Podcasts de historia

Bernard L. Barker

Bernard L. Barker

Bernard Leon Barker nació en La Habana, Cuba, el 17 de marzo de 1917. La familia de su padre era originaria de Rusia. El segundo nombre de Bernard sugiere que su padre simpatizaba con los ideales de la Revolución Rusa. A los 16 años Barker se unió al ABC, grupo revolucionario opuesto al entonces presidente Gerardo Machado Morales. Fue durante este período que adquirió el sobrenombre de "Macho".

Preocupado por estos acontecimientos, el padre de Barker lo envió a vivir a Estados Unidos. En 1935 Barker se convirtió en ciudadano estadounidense pero regresó a Cuba para estudiar en la Universidad de La Habana.

El día después del bombardeo de Pearl Harbor, Barker se convirtió en el primer cubanoamericano en unirse a las fuerzas armadas estadounidenses. Recibió su entrenamiento básico en Tampa antes de mudarse a Houston, donde finalmente se graduó como segundo teniente. Voló misiones de patrulla sobre el Golfo de México antes de ser enviado a Londres para unirse al escuadrón 331 de la 8ª Fuerza Aérea. Durante los meses siguientes sirvió como bombardero a bordo de un B-17 Flying Fortress.

En su duodécima misión el 2 de febrero de 1944, sobre el valle del Ruhr, el avión de Barker fue alcanzado y la tripulación se vio obligada a rescatar. Barker fue capturado y enviado a un campo de concentración llamado "Stalag Luft 1". Dieciséis meses después fue liberado por el Ejército Rojo.

Después de la guerra, Barker regresó a Cuba y se unió a la Policía Nacional. Trabajó como asistente del Jefe de Policía con el grado de sargento. Más tarde fue reclutado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y trabajó para ellos como agente encubierto. También trabajó para la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Cuando Fidel Castro derrocó con éxito a Fulgencio Batista, Barker y su familia se mudaron a Miami (enero de 1960). Barker se convirtió en una figura significativa en la comunidad de exiliados cubanos. Siguió siendo un agente de la CIA y trabajó bajo la dirección de Frank Bender. Más tarde, ese mismo año, Barker fue asignado a trabajar con E. Howard Hunt. El nuevo trabajo de Barker era reclutar hombres para la Brigada 2506. Estos hombres eventualmente participaron en la desastrosa invasión de Cuba por Bahía de Cochinos.

Según el detective de Dallas, Seymour Weitzman, Barker era el hombre en Grassy Knoll que mostraba una identificación del Servicio Secreto y ordenaba a la gente que saliera del área.

En 1972, James W. McCord fue nombrado director de seguridad del Comité para la reelección del presidente (CREEP). Más tarde, ese mismo año, Gordon Liddy presentó al fiscal general de Nixon, John N. Mitchell, un plan de acción llamado Operación Gemstone. Liddy quería un presupuesto de $ 1 millón para llevar a cabo una serie de actividades de operaciones encubiertas contra los enemigos políticos de Nixon. Mitchell decidió que el presupuesto para la Operación Gemstone era demasiado grande. En cambio, le dio 250.000 dólares para lanzar una versión reducida del plan.

Una de las primeras tareas de Liddy fue colocar dispositivos electrónicos en las oficinas de campaña del Partido Demócrata en un bloque de apartamentos llamado Watergate. Liddy quería escuchar las conversaciones de Larry O'Brien, presidente del Comité Nacional Demócrata. Liddy reclutó a McCord para que lo ayudara con esto. El 28 de mayo de 1972, y su equipo, incluido Barker, irrumpieron en las oficinas del DNC y colocaron bichos en dos de los teléfonos.

Se convirtió en el trabajo de Alfred Baldwin escuchar a escondidas las conversaciones telefónicas. Durante los siguientes 20 días, Baldwin escuchó más de 200 llamadas telefónicas. Estos no fueron registrados. Baldwin tomó notas y escribió resúmenes. Baldwin tampoco escuchó todas las llamadas telefónicas. Por ejemplo, comía fuera de su habitación. Cualquier llamada telefónica que tuviera lugar en este momento se habría perdido.

Pronto quedó claro que el error en uno de los teléfonos instalados por James W. McCord no estaba funcionando. Como resultado del error defectuoso, McCord decidió que tendrían que irrumpir nuevamente en la oficina de Watergate. También escuchó que un representante de los Veteranos de Vietnam contra la Guerra tenía un escritorio en el DNC. McCord argumentó que valía la pena ir a ver qué podían descubrir sobre los activistas pacifistas. Gordon Liddy afirmó más tarde que la verdadera razón del segundo robo fue "descubrir lo que O'Brien tenía de naturaleza despectiva sobre nosotros, no para que nosotros le diéramos algo".

E. Howard Hunt se puso en contacto con Bernard Barker y lo invitó a unirse al equipo que irrumpió en la oficina de Watergate. En 1997, Barker dijo El Miami Herald que Hunt "dijo que esto nos pondría en una situación en la que luego podremos pedir ayuda para la libertad de Cuba".

La operación original no tuvo éxito y el 17 de junio de 1972, Barker, James W. McCord, Frank Sturgis, Virgilio González y Eugenio Martínez regresaron a la oficina de O'Brien. Sin embargo, esta vez fueron capturados por la policía. El número de teléfono de E. Howard Hunt se encontró en las libretas de direcciones de los ladrones. Los reporteros ahora pudieron vincular el allanamiento a la Casa Blanca. Bob Woodward, un reportero que trabaja para el El Correo de Washington Un amigo que trabajaba para el gobierno le dijo que los principales asesores del presidente Richard Nixon habían pagado a los ladrones para obtener información sobre sus oponentes políticos.

Carl Bernstein fue a Miami para hablar con el fiscal que había iniciado su propia investigación sobre Watergate. Martin Dardis le dijo a Bernstein que había rastreado el dinero recuperado en Watergate hasta la campaña de reelección de Nixon (CRP). Descubrió que un cheque de $ 25,000 depositado por Barker provenía de Kenneth H. Dahlberg, un hombre de negocios que había estado recaudando fondos para Richard Nixon. Le dijo a Woodward que entregó todo el dinero que recaudó a Maurice Stans, presidente de finanzas de CRP. El 1 de agosto de 1972, el El Correo de Washington Corrió la historia sobre esta conexión entre los ladrones de Watergate y Nixon.

En enero de 1973, Barker, E. Howard Hunt, Virgilio González, Eugenio Martínez, Frank Sturgis, Gordon Liddy y James W. McCord fueron condenados por conspiración, robo y escuchas telefónicas. Después de cumplir 12 meses en prisión, Barker encontró trabajo como inspector de edificios en Miami. Luego se convirtió en consultor de zonificación. En 1983, Barker fue acusado de perjurio en relación con supuestos pagos a los miembros de la Junta de Zonificación de la ciudad, pero luego fue absuelto del delito.

Bernard Leon Barker, que padecía cáncer y problemas cardíacos, falleció en Miami el 5 de junio de 2009.

Los primeros grupos de exiliados fueron en su mayoría miembros del depuesto dictador Fulgencio Batista, seguidos más tarde por personas que habían creído en la revolución y fueron traicionadas, confiscadas sus propiedades y su vida en peligro. Debido a la explosión de disturbios en toda Cuba, pero también en el resto de Centro y Sudamérica en ese momento, la "Base de Operaciones de Miami" de la CIA tenía cientos de agentes, todos bajo el mando de un "Sr. B", cuyo El nombre en clave era Frank Bender.

Uno de los asociados del Sr. B era Eduardo Hamilton, el nombre en clave utilizado por E. Howard Hunt. Bender y Hunt eran veteranos de la OSS y la CIA y eran guerreros fríos experimentados. En 1960, Barker fue asignado a trabajar bajo las órdenes de Hunt, para reclutar y organizar hombres para lo que se convertiría en un entrenamiento de fuerza de invasión del exilio cubano para liberar a Cuba de Castro. El grupo se conocía entonces como la "Brigada 2506". En realidad, lejos de ser un esfuerzo organizado y dirigido por Cuba, estas actividades de capacitación estaban en consonancia con un plan oficial para implementar el "Programa de acción encubierta contra el régimen castrista" de la CIA, que fue aprobado por el presidente Eisenhower el 17 de marzo de 1960.

Para cumplir su misión, Barker tuvo que organizar esta fuerza revolucionaria, con la ayuda de otros, desde cero, introduciendo a la mayoría de los reclutas a una nueva y secreta forma de vida. Por otro lado, también tuvo que educar a los entrenadores y otros agentes estadounidenses en la cultura cubana y el entorno político actual en Miami y en Cuba. No fue fácil reconciliar estas dos culturas, con sus diferentes formas de pensar, en un plan de acción coherente. Barker describió su tarea como la necesidad de convertir a los civiles en soldados y mantener alta la moral y la disciplina en un mundo político cambiante. Un mundo que fue moldeado a diario por los acontecimientos de la época ...

A la brillante luz bronceada de una tarde de Florida, le comenté a Barker que ya habían pasado treinta y siete años desde el desastre de la invasión de Bahía de Cochinos. Antes de que respondiera, pude ver la resignación mezclada con el dolor en su rostro, como recordaba esos días. "Es fácil culparnos (a la CIA) por el fracaso de la invasión, pero el plan original pedía un fuerte apoyo aéreo de las fuerzas armadas de Estados Unidos, que no fue proporcionado. Los" tiramos "a la playa, sin ninguna posibilidad para ganar. Me pregunto si hoy, con mi experiencia, habría seguido órdenes que parecían tan equivocadas ".

Barker continuó hablando pensativo: "Un oficial de inteligencia es una persona de mil cicatrices sangrantes que no puede permitirse el lujo de quejarse o llorar en el camino. A veces la gente piensa que dejamos nuestros corazones en un casillero cuando vamos a trabajar. Muchos personas murieron anónimamente por la causa de la libertad cubana. Muchos jóvenes murieron frente a pelotones de fusilamiento que gritaban "Viva Cristo Rey". Cerca de aquí, en este barrio hay cuatro calles con los nombres de Leo F. Baker, Wade C . Gray, Thomas W. Ray y Riley W. Shamburger. ¿Sabes quiénes son esas personas? ", Me preguntó. "Fueron los cuatro pilotos estadounidenses, todos hombres de la CIA, que cumplieron la promesa que John F. Kennedy y sus entrenadores habían hecho a los invasores. Que el cielo sería suyo, lo que implica una cobertura aérea que nunca se materializó para las tropas terrestres. cuatro hombres murieron en las playas de Bahía de Cochinos entre los hombres que habían entrenado ". Bernard continúa: "Ese gesto, de cierta manera, redimió a Estados Unidos en el nivel operativo de la fallida invasión".

En 1974, Wallace le dijo a United Press International que "esperaba que la investigación de Watergate encontrara al hombre que pagó el dinero para que le dispararan". Wallace dijo más tarde que habló mal, pero dijo en privado a los periodistas que creía que la unidad de plomeros de la Casa Blanca podría haber estado involucrada.

Los archivos de WalShot dicen que Wallace había recibido una carta de Bernard Barker, uno de los hombres atrapados en el robo de Watergate. Se dice que la supuesta carta afirmaba que Bremer fue pagado por G. Gordon Liddy y E. Howard Hunt por dispararle a Wallace. Todos niegan la acusación. Según los archivos de WalShot, el FBI y Barker afirman que la carta es un fraude, y los agentes acusaron al enfermo de Wallace por simpatía para apoyar una tercera carrera a la presidencia.

En 1975, la esposa de Wallace, Cornelia, le dijo a la revista McCall que el FBI instó a Wallace a no presionar sobre el tema. El FBI informó a Wallace el 20 de agosto de 1974 por segunda vez después de negar su solicitud de ver los archivos de WalShot. Pero Cornelia dice que los agentes "no revisaron ningún nuevo desarrollo. Todo lo que querían hacer era asegurarle a mi esposo que Bremer no estaba involucrado en una conspiración".

Cuando el New York Times informó que el agente secreto de Watergate, Hunt, testificó en una audiencia del Senado en Watergate que el asistente de la Casa Blanca, Charles Colson, al escuchar la noticia del tiroteo, inmediatamente le ordenó "sobornar al conserje" o abrir la cerradura de Bremer para averiguar qué tipo de literatura que Bremer leyó, el FBI se enfrentó a la presión pública para reabrir el caso. Los G-men crearon un memorando citando la historia de Hunt como improbable porque Colson calificó la declaración de Hunt como "completamente absurda". Los registros del FBI dicen: "La acusación de que los fontaneros podrían estar involucrados con Bremer parece ser descabellada, ya que tanto el diario de Bremer como nuestra investigación indican que Bremer estuvo acosando activamente al presidente Nixon hasta poco tiempo antes de su decisión de disparar al gobernador Wallace. . "

En medio de esto, un equipo de CBS News proporcionó al FBI un clip de película que mostraba a un hombre parecido a Liddy, de quien CBS supuestamente "llevó a Wallace a la línea de fuego de Bremer". ¿Podría este hombre misterioso ser la misma persona que persiguió a un fotógrafo y pagó $ 10,000 por imágenes invisibles y sin revelar que eran estrictamente de la multitud? Los registros del FBI muestran que esas imágenes nunca fueron buscadas porque no se consideraron importantes.

Independientemente, el FBI le dijo a CBS en 1973 que el hombre misterioso no era Liddy. Aunque admitieron que no tenían idea de quién era, afirmaron que el hombre misterioso solo estaba estrechando la mano de Wallace.

El archivo muestra que el FBI detuvo a Hunt y Colson para un interrogatorio secreto en 1974. Ambos reconocen que tuvo lugar una conversación sobre el apartamento de Bremer, pero niegan que Liddy o la Casa Blanca hayan tenido algún papel en el intento de asesinato. Hunt también le dijo al FBI que nunca habló con Liddy sobre Bremer, aunque Hunt dice en su libro Watergate que sí habló con Liddy al respecto.

En 1974, el FBI concluyó que la explicación de Colson "es directamente opuesta" a la de Hunt, pero no recomendó más investigaciones. El FBI decidió no entrevistar a Bremer sobre la historia porque "no parecería lógico exponer a Bremer a una teoría tan débil". Del mismo modo, no intentaron entrevistar a Liddy, quien le dice a Insight: "Tienes que recordar que no estaba hablando con nadie en ese momento". Cuando se le pregunta si tuvo algún papel en el intento de asesinato de Wallace, Liddy responde: "No". Le dijeron que había páginas sobre el reclamo en los archivos WalShot del FBI, y se quedó estupefacto. "Me parece que estas son acusaciones descabelladas", dice.

Cuando se le pregunta dónde estaba cuando le dispararon a Wallace, Liddy responde: "No lo recuerdo. ¿Qué dice en mi libro?" Su libro, Will, solo dice que Liddy estaba leyendo el Miami Herald al día siguiente. Dos décadas después, la historia de Colson cambia. Él ha admitido públicamente haber ordenado el robo de Bremer, pero le dijo a Seymour Hersch en 1993 que lo canceló.

Incluso cuando Nixon describía públicamente el tiroteo como "sin sentido y trágico", estaba alentando en privado un robo de Bremer. "¿Es de izquierda, de derecha?" Nixon pregunta unas cinco horas después del tiroteo, según una cinta de "abuso de poder" de Nixon recientemente publicada y revisada por Insight. Colson responde: "Bueno, creo que será un izquierdista cuando terminemos". Nixon se ríe y dice: "Bien. Sigue así, sigue así"

"Sí, solo deseo, Dios, que antes hubiera pensado en plantar un poco de literatura. Puede que sea un poco tarde, aunque tengo una fuente que tal vez ...", dice Colson en la cinta. . "Bien", responde Nixon. Y Colson responde: "Podrías pensar en eso. Quiero decir, si lo encuentran cerca de su apartamento. Eso sería útil".

Todo esto puede referirse a otro robo de tercera categoría que nunca se materializó. ¿O lo hizo? Se encontró una publicación de Black Panther en el apartamento de Bremer, según el registro de inventario de WalShot. Pero cuando en 1974 el Los Angeles Times preguntó si el FBI encontró una publicación de Black Panther, el FBI mintió y dijo que no.

Nixon podría haberse reído de eso. Pero Wallace rió el último. Las cintas de Watergate muestran que el 23 de julio de 1974, después de enterarse de que perdería a los tres Dixiecrats en el Comité Judicial, Nixon le pidió a Wallace que ejerciera presión política en su nombre. Cuando Wallace se negó, Nixon se dirigió al jefe de gabinete de la Casa Blanca, Alexander Haig, y le dijo: "Bueno, Al, ahí va la presidencia".

Abril de 1961 comenzó con expectativas duales y antagónicas. En Washington, la Casa Blanca estaba llena de dudas, vacilante y con un presidente hablando del "problema de la eliminación" si se cancelaba la invasión. Estaba obsesionado con la idea de que Estados Unidos no debería aparecer envuelto en esta aventura. Por otro lado, en los campos de entrenamiento de Guatemala, los posibles invasores, los líderes militares y políticos y el personal de campo de la CIA se mantuvieron en la oscuridad sobre el desastre que se avecinaba.

¿Estados Unidos podría negar su participación en la operación? La respuesta es un rotundo no. Las principales organizaciones de noticias de Washington y Nueva York estaban al tanto de los preparativos en Guatemala. En Miami se hablaba de ello en bares y oficinas de organizaciones de exiliados. No había forma de que se pudiera organizar el reclutamiento, entrenamiento y suministro de armas para 1.400 cubanos sin la participación y el control de los Estados Unidos.

El presidente Kennedy vio solo dos opciones: cancelar la invasión o seguir adelante. La cancelación implicaba un "problema de eliminación", ¿qué hacer con los invasores? Mantenerlos en Guatemala y anunciar que la invasión había sido pospuesta o cancelada era una invitación a un motín y una posible guerra entre los frustrados invasores y las fuerzas armadas guatemaltecas. Disolver la fuerza y ​​enviar a los hombres a Estados Unidos era un riesgo político y militar que nadie quería afrontar. La otra opción era seguir adelante con la invasión y asegurarse de que fuera una carta ganadora. Es más fácil justificar una victoria que una derrota. La Casa Blanca eligió la opción de invadir pero no con la resolución y voluntad de ganar a toda costa. Fue una fuerza expedicionaria enviada al campo de batalla para "derretirse" y desapareció en la jungla: no aterrizaron fueron "arrojados" a un pantano. Este inexplicable acto de suicidio político acuñó una frase: el "fiasco" de Bahía de Cochinos.

Este acto de absurdo político y militar ha sido explicado muchas veces como traición a la CIA, ineptitud del Pentágono y excusas similares. Pero hasta ahora muy pocos han explicado que fue la política exterior en su estado más desastroso llevada a cabo por asistentes presidenciales fríos, cínicos e incompetentes cuya principal tarea era proteger el capital político del jefe (John F. Kennedy) no el prestigio de el país o la vida de las personas que participaron en la invasión.

También hay un apoyo persuasivo para la "tesis del dumping" en "A Thousand Days", el libro ganador del Premio Pulitzer de Arthur Schlesinger Jr. Schlesinger presenta un vívido relato de la indecisión del presidente Kennedy sobre la cuestión de cuánto y cuándo brindar apoyo Brigada. También documenta la obsesión dentro de la Casa Blanca por evitar cualquier indicio de participación de Estados Unidos en el asunto de Bahía de Cochinos.

"El 17 de abril de 1971 (el décimo aniversario de la invasión de Bahía de Cochinos). Llegué a casa y encontré un mensaje en la puerta de la casa. El mensaje era de E. Howard Hunt y decía: Si eres el mismo Barker, Una vez conocí, nos vemos en., firmó Eduardo. Nos conocimos y hablamos de los viejos tiempos y recordamos amigos en común. Hunt me dijo que ahora estaba trabajando en Washington, en la Casa Blanca, y necesitaba mi ayuda para un proyecto grande e importante.

Sin preguntarle la naturaleza del proyecto le dije que podía contar conmigo. Estaba muy emocionado pensando que la lucha contra Castro continuaba. Llevaba mucho tiempo esperando este momento, siendo reactivado para comenzar de nuevo la pelea en Cuba ".

Sin embargo, lo que Hunt tenía en mente no estaba directamente relacionado con Cuba. Su tarea era detener el flujo de filtraciones a la prensa provenientes de personas en puestos gubernamentales sensibles.Se sospechaba que algunos de los filtradores se oponían a la guerra de Vietnam. Hunt habló con Barker sobre un plan integral destinado a reforzar la seguridad en diferentes niveles del gobierno. La tarea inmediata fue detener las filtraciones a la prensa. El trabajo requirió de personas dispuestas a trabajar en absoluto secreto y con una lealtad indiscutible al país. Hunt le preguntó a Barker si podía reclutar ayuda entre los ex agentes cubanos de la CIA en Miami. Barker respondió con un inequívoco "sí".

