falta de atención llevó a un golpe en el que M & oumlngke b. Tolui (m.1250-51) tomó el poder con el respaldo de la mayoría de los príncipes Chinggisid en 1250. Bajo su reinado, los ejércitos mongoles estaban nuevamente en marcha. Él y su hermano Qubilai (m. 1295) dirigieron ejércitos en el territorio de Song del Sur de China (1126-1279), al sur del río Yangtze, mientras que H & uumlleg & uuml (m. 1265), otro hermano, dirigió un ejército en el Medio Oriente.

Las fuerzas de H & uumlleg & uuml destruyeron con éxito a los ismailis en 1256, un grupo chiíta en el norte de Irán también conocido como los Asesinos. El cronista persa Juvaini, que también trabajó en la burocracia mongol, se deleitó con la destrucción de los muy temidos ismailíes, que utilizaron el asesinato para intimidar y extender su influencia en partes del Medio Oriente. Juvaini escribió que "Así se limpió el mundo que había sido contaminado por su maldad. Los caminantes ahora viajan de un lado a otro sin miedo ni pavor o el inconveniente de pagar un peaje y rezar por la fortuna del feliz Rey que desarraigó sus cimientos y no dejó nada". rastro de alguno de ellos ". 12

H & uumlleg & uuml luego se movió contra el califato abasí en Bagdad. El Califa, nominalmente el líder titular del Islam sunita, se negó a capitular pero hizo poco por defender la ciudad. Los mongoles saquearon Bagdad y ejecutaron al Califa, poniendo fin a la posición de Califa entre los sunitas en 1258. Los ejércitos de H & uumlleg & uuml invadieron Siria, capturando con éxito Alepo y Damasco. Sin embargo, H & uumlleg & uuml retiró la mayor parte de su ejército en 1259-60 después de recibir la noticia de que Mongke había muerto durante la guerra contra los Song. Mientras tanto, el Sultanato mameluco de Egipto atacó las guarniciones mongolas en Siria, derrotándolas en Ayn Jalut en 1260. Cuando el Imperio Mongol entró en una guerra civil tras la muerte de Mongke, H & uumlleg & uuml nunca recuperó las conquistas sirias. En cambio, la guerra civil con los mongoles en las estepas pónticas y caspias (la llamada Horda Dorada), y las de Asia Central, ocupó gran parte de su atención.

Debido a la falta de un principio claro de sucesión además de ser descendiente de Chinggis Khan, la guerra entre pretendientes rivales era frecuente. La guerra civil estalló después de la muerte de M & oumlngke cuando dos de sus hermanos compitieron por el trono. Qubilai finalmente derrotó a Ariq Boke en 1265, pero el daño a la integridad territorial del Imperio fue grande. Mientras que los otros príncipes aceptaban nominalmente a Qubilai como el Khan del imperio, su influencia disminuyó fuera de Mongolia y China. Qubilai y sus sucesores, conocidos como la dinastía Yuan (1279-1368), encontraron sus aliados más cercanos en H & uumlleg & uuml y sus sucesores. El reino de H & uumlleg & uuml, conocido como el Il-khanate de Persia, dominaba Irán, Irak, la Turquía moderna, Armenia, Azerbaiyán y Georgia. Asia Central fue gobernada por los Chaghatayids, los descendientes de Chaghatay, el tercer hijo de Chinggis Khan, aunque a menudo eran los títeres de Qaidu, un descendiente de & Oumlg & oumldei y rival de Qubilai Khan. Mientras tanto, en Rusia y las estepas pónticas y caspias, los descendientes de Jochi, el primer hijo de Chinggis Khan, tenían el poder. Su estado a menudo se conoce como la Horda de Oro en períodos posteriores.

Dado que el Imperio Mongol fue el estado contiguo más grande de la historia, su impacto en la historia mundial es incalculable, ya que impactó al mundo premoderno de diversas formas, tanto directa como indirectamente. Para discutir este impacto, se podría escribir una monografía, por lo que esta discusión se limitará a una descripción general de solo tres áreas: geografía, comercio y religión.

La expansión mongola cambió para siempre la faz de Asia en términos de geografía política y humana, comenzando en Mongolia. Originalmente, los mongoles eran solo una tribu entre varias. Bajo Chinggis Khan, todas las tribus se unieron en una nueva unidad colectiva: el Khamag Mongol Ulus, o nación mongola unida, que luego se convirtió en la Yeke Mongol Ulus o Gran Nación o Estado Mongol, ya que los mongoles comenzaron a expandir su imperio. 13 Además, las identidades tribales fueron eliminadas al deshacerse de las antiguas élites tribales y se impuso una nueva organización social que se centró en la familia de Chinggis Khan, o altan urugh. La nación mongol de la era moderna existe hoy debido al surgimiento del Imperio Mongol.

Este hecho es muy evidente cuando se visita Mongolia. Uno vuela a Ulaanbaatar, la capital, en el aeropuerto de Chinggis Khan, conduce por la avenida Chinggis Khan, puede cambiar dinero en el banco Chinggis Khan y recibir t & oumlgr & oumlgs con la cara de Chinggis Khan en cada billete de cien a diez mil t & oumlgr & oumlgs. Y, por supuesto, uno podría quedarse en el hotel Chinggis Khan, asistir a la Universidad Chinggis Khan y beber cerveza Chinggis Khan o una de las diversas variedades de vodka Chinggis Khan. Mientras que bajo el régimen comunista el gran líder mongol fue denigrado como un opresor feudal, hoy es más omnipresente que Michael Jordan como soporte publicitario en la década de 1990. Además, Chinggis Khan no solo es el padre del país, sino que muchos, incluidos académicos y políticos, ven a Chinggis Khan como la razón por la que Mongolia ha logrado la transición a un estado democrático. A los ojos de muchos mongoles, el marco de la democracia fue creado por Chinggis Khan al hacer que sus sucesores fueran elegidos. 14 Uno puede objetar este punto de vista: de hecho, los khans mongoles fueron elegidos solo entre los descendientes de Chinggis Khan. Sin embargo, lo importante es que esta idea ayuda a la población de Mongolia y ayuda a racionalizar una nueva forma de gobierno, dándole así legitimidad y una base cuasi histórica.

Un legado más evidente de Chinggis Khan y el Imperio mongol en Mongolia es la creación de un sistema de escritura. Aunque él mismo era analfabeto, Chinggis Khan impuso un lenguaje escrito a los mongoles. Habiendo visto el valor de la escritura entre los naiman, una de las tribus que derrotó en 1204, Chinggis Khan ordenó que se instituyera una escritura mongol. 15 Esta escritura fue adaptada de la escritura uigur, a su vez basada en el siríaco aprendido de los misioneros cristianos nestorianos, y escrita verticalmente. 16 Permaneció en uso en la Mongolia moderna hasta el siglo XX, cuando fue reemplazado por una escritura cirílica modificada por el gobierno comunista, pero sigue siendo la forma escrita del mongol hoy en la Región Autónoma de Mongolia Interior de China. Desde la caída del comunismo en Mongolia, se ha debatido la posibilidad de revivirlo allí. Sin embargo, diecisiete años después todavía no ha suplantado al cirílico.

La expansión mongola también provocó el movimiento de otras tribus, principalmente turcas, lo que provocó migraciones a gran escala y difundió la cultura turca. Algo de esto se debió a las maquinaciones del Imperio mongol, mientras que otras migraciones fueron intentos de evitar a los mongoles. Mientras que algunos turcos, como los kipchaks de las estepas pónticas y caspias, se trasladaron a Hungría y los Balcanes, otros, principalmente turcos oghuz, se trasladaron a Anatolia o la Turquía actual. Existió una fuerte presencia turca en Anatolia desde el siglo XI, pero la nueva afluencia de turcos finalmente condujo a la turquización de muchas áreas de Oriente Medio y Asia Central.

Entre los grupos que se trasladaron a la región estaba el Osmanli, que estableció el Imperio Otomano en el siglo XIV. Entraron en Anatolia después de huir de lo que hoy es Afganistán durante la invasión mongoles del Imperio Khwarazmian. Si bien continúa un gran debate entre los estudiosos sobre el impacto de los mongoles en los orígenes del Imperio Otomano, hay algunos que argumentan que muchas de las instituciones del primer estado otomano se basaron en prácticas mongoles. 17 Esto parece una premisa lógica desde que los mongoles dominaron Anatolia hasta el siglo XIV. De hecho, el estado de Osmanli surgió en el vacío causado por el colapso de la autoridad mongola en esa región.

Las naciones turcas posteriores también surgieron de los mongoles, como los tártaros de Crimea y Kazán. Los tártaros fueron vástagos directos del colapso de la Horda de Oro a finales del siglo XV. Tanto los kazajos como los uzbecos tienen sus orígenes en la Horda de Oro. Los uzbekos, que llevan el nombre de Khan uzbeko, el gobernante de la Horda de Oro durante su Edad de Oro, también provienen de la escisión de la Horda de Oro. Los kazajos, a su vez, se separaron de los uzbekos y siguieron siendo un pueblo principalmente nómada hasta el siglo XX, mientras que los uzbekos se establecieron en las zonas más urbanas de Asia central en el siglo XVI. 18 Durante un breve período, los uzbekos establecieron un imperio que fue contemporáneo de los otomanos, los safávidas de Persia y el Imperio mogol en la India. De hecho, el Imperio Mughal obtuvo su nombre de la palabra persa para mongol & # 8212Mughal. Su fundador, Babur, era descendiente del conquistador de Asia Central Timur-i Leng (Tamerlán), pero también remonta su linaje a Chinggis Khan a través de su madre. Y, por supuesto, no hay que olvidar a los hazaras, que viven en Afganistán. Si bien los hazaras han sido vistos como una etnia de clase baja por las poblaciones más dominantes de pastún, uzbeko y tayiko en la era moderna, son los restos de un regimiento mongol que estaba estacionado en la región. Hazara en persa significa mil, que era el tamaño de unidad básica del ejército mongol.

Si bien los nuevos grupos formados a partir de los ejércitos mongoles y las invasiones mongoles provocaron una serie de migraciones de nómadas a través de Eurasia, la devastación causada por ellos no puede ignorarse. Aunque muchos de los datos de las fuentes sobre el número de personas asesinadas durante las conquistas mongoles son exagerados, reflejan la realidad de que miles murieron, y los mongoles no estaban por encima de despoblar un área si la gente se rebelaba, o si la destrucción simplemente se adaptaba a sus necesidades. objetivo.

El mapa de Asia en 1500 se veía muy diferente de lo que era en 1200. De hecho, los estados que surgieron del polvo del desmoronado Imperio mongol debían su existencia a los mongoles de una forma u otra. De hecho, fueron los mongoles quienes tomaron los reinos chinos han divididos y los forjaron en un reino coherente. En Asia Central, Babur finalmente fundó un nuevo imperio en la India una vez que quedó claro que nunca volvería a gobernar desde Samarcanda. Irán quedó rápidamente bajo el control de los safávidas, quienes recibieron el patrocinio temprano a fines del siglo XIII de la corte mongol de Tabriz. Mientras tanto, los otomanos llenaron el vacío mongol en Anatolia. El sultanato mameluco, que debía la estabilización de su estado a la resistencia a la amenaza de los mongoles en el siglo XIII, todavía gobernaba Egipto y Siria, pero pronto ellos también se convirtieron en súbditos otomanos. Mientras tanto, en lo que ahora es Rusia, Moscú se estaba convirtiendo en un rival del poder de una Horda Dorada muy fragmentada. De hecho, en muchos aspectos, Moscú fue simplemente otro kanato que salió del Jochid Ulus 19 (más conocido popularmente como la Horda de Oro) junto con los de Crimea, Astrakhan, Kazan, Sibir y varios otros grupos nómadas que vagaban por la estepa. Trescientos años después, Rusia los gobernó a todos, pero tenía una deuda considerable con las influencias militares y gubernamentales de los mongoles para lograr este dominio. 20 Mientras tanto, los mongoles, aunque todavía mantenían el linaje Chinggisid como base de autoridad y gobierno, habían vuelto a disputas internas y guerras intestinas.