Durante la conversación, Barker le preguntó a Hunt para cuál de las agencias de inteligencia iban a trabajar. Hunt respondió que "esta vez la CIA y el FBI están trabajando para nosotros. Lo que está pasando está afectando directamente la seguridad del país". Barker dijo que su impresión era que íbamos a trabajar directamente para el Consejo de Seguridad Nacional. Señaló que nunca tuvo ninguna duda sobre la legitimidad de su trabajo posterior para Hunt.

Hunt invitó a Barker y sus hombres a unirse al equipo de "Plomeros". Este grupo se reunió en secreto para detener las filtraciones del gobierno. "Recluté a los hombres y comencé la capacitación", dijo Barker, "y nuestro primer trabajo estaba relacionado con Ellsberg". Hunt le explicó a Barker que tenía que obtener un perfil psicológico de Ellsberg de la CIA pero se habían negado a hacerlo, basándose en que era ciudadano estadounidense. Hunt insistió en que había que hacer el perfil y finalmente con la ayuda de la Casa Blanca, obtuvo dos perfiles de Ellsberg. Por lo que Hunt aprendió de los perfiles, decidió seguir adelante con los psiquiatras de Ellsberg en California. Hunt tenía sus dudas sobre Ellsberg: podía ser un patriota, un patriota descarriado o un agente doble.

En 1971, Daniel Ellsberg, un analista de defensa, había filtrado los Papeles del Pentágono al New York Times: 47 volúmenes (7.000 páginas) de la historia ultrasecreta de la participación de Estados Unidos en Vietnam. Hunts había decidido que el equipo de fontaneros debería irrumpir en la oficina del psiquiatra de Ellberg en busca de información para desacreditar al filtrador.

Más tarde, se asignó a los fontaneros para irrumpir en el Watergate para registrar las oficinas del Comité Nacional Demócrata. ¿Qué ibas a buscar?

Barker respondió: "La forma en que se me presentó fue que habían recibido información de diferentes fuentes, incluida la inteligencia británica, de que Castro había contribuido con dinero a George Mc Govern a través de varias organizaciones radicales, tal vez incluidas las Panteras Negras. Nuestro trabajo era encontrar prueba de la participación cubana ".

¿No salió nada bueno del Watergate? Barker me miró durante unos segundos y miró sus manos mientras comenzaba a hablar. Sus palabras fueron claras y deliberadas, bien pronunciadas. Mi pregunta estaba en español pero me respondió en inglés: "Es difícil cuantificar o matizar todo el asunto. El escándalo de Watergate significó muchas cosas para mucha gente, para los cubanoamericanos que participaron en la operación fue una oportunidad para volver atrás". a la batalla. Obviamente, nos engañaron por completo. Recuerdo que escribiste una vez: los estadounidenses saben morir con las botas puestas pero no con la boca cerrada. Bueno, ese no fue nuestro caso. No abrimos la boca. No puedo hablar en nombre de los estadounidenses o de los cubanos. Hablo por mí mismo. Algo muy bueno que salió de todo esto fue una mirada muy crítica a nuestro sistema de gobierno. El presidente de este país era demasiado poderoso, la CIA era demasiado poderosa, la el poder legislativo no observó al ejecutivo lo suficientemente de cerca. Quizás las consecuencias no deseadas de Watergate fueron una mayor responsabilidad y la restauración de controles y equilibrios. No todo fue malo ".

Una de las cosas que siempre me ha intrigado es la gran cantidad de errores que se cometieron durante la operación de Watergate. Esto contrasta directamente con otras campañas de trucos sucios de Nixon. Algunas personas han especulado que había personas dentro de la operación que querían hacerle daño a Nixon. Pensé que sería una buena idea enumerar estos 24 "errores" para ver si podemos identificar a estas personas. ¿Podría haber sido Bernard Barker?

(1) El dinero para pagar la operación de Watergate provino de CREEP. Habría sido posible haber encontrado una manera de transferir este dinero a los ladrones de Watergate sin que se pudiera rastrear hasta CREEP. Por ejemplo, vea cómo Tony Ulasewicz obtuvo su dinero de Nixon. Como asesor del Comité de Finanzas para la Reelección del Presidente, Gordon Liddy, adquirió dos cheques por valor de 114.000 dólares. Este dinero provino de una contribución corporativa estadounidense ilegal lavada en México y Dwayne Andreas, un demócrata que era un partidario secreto de Nixon. Liddy le entregó estos cheques a E. Luego se los entregó a Bernard Barker, quien los ingresó en su propia cuenta bancaria. De esta manera fue posible vincular a Nixon con un ladrón de Watergate.

(2) El 22 de mayo de 1972, James McCord reservó a Alfred Baldwin ya él mismo en el Howard Johnson Motor Inn frente al edificio Watergate (habitación 419). La habitación estaba reservada a nombre de la empresa de McCord. Durante su estancia en esta habitación, Baldwin hizo varias llamadas telefónicas de larga distancia a sus padres. Esta información se utilizó más tarde durante el juicio de los ladrones de Watergate.

(3) En la víspera del primer robo de Watergate, el equipo se reunió en la sala continental del Howard Johnson Motor Inn. La reserva se realizó en la papelería de una firma de Miami que incluía a Bernard Barker entre sus directores. Una vez más, esto fue fácilmente rastreable.

(4) En el primer robo de Watergate, el objetivo era la oficina de Larry O’Brien. De hecho, entraron en la oficina de Spencer Oliver, el presidente de la asociación de presidente del estado demócrata. Se colocaron dos bichos en dos teléfonos para grabar las conversaciones telefónicas de O’Brien. De hecho, O'Brien nunca usó este teléfono de oficina.

(5) E. Howard Hunt estuvo a cargo de fotografiar documentos encontrados en las oficinas del DNC. Se suponía que los dos rollos de película serían revelados por un amigo de James McCord. Esto no sucedió y, finalmente, Hunt llevó la película a Miami para que Bernard Barker se ocupara de ella. Barker los hizo desarrollar por Rich's Camera Shop. Una vez más, los conspiradores estaban proporcionando evidencia de estar involucrados en el robo de Watergate.

(6) Las impresiones reveladas mostraban manos enguantadas sujetándolas y una alfombra peluda en el fondo. No había alfombra de pelo largo en las oficinas del DNC. Por lo tanto, parece que los documentos del Partido Demócrata deben haber sido sacados de la oficina para ser fotografiados. McCord afirmó más tarde que no puede recordar los detalles de la fotografía de los documentos. Liddy y Jeb Magruder los vieron antes de que los pusieran en el escritorio de John Mitchell (fueron destrozados durante la operación de encubrimiento).

(7) Después del robo, Alfred Baldwin y James McCord se mudaron a la habitación 723 del Howard Johnson Motor Inn para tener una mejor vista de las oficinas del DNC. Se convirtió en el trabajo de Baldwin escuchar las llamadas telefónicas. Cualquier llamada telefónica que tuviera lugar en este momento se habría perdido.

(8) Pronto quedó claro que el error en uno de los teléfonos instalados por McCord no funcionaba. Como resultado del error defectuoso, McCord decidió que tendrían que irrumpir en la oficina de Watergate. También escuchó que un representante de los Veteranos de Vietnam contra la Guerra tenía un escritorio en el DNC. Más tarde, Liddy afirmó que la verdadera razón del segundo robo fue "descubrir lo que O'Brien tenía de naturaleza despectiva sobre nosotros, no para que pudiéramos obtener algo sobre él".

(9) Liddy condujo su distintivo Jeep verde impulsado por Buick hacia Washington la noche del segundo robo de Watergate. Un policía lo detuvo después de saltar un semáforo en amarillo. Lo dejaron salir con una advertencia. Estacionó su auto justo afuera del edificio Watergate.

(10) Los ladrones se encontraron en la habitación 214 antes del robo. Liddy le dio a cada hombre entre $ 200 y $ 800 en billetes de $ 100 con números de serie cerrados en secuencia. McCord distribuyó seis walkie-talkies. Dos de estos no funcionaron (baterías agotadas).

(11) McCord pegó con cinta adhesiva las puertas de las escaleras del sexto, octavo y noveno piso y la puerta del nivel del garaje. Más tarde se informó que la cinta en la cerradura del nivel del garaje había desaparecido. Hunt argumentó que un guardia debió haber hecho esto y sugirió que la operación debería ser abortada. Liddy y McCord argumentaron que la operación debe continuar. McCord luego regresó y volvió a pegar con cinta adhesiva la puerta del nivel del garaje. Más tarde, la policía señaló que no había necesidad de pegar la puerta con cinta adhesiva, ya que se abría por ese lado sin llave. La cinta solo sirvió como señal para la policía de que se había producido un allanamiento.

(12) McCord afirmó más tarde que después del robo quitó la cinta adhesiva de todas las puertas. Esto no era cierto y poco después de la medianoche, el guardia de seguridad, Frank Wills, descubrió que varias puertas habían sido pegadas con cinta adhesiva para permanecer abiertas. Se lo contó a su superior, pero no fue hasta las 1.47 a.m. que notificó a la policía.

(13) Los ladrones escucharon pasos que subían por la escalera. Bernard Barker apagó el walkie-talkie (hacía un ligero ruido). Alfred Baldwin estaba viendo los eventos desde su habitación de hotel. Cuando vio a la policía subir los escalones de la escalera, envió una advertencia por radio. Sin embargo, como se apagó el walkie-talkie, los ladrones no se enteraron de la llegada de la policía.

(14) Cuando fue arrestado, Bernard Barker tenía la llave del hotel en el bolsillo (314). Esto permitió a la policía encontrar material rastreable en la habitación del hotel de Barker.

(15) Cuando Hunt y Liddy se dieron cuenta de que los ladrones habían sido arrestados, intentaron sacar material rastreable de su habitación de hotel (214). Sin embargo, dejaron un maletín que contenía $ 4,600. El dinero estaba en billetes de cien dólares en números de serie secuenciales que se vinculaban al dinero encontrado en los ladrones de Watergate.

(16) Cuando Hunt llegó a la habitación del hotel de Baldwin, llamó por teléfono a Douglas Caddy, un abogado que había trabajado con él en Mullen Company (una organización fachada de la CIA). Baldwin lo escuchó hablar sobre dinero, fianzas y fianzas.

(17) Hunt le dijo a Baldwin que cargara la camioneta de McCord con el equipo del puesto de escucha y el archivo Gemstone y lo llevara a la casa de McCord en Rockville. Sorprendentemente, el FBI no ordenó un registro en la casa de McCord y, por lo tanto, no descubrieron el contenido de la camioneta.

(18) Era de vital importancia lograr la liberación de McCord de la prisión antes de que se descubrieran sus vínculos con la CIA. Sin embargo, Hunt o Liddy no intentaron ponerse en contacto con personas como Mitchell que podrían haber organizado esto a través de Robert Mardian o Richard Kleindienst. Más tarde, Hunt culpó a Liddy por esto, ya que asumió que habría telefoneado a la Casa Blanca o al Departamento de Justicia, quienes a su vez se habrían puesto en contacto con el jefe de policía de DC para que liberaran a los hombres.

(19) Hunt fue a su oficina de la Casa Blanca, donde colocó una colección de materiales incriminatorios (equipo electrónico de McCord, libretas de direcciones, cuadernos, etc.) en su caja fuerte. La caja fuerte también contenía un revólver y documentos sobre los memorandos de Daniel Ellsberg, Edward Kennedy y el Departamento de Estado. Hunt volvió a llamar a Caddy desde su oficina.

(20) Liddy finalmente se pone en contacto con Magruder a través de la centralita de la Casa Blanca. Esto se usó más tarde para vincular a Liddy y Magruder con el robo.

(21) Más tarde, ese mismo día, Jeb Magruder le dijo a Hugh Sloan, el tesorero de la FCRP, que: “Anoche atraparon a nuestros muchachos. Fue mi error y usé a alguien de aquí, algo que les dije que nunca haría ".

(22) La policía tomó una libreta de direcciones de Bernard Barker. Contenía la anotación "WH HH" y el número de teléfono de Howard Hunt.

(23) La policía tomó una libreta de direcciones de Eugenio Martínez. Contenía la notación “H. Hunt WH ”y el número de teléfono de Howard Hunt. También tenía un cheque por $ 6.36 firmado por E. Howard Hunt.

(24) Alfred Baldwin le contó su historia a un abogado llamado John Cassidento, un firme partidario del Partido Demócrata. No se lo dijo a las autoridades, pero pasó esta información a Larry O’Brien. Los demócratas ahora sabían que personas como E. Howard Hunt y Gordon Liddy estaban involucradas en el robo de Watergate.

Varias personas parecen haber cometido muchos errores. Los mayores infractores fueron Hunt (8), McCord (7), Liddy (6), Barker (6) y Baldwin (3). Los errores de McCord fueron los más graves. También fue el primero en confesar lo ocurrido en Watergate.

En el transcurso de una carrera larga y colorida, Barker también fue uno de los líderes del fallido intento de la CIA de invadir Cuba en Bahía de Cochinos en 1961.

Sufría de cáncer y problemas cardíacos, dijo la agencia de noticias AP.

El robo de Watergate desató uno de los escándalos políticos más grandes de Estados Unidos, derrocando al entonces presidente Richard Nixon.

Un vistazo rápido al CV del operativo de la CIA nacido en Cuba es como dar un paseo por algunas de las operaciones encubiertas más controvertidas en la historia estadounidense de fines del siglo XX, dice Emilio San Pedro de la BBC.

No solo fue uno de los líderes de los intentos de la CIA de invadir Cuba en 1961, sino que los teóricos de la conspiración estadounidenses a menudo discutieron su nombre como que jugó un papel en el asesinato de John F.Kennedy, supuestamente en venganza por su incapacidad para apoyar plenamente la invasión de Bahía de Cochinos.

Pero era más conocido por ser uno de los cinco hombres que irrumpieron en la sede del Partido Demócrata en 1972 en el edificio Watergate en Washington, DC, a instancias del entonces presidente Nixon.

Los hombres intentaban colocar escuchas telefónicas para espiar al oponente demócrata de Nixon, un evento que finalmente llevó a que el otrora popular presidente renunciara en desgracia dos años después.

En sus últimos años, Barker no se disculpó por su participación en el escándalo de Watergate, por el que solo cumplió poco más de un año en prisión.

Como activista anticomunista, dijo que seguía convencido de que Nixon era "uno de los mejores presidentes" que jamás haya tenido Estados Unidos.

Barker fue uno de los cinco hombres que irrumpieron en el edificio Watergate en Washington el 17 de junio de 1972. Un guardia de seguridad notó un trozo de cinta adhesiva que usaron los ladrones para cubrir la cerradura de la puerta de una escalera, lo que puso en marcha eventos que se derrumbarían. Presidencia de Richard M. Nixon.

Barker y tres de los otros fueron reclutados en Miami por el agente de la CIA E. Howard Hunt, con quien habían trabajado una década antes en la invasión de Bahía de Cochinos. El quinto ladrón era un consultor de seguridad para la campaña de Nixon. Estaban tratando de plantar una intervención telefónica para recopilar información sobre el oponente demócrata de Nixon en las próximas elecciones presidenciales, George McGovern.

Si bien la atención nacional se desvaneció de los ladrones en las últimas décadas, su acción nunca fue olvidada. Barker lamentó la infamia de su crimen en una entrevista de 1997 con The Associated Press.

"Creo que es hora de que la gente se olvide de todo", dijo Barker en ese momento. "Fue una época triste".

Aún así, Barker dijo que no se arrepiente del robo. Cumplió poco más de un año en prisión por su papel y luego trabajó para la ciudad de Miami.

El asunto Watergate hizo que Barker fuera conocido en la comunidad cubana anticastrista de Miami, donde se mantuvo firme en su propia aversión al dictador a lo largo de los años, dijo su hija, Marielena Harding.

"Su lucha por la verdadera libertad continuó hasta el final, y lamentó no haber podido nunca ver a Cuba libre", dijo Harding.

Bernard Leon Barker fue un héroe para muchos, primero como piloto de la Segunda Guerra Mundial y prisionero de guerra, luego como agente de la CIA que trabajaba para derrocar a Fidel Castro. Pero es mejor recordado como un "plomero" de la Casa Blanca: uno de los ladrones cuyo robo ayudó a derrocar a un presidente de Estados Unidos.

Murió el viernes en el Centro Médico de la Administración de Veteranos en Miami a los 92 años.

Su única hija, Marielena Harding de Miami Lakes, dijo que la causa era cáncer de pulmón. Había estado viviendo en Westchester con su cuarta esposa, Dora Maria Barker.

Barker, apodado "Macho" cuando era un bebé, era un protegido del fallecido E. Howard Hunt, el cerebro de la CIA que planeó las operaciones de Bahía de Cochinos y Watergate.

El primero no logró derrocar a Castro en 1961. El segundo obligó al presidente Richard Nixon a dejar el cargo en 1974.

Los teóricos de la conspiración han implicado durante mucho tiempo a Barker en el asesinato del presidente John F. Kennedy, quien sancionó la invasión de Bahía de Cochinos y luego retiró el apoyo aéreo, condenando la misión.

"No es cierto", dijo su hija. "Pero siempre sospechó que Castro estaba involucrado".

Barker organizó una fuerza de exiliados cubanos en Miami conocida como Brigada 2506 para el intento de derrocamiento. Aterrizó en una playa al sureste de La Habana el 17 de abril de 1961, bajo un intenso fuego y sufrió pérdidas masivas.

Barker voló con José Miró Cardona, quien se convertiría en presidente provisional en caso de que Fidel Castro fuera derrocado, dijo Harding. Derrotado pero ileso, Barker y Cardona regresaron a Miami.

'' Cuando era obvio que no había una Cuba libre, [Barker] se convirtió. .un corredor de bienes raíces y le estaba yendo bastante bien '', dijo Harding.

Una década más tarde, Hunt resurgió en su vida, proponiendo una asignación en Washington.

Howard le envió una pequeña nota diciendo: 'Si sigues siendo el mismo Macho que siempre conocí. . '' ', Dijo Harding.

Barker, con Frank Sturgis, Virgilio González, Eugenio Martínez y James McCord, fue sorprendido irrumpiendo en la sede del Comité Nacional Demócrata en el complejo de Watergate el 17 de junio de 1972. Trabajaban para la Unidad de Investigaciones Especiales de la Casa Blanca de Nixon, pagado por el Comité de Reelección del Presidente (CREEP).

Se les llamó los "fontaneros" porque habían sido contratados para tapar las filtraciones de información de la Casa Blanca a sus enemigos.

En 1997, Barker dijo El Miami Herald que Hunt, fallecido en 2007, "dijo que esto nos pondría en una situación en la que luego podremos pedir ayuda para la libertad de Cuba".

Los cinco que irrumpieron en el Watergate, junto con Hunt y el abogado general de CREEP G. Gordon Liddy, se declararon culpables de escuchas telefónicas, instalación de equipos de vigilancia electrónica y robo de documentos. Se enfrentaron a sentencias de 40 años.

Barker sirvió casi 18 meses en el Instituto Correccional Federal en Danbury, Connecticut, y en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en Pensacola.

Después de su liberación en 1974, trabajó como inspector de edificios en Miami, pero fue despedido por holgazanear en el trabajo. En 1983, Barker fue acusado de perjurio en relación con supuestos pagos a los miembros de la Junta de Zonificación de la ciudad. Fue absuelto en el juicio.

Bernard Barker era hijo de estadounidenses que vivían en Cuba. Se cree que fue la primera persona de Cuba en alistarse en el ejército de los Estados Unidos después de Pearl Harbor.

Bombardero en una Fortaleza Voladora B-17, fue derribado sobre Alemania a principios de 1944 y fue retenido como prisionero de guerra durante casi 18 meses.

En julio de 1945 se casó con Clara Elena Fernández, hija de un destacado editor de un periódico de La Habana. Todavía en los EE. UU.Fuerza Aérea, fue enviado a Jamaica, donde nació Marielena en 1947.

Barker se unió a la policía nacional cubana, luego al FBI y, después de que Fidel Castro asumió el poder, a la CIA. Trasladó a su familia a Miami en 1960.

Su padre vivió dos vidas, dijo Marielena: "una antes de Watergate, otra después". La primera, dijo, era "una vida familiar normal". La segunda: "un desastre para todos los que lo rodeaban ...

"Mi madre armó un grupo muy grande donde todos los cubanos que conocían a mi padre dieron la escritura de sus casas como garantía de los bonos".

Su papel en Bahía de Cochinos convirtió a Barker en un héroe en la comunidad del exilio. Su papel en Watergate lo convirtió en una celebridad de otro tipo.

"Dondequiera que iba en Miami, las mujeres lo perseguían", dijo su hija. Dejó a su esposa, que murió el año pasado, y se volvió a casar tres veces.

Barker vivía tranquilamente en una casa que pertenece a su hija. Pasó sus días haciendo crucigramas, "caminando en su andador", escuchando música cubana y jugando al solitario en su computadora, que no tiene acceso a Internet.