Entre los legados más importantes de los mongoles estaba su preocupación por el comercio y su respeto por el conocimiento. Desde los inicios del Imperio mongol, los kans mongoles fomentaron el comercio y patrocinaron numerosas caravanas. El mismo tamaño del Imperio mongol fomentó la difusión más amplia de bienes e ideas en toda Eurasia, ya que los comerciantes y otros ahora podían viajar de un extremo del imperio a otro con mayor seguridad, garantizada por el Pax Mongolica.

Artículos e invenciones como la impresión mecánica, la pólvora y el alto horno se abrieron camino hacia el oeste desde China. Otros productos básicos, como la seda, se pueden comprar a precios más bajos a medida que disminuyen los costos de viaje y seguridad. Las ideas artísticas, el conocimiento de la historia, la geografía y las ciencias como la astronomía, el conocimiento agrícola y las ideas medicinales también viajaron de este a oeste y regresaron. Los gobernantes mongoles, independientemente de su ubicación, estaban abiertos a tratamientos médicos de acuerdo con la práctica islámica, china, tibetana, india y, por supuesto, chamánica. 21

Si bien muchos artículos comerciales se originaron en China, la cultura china también recibió nuevas ideas y bienes en las formas de influencia en el arte, el teatro y los avances en la ciencia y la medicina. Un ejemplo de ello es el uso de tintes azul cobalto en cerámica, que se originó en el ilkhanate y se utilizó para decorar los azulejos utilizados en las cúpulas de las mezquitas. Los artesanos de la dinastía Yuan pronto comenzaron a utilizar esta técnica para decorar cerámica en China. 22 Además, debido a la turquización lenta pero constante de Asia Central, la cocina turca se infiltró no solo en las áreas mencionadas, sino también en China, aunque muchas de las recetas que se encuentran en China se consumieron por supuestas propiedades medicinales en relación con la medicina tradicional china. Esta comida incluía pasta, ya que los propios turcos adoptaron y adaptaron fácilmente la cocina de Oriente Medio. Si bien es popular decir que Marco Polo trajo espaguetis a Italia desde China, en realidad, tanto Italia como China los adquirieron del Medio Oriente. 23

Sin embargo, ese aventurero italiano, Marco Polo, impactó el comercio de otras formas. La publicación de sus viajes encendió la imaginación de muchos europeos. Sin embargo, a medida que el Imperio Mongol y sus sucesores continuaron desintegrándose, el Pax Mongolica& # 8212que nunca fue completamente pacífico & # 8212 colapsó. Esto llevó a que las rutas comerciales volvieran a ser inseguras. A su vez, esto provocó un aumento de precios debido a los aranceles y al costo de protección. El surgimiento del Imperio Otomano también afectó a los comerciantes italianos que realizaban negocios en el Mar Negro y el Mediterráneo Oriental. Con estas restricciones, creció el deseo occidental por los artículos de lujo y las especias del este, alentando una Era de Exploración. A partir de Cristóbal Colón, los occidentales comenzaron a buscar nuevas rutas a China e India, particularmente a la corte del Khan, a pesar de que un Khan mongol no se había sentado en el trono desde 1368. Por lo tanto, los mongoles llevaron indirectamente a la exploración europea y la intrusión. de los europeos en Asia.

El legado y la religión Chinggisid

Antes de su expansión al mundo sedentario, religiosamente los mongoles eran lo que uno llamaría chamánicos, aunque existían algunos cristianos nestorianos. John de Plano Carpini, un emisario papal ante los mongoles en la década de 1240, resumió adecuadamente sus creencias religiosas en ese momento. Según Plano Carpini, "No saben nada de la vida eterna y la condenación eterna, pero creen que después de la muerte vivirán en otro mundo y aumentarán sus rebaños, y comerán y beberán y harán las otras cosas que hacen los hombres que viven en su tierra. mundo." 24

Además, surgió un culto en torno al personaje de Chinggis Khan. Su tremendo éxito en el establecimiento del imperio le otorgó el estatus de semidiós. Esto en sí mismo no era inusual, ya que los nómadas de las estepas veneraban a los espíritus ancestrales. Sin embargo, el prestigio de Chinggis Khan impactó a los mongoles de otra manera, ya que descender de él se convirtió en el componente principal para establecer la legitimidad como gobernante en gran parte de Eurasia central. El linaje Chinggisid fue la base de muchas dinastías. Los príncipes rusos en Moscovia, así como los gobernantes de Asia Central, a menudo forjaron sus genealogías para rastrear su linaje hasta Chinggis Khan. En Mongolia, el director chinggisid tuvo un impacto dramático en la religión.

Prácticamente toda la élite de Mongolia rastreó su linaje hasta Chinggis Khan, por lo que era difícil para un príncipe ascender sobre otros para convertirse en el líder de la mayoría de los mongoles. Los príncipes a menudo necesitaban encontrar otras formas de legitimar el poder. Altan Khan (1543-1583) hizo esto estableciendo lazos con el líder de la Secta Amarilla en el Budismo Tibetano. Además de vincular a Altan Khan como la reencarnación de Qubilai Khan, se reveló que este líder budista era la reencarnación del propio consejero budista de Qubilai, 'Phags-pa Lama. Obviamente, ser nieto de Chinggis Khan era mucho mejor que simplemente ser un descendiente más. Aunque como otros príncipes mongoles no acudieron en masa a Altan Khan, es bastante evidente que esta relevación no convenció a todos. En cualquier caso, Altan Khan y el lama budista intercambiaron títulos. El 'Phags-pa Lama reencarnado legitimó la autoridad de Altan Khan mientras que Altan Khan le otorgó el título de Dalai Lama (convirtiéndolo oficialmente en el tercer Dalai Lama). 25 El nuevo Dalai Lama, con la ayuda de las tropas de Altan Khan, se convirtió en la figura preeminente en el Tíbet. Este cortejo de figuras budistas también condujo a la conversión de Mongolia al budismo en el siglo XVI.

Los mongoles también tuvieron un impacto significativo en el Islam. Como ya se mencionó, los cimientos de los otomanos y mogoles, dos grandes imperios islámicos en el período moderno temprano, pueden verse como ramificaciones del Imperio mongol. El Imperio Safavid también está vinculado a los mongoles, aunque de forma más indirecta. Además, los mongoles conquistaron varios estados musulmanes y terminaron el califato abasí en Bagdad en 1258. La ciudad de Bagdad se transformó de una ciudad importante en un remanso provincial, y la institución del Califa, que estaba destinado a ser el espiritual y, si es posible, el líder temporal del mundo islámico & # 8212 también terminó. Varios gobernantes mantuvieron la presencia de un califa títere después, pero la institución no fue revivida con ninguna autoridad creíble hasta el siglo XIX con el sultán otomano sirviendo como califa. Sin embargo, mientras Bagdad perdió su posición como centro de aprendizaje y prestigio en el mundo islámico, surgió un nuevo centro en El Cairo. Como capital del sultanato mameluco y enemigo del ilkhanate, los sultanes mamelucos se hicieron pasar por los defensores de la religión. Por tanto, desde 1260, El Cairo sigue siendo el centro de aprendizaje y cultura más influyente del mundo islámico.

Incluso mientras esto ocurría, los mongoles se convirtieron gradualmente al Islam. Si bien no se produjo una conversión total y, a veces, los gobernantes no islámicos llegaron al trono, el proceso continuó gradualmente hasta que todos los grupos mongoles-turcos que dominaban los estados mongoles se convirtieron al Islam, extendiéndolo más allá de las regiones sedentarias de Occidente. y Asia Central y en las regiones esteparias donde el Islam había tenido anteriormente poca influencia. A través de la naturaleza sincrética del sufismo, el Dar al-Islam creció bajo los mongoles, una interesante inversión de la visión musulmana inicial de que cuando apareció por primera vez "El Azote de Dios", el Islam había llegado a su fin.

Así, el Imperio Mongol ayudó indirectamente en la creación del Dalai Lama al concentrar el poder y la legitimidad del gobierno en los príncipes Chinggisid. Mientras tanto, apresuraron la descentralización de la autoridad religiosa en el mundo islámico poniendo fin al 'Califato abasí'.El surgimiento del sufismo y el propio uso del Islam por parte de los mongoles con fines políticos, así como la conversión sincera, llevaron a la expansión del Islam en gran parte de Asia.

Implicaciones para la historia mundial

Finalmente, el Imperio Mongol permanece en la conciencia popular. Si no siempre se comprende correctamente, su imagen sigue siendo tan aterradora como cuando Chinggis Khan ascendió por primera vez las escaleras hasta el púlpito de la mezquita de Bukhara. Existen numerosos ejemplos, pero dos menos conocidos sirven para ilustrar esto. El primero es el surgimiento de una banda de motociclistas conocida como los mongoles, que buscaban rivalizar con los Ángeles del Infierno. 26 Quizás lo que mejor cumple la imagen de los mongoles como el "azote de Dios", dependiendo de sus puntos de vista sobre la música disco, fue la aparición del grupo disco alemán Dschingis Khan en 1979, que alcanzó un mínimo de popularidad con éxitos como " Dschingis Khan ", que fue la entrada de Alemania en el concurso de Eurovisión en 1979, y" The Rocking Son of Dschingis Khan ". 27 Quizás este último explique la verdadera historia de por qué Chinggis Khan eligió a & Oumlg & oumldei sobre sus hermanos como su heredero.

El Imperio Mongol, en muchos sentidos, marcó una encrucijada en la Historia Mundial. Como el imperio contiguo más grande de la historia, unió a Eurasia de una manera que no se ha repetido. Como tal, las acciones dentro del imperio se extendieron por el resto de Asia y Europa, ya sea a través del comercio, la guerra o los asuntos religiosos. Además, como los mongoles acabaron con varias dinastías anteriores y dieron lugar a la creación de nuevos centros de poder, el Imperio mongol puede verse como un catalizador para el cambio de la era premoderna a la era moderna.

1 Igor de Rachewiltz, "El título Cinggis Chan / Chaghan reexaminado", en Gedanke und Wirkung: Festschrift zum 90. Geburtstag von Nicholaus Poppe, ed. W Heissig y K. Sagaster (Wiesbaden: Harrassowitz Verlag, 1989), págs. 281-98. Anteriormente, se suponía que Chinggis Khan significaba Gobernante Oceánico, basado en los intentos de principios del siglo XX de vincularlo con la palabra turca, tenggis que se traduce como "mar u océano".

2 Xixia era un estado dominado por los Tangut, un pueblo tibetano, aunque la población del estado estaba formada por nómadas turcos, al igual que los chinos Han.