Sobrevivió a todos los hombres que irrumpieron en el Watergate, excepto a Martínez, que vive en Miami.

Una procesión fúnebre saldrá de la Funeraria Bernardo García, 8215 Bird Rd., A la 1 p.m. Sábado para la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, 4801 W. Flagler St., donde se celebrará la Misa a la 1:30 p.m. El internamiento sigue en Graceland Park Cemetery, 4420 SW Eighth St., Coral Gables.

Bernard Barker, quien murió a los 92 años de cáncer de pulmón, fue arrestado escondido debajo de un escritorio, con $ 2,500 en billetes nuevos de $ 100 en su bolsillo. Cubanoamericano, él, al igual que los otros tres cómplices de McCord, era un veterano de la invasión de Bahía de Cochinos patrocinada por la CIA, representante de los oscuros lazos a los que Nixon, en sus infames cintas del Despacho Oval, se refirió a "toda Bahía de Cochinos". cosa".

Trabajando para la CIA bajo el mando de E Howard Hunt, Barker organizó una brigada de exiliados cubanos para la desafortunada invasión de 1961 destinada a derrocar a Fidel Castro. A raíz de su fracaso, la falta de apoyo del presidente John Kennedy enfureció a la comunidad de exiliados cubanos, y a menudo se cita como un posible motivo detrás de su asesinato en 1963. Muchas teorías de conspiración vinculan a Barker con el asesinato: fue acusado por al menos un detective de la policía de Dallas de haber sido el hombre en la loma cubierta de hierba que mostraba credenciales del servicio secreto y mantenía al público alejado del lugar que algunos creen que escondió al pistolero que disparó el tiro fatal. . Barker desestimó tales afirmaciones, insistiendo en que Castro estaba detrás del asesinato de Kennedy.


Travis Barker está tocando el renacimiento de la Generación Z del pop-punk

La columna vertebral de blink-182 interpreta al novio de Kourtney Kardashian y el mentor musical de las estrellas de TikTok, lo que marca el comienzo de un regreso punk. ¿Supongo que esto es crecer?

Bienvenido al parque de atracciones Travis Barker, donde puedes dar un paseo con Machine Gun Kelly, aprender bailes de TikTok con Jxdn y visitar la cabina de besos con Kourtney Kardashian.

Para el baterista de toda la vida de blink-182, el pop-punk reina como si fuera 2000 de nuevo. Excepto que en realidad lo es. Los Uggs han vuelto. Un mono de Juicy Couture es elegante. Y Barker de alguna manera ha entrado en el centro de atención (¡de nuevo!) Como el baterista más popular de la música.

El show de Travis, Travis y Travis

Analicemos el Travaissance y sus actores clave.

  • Barker está saliendo con una estrella de telerrealidad Kourtney Kardashian. No es una gran sorpresa que Barker, de 45 años, esté viendo a la hermana mayor de las Kardashian, de 41. Son vecinas y operan en la misma escena social. (Barker salió con el cantante Rita Ora en 2015, quien una vez estuvo vinculado sentimentalmente con el hermano de Kourtney, Rob Kardashian.)
  • Lo que es más interesante es que Barker y Kardashian, ambos a la luz de la luna, son mentores de las estrellas de TikTok. Jet-sets Kardashian para lujosos viajes de compras con Addison Rae, 20, mientras que Barker firmó con TikToker Jxdn (nombre real Jaden Hossler), 19, como el primer artista en su sello discográfico, DTA.
  • Jxdn es amigo de su compañero TikToker LILHUDDY, también conocido como Chase Hudson, un joven de 18 años que acaba de lanzar su canción debut, una espera-es-realmente-bueno pista, llamada "21st Century Vampire". Tiene una vibra de Weezer / Wheatus de power-pop de los primeros años con una estética de My Chemical Romance.
  • LILHUDDY protagoniza junto a Euforia's Sydney Sweeney en Caídas alto, una nueva película con música de Ametralladora KellyEl disco de pop-punk Entradas para My Downfall. Tanto Barker como Jxdn aparecen en la película.
  • Por supuesto, todas las pequeñas cosas (lo siento) nos llevan a Barker, porque él produjo y tocó la batería en el último álbum de MGK. Esto también conecta a Barker con Megan Fox, la actriz a la que todos le debemos una disculpa (y la novia de MGK).
  • Completan el último equipo de Barker el punk rocker británico. Yungblud, Rapero de Florida Oso negro, cantante Halsey, rapero Trippie Redd e incluso Asher "Amo la universidad" Roth.

¿Cómo se convirtió Barker en el Dr. Dre del pop-punk (o en el menos triste Jack Antonoff)? Barker, una vez conocido por ver videos de parpadeo, se ha convertido desde entonces en el sabio anciano y padre de familia del rock. Probablemente odiaría lo calculado que suena esto. El trabajo de producción y colaboración de Barker no es una iniciativa nueva para asegurar el interés entre la Generación Z, algunos de los cuales aún no habían nacido cuando Enema del estado era un TRL pilar.

Desde finales de los 90, cuando el ex baterista ska de Aquabats ayudó a introducir el pop-punk en el Top 40, Barker ha atravesado géneros como el EDM y el rap emo. Barker tiene talento para tomar escenas musicales clandestinas y convertirlas en productos básicos rentables. "Es como un gentrificador de sonidos", dice Josiah Hughes, presentador del podcast punk. 155 y un historiador blink-182.

Una interpretación más favorable, dice atlántico el escritor de plantilla Spencer Kornhaber, es que Barker es "una especie de Forrest Gump de la industria de la música". (No confundir con Alex Rodríguez, el Forrest Gump del béisbol).

El talento de Barker es tocar la batería, no cantar ni tocar la guitarra. “[La batería] es su forma de ocupar espacio y expresarse, pero siempre debe haber letras y voces”, dice Hughes. Entonces, naturalmente, ha recurrido a las colaboraciones.

Canciones en línea

En la década de 2010, Barker encontró su primer trabajo después de Blink como baterista favorito de los raperos, trabajando con letristas de la vieja escuela como Lil Wayne y Busta Rhymes, así como con los recién llegados Ghostemane y XXXTentacion. El rap emo estaba en auge, combinando las sensibilidades deformadas y pesadas de la guitarra del grunge y el punk sobre los ritmos y líneas convencionales del hip-hop. Una década después, el rap emo (como su categoría principal, el rap de SoundCloud) ahora ha alcanzado un punto álgido. Fue el género de Spotify de más rápido crecimiento en 2018.

La popularidad del rap emo ha dado lugar en parte a un renacimiento del pop-punk para los jóvenes millennials y la generación Z de mayor edad. Poco después, la era del pop-punk convencional vería a Fall Out Boy, Paramore y My Chemical Romance aterrizar en el Top 40 de las listas.

A diferencia de Kevin Hart, Howie Mandel y otras celebridades sedientas que se han pasado a TikTok en busca de influencia, la presencia de Barker en la aplicación parece no intencional. No realiza bailes de TikTok ni sincroniza los labios con memes virales. La mayor parte del tiempo está en el fondo de un estudio de grabación o set, simplemente tocando la batería.

¿Cómo llegó a TikTok en primer lugar? Jxdn, a quien Barker firmó después de escuchar su sencillo de pop-punk "Comatose". (¡Bajo perfil, la canción es algo buena!) Más recientemente, Barker apareció en la cuenta de TikTok de Jxdn la semana pasada, cantando la canción número uno en el mundo, el himno adolescente de Olivia Rodrigo, "Drivers License". Jxdn acaba de lanzar una versión pop-punk también, que produjo Barker.

¿Cuál es mi edad de nuevo?

Las raíces del punk están en la angustia de los adolescentes, por lo que tiene sentido que un estadista mayor entable una relación con los niños inquietos de hoy (algunos de los cuales están recreando con nostalgia las fotos del anuario de la escuela secundaria de 2005 como si los jeans de talle bajo no fueran una abominación) . Buscan orientación y entrada en la escena musical, y Barker tiene un don para identificar jóvenes talentos.

No es que Barker no esté tratando de mantenerse en el centro de atención. "Blink-182 es a la vez una reliquia de nostalgia de una época diferente, pero también están tratando de lanzar nuevos álbumes y tratando de interactuar con el [resurgimiento del pop-punk]", dice Hughes. Blink-182, ahora con el cantante y guitarrista Matt Skiba de Alkaline Trio, lanzado Nueve en 2019 a críticas en gran medida favorables. (El ex miembro Tom DeLonge fundó la compañía de entretenimiento To the Stars en 2015 para centrarse en la ufología y las teorías científicas marginales).

Aún así, Barker ha logrado crear un nombre duradero fuera de su banda más conocida. "Travis Barker, a pesar de todos sus tatuajes, ridiculez, citas con celebridades y simplemente el rey de ser esta reliquia absurda de la era de MTV, está envejeciendo con más gracia que otras personas", dice Hughes.

Seguramente ayuda que Barker sea padre de dos adolescentes y sabe que los niños están bien. (Su hijo Landon Barker es un aspirante a rapero). "No creo que Travis Barker sea un impostor en absoluto", dice Hughes. "Es como si fuera él mismo con seriedad, amando las cosas que ama y simplemente explotando".

Joseph Longo

Joseph Longo es un periodista de cultura y entretenimiento cuyo trabajo ha aparecido en The Associated Press, Entertainment Weekly y más. Todavía está tratando de entender lo que significa ser un Géminis en ascenso.


Генеалогия и история семьи Barker

`` El nombre Barker, aunque no es muy común, hizo su aparición durante el siglo XIII en partes del país muy distantes entre sí, y no se debe suponer que todos los que lo llevaban estuvieran de alguna manera emparentados entre sí. . Probablemente se derivó del cargo, o más bien del nombramiento, de Bercar, una especie de inspector o pastor principal, cuyo deber era supervisar el tiempo de las ovejas en las tierras comunes de la mansión, especialmente en las mansiones de la Royal Demesne. Uno de los titulares de los derechos de autor parece haber sido elegido por el resto para actuar en esta capacidad en 7 Edw. II (1313), por ejemplo, en la mansión de Pattingham, adyacente a Worfield, John de Herdwyke fue elegido Bercar por los aldeanos en lugar de John Lovekyn. B.M. Agregar. Sra. 29.245, fol. 13a. En tiempos en los que los apellidos se estaban volviendo hereditarios sólo gradualmente, el hecho de que un hombre ocupara este cargo durante varios años sería suficiente para establecerlo como su nombre. Las únicas variantes ortográficas que se encuentran con & quotBarcar & quot y & quotBerker & quot; en los primeros documentos de Claverley, ambas confirman esta derivación. La primera aparición registrada del nombre en Shropshire es en 1292, cuando un tal William Barker era subinquilino en Stanton Lacy, pero las únicas familias Barker de alguna posición en el condado en años posteriores creyeron, como se verá, que el nombre era no su original, pero había sido adoptado en lugar de otro por uno de sus antepasados. ''

& quotNota. La palabra Bercar o Barcar, tal como se usó en el siglo XII y siguientes, era una forma anglicanizada de la palabra francesa-normanda Bercher, un pastor, y el término Barkary para un redil se prolongó hasta la época isabelina. Desde aproximadamente el siglo catorce en adelante, la palabra Barker se aplicó a un curtidor, y en una fecha aún posterior llegó a significar un ladrador de árboles, pero estos eran usos comparativamente modernos de la palabra y solo se originaron después de que se establecieron los apellidos.

Los ladrones de Shropshire

`` La autoridad estándar para la historia de las familias de Shropshire es la colección de pedigríes manuscritos basados ​​en las visitas de los Heraldos de 1584 y 1623, cuando los representantes de las familias que reclamaban el derecho a portar armas fueron convocados para comparecer ante un Heraldo y dar cuenta de su ascendencia. Estos pedigríes muestran cinco ramas de la familia de Barker que se establecieron en el condado de Colchurst, Haghmond, Wolverton, Hopton Castle y Aston respectivamente, pero los Barkers de Aston no pueden haber aparecido en persona, porque su genealogía, aunque comenzó, es no actualizado como los de las otras ramas. Las Visitaciones remontan a todas estas cinco familias a un antepasado común, "William Barker alias Coverall", que se casó con "la hija de Margaret y heredera de Goulston de Goulston" y uno de sus hijos se muestra como el primer Barker de Aston. Los pedigríes casi no tienen fechas, pero como este William Barker, alias Coverall, estaba a unas cinco generaciones de los que vivían en la época de las Visitaciones, debe situarse a principios del siglo XV, y todos los manuscritos. Coincidir en afirmar que descendía de un tal Ralph o Randulph de Coverall, para quien se da una fecha, 12 Edw. II (1319). & Quot

Familias Barker de América

Esta es una vieja familia inglesa. Aquellos de sus miembros en los Estados Unidos que son de ascendencia colonial pueden rastrear su linaje de cuatro antepasados, todos los cuales dejaron sus hogares ingleses en el siglo XVII para probar fortuna en la espléndida herencia que entonces se abría a la raza inglesa. Eran: Samuel Barker, nacido en 1648, establecido en el condado de New Castle, Delaware, en 1685 Robert Barker y su hermano, John Barker (este último a veces llamado erróneamente Francis), establecido en Plymouth, Mass., En 1626, habiendo indudablemente llegó con los Peregrinos en 1620 y James Barker, de Shropshire, Inglaterra, nacido en 1617, establecido en Rhode Island en o alrededor de 1634, habiendo llegado en el barco Mary and John. Samuel Barker era un descendiente directo de John Barker, de Shropshire, Inglaterra, quien se casó en 1549 con Elizabeth Hill, hermana de Sir Rowland Hill, el primer alcalde protestante de Londres. Los dos Massachusetts Barker, Robert y John, eran sin duda descendientes de la misma antigua y honorable familia Barker de Shropshire, de la que se ha descubierto que descienden Samuel Barker, de Delaware, y James Barker, de Rhode Island. Los Barkers estuvieron durante muchos siglos conectados casi exclusivamente con Shropshire, un condado igualado por pocos en Inglaterra en cuanto al número de sus antiguas familias históricas.

Las visitas del Herald a Salap dan inicio al pedigrí de esta familia, cuyo nombre parece haber sido originalmente Coverall o Calverhall, con Richard de Coverall, quien se casó con Margaret Pigot, y luego pasan las generaciones intermedias a William Barker, también llamado Coverall, quien se casó con la heredera de los Goulston de Goulston. Los enlaces de conexión provienen de los Court Rolls de los señoríos de Warfield y Claverley, y después de aproximadamente 1560 se comienzan a encontrar registros de iglesias parroquiales. En Domesday Book, Nigellus, un escribiente, era el señor de la mansión de Calverhall o Coverhall, después de lo cual pasó a manos del rey, y se lo dio a William de Dunstanville, quien lo subarrendó bajo el sistema feudal a estos de Calverhalls.

En el reinado de Eduardo II, el señor de la mansión era Bartholomew de Bcdlcsmere. En las guerras civiles que entonces se libraban continuamente, fue atacado y ahorcado. Los subtenientes de su mansión probablemente compartieron su desgracia y caída, y dos de ellos parecen haber huido hacia el sur, ya que en 1327 dos hombres que se hacen llamar le Bercer y le Smythe se encuentran en Hallon y Hilton en la parroquia de AYarfield, donde probablemente siguió los llamamientos de pastor y armero respectivamente, y fundó las dos familias de Warfield de Barker y Smythe. La tradición afirmaba que este Bercer era William de Calverhall y sus descendientes, cuando después de doscientos años se establecieron de nuevo en la parte norte del condado, en Claverley, Wolvcrton y Coleslrarst, parece haber reasumido el nombre de Covevf ll como alias, de modo que eran conocidos por ambos nombres. El nombre Barker se deriva del antiguo normando "bercer", que significaba el pastor electo de la aldea o mansión.

Esto no pertenece a los apellidos, pero no es mío, así que lo dejo [Hatte Blejer 19/10/2011]

Roger y Alva Barker eran mis abuelos, mis padres eran Joseph O'dell Barker y Edna Blackburn Barker. Joseph falleció en 1980. Edna aún vive y se ha vuelto a casar con Clayton Clark. Roger y Alva han fallecido durante muchos años. Roger y Alva tenían a Joseph Barker, Cecil Barker, Larry Barker, Wayne Barker, Delma Barker, Marion Barker, Versie Barker, Dalton Barker. Joseph y Edna Barker tuvieron hijos llamados Robert Barker, Jerry Barker, Joseph Barker Jr. (hosea) Charles Barker, Harley Barker, Martha Barker, Joann Barker, Clariss Barker, Audrey Barker. También un par de gemelos que fallecieron al nacer Donny Ray y Donna Kay Barker. Wayne Barker y su esposa Carolyn han fallecido. Cecil Barker está muerto. Delma Barker, Marion Barker, Versie Barker están todos muertos.


Генеалогия и история семьи Barker

`` El nombre Barker, aunque no es muy común, hizo su aparición durante el siglo XIII en partes del país muy distantes entre sí, y no se debe suponer que todos los que lo llevaban estuvieran de alguna manera emparentados entre sí. . Probablemente se derivó del cargo, o más bien del nombramiento, de Bercar, una especie de inspector o pastor principal, cuyo deber era supervisar el tiempo de las ovejas en las tierras comunes de la mansión, especialmente en las mansiones de la Real Demesne. Uno de los titulares de los derechos de autor parece haber sido elegido por el resto para actuar en esta capacidad en 7 Edw. II (1313), por ejemplo, en la mansión de Pattingham, adyacente a Worfield, John de Herdwyke fue elegido Bercar por los aldeanos en lugar de John Lovekyn. B.M. Agregar. Sra. 29.245, fol. 13a. En tiempos en los que los apellidos se estaban volviendo hereditarios sólo gradualmente, el hecho de que un hombre ocupara este cargo durante varios años sería suficiente para establecerlo como su nombre. Las únicas variantes ortográficas que se encuentran con & quotBarcar & quot y & quotBerker & quot; en los primeros documentos de Claverley, ambas confirman esta derivación. La primera aparición registrada del nombre en Shropshire es en 1292, cuando un tal William Barker era un inquilino inferior en Stanton Lacy, pero las únicas familias Barker de alguna posición en el condado en años posteriores creyeron, como se verá, que el nombre era no su original, pero había sido adoptado en lugar de otro por uno de sus antepasados. ''

& quotNota. La palabra Bercar o Barcar, tal como se usó en el siglo XII y siguientes, era una forma anglicanizada de la palabra francesa-normanda Bercher, un pastor, y el término Barkary para un redil se prolongó hasta la época isabelina. Desde aproximadamente el siglo catorce en adelante, la palabra Barker se aplicó a un curtidor, y en una fecha aún posterior llegó a significar un ladrador de árboles, pero estos eran usos comparativamente modernos de la palabra y solo se originaron después de que se establecieron los apellidos.

Los ladrones de Shropshire

`` La autoridad estándar para la historia de las familias de Shropshire es la colección de pedigríes manuscritos basados ​​en las visitas de los Heraldos de 1584 y 1623, cuando los representantes de las familias que reclamaban el derecho a portar armas fueron convocados para comparecer ante un Heraldo y dar cuenta de su ascendencia. Estos pedigríes muestran cinco ramas de la familia de Barker que se establecieron en el condado de Colchurst, Haghmond, Wolverton, Hopton Castle y Aston respectivamente, pero los Barkers de Aston no pueden haber aparecido en persona, porque su genealogía, aunque comenzó, es no actualizado como los de las otras ramas. Las Visitaciones remontan a todas estas cinco familias a un antepasado común, "William Barker alias Coverall", que se casó con "la hija de Margaret y heredera de Goulston de Goulston" y uno de sus hijos se muestra como el primer Barker de Aston. Los pedigríes casi no tienen fechas, pero como este William Barker, alias Coverall, estaba a unas cinco generaciones de los que vivían en la época de las Visitaciones, debe situarse a principios del siglo XV, y todos los manuscritos. Coincidir en afirmar que descendía de un tal Ralph o Randulph de Coverall, para quien se da una fecha, 12 Edw. II (1319). & Quot

Familias Barker de América

Esta es una vieja familia inglesa. Aquellos de sus miembros en los Estados Unidos que son de ascendencia colonial pueden rastrear su linaje de cuatro antepasados, todos los cuales dejaron sus hogares ingleses en el siglo XVII para probar fortuna en la espléndida herencia que entonces se abría a la raza inglesa. Eran: Samuel Barker, nacido en 1648, establecido en el condado de New Castle, Delaware, en 1685 Robert Barker y su hermano, John Barker (este último a veces llamado erróneamente Francis), establecido en Plymouth, Mass., En 1626, habiendo indudablemente llegó con los Peregrinos en 1620 y James Barker, de Shropshire, Inglaterra, nacido en 1617, establecido en Rhode Island en o alrededor de 1634, habiendo llegado en el barco Mary and John. Samuel Barker era un descendiente directo de John Barker, de Shropshire, Inglaterra, quien se casó en 1549 con Elizabeth Hill, hermana de Sir Rowland Hill, el primer alcalde protestante de Londres. Los dos Massachusetts Barker, Robert y John, eran sin duda descendientes de la misma antigua y honorable familia Barker de Shropshire, de la que se ha descubierto que descienden Samuel Barker, de Delaware, y James Barker, de Rhode Island. Los Barkers estuvieron durante muchos siglos conectados casi exclusivamente con Shropshire, un condado igualado por pocos en Inglaterra en cuanto al número de sus antiguas familias históricas.