3 El Imperio Jin se fundó en 1125 cuando las tribus Jurchen de Manchuria invadieron y conquistaron la dinastía Liao (916-1125). Los Jurchen, un pueblo seminómada, tomaron el nombre dinástico de Jin o (Golden) y gobernaron el norte de China hasta que los mongoles conquistaron el Imperio en 1234.

4 El Imperio Khwarazmian nació en el siglo XII. Después del colapso del Imperio Seljuk, que había dominado gran parte del Medio Oriente en los siglos XI y XII, los gobernadores de Khwarazm, ubicado al sur del Mar de Aral, alrededor de la moderna ciudad de Khiva, se independizaron. El sultán Muhammad II (1200-1220) expandió el imperio en su mayor extensión. La dinastía era de origen turco y tenía fuertes lazos matrimoniales con los turcos Qangli en Asia Central.

5 V. V. Bartold, Turkestán hasta la invasión mongola, (Nueva Delhi: Munshiram Manoharlal Pub., 1992), 400-401 Henry Schwarz, "Otr & acircr", CAS 17 (1998): 8 Thomas Allsen, "Príncipes mongoles y sus socios comerciales, 1200-1260", Asia Major 2 (1989), 92 Minh & acircj Sir & acircj J & ucirczj & acircn & icirc, Tabaq y acirct-i-Nasir y icirc, 2 Vols, editado por 'Abd al-Hayy Hab & icircb & icirc, (K & acircbul: Anjuman-i T & acircr & icirckh-i Afgh & acircnist & acircn, 1964-65), 650-651 Minh & acircj Sir & acircj J & ucirczj & acircir,abak & acirct-i-Nasir & icirc (Una historia general de las dinastías Muh, ammadan de Asia), 2 vol., Traducido del persa por Major H. G. Raverty, (Nueva Delhi: Oriental Books Reprint Corp., 1970), 966.

6 Ata Malik Juvaini, Genghis Khan: La historia del conquistador mundial, traducido por J. A. Boyle, (Seattle: University of Washington Press, 1997), 105.

8 Igor de Rachewiltz, editor, La historia secreta de los mongoles, Biblioteca de Asia interior de Brill, vol. 1/7, (Leiden: Brill, 2004), 196-200.

9 Para un análisis más completo del ejército mongol, véase Timothy May, El arte mongol de la guerra, (Yardley, PA: Westholme Publishing, 2007).

10 Marco Polo, Los viajes de Marco Polo, traducido por Henry Yule, (Nueva York: Dover Publications, 1993), 263.

11 Para más información sobre el debate sobre por qué los mongoles se retiraron de Hungría, véase Greg S. Rogers, & quotAn Examination of Historians 'Explanations For the Mongol Withdrawal from East Central Europe & quot; Trimestral de Europa del Este 30 (1996): 3-27.

13 Chuluuni Dalai, Xamag Mongol Uls (1101-1206), (Ulaanbaatar: Shux Erdem Kompani, 1996), passim David Morgan, Los mongoles, (Oxford: Blackwell, 1986), 90 Isenbike Togan, Flexibilidad y limitación en las formaciones esteparias: el kanato de Kerait y el Chinggis Khan, (Leiden: Brill, 1998), passim.

14 Paula Sabloff, "¿Por qué Mongolia? La cultura política de una democracia emergente", Encuesta de Asia Central 21/1 (2002): 19-36. Hay quienes no están de acuerdo con los hallazgos o la interpretación de Sabloff. Véase también Andrew F. March, "Citizen Genghis? On explicando la democracia mongol a través de la 'cultura política'", 22/1 (2003): 61-66. Si bien algunas de las críticas son válidas, lo principal es que muchos mongoles ven un vínculo histórico entre la democracia actual y sus raíces nómadas e imperiales. Independientemente de la precisión histórica, sigue siendo una construcción importante en su imaginación histórica.

15 Paul Ratchnevsky, Genghis Khan: su vida y legado, traducido y editado por Thomas Nivison Haining, (Cambridge: Blackwell, 1992), 95.

16 Los nestorianos eran cristianos orientales, considerados herejes por los ortodoxos orientales en el Concilio de Éfeso en 431, que siguieron las enseñanzas del monje del siglo V, Nestorio. Mientras que la Iglesia Ortodoxa Oriental declaró que Cristo era de dos naturalezas, humana y divina, unido en una persona con una sola voluntad, los nestorianos creen que las dos naturalezas no estaban unidas en un solo cuerpo. La fe nestoriana se extendió lentamente por Asia y ganó cierta popularidad en Asia Central e incluso en Mongolia. El guión que finalmente adoptaron los mongoles se deriva en última instancia del guión siríaco traído por los nestorianos.

17 Rudi Lindner, "How Mongol were the Early Ottomans?", En Reuven Amitai-Preiss y David Morgan (eds), El imperio mongol y su legado, (Leiden: Brill, 2000), 282-9.

18 Martha Brill Olcott, Los kazajos, 2ª ed., (Stanford: Hoover Institution Press, 1995), 3-9.

19 El territorio asignado a Jochi, el hijo mayor de Chinggis Khan.

20 Véase Donald Ostrowski, Moscovia y los mongoles: influencias transculturales en la frontera de las estepas (Cambridge: Cambridge University Press, 2002), pássim.

21 Thomas Allsen, Cultura y conquista en Eurasia mongol, (Cambridge: Cambridge University Press, 2001), pássim Paul D. Buell, "Alimentos, medicinas y la ruta de la seda: los intercambios de la era mongol", La ruta de la seda 5/1 (2007): pássim.

23 Para obtener más información sobre este tema, consulte Paul Buell, "Mongol Empire and Turkicization: The Evidence of Food and Foodways", en Amitai-Preiss y Morgan (eds)El imperio mongol y su legado, (Leiden: Brill, 2000), 200-223 Buell, "Alimentos, medicinas y la ruta de la seda: los intercambios de la era mongol", pássim.

24 John de Plano Carpini, "Historia de los mongoles" traducida por una monja en la abadía de Stanbrook en La misión mongol, editado por Christopher Dawson, (Londres: Sheed and Ward, 1955), 12.

25 Charles R. Bawden, La historia moderna de Mongolia, (Nueva York: Praeger, 1968), 28-30.


El saqueo de los mongoles de Bagdad en 1258

El saqueo de Bagdad en 1258. (Imagen: Rashid-ad-Din & # 8217s Gami & # 8217 at-tawarih / Public domain)

La Edad de Oro islámica, desde el siglo VIII hasta mediados del siglo XIII, fue uno de los períodos más grandes de florecimiento humano en conocimiento y progreso, con Bagdad como su punto focal. Un depósito verdaderamente global de conocimiento humano, esta capital imperial árabe-musulmana también dio la bienvenida, de hecho alentó, a académicos de todo el mundo conocido. A medida que su riqueza y fama crecieron, más y más eruditos e ingenieros fueron atraídos a la ciudad de todas las civilizaciones. Pero en enero de 1258, un vasto ejército mongol alcanzó el perímetro de la ciudad y exigió que el califa, al-Musta & # 8217sim, la autoridad espiritual nominal del mundo islámico, se rindiera.

Historia de Bagdad: la ciudad más grande del mundo

Si puedes imaginar las ondas de choque, si Londres arrasara hasta los cimientos mañana, estarías cerca del horror que estaba a punto de acompañar al saqueo de Bagdad en 1258.

Fundada 500 años antes, la población de Bagdad alcanzó el millón en un siglo, lo que la convierte en la ciudad más grande, próspera y célebre del mundo. Si uno piensa en Londres en 1897, el año en que la reina Victoria celebró su Jubileo de Oro, la ciudad inglesa en el Támesis era entonces la ciudad más grande e importante del mundo. En 1897, Londres era incomparable en el mundo, y ningún otro lugar se acercaba a igualar su poder e influencia. Fue la capital y el punto de apoyo del Imperio Británico.

Patio del Colegio de Educación Superior Mustansiriya en Bagdad, construido en 1227. Este es un símbolo de prosperidad en Bagdad durante la época medieval. (Imagen: Fotografía de Taisir Mahdi / Dominio público)

Si puedes imaginar las ondas de choque, si Londres arrasara hasta los cimientos mañana, estarías cerca del horror que estaba a punto de acompañar al Saqueo de Bagdad en 1258.

Esta es una transcripción de la serie de videos Puntos de inflexión en la historia de Oriente Medio. Míralo ahora, Wondrium.

Un momento devastador en la historia de los musulmanes en el Medio Oriente

Para muchos historiadores, la llegada de los mongoles al corazón de la fe y el imperio musulmanes es el momento más devastador en la historia del Oriente Medio musulmán. Es fácil ver por qué, y difícil argumentar lo contrario, porque el Saqueo de Bagdad marcaría el final de la Edad de Oro islámica.

En lugar de someterse, el califa abasí desafió a los mongoles a que intentaran asaltar su ciudad, si se atrevían. El ejército nómada de Asia, dirigido por Hulagu Khan, uno de los nietos de Genghis Khan, sí se atrevió. Haciendo aquello por lo que son más famosos, los mongoles derrotaron a Bagdad. En diez días de incesante violencia y destrucción, Bagdad y sus habitantes fueron total y completamente derrotados. Casi sin excepción, la población fue sometida a espada o vendida como esclava. El río Tigris se puso rojo, para citar una de las frases más citadas y sobrecargadas de la historia, con la sangre de hombres, mujeres y niños sacrificados.

Después de esto, todos los edificios importantes de Bagdad, incluidas mezquitas, palacios y mercados, fueron completamente destruidos, entre ellos la mundialmente famosa Casa de la Sabiduría. Cientos de miles de manuscritos y libros invaluables fueron arrojados al río, obstruyendo la vía fluvial arterial con tantos textos, según testigos presenciales, que los soldados podían montar a caballo de un lado a otro. Por supuesto, el río pasó de rojo a negro con tinta.

¿Quiénes eran los mongoles?

El saqueo de Bagdad encaja, como una bisagra, casi exactamente en medio de dos fechas definitorias en la historia del Islam, desde la fundación de la fe en el año 622 hasta el final del último califato en 1924. Incluso para los estándares de El día, la destrucción fue impactante y los resultados duraderos, si no permanentes. El nombre de los mongoles durante este período de la historia era sinónimo de destrucción. ¿Quiénes eran y de dónde venían? ¿Hay alguna razón para pensar que eran más destructivos que otros pueblos en ese momento?

Los mongoles eran un pueblo nómada cuya movilidad les dio una gran ventaja sobre las civilizaciones centradas en las ciudades. (Imagen: Sayf al-Vâhidî. Hérât. Afganistán & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 1113, fol. 49 / Public domain)

Los mongoles, un grupo étnico, originario del norte y centro de Asia, eran típicamente pueblos pastores, cuyo estilo de vida nómada los ponía inevitablemente en conflicto con poblaciones más asentadas. Probablemente el mejor ejemplo de cómo los pueblos asentados intentaron restringir su libre movimiento es la Gran Muralla China. El muro fue construido esencialmente para contener las incursiones de sus vecinos mongoles al norte.

Esta preferencia por el nomadismo sobre una existencia establecida es fundamental para la visión de los mongoles como especialmente destructiva. Como dijo un escritor, mientras los musulmanes construían ciudades, Bagdad y El Cairo, por ejemplo, los mongoles las destruían. ¿Significa esto que los mongoles eran intrínsecamente más despiadados o violentos que los musulmanes o los cristianos cruzados? No necesariamente. Más bien, muestra que su prioridad, en términos de conquista, era la tierra, el pastoreo, incluso el espacio, más que las ciudades y el confinamiento.