Las visitas del Herald a Salap dan inicio al pedigrí de esta familia, cuyo nombre parece haber sido originalmente Coverall o Calverhall, con Richard de Coverall, quien se casó con Margaret Pigot, y luego pasan las generaciones intermedias a William Barker, también llamado Coverall, quien se casó con la heredera de los Goulston de Goulston. Los enlaces de conexión provienen de los Court Rolls de los señoríos de Warfield y Claverley, y después de aproximadamente 1560 se comienzan a encontrar registros de iglesias parroquiales. En Domesday Book, Nigellus, un escribiente, era el señor de la mansión de Calverhall o Coverhall, después de lo cual pasó a manos del rey, y se lo dio a William de Dunstanville, quien lo subarrendó bajo el sistema feudal a estos de Calverhalls.

En el reinado de Eduardo II, el señor de la mansión era Bartholomew de Bcdlcsmere. En las guerras civiles que entonces se libraban continuamente, fue atacado y ahorcado. Los subtenientes de su mansión probablemente compartieron su desgracia y caída, y dos de ellos parecen haber huido hacia el sur, ya que en 1327 dos hombres que se hacen llamar le Bercer y le Smythe se encuentran en Hallon y Hilton en la parroquia de AYarfield, donde probablemente siguió los llamamientos de pastor y armero respectivamente, y fundó las dos familias de Warfield de Barker y Smythe. La tradición afirmaba que este Bercer era William de Calverhall y sus descendientes, cuando después de doscientos años se establecieron de nuevo en la parte norte del condado, en Claverley, Wolvcrton y Coleslrarst, parece haber reasumido el nombre de Covevf ll como alias, de modo que eran conocidos por ambos nombres. El nombre Barker se deriva del antiguo normando "bercer", que significaba el pastor electo de la aldea o mansión.

Esto no pertenece a los apellidos, pero no es mío, así que lo dejo [Hatte Blejer 19/10/2011]

Roger y Alva Barker eran mis abuelos, mis padres eran Joseph O'dell Barker y Edna Blackburn Barker. Joseph falleció en 1980. Edna aún vive y se ha vuelto a casar con Clayton Clark. Roger y Alva han fallecido durante muchos años. Roger y Alva tenían a Joseph Barker, Cecil Barker, Larry Barker, Wayne Barker, Delma Barker, Marion Barker, Versie Barker, Dalton Barker. Joseph y Edna Barker tuvieron hijos llamados Robert Barker, Jerry Barker, Joseph Barker Jr. (hosea) Charles Barker, Harley Barker, Martha Barker, Joann Barker, Clariss Barker, Audrey Barker. También un par de gemelos que fallecieron al nacer Donny Ray y Donna Kay Barker. Wayne Barker y su esposa Carolyn han fallecido. Cecil Barker está muerto. Delma Barker, Marion Barker, Versie Barker están todos muertos.


Haga clic en una fecha / hora para ver el archivo tal como apareció en ese momento.

Fecha y horaMiniaturaDimensionesUsuarioComentario
Actual15:23, 13 de septiembre de 20111,575 × 1,165 (1,75 MB) Bot de los Archivos Nacionales de EE. UU. (Charla | contribuciones) == <> == <

No puede sobrescribir este archivo.


Historia y cronología de las liberaciones de los embalses Addicks y Barker antes y después del huracán Harvey

Los embalses Addicks y Barker están ubicados aproximadamente a 17 millas al oeste de Houston, sobre la confluencia de Buffalo Bayou y South Mayde Creek. Ambos depósitos son propiedad del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU., Distrito de Galveston.

Completados en la década de 1940 después de dos inundaciones catastróficas, los embalses estaban destinados a proteger hogares y negocios río abajo de las inundaciones.

Cuando hay una tormenta, los reservorios Addicks y Barker recolectan y almacenan agua para evitar que fluya directamente al Buffalo Bayou.

Una vez que la lluvia se detiene o, en el caso de Harvey, el agua en el depósito comienza a exceder su capacidad de almacenamiento, el agua recolectada se libera a través de compuertas hacia Buffalo Bayou, que finalmente fluye hacia el Golfo.

Más de 4000 hogares y negocios se inundaron como resultado de las descargas de los embalses de Addicks y Barker

Esto llevó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU., Junto con el Distrito de Control de Inundaciones de Houston, a abrir las puertas de los embalses de Addicks y Barker, agregando hasta 7 millones de galones de agua por minuto en el ya inundado Buffalo Bayou.

Esta decisión se tomó sabiendo que inundaría negocios y hogares río abajo que aún no se habían inundado durante Harvey, y más de 20 años después del informe de 1996 del Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris identificó específicamente los riesgos de inundación para los residentes de West Houston debido a los embalses y # 8217 incapacidad para drenar & # 8220 de una manera eficiente & # 8221 después de una serie de tormentas & # 8220normalmente frecuentes & # 8221.

Las puertas se abrieron entre la medianoche y las 2 am del 28 de agosto de 2017.

En 48 horas, las emisiones habían aumentado de 718,000 galones de agua por minuto a casi 7 millones de galones por minuto, casi 4 veces la cantidad que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército sabía que inundaría negocios y hogares entre North Wilcrest Drive y Chimney Rock.

Las consecuencias fueron catastróficas: más de 4.000 hogares y negocios aguas abajo de los embalses quedaron gravemente inundados y, en algunos casos, completamente sumergidos.

Debido a que tanto la Constitución de Texas como la de los Estados Unidos requieren que el gobierno compense a los dueños de propiedades cuando el gobierno toma o daña su propiedad para beneficio público (como fue el caso con las descargas de embalses), los dueños de propiedades que se inundaron deben tener derecho a recuperar sus daños. del Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército a través de una demanda de expropiación / expropiación.

La línea de tiempo a continuación proporciona un historial de los reservorios Addicks y Barker, así como una descripción de los lanzamientos controlados que comenzaron el 28 de agosto de 2017 y continuaron mucho después de la muerte de Harvey.

30 de mayo de 1929: Primera inundación catastrófica reportada

Después de que un pie de lluvia hizo que Buffalo y White Oak Bayous superaran sus márgenes, una inundación mató a 7 y causó $ 1.4 millones en daños a la propiedad. Casi todos los puentes en Houston estaban cubiertos de agua, mientras que las inundaciones inutilizaron la bomba de agua central de la ciudad, dejando a quienes carecían de pozos privados sin una fuente de agua potable. El río Colorado se expandió a 7 millas de ancho, mientras que Associated Press informó que las comunidades de Lynchburg, Gaston y Clodine se habían convertido en "lagos".

6 de diciembre de 1935: La gran inundación de Houston

Una segunda inundación masiva inundó Houston y mató a cinco adultos y dos niños. El rosetón de Buffalo Bayou de 36 pies, dos pies más alto que el récord anterior de 34 pies establecido en 1879. Millas de vías férreas fueron destruidas, mientras que el Puerto de Houston fue cerrado por ocho meses. La bomba de agua central de la ciudad se inundó nuevamente, lo que obligó al departamento de bomberos a tomar agua de Buffalo Bayou para combatir un incendio de tres alarmas.

23 de abril de 1937: & # 8220 Distrito de control de inundaciones del condado de Harris & # 8221 establecido

Tras la protesta pública a raíz de las inundaciones de 1929 y 1935, la 45a Legislatura de Texas estableció el & # 8220Houston Flood Control District & # 8221.

El propósito del Distrito era (y sigue siendo) & # 8220 proporcionar proyectos de reducción de daños por inundaciones que funcionen & # 8221.

30 de junio de 1938: Ley de Ríos y Puertos de 1938

La Ley de Ríos y Puertos del 20 de junio de 1938 autorizó la construcción de los embalses de Addicks y Barker. Como se autorizó inicialmente, el proyecto debía incluir:

  • Construcción de las instalaciones de la presa de Addicks y Barker
  • Un proyecto de canal para ampliar y enderezar Buffalo Bayou aguas abajo de los embalses hasta un punto donde un canal de desviación llevaría las aguas de la inundación a la bahía de Galveston.
  • Un dique a lo largo de Cypress Creek para bloquear los desbordes hacia la cuenca del embalse Addicks.

1945 y 1948: se completan los depósitos Addicks y Barker

El embalse Barker se completó en 1945, mientras que la construcción del embalse Addicks y el canal de salida se completaron en 1948.

El canal de desvío y el dique a lo largo de Cypress Creek, sin embargo, nunca fueron construidos.

1963: Se agregaron conductos cerrados a los reservorios Addicks y Barker

Cuando se completaron los embalses Addicks y Barker, el área circundante era en su mayoría praderas o tierras agrícolas sin desarrollar. Sin embargo, durante las siguientes décadas, desarrolladores privados que habían comprado la tierra construyeron miles de nuevas casas y negocios en ese terreno.

Para evitar que los embalses se drenan demasiado rápido e inunden los nuevos desarrollos, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. Agregó compuertas a todos los conductos de salida en las presas Addicks y Barker. El Cuerpo también impuso un criterio restrictivo para las operaciones de la compuerta que permitiría que el agua permaneciera en los reservorios mucho más tiempo de lo que se pretendía originalmente.

24-25 de junio de 1979: tormenta tropical Claudette

La tormenta tropical Claudette dejó caer 43 pulgadas de lluvia en Alvin, Texas, ubicada a 50 millas al sureste de los embalses. Según el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU., Es posible que se haya excedido la capacidad de los embalses si la tormenta golpeara West Houston.

4 y 5 de marzo de 1992: una tormenta sin nombre provoca graves inundaciones a lo largo de la I-10

Una tormenta severa (y sin nombre) trajo 9 pulgadas de lluvia a la cuenca superior de Buffalo Bayou, lo que provocó graves inundaciones a lo largo de la Interestatal 10.

Una persona murió y más de 1.500 viviendas se inundaron.

Debido a las lluvias sustanciales durante los 3 meses previos a la tormenta, los embalses de Addicks y Barker se llenaron rápidamente y alcanzaron niveles récord.

Mayo de 1996: El control de inundaciones del condado de Harris advierte sobre los riesgos de inundación en el oeste de Houston debido a la incapacidad de drenar los embalses y los embalses Barker de una & # 8220 manera eficiente & # 8221

En respuesta a las continuas inundaciones en toda la ciudad (particularmente en el oeste de Houston), los ingenieros del Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris llevaron a cabo un estudio para evaluar los embalses de Addicks y Barker e identificar soluciones que mejorarían el drenaje de la ciudad durante tormentas.

El estudio, que se discutió en un informe de 1996 titulado & # 8220Katy Freeway Corridor Flood Control Study, & # 8221, enfatizó los problemas de drenaje y diseño en los embalses de Addicks y Barker que continuarían afectando a las empresas y residentes de West Houston y, en última instancia, a requieren las emisiones controladas que provocaron la inundación de más de 4.000 hogares en el oeste de Houston durante y después del huracán Harvey:

& # 8220La principal amenaza de inundación que enfrentan los ciudadanos del oeste del condado de Harris y del oeste de Houston proviene de la incapacidad de drenar los embalses de Addicks y Barker de manera eficiente ”, concluyó el estudio de 1996.

El estudio también enfatizó que, debido a las modificaciones que se habían hecho a las & # 8220gates & # 8221 de los embalses de Addicks y Barker en respuesta al rápido desarrollo del área, ya no hace falta una tormenta extrema. . . sólo una serie de & # 8220 tormentas frecuentes normales. . . para inundar severamente propiedades privadas. & # 8221

“Sin embargo, en las condiciones actuales con la incorporación de compuertas y los criterios restrictivos de operación, ya no hace falta una tormenta extrema”, advirtieron. “Sólo un período húmedo, que consiste en una serie de tormentas frecuentes & # 8220normales & # 8221 (como el período lluvioso entre noviembre de 1991 y junio de 1992) es suficiente para & # 8220 agitar & # 8221 los niveles de los embalses e inundar severamente las propiedades privadas & #. 8221

Para eliminar (o al menos reducir sustancialmente) los graves riesgos de inundación para los residentes del oeste de Houston, el estudio propuso una solución de $ 400 millones que se llevaría a cabo durante la expansión de la I-10 y # 8217, que estaba programada para comenzar en varios años.

La solución, sin embargo, fue ignorada y, como se predijo, West Houston continuó inundándose.

6 al 9 de junio de 2001: Tormenta tropical Allison

5 años después de que el Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris advirtiera sobre el grave riesgo de inundaciones, la tormenta tropical Allison dejó caer casi 35 pulgadas de lluvia durante un período de cinco días, matando a 22 personas y causando daños por $ 5 mil millones.

Afortunadamente, el centro de la tormenta se encontraba a unas 50 millas al noreste de la cuenca hidrográfica de Addicks y Barker. Si hubiera estado más cerca de West Houston, el Cuerpo de Ingenieros predijo (como lo hicieron después de la tormenta tropical Claudette en 1979) que la lluvia habría provocado que los embalses se llenaran en exceso.

25 de mayo de 2015: La inundación del Día de los Caídos (la primera de Houston y las tres inundaciones consecutivas de 500 años)

El 25 de mayo de 2015, una serie de tormentas eléctricas de movimiento lento arrojaron 12 pulgadas de lluvia en el área de Houston en solo 10 horas. La inundación mató trágicamente a 7 personas y dañó más de 2.500 hogares.

Esta fue la primera de las tres inundaciones consecutivas de Houston & # 8220500 años & # 8221, un término utilizado para describir tormentas que tienen una probabilidad de 1/500 de ocurrir en un año determinado.

Al igual que con tormentas anteriores, los embalses de Addicks y Barker se llenaron rápidamente hasta su capacidad, lo que requirió que el Control de Inundaciones del Condado de Harris y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército hicieran descargas controladas de hasta 8.500 pies cúbicos por segundo (o 3.8 millones de galones por minuto).

Debido al diseño y las limitaciones operativas enfatizadas por el Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris en su Informe de 1996, los embalses tardaron más de 3 meses en drenar, lo que puso a los habitantes de Houston en un riesgo aún mayor de inundaciones si otra tormenta azotara la ciudad antes de que los embalses se hubieran drenado.

16-17 de abril de 2016: Inundaciones del día de los impuestos (la segunda de Houston y las inundaciones consecutivas de 500 años de Houston y # 8217)

Menos de un año después de la inundación del Día de los Caídos, Houston sufrió su segundo & # 8220500 años & # 8221 inundación. & # 8221

En solo 12 horas, el oeste del condado de Harris recibió más de 16 pulgadas de lluvia, lo que provocó que los embalses de Addicks y Barker se llenaran en exceso por segunda vez en menos de 12 meses.

La inundación, que fue incluso peor que la del Día de los Caídos en 2015, mató trágicamente a 16 personas y causó más de mil millones de dólares en daños a la propiedad.

Al igual que con las inundaciones del Día de los Caídos (y debido al mismo diseño y limitaciones operativas discutidas en el Informe de 1996 del Distrito de Control de Inundaciones del Condado de Harris), los embalses no se drenaron por completo hasta julio de 2016, lo que sometió a los habitantes de Houston (particularmente a los del oeste de Houston) a una riesgo aún mayor de inundaciones si otra tormenta hubiera azotado la ciudad antes de que los embalses se hubieran drenado.

26 de agosto de 2017: Huracán Harvey (la tercera de Houston y las inundaciones consecutivas de 500 años # 8217)

El huracán Harvey tocó tierra cerca de Rockport, Texas, como tormenta de categoría 3. Después de llegar a Houston el 26 de agosto, Harvey se estancó, causando inundaciones catastróficas y sin precedentes en toda la ciudad.

Se estima que Harvey inundó más de 100,000 hogares y hasta 1 millón de vehículos solo en el área de Houston, lo que la convirtió en la inundación más severa en la historia de los EE. UU.

28 de agosto de 2017: Comienzan los lanzamientos de Addicks y Barker Reservoir

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU., Junto con el Distrito de Control de Inundaciones de Houston, comenzó intencionalmente a liberar agua de los embalses Addicks y Barker hacia el ya inundado Buffalo Bayou alrededor de la medianoche del 28 de agosto de 2017.

"Los residentes adyacentes a los embalses deben estar atentos porque el agua en los embalses está aumentando rápidamente", dijo el coronel Lars Zetterstrom, comandante del distrito de Galveston, en un comunicado. "Ambos embalses están subiendo más de medio pie por hora".

29 de agosto de 2017: Addicks & amp Barker Reservoir libera una mayor evacuación y amp obligatoria emitida para casas ya inundadas

Como predijeron el Control de Inundaciones del Condado de Harris y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, más de 4,000 hogares y negocios en West Houston que no se inundaron por las lluvias de Harvey & # 8217 se inundaron severamente y, en algunos casos, quedaron completamente sumergidos.

Como resultado, se emitió una orden de evacuación obligatoria, pero solo para las casas en West Houston que habían ya inundado.

Por razones que aún se desconocen, los residentes cuyas casas aún no se habían inundado por la lluvia no se incluyeron en la orden de evacuación, a pesar de que el Control de Inundaciones del Condado de Harris y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército sabían que muchas de las casas probablemente terminarían inundadas debido a la lanzamientos.

Si su casa o negocio se inundó como resultado de las descargas de los embalses de Addicks y Barker, es posible que el gobierno le deba dinero. Comuníquese con nuestros abogados invictos de liberación de inundaciones y embalses para una consulta gratuita al 1-888-603-3636 o haciendo clic aquí

Si su casa o negocio se inundó como resultado de las liberaciones del embalse Addicks y Barker que comenzaron el 28 de agosto de 2017, es posible que pueda recuperar los daños a su propiedad mediante una acción de "expropiación inversa" contra el Distrito de Control de Inundaciones de Houston y los EE. UU. Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Habiendo recuperado más de un Mil millones de dólares Para nuestros clientes, nuestros Abogados de Liberación de Inundaciones y Embalses de Houston tienen la experiencia y los recursos para ayudarlo a recuperar todos los daños a la propiedad.

Responderemos sus preguntas, explicaremos sus derechos y discutiremos sus opciones para que tenga la información necesaria para tomar la mejor decisión para usted y su familia.

Las consultas son gratuitas y no pagará nada a menos que ganemos su caso.

Llama 1-888-603-3636 o Haga clic aquí para enviarnos un correo electrónico a través de nuestro formulario de contacto confidencial.


Valores Madoff

Después de graduarse de la escuela secundaria en 1956, Madoff se dirigió a la Universidad de Alabama, donde permaneció durante un año antes de trasladarse a la Universidad de Hofstra en Long Island. En 1959, se casó con su novia de la escuela secundaria, Ruth, que asistía al cercano Queens College.

Madoff obtuvo su licenciatura y una licenciatura en ciencias políticas de Hofstra en 1960 y se inscribió en la Facultad de Derecho de Brooklyn, pero no duró mucho en ese esfuerzo ese año, usando & # xA0 los $ 5,000 que ahorró de su trabajo de salvavidas y un concierto adicional instalando sistemas de rociadores, también. como & # xA0an $ 50,000 adicionales prestados por sus suegros, él y Ruth fundaron una firma de inversión llamada & # xA0Bernard L. Madoff Investment Securities, LLC.

Con la ayuda del suegro de Madoff & aposs, un CPA jubilado, la empresa atrajo inversores a través del boca a boca y acumuló una impresionante lista de clientes, que incluía a celebridades como & # xA0Spielberg, Kevin Bacon y Kyra Sedgwick. Madoff Investment Securities se hizo famoso por sus confiables rendimientos anuales del 10 por ciento o más, y para fines de la década de 1980, su firma manejaba más del 5 por ciento del volumen de operaciones en la Bolsa de Valores de Nueva York.


Bernard L. Barker - Historia

Plum Island, Massachusetts & # 8211 4 de septiembre de 1951

P-51 Mustang y # 8211 Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.

El 4 de septiembre de 1951, dos aviones de combate F-51D Mustang, (A.K.A P-51), despegaron de la Base de la Fuerza Aérea Dow en Bangor, Maine, para un vuelo de entrenamiento de navegación. Ambos aviones fueron asignados al 173 ° Escuadrón de Cazas de la 132 ° Ala de Cazas-Bombarderos. Un avión, (número de serie 44-72724), fue pilotado por el teniente Donald W. Stewart, Jr., 27 y el segundo avión, (número de serie 45-11383), fue pilotado por el teniente Bernard L. Packett, 26 años.

Aproximadamente a las 4:15 p.m., mientras ambos aviones pasaban sobre el área de Portsmouth, New Hampshire, se vieron involucrados en una pequeña colisión en el aire. El operador de radio captó una conversación por radio entre los pilotos que discutían la situación en la estación de guardacostas de Salem, Massachusetts. La aeronave del teniente Stewart & # 8217 sufrió daños más graves que la del teniente Packett & # 8217, y estaba teniendo problemas para mantener el control. El operador de Salem notificó inmediatamente al oficial al mando de la estación # 8217.

El teniente Steward recibió instrucciones de dirigirse al Aeropuerto Internacional Logan en Boston, donde los equipos de emergencia estarían esperando, pero cuando llegó al área de Newbury, Massachusetts, una ciudad al norte de Boston, comunicó por radio que tenía mayores dificultades para mantener altitud y control.

Se envió un helicóptero de rescate de la Guardia Costera con dos hombres a bordo: el piloto, el teniente Clarence R. Easter, y un tripulante, Eugene J. Batkiewicz.

El teniente Stewart rescató a 7,000 pies mientras estaba sobre el área de Plum Island, en Newbury. El paracaídas se abrió con éxito y cayó en el agua fría a unos cientos de pies de la orilla. El helicóptero de rescate estaba equipado con pontones para un aterrizaje en el agua. El teniente Easter, al ver el paracaídas sobre la superficie, aterrizó el helicóptero en el agua junto a él y se lanzó para ayudar al teniente Stewart, que no había salido a la superficie. Tanto él como Bathkiewicz lograron llevar al inconsciente Stewart a bordo del helicóptero y luego corrieron hacia la estación de la Guardia Costera del río Merrimac en el extremo norte de Plum Island. Allí, los médicos no tuvieron éxito en sus intentos de revivir al teniente Stewart y lo declararon muerto unos cuarenta y cinco minutos después.

La aeronave del teniente Stewart & # 8217 se estrelló en un área arenosa del Refugio Nacional de Vida Silvestre Parker River en Plum Island, donde explotó y se quemó.

El teniente Packett pudo volar con éxito su avión de regreso a Dow AFB.

El teniente Stewart se graduó en 1946 en West Point y le sobrevivieron su esposa y dos hijos. Está enterrado en Lincoln Memorial Park, Lincoln, Nebraska. Para ver una foto de su tumba, visite www.findagrave.com, memorial # 95846596.

Noticias diarias de Newburyport, & # 8220Piloto muere a pesar de los esfuerzos de rescate por parte de la Guardia Costera en Plum Island Beach & # 8221, 5 de septiembre de 1951, página 1


Creador

Tema

  • Atlanta (Ga.) - Edificios, estructuras, etc. 10
  • Edificios - Georgia - Atlanta 10
  • Desastres - Georgia - Atlanta - Historia - 1951-10
  • Incendios - Georgia - Atlanta 10
  • Loew & # 39s Grand Theatre (Atlanta, Georgia) 10
  • Loew & # 39s Grand Theatre (Atlanta, Georgia) - Fuego, 1978 10
  • Teatros cinematográficos - Incendios y prevención de incendios - Georgia - Atlanta 10
  • Cines cinematográficos - Georgia - Atlanta - Historia - 1951-10
  • Teatros - Incendios y prevención de incendios - Georgia - Atlanta 10
  • Teatros - Georgia - Atlanta - Historia - 1951-10 Ver todos los valores de la asignatura »

Localización

Condado de Georgia

Medio

Texto completo disponible

Nombre de la colección

Institución de cartera

Fotografías en color de los daños causados ​​por el incendio después del incendio del Loew's Grand Theatre del 30 de enero de 1978 en Atlanta.

Más sobre esta colección

Medio
fotografías en blanco y negro
fotografias
obras visuales

Creador
Solari, Bernard L.

Fecha del original
1978-01-30

Descripción
Estas fotografías representan las secuelas de un incendio el 30 de enero de 1978 en el Loew's Grand Theatre de Atlanta. Se incluyen fotografías del exterior del edificio, accesorios de iluminación interiores, el área del vestíbulo, los asientos del teatro y el área del escenario del teatro, todos dañados por el incendio. El Gran Teatro de Loew se construyó en 1893 como la Ópera DeGive. En 1916 estuvo bajo la dirección de la organización Theatre de Marcus Loew. En 1932, para competir con las salas de cine, el Grand fue renovado por el arquitecto Thomas W. Lamb. El teatro de una pantalla tenía 2088 asientos. El teatro fue el escenario del estreno de la película de Margaret Mitchell, Lo que el viento se llevó en 1939. La disminución de la asistencia en la década de 1960 llevó a su cierre en 1977. El teatro abandonado se incendió el 30 de enero de 1978 y los daños llevaron a la demolición del histórico sede.


Dr. Lewellys Barker Historia oral 2002

Entrevista con la Dra. Lewellys Barker realizada en Rockville, Maryland.
Dirigido por: Jessie Saul.

Saul: Así que hoy, básicamente, quería hablar contigo sobre tu tiempo en la FDA y mientras estabas en los NIH.

Barker: Cuando comencé, era NIH. Se convirtió en FDA en 1972, y fue la Oficina de Biológicos antes de ser el [Laboratorio de] Biológicos.

Saul: Y luego, entrando en su tiempo, los problemas de los que estaba hablando que eran, el Dr. Klein me dijo que era el jefe de la División de Sangre en la Oficina de Biológicos. ¿Es eso correcto?

Barker: Sí. Fue sangre y hemoderivados, director de esa división en 1972 y 1973.

Saúl: ¿Y qué te trajo a esa posición?

Barker: Bueno, la respuesta corta es hepatitis. La respuesta más larga es que me formé en medicina interna en el Hospital Johns Hopkins y Bellevue en Nueva York, y vine a los NIH a la División de Estándares Biológicos para trabajar principalmente con vacunas, vacunas virales y rickettsiales.

Barker: No, originalmente rickettsial, y trabajé un poco en una variedad de diferentes tipos de vacunas: viruela, gripe, principalmente vacunas virales. Una de las áreas en las que me involucré fue la investigación de la hepatitis. No se había descubierto ninguno de los virus de la hepatitis cuando llegué allí a principios de los sesenta. Pero a finales de los sesenta, algo llamado antígenos de Australia hallado por un grupo de los NIH: Harvey Alter y Barry Blumberg, y que, como estoy seguro de que sabe, resultó ser parte del virus de la hepatitis B. Nos involucramos mucho en eso porque parecía que, por primera vez, podría haber una prueba específica para lo que pensamos que era los virus de la hepatitis que causó hepatitis postransfusional. Así que establecimos un programa de investigación muy activo. También, a principios de los años 70, estábamos tratando con productos de fabricantes para analizar sangre, plasma sanguíneo donado para lo que se conoce como hepatitis B. Pasó por varios cambios de nombre al principio.

Saulo: ¿Cuál fue la división de biológicos? ¿Estabas investigando?

Barker: Sí. De hecho, había varios grupos en los NIH que estaban trabajando en este campo. El banco de sangre de los NIH tenía personas que trabajaban en la hepatitis por transfusión de sangre. Hicieron uno de los estudios más importantes, por ejemplo, sobre la sangre de un banco de sangre comercial de donantes pagados, y observaron otros tipos de marcadores, cosas así para tratar de encontrar una manera de analizar la sangre. El NIAID tenía un laboratorio que es realmente uno de los laboratorios más destacados del mundo, el banco de sangre y el laboratorio del NIAID que han estado durante muchos años bajo el liderazgo de Harvey Alter y Bob Purcell, y estaban investigando la hepatitis. Y también trabajé por un tiempo con Ray Shulman, quien creo que está en Artritis y Enfermedades Metabólicas. Se interesó porque estaba interesado en la hemofilia, y había bastante hepatitis en personas con hemofilia. Y también, creo que el reactivo de anticuerpos original en realidad vino de algunos de sus pacientes con hemofilia. Así que había al menos cuatro grupos diferentes en el campus, nos conocíamos y en ocasiones colaboramos y publicamos juntos. También trabajamos con personas de los CDC que trabajaban con la hepatitis. Así que hubo varios focos de investigación de la hepatitis en los diferentes lugares y, finalmente, la FDA, los NIH y los CDC. En realidad, nos coordinamos bastante bien en algunas áreas bajo la dirección del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Supongo que así se llamaba entonces, y concretamente Ted Cooper, que era subsecretario de salud. Hubo un esfuerzo federal concertado sobre la hepatitis, por lo que ambos trabajamos juntos y trabajamos por separado en lo que estábamos haciendo.

Saul: Tenía curiosidad sobre el mandato de la FDA para realizar investigaciones. Quiero decir, no fue la FDA.

Barker: La División de Estándares Biológicos, que es donde comencé a trabajar en 1962, era parte de los NIH. En realidad, eres una persona de historia, así que te interesaría esto. Si repasa la historia, encontrará que fue la sede original de los NIH. El laboratorio, creo, era el laboratorio de Kinyoun algo así que ... no puedo recordar los nombres de todos los ... Pero había una sucesión de entidades que se ocupaban de lo que ahora llamamos productos biológicos y se ocupaban de vacunas, sueros y antitoxinas. Y durante un período de 50 años, esa semilla se expandió. Así que fue realmente donde comenzó el NIH, y era una organización de investigación. En realidad, la División de Estándares Biológicos era una organización reguladora y de investigación. Creo que era la única parte de los NIH que tenía lo que llamarían responsabilidades regulatorias y biológicos autorizados en el Servicio de Salud Pública, la celebración del centenario de la Ley del Servicio de Salud Pública. De todos modos, hay mucha historia interesante allí si vas a la celebración del centenario. Entonces, cuando llegué allí, vine después de hacer mi residencia médica, y mucha gente vino a los NIH para obtener experiencia en investigación. Después de que pasaron por alguna fase de su capacitación clínica, se consideró un buen lugar para ir en busca de experiencia en investigación, por lo que realmente vine aquí. Pero lo que sucedió en la División de Estándares Biológicos, posteriormente la Oficina de Productos Biológicos y luego el CBER, es mucha gente, particularmente en los años 60, yo diría que la mayoría de la gente tenía lo que yo haría en dos carreras, investigación y regulación. Es decir, teníamos laboratorios de investigación donde hacíamos investigación clínica, pero también nos desempeñamos como revisores de las solicitudes de licencias de los fabricantes. Así que eso era lo que estaba haciendo y casi todo el mundo estaba haciendo en biológicos bajo sus diversos nombres que se trasladaron de NIH a FDA en 1972, todos los diversos factores. No estoy seguro de cuáles fueron todos los factores. Sé cuáles eran algunos de ellos. Pero de todos modos, las cosas se movieron ocasionalmente en el gobierno federal de una agencia a otra, pero algunas cosas cambiaron y muchas cosas que mantuvimos, como saben, Biologics se quedó en el campus de los NIH, todavía está en el campus de los NIH, todavía tiene un laboratorio realmente extenso y probablemente algunas actividades de investigación clínica, además de tener un menú muy amplio de responsabilidades regulatorias. Se consideró que los productos biológicos eran una buena idea, por varias razones, para las personas con responsabilidad regulatoria en la investigación porque se consideraron más adelante un poco más complicados en algunos aspectos que los productos, y se pensó que si realmente entendías de qué se trataban los productos biológicos a través de tratando de trabajar en ellos en un laboratorio de investigación, es mejor que comprenda los productos que se están enviando para obtener la licencia y el control. Sabes, los biológicos estuvieron muy involucrados con algunas de las vacunas virales, incluida la invención de la vacuna contra la rubéola. Por supuesto, la vacuna contra la poliomielitis a principios de los años 50 era realmente la actividad central de la sangre y los productos sanguíneos. Supongo que vendría bajo biología durante mucho tiempo, pero en cierto sentido eso fue ... de hecho trabajé para ambas áreas. Trabajé en el área de vacunas y trabajé en el área de sangre y hemoderivados. Esa es una respuesta larga a tu pregunta.

Saul: Al investigar. No estaba haciendo una investigación orientada al producto.

Barker: Bueno, sí. Gran parte de nuestra investigación se centró en productos. La mayoría de ellos no fueron productos inventados aquí. En general, se desarrollaron en otros lugares y la investigación en muchos casos fue lo que yo llamaría investigación relevante, es decir, investigación sobre pruebas de seguridad, por ejemplo. Volviendo a los inicios de los productos biológicos, el servicio de Salud Pública se pasó por alto debido a un problema relacionado con la seguridad de la preparación de la contaminación. Entonces, la seguridad siempre fue un gran problema con los productos biológicos. Los problemas de seguridad con los productos biológicos son bastante diferentes de los problemas de seguridad con los medicamentos. Se relacionan, por ejemplo, con la contaminación con agentes infecciosos porque los biológicos muy comúnmente, al menos históricamente, provienen de fuentes animales o humanas o cultivos celulares, que estaban disponibles en tubos de ensayo. Pero siempre existía la posibilidad de medicamentos, por otro lado, o productos químicos fabricados en laboratorios de química a una escala mucho mayor, y realmente no tienen este problema de contaminación con estos agentes, que sigue siendo un problema. El virus del Nilo Occidental que se está estudiando es uno de los agentes y probablemente no sea demasiado difícil de manejar, pero sí desafiante, y algo así como la variante de la ECJ, la causa de, ya sabes, relacionada con la encefalopatía bovina, la enfermedad contraparte humana. Ese es un tema muy complicado para los biológicos, pero es otro ejemplo de preocupación por los productos sanguíneos. Es más difícil de manejar. Tomemos el virus del Nilo Occidental ... un enorme progreso recientemente en las pruebas para el Nilo Occidental. Me refiero a su tecnología que puede aplicarse muy rápidamente. Ese no es el caso en el que tiene un virus que alguien puede poner en funcionamiento en su laboratorio para desarrollar una prueba, así que ese es el progreso en el virus del Nilo Occidental. Luego está la enfermedad postransfusional. Quiero decir, transmisiones posteriores a la transfusión y probablemente no afectará cosas como el proceso del virus en lugar de los productos sanguíneos. Pero con todos los productos de un solo donante, es un pequeño problema y no sabemos qué va a hacer la epidemia del Nilo Occidental. Pero si hace algo como la epidemia del SIDA, podría crecer, podría crecer. Pero yo diría que con West Nile, podrán cortarlo en el paso.

Saul: Volviendo a 1953 cuando llegaste allí, ¿estabas involucrado en la investigación de vacunas?

Barker: Específicamente, tifus epidémico, otra epidemia histórica. Fue fascinante. Una de las cosas interesantes es que es un poco esotérico. Puedes contar a la gente en el campo con tus dedos, y eso me gusta. Pero finalmente entré en otros campos que, francamente, eran algo más relevantes. La hepatitis es una enfermedad transmitida por ratones en la alteración social.

Saul: Entonces, ¿cómo entraste?

Barker: Bueno, yo era, quiero decir, era una de las cosas que estaba pasando, y otras personas que trabajaban allí estaban haciendo. Se nos dio, no la completa libertad. Quiero decir, nos asignaron a algunas áreas, pero luego también se nos permitió trabajar en otras áreas allí. Esto es común en entornos de investigación. Esto me pareció un área interesante sin resolver. . . Quiero decir, rickettsia, no virus, son una especie de virus y bacterias. Los problemas de rickettsias se entendieron muy bien. Eran tratables con antibióticos. Pero, en cualquier caso, me interesaba la virología y trabajaba con un puñado de virus diferentes, y la hepatitis era solo uno de los que me atraía porque obviamente era importante. Mucha hepatitis en la medicina clínica, y no teníamos nada en la forma de pruebas específicas para ello. Debido a que para entonces, la mayoría de los virus comunes habían sido identificados en el laboratorio, ya sea con cultivo celular o de una forma u otra, la gente se había apoderado de la mayoría de los virus importantes que causan enfermedades humanas. La hepatitis estaba ahí fuera. Fue una de las últimas enfermedades importantes, pero no teníamos virus, al menos en el laboratorio no teníamos virus. Así que fue algo interesante en lo que trabajar.

Saúl: ¿Qué sucedió una vez que se cambió a la hepatitis o cambió por completo?

Barker: Bueno, no puedo decir que alguna vez fui puro. Siempre tengo algunas cosas diferentes. Quiero decir, diría que la hepatitis se convirtió en mi mayor interés después del australiano. Pasaba la mayor parte del tiempo con la hepatitis, pero había otras cosas. Inicialmente estuve trabajando con la vacuna contra la viruela, un período similar, pero básicamente lo dejamos a principios de los 70 porque dejamos de usar la vacuna contra la viruela. Pero estaba trabajando en eso desde el punto de vista de la mayor preocupación por razones totalmente diferentes. Pero en ese momento era una preocupación porque conocíamos a los niños ... la vacuna contra la viruela tan temprano. ¿Qué podemos hacer con…? ¿Podemos idear una versión más segura de la vacuna contra la viruela? Los ensayos clínicos fueron de particular interés. No eran muchos.De alguna manera entré en este campo a través de las enfermedades y la vacuna contra la viruela, un área relativamente pequeña, en la que se llega a conocer a todos, la viruela a finales de los 60 y principios de los 70 ha cambiado. Ha vuelto.

Saúl: Entonces, ¿cuáles eran tus áreas?

Barker: Hemoderivados. Cuando me convertí en director de división, lo hice, principalmente por la importancia inmediata que tienen las pruebas de hepatitis y su aplicación. No fue después de que nos convertimos en parte de la FDA. Se convirtió en jefe de la Oficina de Biológicos. Eso fue en algún momento de 1972. Y me preguntó si estaba interesado en pasar de la División Viral a la División Sanguínea, y lo estaba un poco porque, aunque había hecho algo de formación clínica, me considero una persona con enfermedades infecciosas. Pero en ese momento en particular e, irónicamente, desde entonces, parece que las enfermedades infecciosas se convirtieron en una especie de pieza central de la sangre y los productos sanguíneos. Así que le dije que sí y me puse a trabajar con él. Pasaban muchas cosas y había otras áreas de sangre y hemoderivados que necesitaban una responsabilidad administrativa general, apoyando la ejecución de diversas responsabilidades, que incluían, en ese momento, la mayoría de las inspecciones del banco de sangre. Sin licencia porque no eran comercio interestatal. Pero a partir de principios y mediados de la década de 1970, el campo de las transfusiones de sangre estuvo sujeto a algún grado de regulación de la FDA.

Barker: Sí. La mayoría de las hepatitis por transfusión, una de las mejores descripciones tempranas de la misma fue en la Segunda Guerra Mundial en 1943. Pero lo que se conoce como hepatitis sérica se había descrito mucho antes y se sabía que estaba asociado con varias formas de terapia. Fue un plasma humano fascinante pero con la vacuna contra la fiebre amarilla, que en realidad provenía de los estudiantes de la escuela de salud pública, y la vacuna contra la fiebre amarilla causó mucha hepatitis. Es una historia muy interesante. Pero ciertamente la historia de la hepatitis se remonta al siglo XIX. Y en realidad fue la vacuna contra la viruela. En realidad, fue en los primeros días de las transfusiones de sangre, digamos en la década de 1930, antes de la guerra, la mayor preocupación por las transfusiones de sangre era la sífilis. Pero una preocupación relacionada fue la hepatitis. La hepatitis se volvió más obvia y mejor documentada cuando se utilizó plasma en la Segunda Guerra Mundial para tratar la pérdida de sangre y las lesiones. Así que hubo algunas personas que se interesaron mucho en un riesgo claramente mayor de sangre extraída de donantes pagados, en particular los bancos de sangre comerciales en comparación con la sangre de donantes voluntarios. Eso, entre otras cosas, factores de riesgo socioeconómico, así como cosas como el uso de drogas inyectables. Tendríamos equipos. Por lo general, formábamos comités de revisión y yo tenía la responsabilidad principal de algunas de las aplicaciones de prueba originales. Y, de nuevo, incluso entonces hubo muchas pruebas de diagnóstico de las que no estoy seguro si estuvieron bajo el escrutinio de la FDA o la División de Diagnósticos. Pero la prueba de hepatitis se sometió, originalmente, a DBS, pero poco después de esa normativa, debido a que se iban a aplicar a sangre y hemoderivados, eran indicaciones específicas. Las pruebas originales se habían diseñado para aplicaciones clínicas en pacientes.

Barker: Abbott obtuvo el segundo, licencia de prueba. No puedo recordar con certeza si tenían IND para esas pruebas o no. Pero en cualquier caso, solía haber, y hasta cierto punto lo sigue siendo, un proceso bastante interactivo en el que veíamos versiones de las pruebas a medida que se desarrollaban, y entonces éramos responsables. Los biológicos solían publicar algo llamado estándares adicionales. Tienen una especie de estándares generales en el Código de Regulaciones Federales, si está familiarizado con esos documentos, cosas como esta.