Como dijo un escritor, mientras los musulmanes construían ciudades, Bagdad y El Cairo, por ejemplo, los mongoles las destruían.

Una cosa que surgió de la falta de interés de los mongoles en apoderarse de las ciudades fue su mayor movilidad. Vivir a menudo a base de leche de yegua, o sangre, si las yeguas no estaban lactando, la costumbre mongol significaba que nunca lavaban la ropa. Esto, junto con una dieta rica en grasas, tanto leche como carne, sin duda explicaba la reputación de los mongoles como un enemigo muy maloliente y aterrador.

Los feroces guerreros mongoles

Reconstrucción de un guerrero mongol. (Imagen: William Cho & # 8211 Genghis Khan: The Exhibition / Public domain)

Los cronistas contemporáneos nos dicen que los guerreros mongoles se sentían más cómodos en la silla, literalmente, al parecer. Si tuvieran que moverse más de cien metros, más o menos, se montarían en un caballo y montarían. Además, todos los guerreros poseían numerosas monturas, lo que les permitía cubrir distancias más grandes que la caballería más tradicional que se encuentra en el Cercano Oriente y Europa. Mientras cabalgaban livianos hacia la batalla, los mongoles usaban bueyes con arneses para llevar sus posesiones más pesadas y engorrosas de un lugar a otro.

Una faceta importante de la forma de guerra y conquista de los mongoles fue su uso del terror como táctica. El golpe de ollas de metal y el repique de campanas era la forma habitual de anunciar el comienzo de una batalla. Esto creó tal estruendo que a los defensores de una ciudad sitiada les resultaría casi imposible escuchar las órdenes de sus oficiales.

Siempre que entraban en un nuevo territorio, los mongoles ofrecían a los gobernantes locales la oportunidad de rendirse. Pero en el lenguaje de muchos vendedores, esta fue una oferta única. Para aquellos lo suficientemente tontos como para no rendirse inmediatamente, la conquista y destrucción sin cuartel sería su suerte, y la gente de Bagdad lo sabía.

Preparando el escenario para la catástrofe antes del saqueo de Bagdad

En 1206, solo 52 años antes del Saqueo de Bagdad, el legendario Genghis Khan formó y dirigió el Imperio Mongol. Khan es originalmente una palabra mongol que significa líder militar, o soberano, un rey, en inglés. Ser aceptado como el Gran Khan elevó a Gengis al estado de emperador. Sus nietos ahora gobernaban el Imperio Mongol. Además de Hulagu Khan, que dirigió el ataque contra Bagdad, estaban Kublai Khan, conquistador de China, y Mongke Khan, que se convirtió en el Gran Khan y envió a su hermano Hulagu a Bagdad.

Hulagu Khan dirigiendo a su ejército a la batalla. (Imagen: Sayf al-Vâhidî. Hérât. Afganistán & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 1113, fol. 177 / Public domain)

Hulagu marchó a la cabeza de quizás el ejército mongol más grande jamás reunido, que consta de hasta 150.000 soldados, con Bagdad como uno de los varios objetivos de esta misión. Primero, se le dijo a Hulagu que sometiera el sur de Irán, lo que hizo. A continuación, debía destruir a los infames Asesinos.

Una secta separatista Nizari-Ismaili-Shia, fundada en el siglo XI, los Asesinos habían alcanzado la infamia por los asesinatos políticos —de ahí el término que usamos hoy— llevados a cabo por algunos de ellos. Aunque se sabía que los Asesinos tenían su base en el castillo de Alamut en el noroeste de Irán, muchos de sus adversarios pensaban que de alguna manera eran invencibles debido al sigilo que solían emplear. Hulagu Khan demostró que este no era el caso. Después de destruir a los Asesinos y su castillo fortaleza en Alamut, Bagdad fue la siguiente parada en su lista.

La mayoría de los hombres de Hulagu Khan eran guerreros mongoles, pero la fuerza también contenía cristianos, incluidos soldados dirigidos por el rey de Armenia, cruzados francos del Principado de Antioquía y georgianos.

La mayoría de los hombres de Hulagu Khan eran guerreros mongoles, pero la fuerza también contenía cristianos, incluidos soldados dirigidos por el rey de Armenia, cruzados francos del Principado de Antioquía y georgianos. También había soldados musulmanes de varias tribus turcas y persas, y 1.000 ingenieros chinos, especialistas en artillería, que siempre estaban en demanda cuando surgía la necesidad de reducir los muros a escombros.

El califato abasí

Los abasíes, el tercer califato islámico que gobernó el Oriente Medio musulmán desde la muerte de Mahoma, subieron al poder en 750, después de derrocar a sus rivales, los omeyas con sede en Damasco. Tomando su nombre de uno de los tíos de Mahoma, Abbas, los abbasíes rápidamente tomaron el control de casi todas las tierras omeyas y se encontraron gobernando un enorme imperio que cubría la Península Arábiga, el norte de África, el Levante, Siria, Irak, Persia y más allá. al Afganistán moderno.

Un nuevo califato abasí merecía una nueva capital, que establecieron en Bagdad, en 762, e inmediatamente la convirtieron en una ciudad imperial digna de su grandeza.

Un nuevo califato abasí merecía una nueva capital, que establecieron en Bagdad, en 762, e inmediatamente la convirtieron en una ciudad imperial digna de su grandeza. En un par de generaciones, Bagdad había atraído a algunos de los más grandes académicos del mundo. Junto a la erudición y las tradiciones culturales persas, y la autoridad árabe, se veían personas de otras partes de Asia, Europa y África. Numerosos judíos y cristianos también realizaron estudios allí.

Bagdad: una ciudad de aprendizaje

Entre las innumerables bibliotecas y otros centros de aprendizaje de la antigua Bagdad, la mayor de todas fue fundada por los primeros califas abasíes. Llamado Bayt al-Hikma, o Casa de la Sabiduría, este era el lugar al que los mejores eruditos y profesores aspiraban a llegar, no solo a los musulmanes del mundo islámico. Imagínese, si lo desea, todas las universidades de la Ivy League de Estados Unidos en una sola, agregue a ellas el poder científico y tecnológico de Carnegie Mellon, MIT, Stanford y Berkley, luego agregue Oxford y Cambridge a la mezcla, y las mejores universidades no inglesas del mundo. universidades parlantes. Se acerca a lo que era la Casa de la Sabiduría, excepto que fue aún más influyente.

Imagínese si todas las universidades de la Ivy League de EE. UU. Reunidas en una agreguen a ellas el poder científico y tecnológico de Carnegie Mellon, MIT, Stanford y Berkley, luego agregue Oxford y Cambridge a la mezcla, y las mejores del mundo que no hablan inglés universidades.Se acerca a lo que era la Casa de la Sabiduría, excepto que fue aún más influyente.

Había dos lados distintos de la erudición en Bagdad. Uno fue el trabajo de traducción, con textos de India, Persia y Grecia reunidos en grandes cantidades. Los textos originalmente compuestos en persa, sánscrito, griego, siríaco y chino se tradujeron con entusiasmo al árabe. Sin embargo, combinado con este extenso trabajo de traducción, hubo una gran cantidad de erudición original, financiada y alentada por los califas. Se cubrieron las artes y las ciencias por igual, de modo que se lograron avances en casi todas las materias imaginables, incluidas las matemáticas, la medicina, la astronomía, la física, la cartografía, la zoología y la poesía.

Un califa de voluntad débil en la Bagdad del siglo XIII

En el año 1242, al-Musta & # 8217sim se convirtió en el 37º califa de la línea abasí. Los días de gloria de Bagdad quedaron atrás. En esta etapa, los califas abasíes eran en gran parte testaferros, apoyados por fuerzas externas. Si eran importantes, lo era como herederos de la ortodoxia islámica y como faros de grandeza cultural, pero no como un poder político a obedecer ni a una fuerza militar a temer. De hecho, los abasíes ya tenían la costumbre de pagar un tributo anual a los mongoles. A pesar de esto, la ciudad seguía siendo grande y próspera.

Un personaje de voluntad débil, incluso disoluto, al-Musta & # 8217sim era más feliz saliendo con músicos y bebiendo vino de lo que estaba gobernando ...

Por desgracia para Bagdad, la corte de la historia no considera al califa como el más grande de su línea. Un personaje de voluntad débil, incluso disoluto, al-Musta & # 8217sim era más feliz pasando el rato con músicos y bebiendo vino que gobernando un imperio ya debilitado. En 1251, los abasíes enviaron una delegación para rendir homenaje por la coronación del hermano de Hulagu, Mongke, cuando se convirtió en el Gran Khan, pero esto ya no se consideró suficiente.

Los mongoles exigen la presentación del califa abasí al-Mustasim

Mongke Khan recibe audiencia en Karakorum. (Imagen: Abdullâh Sultân (atelier). Shîrâz & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 206, fol. 101 / Public domain)

Mongke insistió en que el califa abasí al-Musta & # 8217sim viniera en persona a Karakorum, la capital del siglo XIII del Imperio mongol, en el norte de la actual Mongolia, para someterse por completo al dominio mongol. El califa al-Musta & # 8217sim se negó a hacerlo. Se estableció el enfrentamiento final entre los mongoles y los abasíes. Con la horda de los mongoles marchando sobre Bagdad, un enfrentamiento era inevitable, aunque este no sería el primer encuentro entre los abasíes y los mongoles.

En el pasado reciente, los abasíes habían logrado un par de victorias militares a pequeña escala contra las fuerzas mongoles, sin embargo, estas pronto fueron anuladas y no formaban parte de ninguna tendencia de un imperio abasí militarmente resurgente. Sus días de gloria marcial habían quedado atrás. Añadiendo más leña al fuego, se dice que al-Musta & # 8217sim ha despreciado a los musulmanes chiítas mediante varios actos y decretos. Debería haberlo sabido mejor, ya que su gran visir, o asesor principal, era él mismo un musulmán chií. Se dice que este visir se puso del lado de los mongoles, alentando a que tomaran el control de la ciudad, quizás imaginando que un agradecido Hulagu le otorgaría el control de Bagdad. Si esto es lo que pensaba, no sabía nada sobre Hulagu.

Una decisión difícil para que el califa se rindiera a los mongoles

El califa se enfrentó a la elección entre rendirse ante el líder mongol y presumiblemente salvar su ciudad, o construir su ejército y salir al encuentro de los guerreros invasores en combate. Probablemente nunca se le pasó por la mente al califa que probablemente debería rendirse en lugar de enviar amenazas a Hulagu. Al-Musta & # 8217sim descubrió una tercera opción: no hacer nada.

Bagdad fue rodeada, y al-Musta & # 8217sim se dio cuenta demasiado tarde de que el ejército mongol era mucho más grande y más fuerte de lo que le habían dicho. El resto del mundo musulmán tampoco estaba a punto de correr a su rescate. El asedio de Bagdad comenzó el 29 de enero de 1258. Los mongoles rápidamente construyeron una empalizada y una zanja y trajeron máquinas de asedio, como arietes cubiertos que protegían a sus hombres de los defensores, flechas y otros misiles, y catapultas para atacar las murallas de la ciudad. . En esta etapa, al-Musta & # 8217sim hizo un último intento de negociar con Hulagu y fue rechazado. Al-Musta & # 8217sim se rindió Bagdad a Hulagu cinco días después, el 10 de febrero. Además de la angustia de los que estaban dentro de la ciudad, Hulagu y su horda no hicieron ningún intento de entrar en la ciudad durante tres días.