Barker: Y hay muchos, este es el que tiene los estándares biológicos. Y luego están estos estándares adicionales, por lo que fuimos responsables, creo que escribimos algunos estándares adicionales, que todavía pueden estar aquí, por lo que sé, para las pruebas de hepatitis. Y, de hecho, había reglas y regulaciones internas que no recuerdo del todo, pero sé que la FDA quería que las normas se publicaran antes de obtener la licencia. Ya no creo que ese sea necesariamente el caso. Creo que se han escapado de eso. Entonces teníamos responsabilidades relativas. De hecho, nos reunimos con los fabricantes. Inspeccioné sus instalaciones. Probamos sus productos en nuestros laboratorios. Teníamos programas de investigación utilizando sus productos. Tenían programas de investigación y comparábamos datos. Así que hubo muchos elementos, por así decirlo, para obtener un producto en el mercado que implicó la interacción entre el fabricante, la División de Estándares Biológicos / Oficina de Biológicos, la agencia reguladora, otros investigadores, incluidas las personas en el campus de los NIH que nosotros Ya se habló y la gente se dispersó, la Cruz Roja y los centros médicos académicos y así sucesivamente. Y habría ... no estoy seguro de cuánto, pero definitivamente tuvimos algunas reuniones que se parecerían al taller al que asistió recientemente. Con la hepatitis, fue algo interesante. La Academia Nacional de Ciencias, NAS-NRC, tenía un interés desde hace mucho tiempo en la hepatitis que se remontaba a los problemas con el plasma de la piscina y la Segunda Guerra Mundial y después de la Segunda Guerra Mundial, por lo que creo, no creo, Sé que algunas de las primeras reuniones relacionadas con las pruebas de hepatitis fueron en el centro de la Academia Nacional. Creo que hubo uno en 1969. De hecho, John Finlayson, si estuviste allí al comienzo del taller del West Nile, se refirió, creo, a una de esas primeras reuniones sobre pruebas de hepatitis, ya sabes, el uso de este nueva prueba. Siempre hay un amplio espectro de, bueno, es una prueba nueva, es una prueba realmente buena, realmente va a ser útil, dañina o confusa, e inicialmente hay muchas preguntas sin respuesta sobre las nuevas pruebas. Pasamos por eso bastante bien con la prueba del VIH, aunque logramos avanzar con bastante rapidez a través de los problemas. Pero con la hepatitis, hubo problemas: ¿qué tan significativa es esta prueba? Y así participamos en varias reuniones. Y esencialmente, como dije, creo que la prueba se autorizó en el 71. Los primeros artículos se publicaron fuertemente vinculados a Australia, tenía diferentes nombres, hepatitis sérica, antígeno asociado a la hepatitis, varios nombres diferentes provenientes de diferentes fuentes. Pero estaba bastante claramente relacionado con la hepatitis postransfusional en 1969, donde dos artículos, uno de Fred Prince en el New York Blood Center y otro de Ricucci en Japón, mostraban este fuerte vínculo de la sangre que contenía el antígeno con la hepatitis sérica y receptores de esa sangre que también desarrollarían el antígeno. Así que eso realmente elevó bastante el índice de sospecha de que se trataba de un antígeno asociado con el virus de la hepatitis, por lo que la prueba del antígeno sería una forma útil de tratar de deshacerse de las unidades de sangre que lo mostraban, eliminó algunas de ellos no se desharía de todos ellos. Fue entonces cuando descubrimos lo que se conoció por primera vez como hepatitis no A / no B, que no se inmutó en la prueba del antígeno de superficie de la hepatitis B porque resultó ser causada por un virus totalmente diferente. El proceso regulatorio tiene múltiples componentes. Y, como digo, en la División de Estándares Biológicos, en los primeros días de la Oficina de Biológicos, hicimos de todo, desde el desarrollo de estándares, incluidos los estándares de laboratorio y los estándares escritos. Teníamos un pequeño panel, por ejemplo, que las pruebas tenían que hacer: las pruebas de los fabricantes tenían que ejecutarse contra este panel, y tenían que detectar los positivos y no detectar los negativos en el panel. Era muy primitivo, el panel original. Creo que las cosas están mucho mejor diseñadas en estos días de lo que estaban entonces. Pero aún así, es lo mismo. Esto se remonta a los inicios de los biológicos. Los estándares biológicos en general estaban originalmente en viales y se utilizan en las pruebas, desarrolladas al principio por Paul Ehrlich para la antitoxina antitetánica y diftérica. Antitoxinas estándar y toxinas estándar. Bueno, los mismos principios, algunos de ellos todavía están vigentes, ya sabes, pruebas biológicas. Tienes que conseguir algunos estándares. Quiero decir, los biológicos, en comparación con las drogas, no son muy puros, y son sueros mucho más heterogéneos y cosas así, que contienen muchas cosas además del ingrediente activo, por así decirlo, y no se pueden pesar ni medir. ellos en un laboratorio de química de la misma manera que se pueden drogar. De eso se tratan los estándares biológicos. Entonces hicimos los estándares, hicimos las pruebas y revisamos la documentación e inspeccionamos las instalaciones y los procesos de los fabricantes e interactuamos con los investigadores. De hecho, fue muy interesante. Fue muy divertido. Lo disfruté tremendamente.

Saúl: ¿Interactuó con otros, trajo expertos externos?

Barker: Sí. Eso fue, quiero decir, cosas como estas reuniones de la Academia Nacional. Hubo una serie de reuniones sobre hepatitis. Tengo todos esos libros en casa en algún lugar, creo, comenzando, literalmente, comenzando en el ‘69. De hecho, creo que una de las primeras conferencias fue en San Francisco, y luego hubo una aquí en el centro. Siempre estuvimos involucrados básicamente en la planificación y organización de estas cosas. Por lo general, habría productos biológicos de los NIH, investigadores de los NIH y, finalmente, la FDA, los CDC. Bueno, originalmente había una lista corta de centros académicos que estaban activamente en el campo. Ahora es probablemente una lista enorme de personas. El campo de la hepatitis no es tan grande, supongo. El campo del VIH / SIDA está en todas partes. No creo que haya ningún estudio académico en ese campo. De hecho, como dije, volviendo atrás, la filosofía perdurable en biología era que era importante ser parte de la comunidad investigadora, así como ejercer las diversas funciones reguladoras que se consideraban importantes para la parte de la comunidad investigadora. Así que publicamos artículos, hicimos todas las cosas que hacen las personas en la comunidad de investigación, además de hacer cosas regulatorias.

Saul: Claro. Hábleme de la relación entre la comunidad de biológicos y la gente de los NIH. Estabas en el mismo campus. ¿Trabajaste con otros?

Barker: Sí. En realidad, hubo un tiempo, y creo que fue antes de mi tiempo, cuando el Banco de sangre de los NIH, creo que era parte de la División de Estándares Biológicos. No sé si ha hablado con Paul Schmidt todavía. .

Barker: Él sabría sobre eso. Paul es un gran historiador. Entonces, como dije, creo que cuando me involucré, el Banco de Sangre de los NIH era parte del Centro Clínico y no parte de la DBS. Pero aún así, había vínculos bastante estrechos. La gente se conocía y trabajaba entre ellos. Bueno, ya sabes cómo es el campus de los NIH. No es tan grande. Aunque las personas tienden a concentrarse en lo que están haciendo bien en su propio laboratorio, no fue tan difícil levantar el teléfono o caminar y visitar a uno u otro. Fui donante de sangre toda mi vida, así que solía estar en el banco de sangre de los NIH de forma regular y conocía a las enfermeras mucho mejor que algunas de las otras personas. Pero conocía a Paul Highland y Harvey Alter desde hace mucho tiempo, y creo que teníamos una relación bastante buena. Todavía considero a muchas de estas personas viejos amigos, amigos científicos y colegas, aunque he cambiado totalmente de campo varias veces desde entonces. Ya no estoy en el campo de sangre, bastante lejos de él.

Saul: ¿Puedes hablar sobre el proceso?

Saul: Sobre ser donante de sangre.

Barker: Siendo O negativo, siempre quisieron que viniera y donara sangre. Lo hice muchas veces.

Saul: Si pudiéramos hablar sobre prácticas de seguridad por un segundo, hablé con personas del Banco de Sangre - Paul Schmidt, Paul Vaughn, con personas que han estado involucradas allí - sobre las prácticas de seguridad que estaban en utilizar en el propio Banco de Sangre. Y me preguntaba, en la investigación que estaban haciendo en la División de Estándares Biológicos y la Oficina de Biológicos, ¿cómo, cuáles eran esas prácticas de seguridad, especialmente cuando se trataba de hepatitis? ¿Cuáles fueron las preocupaciones de seguridad, en primer lugar? ¿Cuáles eran los objetivos de las prácticas de seguridad en general y cómo cambiaron con el tiempo?

Barker: Bueno, veamos. ¿Estás hablando de seguridad en el laboratorio?

Saul: Seguridad en el laboratorio en particular, pero también en lo que se refiere a usted. Hay dos tipos de prácticas de seguridad que me interesan, una es en el propio laboratorio, que mantiene seguros a los técnicos de laboratorio y a los científicos y trata de garantizar que la hepatitis no se propague dentro del laboratorio. El segundo son las prácticas diseñadas para mejorar la seguridad de los destinatarios de los productos.

Barker: Sí. Bueno, quiero decir, todo nuestro interés por la hepatitis estaba relacionado con el segundo. Quiero decir, esa es la zona. En lo que respecta a las infecciones adquiridas en el laboratorio y las preocupaciones sobre la seguridad del laboratorio, ese es otro campo que ha cambiado drásticamente en mi vida. Cuando comencé a trabajar con enfermedades por rickettsias, eso era una gran preocupación con las enfermedades por rickettsias, porque solíamos hacer cosas. Probablemente esté familiarizado con las licuadoras Waring. Solíamos moler cosas en licuadoras Waring, que son fantásticas para producir aerosoles, francamente, y muelas un batido o lo que sea en una licuadora Waring y la abres, puede que no lo notes, pero hay una nube de cosas que saldrá de allí. Bueno, eso fue una nube de. . . Solíamos moler huevos, de hecho, en licuadoras Waring. Así que me entrenaron desde el principio para hacer una serie de cosas, nada como lo que se hace ahora. Quiero decir, cuando comencé en el laboratorio, el pipeteo se realizaba con el pipeteo "con la boca". No encontrará a nadie en un laboratorio en estos días que vaya a hacer un recipiente de algo con una pipeta en la boca. Pero esa es la forma en que lo hicimos. Y es interesante. En los laboratorios del campus de los NIH se utilizaban dos tipos diferentes de pipetas y tenían un suministro centralizado. Para todos los laboratorios de enfermedades infecciosas, teníamos pipetas bucales, que tenían pequeños trapos de algodón en la parte superior, y estarían en los museos. Paul Schmidt probablemente tendría algunos, pero no los encontrará en uso. Y luego la gente de química, no usaban estas cosas de algodón en sus pipetas porque solía estar asombrado. . Dave Aronson puede contarles algo de esto porque Dave Aronson era un tipo de coagulación, coagulación sanguínea, más química que una persona con enfermedades infecciosas. Y yo solía ir a su laboratorio y él estaba pipeteando este suero humano con solo pipetas de vidrio. Todo era vidrio, dicho sea de paso. Eso se cambió por completo a plástico durante, mientras trabajaba en el laboratorio. Era de vidrio y lo autoclavaba todo entre usos. Pero es bastante fácil que ocurran accidentes. No sé por qué toda la gente de la coagulación no contrajo hepatitis o algo por tragar cosas accidentalmente a través de sus pipetas de vidrio, francamente. Probablemente no lo entendieron porque, al menos, la hepatitis B no se transmite muy fácilmente por vía oral, porque sé que deben haber tragado ocasionalmente un poco de esa sustancia que estaban pipeteando. Pero de todos modos, estábamos ... en el laboratorio de rickettsias, estábamos muy preocupados y, a pesar de nuestra preocupación y todo eso, tuvimos varias infecciones adquiridas en el laboratorio mientras estuve allí. En cuanto a las infecciones por hepatitis adquiridas en el laboratorio, realmente no lo sé. No recuerdo ninguno de lo que realmente supiéramos. Y tomamos bastantes precauciones. Pero el tipo de cosa que puede causar una infección adquirida en el laboratorio fue un pinchazo accidental con una aguja, obviamente, o una rotura accidental en un tubo de ensayo de vidrio, había tubos de ensayo de vidrio adentro. Pero todo, cuando comencé, todo era vidrio, portaobjetos de vidrio, tubos de ensayo de vidrio. De hecho, cuando estaba dando transfusiones de sangre a los pacientes, usábamos botellas de vidrio, que en realidad eran bastante horribles. Hubo muchos problemas con las botellas de vidrio. Pero se alejaron de ellos. Cambiamos totalmente al plástico.

Saul: Fue el cambio al plástico, fue el resultado de un estímulo en particular o un objetivo o. . .

Barker: Bueno, tendrías que hablar con gente de Baxter, pero creo que había muchas razones para ello. Quiero decir, las botellas de vidrio tenían tapones de goma. Hubo un problema real con la contaminación bacteriana, diría yo, que en realidad sigue siendo un problema, curiosamente, en las plaquetas, pero por diferentes razones. Pero estas botellas de vidrio con tapón de goma, quiero decir, eran ... ya no me gusta pensar en ellas. Luego teníamos tubos de goma con agujas de acero que se clavaban en el vidrio. Y todo esto se reutilizó, dicho sea de paso, para que se esterilizara, lo mejor que pudiera, en autoclave. Pero una de las cosas que se sabía, de hecho, mucho tiempo atrás era que el virus de la hepatitis era un virus muy estable, y si su esterilización en autoclave era de alguna manera, por alguna razón inadecuada, era posible que todavía tuviera el virus. De todos modos, no lo sé. Hubo varios estímulos para ir al plástico. Uno de ellos fue el deseo de separar el plasma de los glóbulos rojos, que ahora se hace de forma bastante rutinaria en los bancos de sangre. Probablemente lo sepas. Y eso se hace muy fácilmente con recipientes de plástico, que pones en una centrífuga, giras y simplemente los aprietas. Antes, con los frascos de vidrio podías hacerlo, pero tenías que entrar con una aguja y aumentabas las posibilidades de contaminar el contenido. Fue ... las cosas han mejorado mucho. En muchas áreas, las cosas han mejorado mucho. Es decir, los recipientes de plástico permitieron hacer todas las manipulaciones de la sangre, separándola en componentes, plasma y componentes de plaquetas y glóbulos rojos, sin entrar en el recipiente. Todo se hizo en un sistema "cerrado". Y ese fue un gran avance, francamente, el sistema cerrado para procesar sangre. Entonces, la contaminación ahora, la oportunidad de contaminación llega cuando se clava la aguja en la piel y se obtiene un pequeño tapón de piel, y ninguna cantidad de limpieza puede asegurar totalmente que los tapones de piel nunca tendrán bacterias. Así que hay contaminación, especialmente las plaquetas en estos días, y probablemente hay razones por las que no hay mucha más. Que se relacionan con los leucocitos que limpian las cosas inicialmente.

Barker: Sí, prácticas de seguridad en general. Bueno, la seguridad, como ya he dicho, la historia de los biológicos, desde los inicios absolutos, principios del siglo XX, relacionados con la seguridad. Y, ya sabes, para obtener una licencia biológica, tenía que ser "seguro, puro y potente". Eso es lo que dice la Ley PHS. La seguridad, por supuesto, siempre es relativa. Quiero decir, somos una sociedad en la que nos gusta estar 100 por ciento libres de riesgos. No hay nada que esté libre de riesgos.Conducir un automóvil no está libre de riesgos, caminar por la calle no está libre de riesgos, como sabemos, andar en bicicleta, lo que hago, no está libre de riesgos y la transfusión de sangre no está libre de riesgos. Hasta el día de hoy, no está libre de riesgos. Pero el tipo de, no sé, el estándar de oro para los biológicos era hacerlos idealmente libres de riesgos, pero desde un punto de vista práctico, con el menor riesgo posible. Sabes, miras todas las vacunas que existen y tienen riesgos, pero son, en general, riesgos bastante bajos. Nos preocupa la vacuna contra la viruela porque es más riesgosa que la vacuna contra el sarampión. La vacuna contra el sarampión no está libre de riesgos. Produce algunos problemas, paperas, rubéola. La vacuna contra la fiebre amarilla ha causado recientemente algunos problemas considerables. Así que todas estas cosas y la vacuna contra la gripe. Siempre se evalúan en una especie de riesgo-beneficio, y es deseable que los beneficios superen ampliamente los riesgos. Ese no siempre ha sido el caso, pero en general, para la mayoría de los biológicos, diría que los beneficios tienden a superar ampliamente los riesgos. Probablemente se haya encontrado con esto en varios lugares, pero con las transfusiones de sangre, la hepatitis era un riesgo reconocido en los años 40, 50 y 60. Pero se consideró, ya sabes, algunas personas dicen que éramos tolerantes o que aceptamos o lo que sea, pero supongo que la relación beneficio-riesgo se consideró favorable para los pacientes que se desangraban. Era mejor hacer una transfusión y tal vez contraerían hepatitis, pero no transfundirlos porque entonces no la contraerían porque estarían muertos. Por lo tanto, la relación beneficio-riesgo se considera favorable, aunque estaba claro que se trataba de productos riesgosos, se hicieron algunas cosas al respecto. Se preguntó a los donantes si tenían antecedentes de hepatitis, por ejemplo, y otras cosas que se evaluaron como pruebas enzimáticas. Hace mucho tiempo, fueron evaluados. De hecho, participé en algo de eso desde el principio, cuando estaba en el trabajo clínico y observaba las pruebas de enzimas como una forma de tratar de reducir el riesgo asociado con la transfusión de sangre. Bueno, las pruebas enzimáticas fueron realmente descubiertas por un par de personas en el Memorial Sloan-Kettering, publicadas en la literatura, Wroblewski y Ladue, a mediados de los años 50, alrededor de los años 56 o 57. De hecho, hice algunos pequeños proyectos de investigación, cuando era estudiante de medicina, sobre pruebas enzimáticas, principalmente para ataques cardíacos, que es otra aplicación de las mismas pruebas enzimáticas. Fueron llamados SGOT y SGPT en ese momento. Pero el Banco de Sangre se involucró con estas pruebas para la hepatitis, y las estaba analizando tanto para ataques cardíacos como para personas con hepatitis clínica, y fueron bastante útiles y hasta el día de hoy se utilizan para diagnosticar ataques cardíacos y hepatitis clínica. Han resistido la prueba del tiempo. Y fueron evaluados, pero en realidad no se consideraron tan útiles para la hepatitis postransfusional. Otro centro clínico realizó uno de esos estudios en los años sesenta. Bill Miller, quien ha estado en bancos de sangre toda su vida, es, creo, el autor de un estudio clínico. Probablemente una de las razones por las que no parecían funcionar tan bien es que muchos portadores de hepatitis B tenían poca o ninguna elevación de enzimas, y lo mismo sucedía con la hepatitis C, por lo que no era una prueba realmente confiable, ¿no? Parece ser una prueba realmente confiable en las primeras evaluaciones. Pero la gente siempre estaba tratando de hacer que la sangre fuera más segura. Quiero decir, no siempre. Durante mis años, siempre lo supimos. Quiero decir, recuerdo cuando le dábamos a la gente transfusiones de sangre, y sabíamos que existía el riesgo de que esas personas pudieran contraer hepatitis en unas pocas semanas o unos meses. Así que supongo que, en términos generales, la transfusión de sangre se utilizó de forma algo conservadora. No lo diste por las uñas encarnadas. Esperabas que la gente no lo diera por las uñas encarnadas. Se lo dio a las personas que estaban perdiendo sangre y parecía que no les iría bien a menos que recibieran una transfusión de sangre.

Saul: Claro. Volviendo a las prácticas en el laboratorio, cuando empezaste a finales de los sesenta, ¿qué tipo de procedimientos realizaba la gente?