Un rayo de compasión por los cristianos de Bagdad

Sacerdotes nestorianos el Domingo de Ramos. El nestorianismo fue una forma de cristianismo que tuvo un éxito significativo en Asia. La madre y esposa favorita de Hulagu eran nestorianos. (Imagen: Exposición en el Museo Etnológico, Berlín, Alemania. Fotografía de Daderot / Dominio público)

Más tarde en la vida, Hulagu se convirtió en budista. En este momento, sin embargo, el único signo de compasión que mostró fue hacia la comunidad cristiana nestoriana de Bagdad. El nestorianismo era una forma de cristianismo que las autoridades eclesiásticas habían declarado herético en el siglo quinto. Hizo hincapié en que los aspectos divino y humano de la naturaleza de Jesús estaban separados. Muchos nestorianos se habían mudado a Persia, donde habían vivido desde entonces. Hulagu, al entrar en Bagdad, les dijo a los nestorianos que se encerraran en su iglesia y les ordenó a sus hombres que no los tocaran. ¿Cuál fue el motivo de este acto de bondad antes del baño de sangre que iba a seguir? Simplemente que la madre de Hulagu y su esposa favorita eran cristianos nestorianos.

Los mongoles ejecutan a notables de Bagdad

Aproximadamente 3.000 de los notables de Bagdad, incluidos funcionarios, miembros de la familia Abbasid y el propio califa, pidieron clemencia. Pero los 3.000 fueron ejecutados sin escrúpulos ...

Con los nestorianos a salvo, Hulagu permitió a su ejército una semana sin restricciones de violaciones, saqueos y asesinatos para celebrar su victoria. Aproximadamente 3.000 de los notables de Bagdad, incluidos funcionarios, miembros de la familia Abbasid y el propio califa, pidieron clemencia. Pero los 3.000 fueron ejecutados sin escrúpulos todos, es decir, excepto el califa. Estuvo prisionero un poco más de tiempo, tal vez en parte para poder ver el alcance total de lo que sucedió en su capital.

Las estimaciones del número de muertos oscilan entre 90.000 en el extremo más bajo y un millón en el otro. Además de ser un número convenientemente redondo, la población de Bagdad era de alrededor de un millón, y el registro histórico nos dice que no todos murieron. Cualquiera que sea el número real, incluía al ejército que se había atrevido a resistir el avance de Hulagu y a los civiles, que no tenían otra opción. Hombres, mujeres y niños hasta bebés en armas fueron pasados ​​por la espada o asesinados a palos. Se mostró poca misericordia a menos que fuera de una muerte rápida en lugar de prolongada.

Muerte de un califa

Según la leyenda, Hulagu encerró al Califa en su propio tesoro, rodeado de su riqueza, y lo dejó solo para morir de hambre. (Imagen: Maître de la Mazarine / Dominio público)

El califa al-Musta & # 8217sim se vio obligado a presenciar estos asesinatos y el saqueo de su tesoro y palacios. Hulagu se burló de él de que, con tanto oro y tantas joyas, le habría ido mejor gastando algunas de estas riquezas en construir un ejército más grande. En cuanto a cómo el califa llegó a su fin, un relato dice que fue encerrado en su tesoro, rodeado de su riqueza y dejado solo para morir de hambre. Por muy colorido que sea este relato, no parece probable, dado el saqueo generalizado que tuvo lugar, ni tampoco está corroborado por ninguna fuente.

Un relato más plausible, según lo informado por varios cronistas, dice así: Hulagu había sido advertido por sus astrónomos de que la sangre real no debería derramarse sobre la tierra. Si lo fuera, la tierra lo rechazaría y seguirían terremotos y destrucción natural. Si consideramos su historial, uno podría pensar que Hulagu no es un hombre especialmente cauteloso. Sin embargo, en este caso, trazó el camino más seguro. El califa fue envuelto en alfombras, que atraparían la sangre derramada, y luego fue pisoteado hasta la muerte por su caballería. Por primera vez desde la muerte de Mahoma, 636 años antes, el Islam no tenía un califa cuyo nombre pudiera citarse en las oraciones del viernes.

Destrucción de la ciudad de Bagdad

Si está buscando un ejemplo de una ciudad arrasada, Bagdad en 1258 sería una buena opción.

Aparte de las bajas humanas, estaba la destrucción de la propia ciudad de 500 años. Se prendieron fuego de modo que el aroma fragante de sándalo y otros aromáticos se percibiera hasta a 30 millas de distancia. Si está buscando un ejemplo de una ciudad arrasada, Bagdad en 1258 sería una buena opción. Después de una semana, Hulagu ordenó a su campamento que abandonara la ciudad y se movió contra el viento, lejos del hedor de los cadáveres en descomposición.

Hulagu dejó Bagdad como una ciudad destruida y despoblada. Incluso si los que quedaron con vida hubieran querido reconstruir, carecían de los números, los recursos y las habilidades para hacerlo. La muerte y la destrucción fueron tales que pasaría más de una década antes de que alguien de Bagdad realizara la hajj peregrinación a la Meca. Al atacar Bagdad, Hulagu también destruyó la red de canales que irrigaban las tierras cultivables de los alrededores. El hambre y la peste siguieron a la horda mongola a Bagdad como a cualquier otro lugar. Sus tácticas de tierra arrasada hacen que sea fácil ver por qué a menudo se les etiqueta con la reputación de ser el más destructivo de todos los grandes imperios.

Preguntas frecuentes sobre el saqueo de Bagdad

Los mongoles saquearon Bagdad porque el califa Al-Musta & # 8217sim se negó a capitular ante los términos de sumisión de Mongke Khan y el uso del ejército de Al-Musta & # 8217sim & # 8217 para apoyar a las fuerzas que luchan en Persia.

Esta historia más común es que Al-Musta & # 8217sim fue envuelto en alfombras y pisoteado hasta la muerte para no derramar sangre, que los supersticiosos mongoles creían que causaría un terremoto.

Los hombres de Hulagu y # 8217 incendiaron la Biblioteca de Bagdad, así como muchos otros lugares notables.

El nieto de Genghis Khan, Berke, fue uno de los primeros gobernantes mongoles en convertirse al Islam, y se debió en gran parte a los esfuerzos de Saif ud-Din Dervish. Otros mongoles se convirtieron por influencia de sus esposas.


Imperio mongol: Chormaquan y la conquista mongol de Oriente Medio

Era 1246, y un monje franciscano llamado John de Plano Carpini, el enviado papal a la corte mongol en Karakorum, estaba sentado escuchando muy atentamente a algunos sacerdotes rusos en la coronación de Güyük Khan. La mente de Carpini absorbió cada detalle mientras los sacerdotes rusos hablaban de los mongoles y las conquistas pasadas, recitando los nombres y ubicaciones de los generales mongoles. Y cuando terminaron de hablar, Carpini había logrado algo asombroso. Había reunido más inteligencia de la que toda la cristiandad había conocido sobre estos misteriosos y aterradores jinetes del este.

De los sacerdotes rusos, se enteró de un general en particular llamado Chormaqan que se había movido contra los países del Medio Oriente, derrotando no solo a los hombres, sino también a los monstruos genuinos. Carpini escribió más tarde que cuando Chormaqan estaba cruzando un desierto se topó con ciertos monstruos, por lo que se nos dijo como cierta verdad, que tenían forma humana, pero solo un brazo con una mano, en el medio del pecho, y una pie, y los dos dispararon con un arco y corrieron a tal velocidad que los caballos no podían seguir su pista, porque corrían saltando sobre un pie y, cuando se cansaron con este método de progreso, entonces corrieron se llevaba bien con las ruedas de los carros girando de pies y manos. Cuando esto los agotó, volvieron a correr como antes. & # 8217 Los sacerdotes rusos también le dijeron a Carpini que después de derrotarlos, Chormaqan envió a varios de los monstruos a Karakorum como enviados para pedir la paz.

Los monstruos pueden haber sido un mito, pero el general mongol de la historia sí existió. Chormaqan Noyan ha alcanzado poca fama de la que ganaron sus compañeros, como Subedei, Muqali y Bayan. Pero no es por falta de logros. La mayoría de las posesiones del imperio mongol en el Medio Oriente fueron adquiridas en el curso de la campaña de 10 años de Chormaqan, pero la mayoría de los historiadores de las conquistas mongolas tienden a centrar su atención en las invasiones de China y Europa.

La primera mención de Chormaqan fue durante la invasión mongola del imperio Khwarazmian en 1219-1221. En un momento de 1221, los hijos de Genghis Khan, Jochi, Chaghatai y Ogedei, después de saquear la ciudad de Urgench, no reservaron una parte del botín para su padre. Esto enfureció mucho al gran khan. Mientras sus hijos se sentaban tímidamente ante el gran líder mongol, él los reprendió por su avaricia y desobediencia. Pocos se atrevieron a hablar abiertamente con Genghis Khan durante sus momentos de ira, pero tres keshik, o guardaespaldas imperial, intervino. Los tres miembros, Qongqai, Qongtaqar y Chormaqan, hicieron una petición a Genghis Khan, diciendo: & # 8216 Como halcones grises que acaban de comenzar a entrenar, los hijos apenas están aprendiendo a emprender una campaña militar, y, en ese momento, los reprende de esa manera. una forma, sin cesar, de desanimar a los hijos. ¿Por qué? Tememos que los hijos, teniendo miedo, se desanimen & # 8217.

Esa demostración de valor y sabiduría impresionó al gran khan. Aunque Chormaqan y sus compañeros guardias obtuvieron un respiro para los tres príncipes, también buscaron algo para ellos. Solicitaron que Genghis Khan les permitiera liderar un ataque contra Bagdad, que se encontraba fuera del reino mongol en ese momento. Genghis Khan lo consideró brevemente y luego otorgó el ascenso a Chormaqan para liderar la campaña, mientras que Qongqai y Qongtaqar permanecerían en el keshik.

Chormaqan Noyan, miembro de la tribu Sunit de los mongoles, se convirtió así en general. Sin embargo, su ejército esperaría nueve años antes de finalmente mudarse. Varios factores pospusieron la campaña. El primer problema que se resolvió fue otra guerra y un vasallo recalcitrante. La guerra había estallado después de que Inaljuq, el gobernador Khwarazmian de Otrar, masacró a una caravana comercial protegida mongola y luego mató a los enviados mongoles cuando exigieron una compensación por el ultraje. Genghis Khan, que ya estaba haciendo campaña contra el reino de Jurchen en el norte de China, rápidamente reunió a otro ejército para atacar a su nuevo oponente. Sin embargo, Iluqu Burkhan, gobernante del reino Tangut de Hsi Hsia, desobedeció la orden del gran khan # 8217 de enviar tropas para la campaña Khwarazmian y su embajador incluso se atrevió a decir: `` Si las fuerzas de Genghis Khan son incapaces de subyugar a otros, ¿Por qué llegó a convertirse en khan? & # 8217 Con la lucha aún en China, Genghis Khan no pudo prescindir de los hombres para someter a los Tangut. En lugar de dejar que los khwarazmianos quedaran impunes, Genghis Khan invadió su tierra y dejó a un lado sus planes de lidiar con su rebelde vasallo para una fecha posterior.