Barker: Empecé a trabajar a principios de los 60, y fue entonces cuando les decía que teníamos estas pipetas bucales, así que en realidad comencé en los 50, cuando era estudiante de medicina con pipetas bucales, y no teníamos ninguna. de estas campanas, campanas de flujo laminar. Casi todo lo que usamos se reutilizó, es decir, las pipetas y los tubos de ensayo y los frascos se lavaron y esterilizaron en autoclave, y luego volvieron y los volveríamos a usar. Recuerdo las pipetas. Solíamos dejarlos, lo olvido, en algún tipo de solución maloliente o formaldehído o algo así, y luego iban y se lavaban y esterilizaban en autoclave y regresaban con nuevas cositas de algodón para que con suerte no succionáramos el contenido. nuestra boca. Es asombroso. Pero mientras estuve allí, diría que en los años 70 teníamos dispositivos, por lo que ya no hacías esto y teníamos laboratorios en algún lugar entre, yo diría, mediados de los 60 y mediados de los 70 que cambiaron casi por completo de vidrio a plástico, siendo el plástico desechable. No reutilizaste nada. Pasamos de pipetear con la boca a pipetear con estos dispositivos, que todavía se utilizan. Ahora hay una variedad de dispositivos que se utilizan para pipetear. Y también, no solo para proteger a los trabajadores, sino también para proteger los materiales con los que estábamos trabajando. Empezamos a utilizar campanas de flujo laminar. Quiero decir, los cultivos celulares, que son lo que son una especie de mayor, una de las principales herramientas de los laboratorios de virología de cultivos celulares, siempre existe el riesgo de contaminarlos, contaminarlos con cosas que están en su boca o cosas que están en el aire ambiente o lo que sea, y eso arruina su experimento, por lo que la gente no quería que sus cultivos celulares se contaminen. Entonces, básicamente, una gran cantidad de tecnología ha evolucionado y se ha desarrollado para proteger a los trabajadores de laboratorio, OSHA - OSHA no existía, no creo, cuando comencé a trabajar en el laboratorio, pero OSHA ahora existe y hay muchas de requisitos, en realidad. No puedes, no hay forma de que se le permita al tipo de laboratorio en el que trabajé a principios de los 60, ya sabes, sería ilegal e inmoral y todo lo demás trabajar en un laboratorio como solía hacerlo la gente. Y creo que probablemente la forma en que trabajaba en un laboratorio a principios de los 60 era muy avanzada en comparación con 20 o 30 años antes.

Saul: ¿En términos de prácticas de seguridad?

Barker: Sí, prácticas de seguridad. Quiero decir, las prácticas de seguridad son un gran problema en el laboratorio ahora, y con razón por una variedad de razones. Todavía no existe una garantía completa al 100 por ciento porque las personas aún pueden pegarse accidentalmente o romper contenedores e inocularse accidentalmente y todo eso, pero creo que a lo largo de los años se han implementado muchas medidas para minimizar el riesgo para los trabajadores. Quiero decir, no teníamos cosas como instalaciones de nivel 3 de bioseguridad. Entonces solíamos trabajar mucho con primates y, de hecho, uno de los grandes problemas. . . Hubo dos grandes problemas con los primates. Una era que podían tener tuberculosis y la otra era que podían tener un virus del herpes, que era letal para las personas, el virus del herpes de los simios, por lo que, de forma lenta pero segura, se mejoraron las prácticas para trabajar con monos. Lo mismo con todos los animales de laboratorio, quiero decir, los animales de laboratorio son como las personas. Están llenos de microbios. Las personas están llenas de microbios, algunos de los cuales podrían causar serios problemas si se infecta accidentalmente con algo en sus animales de laboratorio. Entonces no quería que los trabajadores se enfermaran porque entonces no podrían trabajar. No querías que las cosas con las que estabas trabajando se contaminen, así que sin ... no soy un experto en el tema, pero hoy en día hay manuales, libros, procedimientos hasta la saciedad para proteger a las personas y con lo que están trabajando. de agentes infecciosos en el laboratorio, muchas, muchas más precauciones de las que solía haber, y creo que eso es bueno. Eso es un avance.

Saul: Solo un par de detalles. ¿Usaron guantes cuando empezaron?

Barker: No. Creo que usar guantes, "precauciones universales". Estoy seguro de que te has topado con ese término. Creo que las precauciones universales no recibieron un fuerte impulso hasta el VIH / SIDA. Ahora, cuando comencé el laboratorio, la única vez que usamos guantes, diría originalmente, fue cuando probablemente estaríamos trabajando con animales. Tal vez usemos guantes en otros entornos. Pero hubo muchas veces que no usamos guantes. Solía ​​inocular animales con una mezcla de suero humano del ensayo clínico de la vacuna y organismos de tifus epidémico, que era una mezcla altamente infecciosa. Solía ​​inocular ratones en la vena de la cola y sé que no usé guantes. No se consideró. . . Quiero decir, en realidad, fueron considerados pero te harían torpe. De hecho, creo que la transición al uso rutinario de guantes no fue una transición fácil, porque es más fácil manipular cosas sin guantes que con guantes. Recuerdo que los dentistas eran muy resistentes a los guantes, pero con el tiempo se volvieron imprescindibles. Quiero decir, recuerdo cuando ocurrió ese cambio. Ahora ve al dentista y usa guantes. Hace veinticinco años, ibas al dentista, no usaban guantes. En la mayoría de los laboratorios, a menos que estuvieras tratando con una solución muy cáustica, que si llegara a tus manos te quemaría la piel o algo así, en general, el uso de guantes no era una rutina cuando comencé a investigar. Las enfermeras de los bancos de sangre no usaron guantes durante la mayor parte de mis años como donante de sangre, pero finalmente, a partir de los años 80, diría que es cuando comenzó a usar guantes y, hasta cierto punto, máscaras, gorras y batas. . Las precauciones han entrado en juego tanto en la investigación como en la atención clínica. Pero como dije, fue el VIH / SIDA el que dio un gran impulso a las precauciones universales porque al principio parecía que eso era lo único que se podía hacer, o la gente no estaba segura, en realidad. Estabas cuidando pacientes, y los pacientes con SIDA a principios de los 80 eran personas muy, muy enfermas. Pero la hepatitis también ayudó a impulsar las precauciones universales. Hubo resistencia por lo que acabo de decir. Hicieron que fuera más difícil hacer las cosas. Es más difícil hacer cosas en un BL3 y es muy difícil hacer cosas en una instalación de nivel 4 de bioseguridad. Ahí es donde estás en un traje espacial y no tienes solo pequeños guantes de goma. Sabes lo que parece. Y los utilizan para agentes infecciosos de muy alto riesgo. Nunca he trabajado en una instalación BL4. Aprendí a hacer muchas de las cosas que ahora se hacen en el equivalente a las instalaciones BL3. Ni siquiera estoy seguro de cuándo llegó esa nomenclatura, pero ahora es un lenguaje bastante común.

Saul: Claro. ¿Hay algo? Solo estoy tratando de concluir la sección de la FDA de mis preguntas. ¿Hay algo más sobre los procedimientos de seguridad, preocupaciones, preocupaciones particulares de la FDA para mejorar la seguridad del producto?

Barker: Productos, productos. Sí. Realmente no hemos hablado mucho de productos. Hemos estado hablando de laboratorios, que son ... hay una relación, obviamente. Pero, quiero decir, podría hablar todo el día o toda la semana o todo el año si lo desea, sobre la seguridad de los productos biológicos, pero probablemente sepa la mayoría de las cosas que necesita saber sobre el tema. Quiero decir, hay mucho que se puede decir al respecto. Hay problemas, preocupaciones, medidas que se han tomado a lo largo de los años. A veces funcionaban, a veces no funcionaban. Quiero decir, no sé si este es el momento de mencionarlo, pero una de las cosas que hicimos que fue un poco diferente en los años 70, cuando era director de la División de Sangre en la Oficina de Biológicos, fue fue en cierto modo tras la “sangre de donantes pagados” al establecer una regulación que estableciera que la sangre tenía que ser etiquetada para determinar si provenía de un donante voluntario o pagado. Eso causó una gran cantidad de alboroto, en realidad, una increíble cantidad de alboroto. Bueno, tal vez no una cantidad asombrosa de alboroto, porque fue muy intrusivo, en lo que yo llamaría la industria comercial de los bancos de sangre. Consideraron que era injusto y discriminatorio, y era discriminatorio porque una vez que aprobamos esa regla, hacía que la sangre con la etiqueta de donante pagado fuera muy indeseable de usar tanto desde el punto de vista del paciente como desde el punto de vista de la responsabilidad, etc. Así que creo que ayudó a impulsar nuestro suministro de sangre de lo que quiero seguir llamando productos de un solo donante, sangre completa, glóbulos rojos y plaquetas, etc., en la dirección de ser un suministro de sangre totalmente voluntario, basado en donantes, que fue un gran - ese fue un gran énfasis en la década de 1970. Sabíamos que la prueba del antígeno de superficie de la hepatitis B, como la llamamos ahora, había sido útil, pero no había resuelto el problema. Sabíamos que todavía había una buena cantidad de hepatitis, y algo de eso, lo descubrimos lenta pero seguramente, se debía a algo diferente. Lo llamamos no A / no B porque no teníamos en nuestras manos el virus o el marcador específico hasta 1989 para lo que se conoce como hepatitis C. Estábamos buscando otras formas de hacer algo para mejorar la seguridad, y Una de las formas en las que nos decidimos, fue la política nacional de sangre, para ir a un sistema de donantes totalmente voluntarios a partir de principios de los años setenta. Creo que fue entonces cuando comenzó la política nacional de sangre '73 o algo así. Y la FDA, recuerdo haber hablado con Harry Meyer sobre esto, y fue muy claro. Dijo: "Bueno, deberíamos hacer algo con toda esta sangre de donantes pagados que ha sido incriminada, por así decirlo, como de alto riesgo". Y lo que hicimos al respecto es que nos metimos en el etiquetado, el etiquetado de la sangre, y creo que esa regla todavía está vigente.

Saúl: Que yo sepa, la sangre pagada nunca fue prohibida oficialmente.

Barker: Eso es correcto. Eso es correcto.

Saul: Y hasta el día de hoy no está oficialmente prohibido.

Saúl: Porque la política nacional de sangre nunca se promulgó oficialmente.

Barker: Bueno, no estoy seguro de a qué te refieres con promulgado. En otras palabras, la política nacional de sangre; no sé si ha leído alguno de estos documentos. Básicamente, era una política. Era un conjunto de principios, uno de los cuales era que nuestro suministro de sangre debería provenir de donantes voluntarios. Así que la política se puso en el registro Federal o donde sea que se publique. De hecho, tengo algunos de esos documentos acumulando polvo en casa porque de vez en cuando alguien me pregunta al respecto y tengo que desenterrarlos para refrescar mi memoria. Pero fue una política interesante. Esto fue durante el Nixon, que fue una administración republicana, y la política del gobierno, la política laica era que el sector privado hiciera las cosas para lograr los objetivos. Y era un suministro de voluntarios que era adecuado para que estuviera allí cada vez que alguien necesitaba sangre, y lo estaba, no sé, no puedo recordar si se suponía que era asequible y accesible, seguro, limpio y así sucesivamente, disponible. Entonces esa política realmente estaba en su lugar, pero la implementación de la misma bajo la dirección del HHS, y era Richardson quien era secretario de HHS en ese momento, era para que el sector privado la implementara, y eso resultó en la formación de la American Blood Commission, que era una entidad del sector privado. Y se suponía que el gobierno federal sería de cierta ayuda, pero no tenía la responsabilidad principal de la implementación, por lo que NHLBI, ¿está trabajando con el NHLBI?

Barker: Bueno, al NHLBI le dijeron: "Contribuirás a los costos operativos de la Comisión Estadounidense de la Sangre, te guste o no", y probablemente no les gustó demasiado. Pero básicamente se les dio la responsabilidad de pagar cosas como el Sistema Nacional de Datos de Sangre o lo que sea, varias cosas. En otras palabras, el ABC: no se les dio un cheque en blanco y se les dijo: "Puedes gastar todo el dinero que quieras y el NHLBI te lo reembolsará", sino algo un poco así. NIH debía apoyar la investigación. Bueno, el NHLBI también apoyó la investigación en seguridad de la sangre y varios otros aspectos, y el NIAID, el banco de sangre y los programas intramuros, CDC. No estoy seguro de si a los CDC se les asignó un papel importante desde el principio. Fueron llamados, pero se esperaba que la FDA (para entonces, para el ‘73, éramos parte de la FDA), se esperaba que todos hiciéramos cosas, si pudiéramos, que contribuirían, pero no tener la responsabilidad principal o lo que sea. Bueno, ya habíamos estado involucrados en la concesión de licencias para las pruebas y asegurarnos de que se estuvieran realizando, y el paso adicional, que la Oficina de Productos Biológicos, la parte que tomó la FDA, fue implementar el requisito de etiquetado. Sabes, es una situación interesante. Uno de los oponentes más feroces del etiquetado, y estoy hablando ferozmente, fue Howard Taswell, quien fue director del banco de sangre en la Clínica Mayo. Mayo Clinic está en el medio de Minnesota. Tenían una larga, larga tradición, no mucho, 10, 20, por muchos años, de pagar a sus donantes de sangre $ 25 por el tiempo, las molestias, el dolor y el sufrimiento, lo que sea, de ser un donante de sangre voluntario.

Saul: ¿No eran voluntarios?

Barker: Bueno, no hay duda, no eran voluntarios.

Barker: Fueron demográficamente o como sea, es la mejor manera de describirlos, sociológicamente, lo que sea, sí, fueron donantes de sangre voluntarios. Eran los mismos que los donantes de sangre voluntarios que van al Minneapolis War Memorial o la St. Paul Red Cross. Eran ciudadanos sólidos de Minnesota, gente agradable y saludable. No eran el tipo de personas que queríamos sacar del suministro de sangre. El tipo de personas que queríamos sacar del suministro de sangre eran las personas que iban al banco de sangre comercial en la calle Baltimore, quienes, ya sabes, básicamente era claramente una cuestión socioeconómica. Quiero decir, había dos tipos de donantes de sangre pagados: había donantes de sangre pagados de Mayo Clinic que eran la crème de la crème de ciudadanos sanos y sólidos, etc. y luego estaban las personas que eran adictas a las drogas, que vivían en refugios para personas sin hogar, quiero decir, las personas marginadas. Desafortunadamente, aquí es donde las enfermedades infecciosas tienden a prosperar, incluidas cosas como la hepatitis B debido al hecho de que existe el uso de drogas inyectables. Además, la hepatitis B es una enfermedad de transmisión sexual que está muy asociada con la promiscuidad. Entonces, si tienes una población que está un poco mezclada con la prostitución, hombre-mujer, etc., etc., uso de drogas inyectables, y está económicamente a la baja, no son personas que quieres que donen la sangre que podrías terminar. recibiendo. Entonces esas eran las personas, y eran esas operaciones las que estábamos tratando de exprimir literalmente.Esa fue realmente, quiero decir, la política nacional de sangre. . .Sabes, mucho de esto no es de lo que se trataba. Quiero decir, los NIH hicieron el estudio. Estaban comprando su sangre en este banco de sangre comercial en Baltimore. Compararon la tasa de hepatitis en sus pacientes de cirugía cardíaca. ¿Conoces ese estudio?

Barker: el estudio de John Walsh. Bueno. Así que conoce el estudio y sabe que fue justo. . . Y antes de eso, J. Garrott Allen, no estoy seguro de si está vivo o no. J. Garrott Allen era un cirujano de Chicago que se convirtió en jefe de cirugía en Stanford, y el trabajo de su vida fue tratar de deshacerse de la sangre de donantes pagados suministrados por bancos de sangre comerciales. Hizo estudios mucho antes, muchos años antes del banco de sangre del Centro Clínico de los NIH que mostraban que había un riesgo mucho mayor de hepatitis asociada con la sangre de un donante pagado. Así que de eso se trataba y la política nacional de sangre quería, con razón, aumentar la seguridad, hacer que la sangre fuera totalmente segura porque hay personas en la población de donantes voluntarios que están infectadas con hepatitis y VIH y todo lo demás, hepatitis C / B, pero menos de ellos. Por eso nos dedicamos al etiquetado. Como digo, gente como Howard Taswell, y había algunas otras personas, ni siquiera sé si Howard todavía está vivo. No lo he visto en mucho tiempo. Era muy inteligente, estaba realizando una operación maravillosa. Mayo Clinic es la crème de la crème de los centros médicos del país o del mundo. Se sintió muy deformado por lo que íbamos a obligarlo a hacer. O tenía que dejar de dar a sus donantes $ 25, lo que no quería hacer, o tenía que poner donante pagado en la etiqueta de la sangre recolectada en el Banco de Sangre de Mayo Clinic. Bueno, ambos fueron extremadamente ofensivos y puedes entender por qué. Esta es una de sus maravillosas operaciones. Su sangre era más segura que probablemente la sangre voluntaria recolectada en muchas partes del país. Y solía decir eso. Quiero decir, se levantaba en las reuniones y lo decía con vigor, con auténtica agresión. Él diría eso. Así que ese fue un episodio interesante. Había otras personas que pensaban que era una especie de instrumento contundente, que en cierto sentido lo era. Quiero decir, un instrumento aún más contundente sería convertirlo en ilegal, pero por varias razones, no pensamos que pudiéramos hacerlo ilegal. Y, de hecho, operaciones como la de Howard Taswell en Mayo Clinic fueron las razones por las que no sentimos que

Barker: Quiero decir, ya tenemos suficientes problemas para poner el etiquetado en, ya sabes, está en las reglas. También tuvimos suficientes problemas para poner eso allí. Para prohibir literalmente la sangre de donantes pagados, no pensamos, por varias razones, que podríamos salirse con la nuestra, francamente. Y entre otras cosas fue, este fue un período, una especie de años 70, cuando una cierta cantidad de lo que se consideraba una parte esencial de nuestra medicina médica, estaba llegando, y particularmente algunas de las grandes áreas metropolitanas, de los bancos de sangre comerciales que usaban donantes pagados. Y sin ser específico, puedo decirles que hubo algunas áreas metropolitanas donde los mayores usuarios de sangre eran cirujanos y anestesiólogos, que son una especie de equipo, y dijeron: "Bueno, si prohíben la sangre pagada en la ciudad X, nosotros Tendremos tal vez un déficit del 10, 15 o 20 por ciento ”, porque la sangre pagada no era la predominante, pero era esencial. Si elimina el 20 por ciento del suministro de sangre en cualquier lugar, cualquier día, puede crear una situación muy mala. El suministro de sangre en este país siempre ha sido cercano. Nunca hemos tenido una almohada grande ahí fuera.

Quiero decir, recuerdo que en Canadá, sé que han tenido más problemas recientemente, pero solían tener un gran exceso de sangre. Recolectarían en exceso tal vez en un 20 o 30 por ciento, y también eran un sistema totalmente voluntario, pero es un país totalmente diferente. Canadá no es como este país. No tienen el tipo de ciudades, en su mayor parte, que tenemos con el tipo de problemas que tenemos y demás. Entonces, en Canadá, no habría sido tan importante prohibir el 20 o el 30 por ciento de su sangre. En este país, habría sido un gran problema. Así que tuvimos que hacer cosas que se comprimieran y, de hecho, creo que Nueva York hizo un proceso muy creativo. ¿Sabes lo que hicieron? Fueron a algo llamado sangre euro.

Barker: Terminaron importando, creo, del 20 al 30 por ciento de su suministro de sangre de donantes voluntarios en Europa, porque Nueva York fue un ejemplo brillante. . . Sin sangre euro, de la que ahora han tenido que deshacerse debido a los bovinos, la EEB, la ECJ, pero al menos ese era su salvavidas, y lo recuerdo. Tenemos licencia. Mientras estaba en la FDA, autorizamos esos centros de sangre de la Cruz Roja en Suiza, Alemania, puedo recordar los Países Bajos. Solía ​​inspeccionarlos. En realidad, fue agradable inspeccionar los bancos de sangre en Suiza y Alemania. Pero, al mismo tiempo, había mucho sentimiento de que este país no debería depender de recolectar su sangre de donantes voluntarios en Europa, donde, dicho sea de paso, estaban recolectando masivamente, recolectando mucho más de lo que necesitaban, por lo que eran como Canadá. Tenían toda esta sangre extra. Estaban felices de venderlo en los Estados Unidos y era sangre bastante buena. Era mejor que la sangre de los bancos de sangre comerciales.

Saul: Ahora, era parte del énfasis en etiquetar, hacer algo sobre la sangre pagada, ¿era estrictamente de los estudios que se hicieron comparando donantes de sangre pagados con donantes voluntarios, o tenía algo que ver con el libro que se escribió? Relación de regalo?

Barker: ¿El libro de Titmuss? No. Yo diría que fue 99,9 por ciento lo primero. No nos pareció que el libro de Titmuss fuera particularmente relevante para nosotros. Ya sabes, se trataba del Reino Unido y dijo que esos estadounidenses son terribles. Pagan a sus donantes de sangre. Pero sentimos que teníamos un problema con respecto a la hepatitis. Titmuss fue más, creo que su argumento fue menos. . . Nunca leí su libro. No fue una lectura obligatoria para nosotros. Pero mi impresión de su libro, al no haberlo leído nunca, fue que se trataba más de altruismo y argumentos filosóficos, ya sabes, del tipo de cuidar a tu prójimo que de argumentos sobre la hepatitis. Nuestro problema era todo la hepatitis Ahora, la política nacional de sangre probablemente tuvo un papel en la mezcla de sal y pimienta de seguridad y altruismo como razones por las que deberíamos tener un suministro de donantes totalmente voluntarios, pero en la FDA estábamos preocupados por la seguridad. Estábamos preocupados por la hepatitis. De hecho, hicimos un compromiso gigante en el sentido de que no requerimos el etiquetado de donante pagado para ir al plasma.