Después de destruir el imperio Khwarazmian, Genghis Khan fue libre de moverse contra Hsi Hsia en 1226. Los ejércitos mongoles devastaron rápidamente el reino, pero antes de la ciudad capital de Ninghsia, la máquina de guerra mongola se estancó y comenzó un largo asedio. Genghis Khan dirigió personalmente la campaña, pero mientras cazaba, el viejo guerrero y el caballo # 8217 se sobresaltaron y lo arrojaron de la silla. Aunque aparentemente ileso al principio, Genghis Khan se fue debilitando cada vez más, probablemente por heridas internas. Murió en 1227, mientras continuaba el sitio de Ninghsia. Su última orden fue que el rey de Hsi Hsia y la población de Ninghsia fueran masacrados. Al final la ciudad cayó y su último pedido se cumplió. No es seguro si Chormaqan estuvo presente durante esta campaña, pero con la muerte de Genghis Khan y # 8217s, ningún general mongol pudo comenzar una nueva campaña hasta haber elegido un nuevo khan en la capital imperial de Karakorum. El sucesor elegido de Genghis Khan & # 8217, Ogedei, uno de sus cuatro hijos principales, no fue entronizado hasta 1229. No fue hasta 1230, cuando el sultán Jalal al-Din, un antiguo némesis de los mongoles, regresó para revivir el poder khwarazmiano en Persia. que Chormaqan finalmente recibió sus órdenes de marcha.

Jalal al-Din había derrotado a las fuerzas mongolas en varias ocasiones durante la guerra de 1219-1221. Sin embargo, después de sufrir una derrota por parte de un ejército dirigido personalmente por Genghis Khan, Jalal al-Din se vio obligado a huir. En 1226, sin embargo, regresó a Persia para revivir el imperio perdido por su padre, Muhammad & # 8216Ala al-Din II. Las fuerzas mongolas enviadas contra él en 1227 fueron derrotadas en Dameghan. Otro ejército que marchó contra Jalal al-Din obtuvo una victoria pírrica en las cercanías de Isfahan, pero no pudo seguir ese éxito.

Creyéndose a sí mismo a salvo de una mayor amenaza de los mongoles, Jalal al-Din intentó forjar un nuevo reino en Irak al-Jami y la región de Transcaucasia. Sin embargo, en Rum, ahora parte de Turquía, fue derrotado por el sultán Ashraf de Alepo y el sultán selyúcida & # 8216Ala al-Din de Rum. Un enviado de los Ismaili Assassins of Persia llegó a Bukhara, donde estaba destinado Chormaqan, y le informó de ese revés, que reveló la debilidad de Jalal al-Din. Con esta información en la mano y el consentimiento de Ogedei para lanzar por fin una campaña, Chormaqan dejó Bukhara al frente de 30 a 50.000 soldados mongoles. Muchos de sus lugartenientes eran comandantes que habían luchado contra Jalal al-Din en 1227 y 1228.

El ejército mongol estaba formado principalmente por arqueros a caballo ligeramente armados pero fuertemente armados. La mayoría de los oficiales eran de etnia mongola, sin embargo, muchos de los miembros de la base eran varios nómadas turcos que se habían convertido en vasallos mongoles. Además de la caballería ligera, había un contingente de soldados de caballería pesada que llevaban lanzas y el arco compuesto preferido por los mongoles. Con un alcance de casi 300 yardas, el arco compuesto permitió a los mongoles librar una batalla de potencia de fuego concentrada, en lugar de un torbellino cuerpo a cuerpo de espadas. Además, cada soldado mongol tenía una cadena de tres a cinco caballos que fueron entrenados para vivir de la tierra en lugar de forraje o grano. Esto permitió a los mongoles mantener su aparentemente infatigable movilidad. Cuando un caballo se cansaba, el soldado simplemente cambiaba de caballo.

Chormaqan no partió de inmediato contra Jalal al-Din. En cambio, ocupó Persia y Khurasan, dos antiguas bases de apoyo de Khwarazmian. Cruzando el río Amu Darya en 1230 y entrando en Kurasan sin encontrar ninguna oposición, Chormaqan lo atravesó rápidamente. Dejó un considerable contingente bajo el mando de Dayir Noyan, quien tenía más instrucciones para invadir el oeste de Afganistán. Chormaqan y la mayoría de su ejército entraron en la sección norte de Persia conocida como Mazandaran en el otoño de 1230. Al hacerlo, evitó la zona montañosa al sur del Mar Caspio. Esa región estaba controlada por los ismaelitas, chiítas y musulmanes conocidos en Occidente como Asesinos. Al proporcionarle a Chormaqan inteligencia sobre la ubicación de Jalal al-Din & # 8217, compraron un respiro del avance mongol.

Al llegar a la ciudad de Rai, Chormaqan hizo su campamento de invierno allí y envió a sus ejércitos para pacificar el resto del norte de Persia.En 1231, dirigió a su ejército hacia el sur y rápidamente capturó las ciudades de Qum y Hamadan. Desde allí, envió ejércitos a las regiones de Fars y Kirman, cuyos gobernantes se sometieron rápidamente, prefiriendo pagar tributo a sus señores mongoles en lugar de ver devastados sus estados. Mientras tanto, más al este, Dayir logró constantemente sus objetivos de capturar Kabul, Ghaznin y Zawulistan.

En ese momento, solo un bastión importante en Persia permanecía fuera del control de los mongoles. Esto fue Isfahan, donde Jalal al-Din una vez entregó 400 prisioneros mongoles a la población para ser torturados y ejecutados. Después de que Chormaqan descubrió que no se podía tomar rápidamente, dejó un fuerte contingente para sitiarlo. Con ese obstáculo neutralizado, luego renovó su avance hacia el oeste.

La conquista de Persia se logró sin la interferencia de su defensor. Jalal al-Din, aunque un gran guerrero, era más un filibustero que un rey. Una vez que los mongoles invadieron Persia, intentó entablar alianzas con muchos de sus antiguos enemigos. Envió emisarios al califa al-Nasir en Bagdad, al sultán ayubí Ashraf en Alepo y al sultán turco selyúcida, & # 8216 Ala al-Din. & # 8216Si me eliminan, no puedes resistirte, & # 8217, escribió desesperado. & # 8216 Soy para ti como el Muro de Alejandro. Que cada uno de ustedes envíe un destacamento con un estandarte para apoyarme, y cuando les llegue la noticia de nuestro acuerdo y acuerdo, se les embotarán los dientes y nuestro ejército estará de buen corazón & # 8217.

Ni los sultanes ni el califa se dejaron llevar por esas palabras. Jalal al-Din había enfurecido a mucha gente durante su reinado. La enemistad entre los califas abasíes y los sultanes Khwarazmian se remonta al reinado del padre de Jalal al-Din & # 8217. Incluso hubo rumores de que el mismo califa había escrito a Genghis Khan, pidiendo ayuda contra el Imperio Khwarazmian. En cuanto a Sultan Ashraf y Sultan & # 8216Ala al-Din, habían derrotado recientemente a Jalal al-Din después de que él invadió sus territorios. Estaban ansiosos por verlo removido.

Con los mongoles ya en control de Persia, Jalal al-Din estaba aislado en Transcaucasia, cuyos ciudadanos ni lo amaban ni lo respetaban. Lo que controlaba era estrictamente a través de la fuerza bruta, sin embargo, a pesar de toda su fanfarronería y destreza, Jalal al-Din estaba aterrorizado por los mongoles que se acercaban. Cuando recibió a un enviado mongol y se enteró de la fuerza de Chormaqan, ejecutó de inmediato al embajador por temor a que sus hombres se enteraran de lo superados en número que estaban.

En ningún momento Jalal al-Din buscó una batalla con los mongoles una vez que su ejército cruzó el Amu Darya, pero eso no desanimó a Chormaqan. Como el sultán no quería ir a recibirlo, envió una fuerza para perseguir al sultán, mientras el resto de su ejército subyugaba a Persia.

Jalal al-Din pasó el invierno en 1230 en los exuberantes pastos de la llanura de Mughan. No esperaba que los mongoles, que pasaron el invierno en Rai, avanzaran contra él. Rápidamente se dio cuenta de su error cuando recibió informes de que se habían visto fuerzas mongoles cerca de Zinjan, a solo cien millas de su campamento. Una vez que llegaron a la ciudad de Sarab, Jalal al-Din decidió retirarse más al norte. Solo cinco días después, los mongoles llegaron a su nuevo campamento y atacaron, pero el frenético Jalal al-Din logró eludir a sus perseguidores. Cuando sus hombres regresaron a su cuartel general para informar sobre la escasa fuga del sultán Khwarazmian, Chormaquan estaba furioso. Según el historiador Juvaini, Chormaqan preguntó a sus oficiales: & # 8216 En el mismo momento en que tal enemigo había perdido su fuerza y ​​los velos de ocultación se habían caído de él, ¿cómo podrían entonces darle un respiro y aflojar la búsqueda? & # 8217

Después de eso, Chormaqan asignó a uno de sus lugartenientes, Taimas, la misión específica de cazar a Jalal al-Din. En 1231, Taimas llevó a sus fuerzas a la llanura de Mughan y luego a Arran. Jalal al-Din intentó eludir a sus perseguidores huyendo al norte hacia Shirvan y luego al sur hacia Azerbaiyán. Taimas no persiguió imprudentemente a su presa, pero se tomó el tiempo para establecer el dominio mongol en partes de Arran. Por lo tanto, el reino de Jalal al-Din se redujo aún más y otra base de apoyo, los pastos vitales de la llanura de Mughan, se cortaron para el sultán. Jalal al-Din huyó a la ciudad de Ganjak, pero nuevamente eso le proporcionó un breve respiro. Cuando se acercaron los soldados de Taimas, el sultán huyó a través de Kurdistán hacia la ciudad de Akhlat. Allí pudo desviar a sus perseguidores, pero en lugar de retirarse, Taimas avanzó hacia el norte hasta Manzikert. Jalal al-Din aprovechó la oportunidad para llevar al resto de sus fuerzas a Amid, donde intentó forjar otra alianza. Al igual que con todas sus propuestas diplomáticas anteriores, fracasó.

Era invierno y Jalal al-Din no creía que los mongoles continuarían su caza hasta la primavera. Por lo tanto, dispersó su ejército principalmente montado, de modo que los pastos disponibles pudieran acomodar a sus caballos. También envió subordinados a informar sobre el paradero de los mongoles y se relajó considerablemente cuando informaron que los mongoles habían regresado a Irak y Persia. Más tarde, cuando se enteró de que habían avistado soldados mongoles en las inmediaciones, lo descartó como un mero rumor. Una noche, mientras el campamento de Jalal al-Din se recuperaba de una noche de libertinaje, las fuerzas de Taimas atacaron. Una vez más, Jalal al-Din logró escapar en medio de la confusión, esta vez solo porque los mongoles vieron a uno de sus comandantes, Orkhon, cabalgando con el estandarte del sultán y lo confundieron con el mismo Jalal-al-Din. Ese descuido se rectificó rápidamente cuando otra fuerza persiguió a Jalal al-Din hacia las montañas Sufaye. Perdieron al sultán Khwarazmian, pero no salió ileso. Mientras viajaba solo, bandidos kurdos lo mataron por su ropa en el invierno de 1231.

Mientras tanto, los mongoles no cesaron en sus ataques contra las fuerzas restantes de Khwarazmian. El contingente mongol que había seguido a Jalal al-Din asaltó los alrededores de Akhlat y Erjish. Otras unidades partieron hacia el sur hacia Mardin, Nusaybin y Khabur. Otros incluso descendieron sobre Irbil antes de regresar a Persia.

Mientras Taimas cazaba al sultán Khwarazmian, Chormaqan continuó expandiendo el control mongol en la región. En 1231, envió un ejército contra la ciudad de Maragha en el lado oriental del lago Urmiya. Resistió y sufrió un destino similar al de otras ciudades que lo hicieron: una vez que cayó, sus habitantes fueron masacrados.

Isfahan siguió siendo la única ciudad persa que resistió a los mongoles, pero estaba aislada. Mientras tanto, Chormaqan había logrado varios objetivos al enviar a Taimas para perseguir al escurridizo Jalal al-Din. Mantener al sultán en movimiento le impidió reunir apoyo. En segundo lugar, Taimas estableció la dominación mongola en algunas de las regiones por las que pasó, lo que impidió que Jalal al-Din volviera en círculos y redujera su territorio con cada día que pasaba. La persecución de Taimas también interrumpió otras regiones por las que cabalgó, sin tomarse el tiempo para conquistarlas, pero dejándolas más susceptibles a los posteriores ataques de los mongoles.

Con Jalal al-Din eliminado y Persia firmemente bajo el control de los mongoles, Chormaqan trasladó al ejército a la llanura de Mughan en 1233. Después de descansar sus fuerzas durante un año y permitir que los rebaños que acompañaban a los ejércitos mongoles recuperaran su fuerza, renovó su ofensiva. En el invierno de 1234, Chormaqan condujo a su ejército a través del río Araxes hacia Arran hacia Ganjak. A pesar de una valiente resistencia, las paredes de Ganjak & # 8217 fueron violadas por catapulta y ariete en 1235.

Al mismo tiempo, otro ejército mongol sitió Irbil. Aunque la ciudad cayó en manos de los mongoles y gran parte de su población fue masacrada, la ciudadela siguió resistiendo. Los mongoles finalmente se retiraron después de que los ciudadanos de Irbil aceptaran enviar un tributo anual a la corte del khan.

Chormaqan luego reunió a sus comandantes en un quriltai o consejo para discutir el resto de la campaña en Armenia y Georgia. Después de que establecieron objetivos específicos, Chormaqan dividió su ejército en varias columnas. Por lo tanto, las fuerzas armenias y georgianas no podrían concentrar sus fuerzas, ya que dejaría a otras regiones vulnerables a las columnas voladoras mongolas. En lugar de lanzar su campaña renovada inmediatamente, Chormaqan esperó hasta 1238, cuando las fuerzas de Batu y Subedei también estaban activas en el norte en la estepa de Kipchak contra las tribus nómadas y los principados rusos.

Una vez que llegó la hora señalada de la invasión, se trasladaron cinco columnas separadas, que constaban de tres cuerpos principales y dos divisiones más pequeñas. Una columna, liderada por Mular, golpeó el valle del río Kura. Chormaqan llevó a su ejército a Armenia, mientras que la tercera columna principal invadió Georgia bajo el mando de Chaghatai Noyan. Los dos contingentes más pequeños, encabezados por Jula y Yissaur, entraron en las regiones de Arran y el este de Armenia.

En 1238, Chaghatai Noyan y su lugarteniente, Toghta Noyan, capturaron a Lorhe, cuyo gobernante, Shahanshah, huyó con su familia antes de que llegaran los mongoles, dejando a la rica ciudad a su suerte. Toghta luego dirigió una división contra Gaian, gobernada por el príncipe Avak. Gaian era una fortaleza de considerable fuerza. Toghta descartó un asalto directo e hizo que sus hombres construyeran un muro a su alrededor, mientras iniciaba negociaciones con el príncipe. Sorprendentemente, cuando los suministros se agotaron en el castillo, los mongoles mostraron clemencia y permitieron que muchos de los sitiados salieran ilesos. Finalmente, Avak se rindió y fue enviado a la sede de Chormaqan & # 8217, luego ubicada en la orilla noroeste del lago Sevan.

Toghta Noyan luego se reunió con su superior, Chaghatai Noyan. Juntos procedieron a capturar Dumanise y Shamshvilde antes de moverse contra Tiflis, la capital de Georgia. Las fortificaciones de Tiflis # 8217 habían sido arrasadas por Jalal al-Din varios años antes y la ciudad aún era indefendible. Cuando los mongoles se acercaron a Georgia, la reina Rusudan huyó hacia el oeste, dejando a un individuo llamado Goj a cargo con órdenes de que, si aparecía el enemigo, incendiara Tiflis, excepto el palacio y el barrio llamado Isann. . & # 8217 Goj, sin embargo, entró en pánico y quemó toda la ciudad. A medida que las fuerzas de Chaghatai subían por el río Kura, más y más nobles georgianos le pedían permiso a Rusudan para someterse. La reina, aunque a salvo en la fortaleza de Kutaise, lo concedió, prefiriendo evitar que sus súbditos sufrieran más devastación.

Mientras completaba su conquista de Georgia, Chormaqan recibió al príncipe Avak en su campamento junto al lago Sevan y aceptó su rendición con la condición de que le rindiera tributo y también participara en la campaña contra sus compatriotas. Avak accedió de inmediato, ya que negarse seguramente habría significado la ejecución. En 1239 Chormaqan, acompañado por Avak, marchó hacia el sur hacia la capital armenia, Ani.

Antes de que llegara el ejército, Chormaqan envió enviados por delante para exigir la rendición de la ciudad. Los ancianos de la ciudad, sin embargo, suplicaron que no podían entregar la ciudad sin el permiso de su gobernante, Shahanshah, que ya estaba huyendo tras el saqueo de Lorhe. Pasaron los días mientras esperaban noticias de su gobernante y la población se agitaba cada vez más. No pasó mucho tiempo antes de que una turba se apoderara de los enviados y los matara, una ofensa imperdonable según la costumbre mongola. El destino de la ciudad ahora estaba sellado.

Chormaqan ordenó que comenzara el asalto. Usando fuego concentrado de numerosas catapultas, se rompieron las paredes. Incluso después de que la ciudad se rindió, los ciudadanos fueron divididos y luego masacrados.

La ciudad vecina de Kars envió rápidamente su sumisión a Chormaqan después de enterarse del destino de Ani. Chormaqan, sin embargo, no estaba de humor para el indulto y ordenó un asalto que rápidamente capturó la ciudad. Sin embargo, Chormaqan no tenía la intención de arrasar todo el país. Una vez completada la conquista, dio órdenes al pueblo de regresar a sus hogares y vivir en paz.

Mientras Chormaqan sometió a Armenia al norte del río Araxes, Mular invadió el centro de Armenia. En 1239 sus fuerzas invadieron el distrito de Shamkor, el reino del príncipe Vahram. El príncipe Vahram tuvo la oportunidad de detener a la vanguardia de Mular, pero no hizo nada y esperó en su fortaleza.

Al llegar a Shamkor, Mular encontró su camino bloqueado por una profunda zanja que rodeaba la ciudad. Ordenó a sus hombres que lo llenaran de fascines. Cuando los defensores los quemaron, Mular ordenó a sus hombres que llenaran sus deels, o las largas túnicas mongoles, con tierra y las arrojaran a la zanja. De esa manera, la zanja se llenó y los mongoles pronto abrieron una brecha en los muros. La población de Shamkor pagó su valiente resistencia al ser masacrada.

Desde Shamkor, Mular irrumpió y se apoderó del príncipe Vahram y las otras fortalezas una por una: Tuerakan, Ergevank, Tavush, Kac & # 8217apet, Kavazin, Gag y Mac & # 8217naberd, todas fueron tomadas por asalto. Ghataghan, el teniente de Mular & # 8217 capturaron a Gardman, Charek, Kedabek y Varsanshod. Con la subyugación completa de su reino, el príncipe Vahram no tuvo más remedio que someterse a los mongoles en 1239.

Una de las fuerzas más pequeñas, liderada por el hermano de Chormaqan, Jula, invadió la región de Karabagh. Después de devastar el campo, se apoderó de Khatchen en 1238. Después de una enérgica defensa en Hohanaberd, el gobernante de la ciudad, Hasan Jalal, se sometió a Jula. El general mongol, aparentemente impresionado por la defensa de Hasan Jalal, aceptó la rendición y, a su vez, aumentó su territorio. A partir de ese momento, Hasan Jelal & # 8217s se salvó de nuevos ataques, bajo las condiciones de que rindió tributo y participó en otras campañas en Asia occidental junto con los mongoles.

El quinto y último cuerpo del ejército mongol, dirigido por Yissaur Noyan, rodeó Hrashkaberd, gobernado por el príncipe Ulikum Orbelean, en 1238. Yissaur pronto se dio cuenta de que no podría tomar la ciudad por la fuerza y ​​recurrió a la diplomacia. Al enviar emisarios a Orbelean, Yissaur presentó dos opciones claras: rendirse o morir de hambre. El príncipe Orbelean aceptó los términos de la rendición y fue recompensado con muchos obsequios y nombramientos como general en las fuerzas mongolas.

En 1240, Chormaqan había completado la conquista de Transcaucasia. Estas tierras serían más tarde la base del posterior Il-Khanate mongol. Aunque los mongoles masacraron muchas ciudades, también aceptaron la rendición de varios príncipes. Estos se unirían más tarde a los mongoles en futuras campañas contra las potencias musulmanas vecinas, como el califato de Bagdad, los turcos selyúcidas y los numerosos principados ayubíes de Siria.

Chormaqan no invadió los reinos que invadió con una irresistible ola de bárbaros, sino a través de la lenta y constante reducción de la resistencia. En Transcaucasia, los mongoles nunca se enfrentaron a sus oponentes en combate abierto, sino que se enfrentaron a largos y arduos asedios en terrenos montañosos y montañosos. Al elegir los meses de verano para hacer campaña, a diferencia de los meses de invierno, cuando los mongoles solían hacerlo, Chormaqan puso a los defensores en una posición más débil. Los veranos son secos y las cosechas no llegaban. Muchas de las fortalezas que los mongoles no capturaron por deficiencias de sus defensores, sino por sed y hambre. Utilizando varias columnas, impidió que los armenios y los georgianos se unieran. Además, promovió la discordia al usar a los príncipes que se sometieron a través de la negociación o al otorgarles territorio por sus servicios.

Algunos cronistas armenios posteriores atribuyeron la victoria de los mongoles a la intervención divina. Según Grigor de Akanc, & # 8216 Los príncipes sabios de Armenia y Georgia se dieron cuenta de que Dios les estaba dando poder y victoria para tomar nuestros países, por lo que se volvieron obedientes a los Tat & # 8217ars, y acordaron darles tributo conocido como mal y t & # 8217agar y salir hacia ellos con su caballería dondequiera que los llevaran. & # 8217 La verdad, sin embargo, era que Chormaqan había conquistado una gran cantidad de territorio para el imperio mongol a través de una campaña sistemática y bien pensada. dignos de la historia & # 8217s mejores estrategas.

La conquista de Armenia y Georgia marcó el final de la brillante carrera militar de Chormaqan. Siguió siendo el gobernador militar de Transcaucasia, aunque Persia pasó gradualmente bajo una administración civil. Según incluso los conquistados, demostró ser un gobernador capaz y justo. Sin embargo, vivió solo dos años después de completar sus conquistas. Más tarde, en 1240, Chormaqan sufrió un derrame cerebral que le privó de la capacidad de hablar y lo dejó paralizado. Su esposa, Altan Khatun, gobernó en su lugar hasta que murió en 1241.

Para ocupar esos puestos, Genghis Khan ordenó que los hijos mayores de sus comandantes de miles vinieran con 10 compañeros y un hermano menor, y que los comandantes de unidades de cien hombres enviaran a sus hijos mayores y cinco compañeros y un hermano menor. Finalmente, los comandantes de 10 enviaron a su hijo mayor, tres compañeros y un hermano menor. La gente común no fue excluida de la keshik. Ellos también podrían enviar a sus hijos a unirse bajo las mismas pautas que los comandantes de 10. De ese grupo, Genghis Khan eligió a los mejores guerreros. Ese arreglo les dio a todos la oportunidad de servir en el keshik, pero también proporcionó al khan rehenes para que pudiera mantener a sus comandantes bajo control, en caso de que surgiera la necesidad.

Timothy M. May escribe desde Stoughton, Wisconsin. Es candidato al doctorado en la Universidad de Wisconsin-Madison, escribe desde Stoughton, Wis. Para obtener más información, recomienda Rene Grousset & # 8217s El Imperio de las Estepas & # 8216Ala al-Din Juvaini & # 8217s La historia del conquistador mundial y David Morgan & # 8217s Los mongoles.

Para obtener más artículos excelentes, asegúrese de suscribirse a Historia militar revista hoy!


Los mongoles destruyeron el imperio islámico abasí

Invasión mongol de China: Wikimedia

La década de 1200 comenzó con un buen aspecto para el mundo islámico. Los cruzados habían sido derrotados y Jerusalén liberada en 1187, los ismaelitas fatimíes finalmente habían sido retirados del hostigamiento del mundo musulmán a mediados del 1100 y había surgido un poderoso Imperio Khwarazmiano en Persia. Sin embargo, todo eso pronto cambiaría cuando los despiadados mongoles se abrieran camino hacia el suroeste de Asia. La destrucción y la devastación que dejaron a su paso apenas se han visto en ningún otro lugar de la historia.

¿Quiénes son los mongoles?

Los mongoles eran una tribu de nómadas del centro y norte de Asia. Vivían en la estepa de esa región, contando con un estilo de vida nómada de constante movimiento como forma de vida. Siempre dependían y estaban apegados a sus caballos, que era su principal medio de transporte. Religiosamente, eran animistas politeístas. Nunca establecieron un imperio grande y organizado, sino que permanecieron como una coalición de tribus al norte de China.

A lo largo de la historia, generalmente estuvieron en guerra con sus vecinos. China al sur, de hecho, construyó la Gran Muralla China durante el reinado del emperador Shi Huang (247-221 a. C.) como un medio para mantener a los mongoles y otros alejados de sus aldeas. Los mongoles también se pelearon con otros grupos tribales en Asia Central, como las tribus turcas y los tártaros.

Genghis Khan

La historia de Mongolia (y del mundo) cambió para siempre durante el gobierno de Genghis Khan. Fue un jefe tribal de los mongoles desde 1206 hasta 1227.Durante su reinado, logró unir a las muchas tribus mongoles junto con numerosas tribus turcas también. Con un grupo grande y unificado, se dispuso a conquistar todas y cada una de las tierras que los jinetes mongoles pudieran alcanzar.

Conquistó la mayor parte del norte de China en la década de 1210. Al hacerlo, destruyó las dinastías Xia y Jin, y conquistó Beijing. También logró conquistar la mayoría de las tribus turcas de Asia Central, conduciendo hasta Persia. Esto lo llevó a enviar ejércitos a Europa del Este también, atacando tierras rusas e incluso las fronteras de los estados alemanes de Europa Central.

Más importante que qué Genghis Khan conquistado fue cómo conquistó. Usó deliberadamente el terror como arma de guerra. Si una ciudad que él estaba asediando se rindió sin luchar, su gente generalmente se salvaría, pero tendría que quedar bajo el control de los mongoles. Si la ciudad luchara contra los mongoles, todos, incluidos los civiles, serían masacrados. Este reinado de terror es una gran parte de por qué fue un conquistador tan exitoso. La gente estaba más dispuesta a rendirse que a sufrir masacres de su mano. Por ejemplo, cuando asedió la ciudad de Herat, en el actual Afganistán, mató a más de 1,600,000 personas.

La invasión del mundo musulmán

Además de algunas redadas y masacres en las fronteras del Islam, Genghis Khan no invadió mucho el mundo musulmán. Bajo su sucesor, Ogedei, el mundo musulmán siguió librándose de la ira de los mongoles. Sin embargo, en 1255 esa paz terminaría. El Gran Khan, Mongke, puso a su hermano Hulagu Khan a cargo de un ejército cuyos objetivos eran conquistar Persia, Siria y Egipto, así como destruir el califato abasí. El objetivo de la campaña parece ser una completa destrucción del Islam. El propio Hulagu incluso tenía un odio muy profundo por todo lo relacionado con el Islam. Gran parte de esto provino de sus asesores budistas y cristianos que influyeron en sus políticas.

El mundo musulmán en ese momento no estaba en condiciones de resistir los ataques de los mongoles. El califato abasí no era más que un caparazón de lo que era antes, sin poder fuera de Bagdad. La mayor parte de Persia estaba desunida ya que el Imperio Khwarazmian se había deteriorado en su mayor parte para entonces. El estado ayubí establecido por Salah al-Din solo controlaba pequeñas partes de Irak y Siria. En Egipto, una revolución reciente derrocó a los descendientes de Salah al-Din y llevó al poder al nuevo sultanato mameluco. Con su ejército gigante de cientos de miles, Hulagu no encontró mucha resistencia.

La destrucción de Bagdad

Bagdad fue establecida en 762 por el califa abasí al-Mansur. A lo largo de su historia, había sido la capital de los musulmanes, así como del mundo en general. Las bibliotecas de Bagdad no tenían rival. La Casa de la Sabiduría, establecida poco después de la construcción de la ciudad, fue un imán para los científicos, pensadores, matemáticos y lingüistas más inteligentes del mundo. Los califas fueron mecenas de la literatura, la ciencia y las artes.

Aunque a mediados de la década de 1200, gran parte del glamour y la importancia de Bagdad habían desaparecido. Los califas eran testaferros más interesados ​​en los placeres mundanos que en servir a Allahu Ta & # 8217ala sirviendo a la gente. El ejército abasí era efectivamente inexistente y solo servía como guardaespaldas del califa. Y los logros científicos del mundo musulmán ahora se centraban en lugares como El Cairo, la España musulmana y la India.

Fue a esta histórica y emblemática ciudad a la que llegaron los mongoles en 1258. Su ejército, estimado en más de 150.000 soldados, se encontraba frente a la ciudad que era solo una sombra de la gran capital del mundo musulmán de los años 800. El asedio comenzó a mediados de enero y solo duró dos semanas. El 10 de febrero de 1258, los mongoles entraron en la ciudad de los califas.

Comenzó una semana completa de pillaje y destrucción. Los mongoles no mostraron discreción y destruyeron mezquitas, hospitales, bibliotecas y palacios. Los libros de las bibliotecas de Bagdad fueron arrojados al río Tigris en tal cantidad que el río se ennegreció con la tinta de los libros. El mundo nunca sabrá realmente el alcance del conocimiento que se perdió para siempre cuando esos libros fueron arrojados al río o quemados.

Sin embargo, más importante que los libros fue la pérdida de vidas. Se estima que entre 200.000 y 1.000.000 de personas fueron masacradas en esa semana de destrucción. Bagdad quedó completamente despoblado e inhabitable. Bagdad tardaría siglos en recuperar algún tipo de prominencia como ciudad importante.

Derrota y secuelas

Después de Bagdad, los mongoles continuaron hacia el oeste. Conquistaron Siria de los ayyubíes, con la ayuda de los armenios y la neutralidad de los cruzados. En Palestina, alcanzaron el alcance de sus conquistas. El nuevo sultanato mameluco de Egipto, bajo el liderazgo de Baibars, derrotó a los mongoles en la batalla de Ain Jalut en 1260. Esto impidió una invasión mongola de las Tierras Santas de La Meca, Medina y Jerusalén. Esto también aseguró la seguridad del único imperio musulmán poderoso que quedaba de la época, los mamelucos.

A pesar de no haber tenido éxito en su intento de destruir el Islam, los mongoles dejaron una profunda cicatriz política, económica y militar en el corazón del mundo musulmán. Se despoblaron regiones enteras. Los canales de riego, los campos de cultivo y la infraestructura económica fueron destruidos sin posibilidad de reparación. Las instituciones políticas, como el califato, que mantuvieron unido al mundo musulmán durante siglos, simplemente fueron abolidas.

El Il-Khanate mongol establecido por los descendientes de Hulagu gobernaría Persia, Irak y Anatolia durante más de 100 años. Durante décadas y siglos, los mongoles en el suroeste de Asia se convirtieron lentamente al Islam y se absorbieron en una cultura persa / turca. Pero no se puede negar el inmenso efecto negativo que los mongoles tuvieron en el mundo musulmán en el siglo XIII.

La invasión de los mongoles es uno de los momentos más desmoralizantes de la historia islámica. La muerte y destrucción de los años 1200 aún no se ha vuelto a ver en el mundo musulmán. El mundo musulmán fue en gran parte incapaz de repeler la invasión mongola debido a la desunión y las débiles instituciones políticas y militares. A lo largo de la historia islámica, la desunión siempre ha llevado a la invasión y la derrota, mientras que la unidad ha llevado a grandes imperios islámicos que beneficiaron al mundo entero.

El artículo de Historia islámica perdida:

Este artículo fue escrito y publicado originalmente en Lost Islamic History.


La caída de los asesinos

El hermano de Mongke Khan, Hulagu, se dispuso a asediar a los Asesinos en su fortaleza principal en Alamut, donde el líder de la secta que ordenó el ataque a Mongke había sido asesinado por sus propios seguidores por embriaguez, y su hijo bastante inútil ahora tenía el poder.

Los mongoles lanzaron todo su poderío militar contra Alamut al mismo tiempo que ofrecían clemencia si el líder Asesino se rendía. El 19 de noviembre de 1256 lo hizo. Hulagu hizo desfilar al líder capturado frente a todas las fortalezas restantes y una por una capitularon. Los mongoles derribaron los castillos de Alamut y otros lugares para que los Asesinos no pudieran refugiarse y reagruparse allí.

Al año siguiente, el exlíder Asesino pidió permiso para viajar a Karakoram, la capital mongol, con el fin de ofrecer su sumisión a Mongke Khan en persona. Después del arduo viaje, llegó pero se le negó audiencia. En cambio, él y sus seguidores fueron llevados a las montañas circundantes y asesinados. Fue el final de los Asesinos.


Ver el vídeo: La fascinante historia del imperio mongol (Diciembre 2021).