Barker: Bueno, muy simple. Habría matado a una industria que se consideraba de vital importancia. Ahora, Europa Occidental, Canadá hasta cierto punto, en diversos grados, asumieron la posición de que la sangre y el plasma tenían que provenir de donantes voluntarios. Al mismo tiempo, estos países estaban comprando la mayor parte de su factor antihemofílico y albúmina de nuestra industria comercial de plasma y derivados del plasma. Así que lo vimos como un poco hipócrita, supongo. No dejaban de señalarnos con el dedo: tienes esta terrible industria. Mientras tanto, ahí es donde estaban obteniendo su producto, porque no tenían suficiente producto voluntario. . . Quiero decir, la razón por la que tenían tantos glóbulos rojos adicionales en lugares como Suiza y Alemania es que estaban recolectando sangre completa de donantes voluntarios para obtener parientes, ya sabes, para obtener todo el plasma que pudieran para el fraccionamiento. Pero aún así, sabíamos que en este país, porque la Cruz Roja y los centros comunitarios de sangre que estaban haciendo lo mismo, enviando su plasma para fraccionamiento, esto estaba cubriendo quizás el 20 por ciento de nuestras necesidades de derivados del plasma. No tenías que averiguarlo. Nos quedó muy claro si le dijéramos a la industria del plasma que tenían que adoptar un enfoque totalmente voluntario basado en donantes para recolectar su plasma. . .Sabes, tal vez durante un período de muchos años, podría lograrse. No se ha hecho. Y no sé si podría hacerse o no. Quiero decir, vender plasma, que todavía se practica a gran escala en este país, es un par de horas. Las personas que lo hacen, lo hacen semanalmente o, se le permite hacerlo dos veces por semana hasta X veces al año. Es una gran molestia. Tenemos un gran lío con Europa, con la OMS y todo eso. Pero mientras teníamos este problema, ellos estaban felizmente usando los productos fabricados por esta industria, y nosotros también. Por cierto, nunca ha habido; no creo que nunca se hayan generado datos sobre los riesgos asociados con los productos de plasma combinados que discriminen entre productos de donantes voluntarios y productos de donantes pagados equivalentes a los datos de productos de un solo donante, por lo que no lo hicimos. Realmente siento que incluso teníamos la base. Quiero decir, y en realidad hay una razón para eso. Sabes, si reúnes 10,000 unidades de plasma de donantes voluntarios de la Cruz Roja, no hay duda de que vas a tener hepatitis C en la piscina. Y cuando era un problema, iba a tener VIH y probablemente tendría algo de hepatitis B residual. Entonces, aunque cuantitativamente podría tener menos contaminación, desafortunadamente, desde un punto de vista práctico, no sería fácil de probar que el producto X del plasma combinado de donantes comerciales pagados era algo así como un producto de alto riesgo de un gran grupo de donantes voluntarios de lo que era si tomaba productos de un solo donante, donde obtuviera algo como el estudio de los NIH y los estudios de Garrott Allen y todo eso . Entonces hubo varios factores. Pero fue interesante. Quiero decir, había personas que querían que etiquetáramos el plasma, pero sentimos que sería un ejercicio sin sentido porque en ese caso habrían puesto la etiqueta en todo el plasma y seguirían alegremente su camino. El plasma no fue a los hospitales ni a los pacientes. El plasma fue a las fábricas y a las piscinas enormes y a los productos combinados. Es una industria enorme. No sé, probablemente todavía lo sea, fue cuando lo supe. Ya no sé mucho sobre eso. Estoy seguro de que sigue siendo una gran industria.

Saul: Entonces, ¿el argumento es que los fraccionadores de plasma comerciales que hicieron el argumento para hacer eso?

Barker: Bueno, en realidad, se remonta más atrás. La política nacional de sangre no exigía que el plasma para la fabricación posterior de parte de nuestro como quiera llamarlo, sangre y productos sanguíneos en conjunto, no exigía que fuera un donante totalmente voluntario. Si observa la política nacional de sangre, verá que allí se hizo la excepción. Así que eso lo habría hecho aún más difícil si lo hubiéramos querido, y no lo queríamos particularmente.

Sabes, por un lado, el caso que pensamos que era absolutamente férreo, por otro lado, pensamos que el caso podría tener que basarse más en el altruismo, y la FDA no se trataba de eso. Ese no es el trabajo de la FDA, fabricar productos altruistas. Es permitir en el mercado productos altruistas. Y es por eso que no pensamos que Titmuss fuera terrible. . . Y Titmuss] era importante desde el punto de vista de que la sangre de los donantes voluntarios es importante desde el punto de vista de la seguridad, pero no creo que eso fuera realmente lo que argumentó. ¿Has leído su libro?

Barker: Bueno, bueno. Estás por delante de mí.

Saulo: ¿Se recolecta sangre completa pagada en este país?

Barker: No tengo ni idea. Pero me imagino que en este punto sería poco común.

Saúl: Pero sería legal si la gente. . .

Barker: Oh, sí. Pero donante pagado en la etiqueta. Eso es lo que dice aquí mismo en las regulaciones. Y hasta el día de hoy, sin tener ningún hecho, diría que casi todas las unidades de sangre que se transfunden tienen un donante voluntario en la etiqueta. Pero puede haber algunos lugares donde. . . De hecho lo dudo. . Quiero decir, existe una especie de estigma, que en cierto sentido era el propósito del ejercicio, era estigmatizar, pero también existe la responsabilidad. Quiero decir, imagínense cómo sería para un cirujano mirar hacia arriba y ver a un donante pagado en la sangre que está entrando, o alguien que está tratando una úlcera o cualquier paciente sangrante, mirar hacia arriba y ver eso, ya sabe. Salga y asegúrese de que el seguro esté en buenas condiciones. En realidad. Y eso es, para bien o para mal, no me gusta esa característica de control en particular sobre lo que sucede en este país porque creo que puede distorsionar mucho las cosas, pero no hay duda al respecto, cuando aprobamos esta ley de etiquetado, yo Creo que las cosas se movieron con bastante rapidez hasta casi el 100 por ciento.

No sé qué hizo finalmente Howard Taswell en la Clínica Mayo, si siguió pagando a sus donantes y poniéndoles la etiqueta o si dejó de pagarles, pero sospecho que probablemente dejó de pagarles.

Barker: Podrías averiguarlo.

Barker: Llame a la Clínica Mayo.

Saúl: ¿Se lleva algún registro de cuántos donantes de sangre pagados, si es que hay alguno?

Barker: No era muy buena información. Ya sabes, una de las cosas sobre la política nacional de sangre que, ya sabes, cuando dices que queremos tener un suministro de sangre totalmente voluntario, entonces la pregunta lógica es, bueno, ¿hasta dónde tenemos que llegar para llegar allí? y dónde estamos este año y el próximo. Y así, para ese propósito, el NHLBI fue encargado de crear algún tipo de sistema de recolección de datos de sangre, que se volvió muy controvertido. ADC iba a hacerlo, NHLBI lo iba a pagar. Recuerdo, no puedo decir cómo se desarrolló eso, excepto que recuerdo que causó cierto rencor aquí y allá. Pero, en cualquier caso, la FDA, dicho sea de paso, tradicionalmente no tiene información cuantitativa sobre los productos que regula, es decir, no sabemos cuántas unidades de producto X, Y o Z está vendiendo alguien. No debería decir nosotros. La FDA no lo sabe. Y, de hecho, se ha considerado como información de propiedad exclusiva. Quiero decir, hay empresas que saben cuánta participación de mercado tienen diferentes empresas para diferentes productos, etc. Y luego están las organizaciones que realizan un seguimiento. La Cruz Roja sabe cuántas unidades de sangre recolecta y distribuye a los hospitales, y lo publica todos los años. En realidad, Medicare sabe mucho porque tiene muchas cifras. Pero en cuanto a cifras, quiero decir, lo que la FDA sabía en el momento en que impusimos el requisito de etiquetado es que sabíamos cuántos bancos de sangre comerciales con licencia había porque los otorgamos. Y no sé cuántos había, pero la cosa es que lo que hizo que incluso ese tipo de estadística fuera un poco confuso fue que autorizamos todos los centros de plasma, que utilizaban donantes pagados, y eran comerciales, para ... las ganancias, las empresas privadas, todavía lo son, por lo que realmente no las teníamos, no teníamos cifras concretas en la FDA, y no era realmente nuestro trabajo tener cifras precisas. No lo sé, sería interesante. En NHLBI, George o alguien así. . .

Barker: George Chrousos [poco claro]. Él todavía está ahí. Trabajé con él. Él era ... bueno, Barbara Alving, jefa de la División de Sangre, estaba en la División de Sangre de la FDA cuando yo estuve allí. No sé si conoció a Barbara Alving. Bueno, deberías conocerla. Ella es buena. Pero es posible que puedan obtener información. Pero supongo que no creo que tuviéramos números realmente buenos. Y, de nuevo, varió. En Nueva York, prácticamente lo que trajeron de Europa fue, que fue mucho, varios cientos de miles de unidades al año de glóbulos rojos, creo que en gran parte fueron suministrados por bancos de sangre comerciales que utilizan donantes pagados.

Barker: Sí. Pero luego vas a la Clínica Mayo y creo que el 100 por ciento de su sangre era en realidad voluntaria, aunque a los donantes se les pagaba. Entonces hay una gran variedad en todo el país. Creo que el uso más frecuente de los donantes pagados fue en las grandes áreas metropolitanas, donde hay muchos grandes centros médicos y hospitales que realizan muchas cirugías, y probablemente sepas cómo es la ciudad de Nueva York y Baltimore, Washington, lo que sea. Francamente, es mucho más difícil satisfacer las necesidades de sangre de estas áreas donde se usa mucho más sangre, digamos, del que podría tener en, no sé, Roanoke, Virginia, o áreas rurales más periféricas donde no hay ' Hay una gran cantidad de cirugías oncológicas y cardíacas y todo eso. De todos modos, la sangre comercial era principalmente Nueva York, Filadelfia, Baltimore, Washington, Chicago, St. Louis, Houston, Dallas, Los Ángeles, San Francisco. Ahí es donde estaba la mayor parte del problema. Mi corazonada es que a mediados de la década de 1970, probablemente entre el 10 y el 20 por ciento de su suministro de sangre era comercial y es que hoy en día, casi el 0 por ciento de su suministro de sangre proviene de donantes pagados. Creo que eso sucedió con bastante rapidez, en realidad.

Aunque, y podemos llegar allí o no, estamos usando mucho tiempo, pero este fue un tema de fondo interesante en los años 80, cuando ocurrieron algunos eventos nuevos, fue el hecho de que el suministro de sangre siempre era un poco tenue. Quiero decir, hasta el día de hoy es un poco tenue. Recibo el boletín semanal del American Blood Center, que solía ser CCDC, ahora ABC, y hace solo unos meses, el suministro de sangre era muy peligroso. No puedo recordar por qué no estoy seguro de por qué fue eso. Pero es un gran esfuerzo. Quiero decir, trabajé en la Cruz Roja durante unos 12 años, y recuerdo el gran esfuerzo que fue, porque es un día a día contando, tocando puertas, llamando a la gente, haciendo que la gente se presente. y donar sangre. No es una empresa pequeña. Y usamos, no sé qué usamos ahora, probablemente 10 o 12 millones de unidades al año. Creo que es prácticamente todo de donantes voluntarios, mientras que el plasma creo que es ... predominantemente, el 80 por ciento probablemente de donantes de plasmaféresis pagados. El resto son de centros de sangre, Cruz Roja y centros de sangre comunitarios, donantes voluntarios. Recogen sangre completa, exprimen el plasma y las plaquetas, las plaquetas van a las personas que necesitan plaquetas, el plasma se destina a la fabricación y los derivados adicionales, y los glóbulos rojos van a los pacientes que necesitan glóbulos rojos. Así es como funciona.

Saul: Lo que realmente me interesa, especialmente en este momento, es todo, el tema del etiquetado y lo pagado versus lo no remunerado y la cuestión de la seguridad versus el suministro.

Barker: Sí, bueno, como digo, los 70, fue una década emocionante e interesante en ese sentido, y fue, ya sabes, sentimos que estábamos haciendo algunos progresos. Luego tuvimos los años 80, que nos retrasaron un poco, por decirlo suavemente. Ahora las cosas están mejor. Quiero decir, ahora la tecnología está ahí fuera.Como digo, nada es 100 por ciento, riesgo cero o lo que sea, pero creo que el riesgo de un agente grave común, específicamente la hepatitis B, la hepatitis C y la transmisión del VIH a través de la sangre y los productos sanguíneos, es muy, muy bajo, increíblemente bajo. en comparación con lo que eran. Cuando comencé, estaban altos.

Saul: Si pudiéramos hablar un poco sobre su tiempo en la Cruz Roja Americana, ¿cuándo dejó la FDA?

Barker: 1978, creo que fue mediados de año.

Saul: ¿Y por qué hacer la transición?

Barker: Mis intereses… esencialmente eran burdos. Fue difícil dejar la FDA porque me gustaba trabajar allí. Me gustaba la gente con la que trabajaba. Fue un trabajo interesante, pero las cosas estaban un poco tranquilas. Quiero decir, habíamos hecho todo lo que pensábamos que podíamos hacer con B. No teníamos un control sobre lo que no era A / no B. Hicimos el etiquetado de los donantes pagados. Llegué a conocerme, aunque siempre me he considerado, como dije al principio, más una enfermedad infecciosa; llegué a conocer bastante bien a la gente de transfusiones de sangre en los años 70, y ellos Eran gente interesante y estaban haciendo cosas interesantes, y yo había aprendido bastante sobre el campo, supongo. Inspeccioné todo tipo de lugares tanto en la fabricación de plasma como en la plasmaféresis, así como centros de sangre y todo eso, así que pensé que sonaba como un cambio interesante. Pero no lo fue, no es que no me gustara dónde estaba. Me encantaba donde estaba. Pero parecía que podría ser un lugar interesante para estar, así que cambié de trabajo. He cambiado de trabajo varias veces.

Saul: ¿Y tu título o la descripción de tu trabajo?

Barker: Bueno, veamos. Revisé una serie en todos los lugares a los que fui, a través de varios títulos y descripciones de funciones. Creo que comencé como vicepresidente de servicios de sangre, que era un nuevo título que crearon cuando estaban reclutando a alguien para suceder a Tibor Greenwalt, que era una especie de ícono y había sido jefe del programa de sangre de la Cruz Roja durante varios años. de años antes de jubilarse. Así que fui responsable de los servicios de sangre, y luego, después de unos años, me cambiaron a vicepresidente de servicios de salud o algo así y ampliaron un poco mis responsabilidades. Fui responsable de todos los programas de salud y seguridad, lo que supongo que llamaría, cosas como resucitación cardiopulmonar y primeros auxilios. Estaba bastante interesado en esas cosas, cosas que eran actividades tradicionales de la Cruz Roja, además de la sangre. Y luego, en los últimos años, básicamente volví a tener mucha sangre. No recuerdo los años por completo, pero durante los últimos años antes de jubilarme, estuve ... no puedo recordar cuál era el título, vicepresidente senior o algo así, y creo que director médico. Títulos, sabes, seguimos reorganizándonos y viendo lo que hace el gobierno. La Cruz Roja no es el gobierno, pero es una gran organización. Ya sabes, una cosa que es predecible acerca de las grandes organizaciones es que se reorganizarán y crearán nuevos títulos y cosas de vez en cuando.

Saul: Por supuesto. Cuando llegó a la Cruz Roja Estadounidense, ¿los problemas de seguridad allí eran similares a los que había abordado en la FDA?

Barker: Seguridad para los productos o seguridad para los trabajadores o. . .

Barker: Sí. Bueno, quiero decir, creo que sí. La respuesta corta es sí. Quiero decir, hay un ... no sé cómo llamarlo, pero diría cosas como este tipo de intersecciones. Quiero decir, el gobierno no lo es, no hay una gran pausa, pero en un lado hay un montón de asuntos que preocupan al gobierno y en el otro lado hay un montón de otros asuntos. Quiero decir, las mismas preocupaciones tienden a ser generalizadas. De hecho, la FDA - Harry Meyer solía decir que la FDA es al menos un espejo del resto de la sociedad, no está realmente separada. Aunque tiene esta función reguladora, solo puede regular lo que produce la industria que regula. Interesado en tener productos buenos y seguros que funcionen, etc., porque las empresas no tienden a tener éxito a menos que tengan buenos productos que la gente sienta que son seguros y que funcionan. Así que diría que hay un enorme interés común. Aunque, ya sabes, la relación no siempre es colegiada y amistosa, pero al menos los intereses son los mismos. Quiero decir, la Cruz Roja ha estado en un enfrentamiento con la FDA durante años y años, pero eso no significa que la Cruz Roja no esté interesada en la seguridad de su sangre y productos sanguíneos. Está muy interesado en la seguridad de su sangre y productos sanguíneos y la calidad, así como en sus trabajadores, etc. Entonces yo diría que en una especie de escala global, los intereses son intereses comunes, no intereses separados. Es la seguridad de los trabajadores y la seguridad de los productos y la calidad de los productos.

Saul: Pregunta rápida, desviándome un poco de lo que estamos hablando. FDA solo regulatorio, para regular los productos que han sido solicitados para licencias.

Barker: Ese es prácticamente el caso. Quiero decir, hay algunos. . . Quiero decir, cuando se habla de trabajadores, es más una responsabilidad de OSHA que una responsabilidad de la FDA.

Saul: Correcto, pero OSHA no estaba presente.

Barker: No, pero FDA. Recuerdo que solíamos involucrarnos ocasionalmente en asuntos laborales, pero es como usted dijo. Sería como se relacionan con los productos. Sabes, algunos de estos problemas eran muy difíciles de resolver. Por ejemplo, ¿qué debería hacer la FDA, si es que debería hacer algo, con una enfermera que está recolectando sangre y que tiene hepatitis B crónica? ¿Debería la FDA hacer algo al respecto? No voy a intentar responder eso hoy. Ya sabes, la preocupación de la FDA sería, si existiera la posibilidad de que esa enfermera pudiera contaminar la sangre que está recolectando, bueno, el hecho es que, por la forma en que se recolecta la sangre, sería bastante difícil para una enfermera contaminarla incluso si estuviera infectada. . Quiero decir, estos problemas han surgido con cirujanos, dentistas y enfermeras. Para algunas personas, ha sido el final de su carrera. Quiero decir, cirujanos, ciertamente ha habido situaciones bien documentadas porque los cirujanos tienden a pincharse los guantes de vez en cuando cuando están operando. Un cirujano que está crónicamente infectado con cualquiera de los agentes con los que las personas pueden estar crónicamente infectadas puede representar un riesgo para los pacientes. Pero en cuanto al riesgo para los productos, estos no lo eran: el personal. . . Quiero decir, hay regulaciones para el personal aquí, pero - y no puedo citarlas, pero básicamente dicen que tienen que estar adecuadamente capacitadas y ser competentes y así sucesivamente. No lo son, no regulan sus condiciones médicas.

Barker: Bueno, quiero decir, esto es de lo que estamos hablando cuando se trata de enfermedades transmisibles. No existe ninguna regulación que diga que las personas infectadas con VIH, hepatitis B o C no pueden trabajar en trabajos de sangre o productos sanguíneos y vacunas, trabajos de fabricación. No hay nada de eso. Solo hay regulaciones que dicen que las personas deben estar capacitadas, ser competentes, calificadas, ese tipo de cosas. Pero, como digo, hubo - este no es un tema, o este es un tema que ha recibido atención en el pasado, y en ocasiones ha sido bastante controvertido, pero no creo que OSHA desapruebe el tipo de enfermera hipotética que Acabo de describir el trabajo, y dudo que lo hicieran.

Saul: Entonces OSHA regularía las condiciones laborales.

Barker: OSHA creo que lo es. . . No sé mucho sobre OSHA. Probablemente usted sepa más que yo, pero, entre otras cosas, está ahí para proteger a los trabajadores, asegurarse de que las condiciones para los trabajadores estén bien, lo mejor posible, pueden ser.

Saul: ¿Y las precauciones de seguridad universales son una especie de estándar de la industria? Estoy tratando de ubicarlos.

Barker: Creo que esos deben ser OSHA, probablemente mencionados en las regulaciones de OSHA. No creo que esto se indique en las regulaciones de la FDA, y ni siquiera sé mucho sobre cómo funciona OSHA. Supongo que hacen inspecciones. Sé que hacen algunas inspecciones y ese tipo de cosas, pero no sé mucho sobre OSHA. Parece que hay OSHA y todavía hay parte de los CDC, NIOSH, que sería más de vigilancia. Ese es un campo completo con el que tengo cierta familiaridad y experiencia, pero tengo más experiencia con el campo de productos que con el enfoque de OSHA.

Saul: Claro, eso es algo que no había pensado en mirar para este proyecto en particular, pero podría serlo.

Barker: Puedes mirarlo, obviamente. Lo consideraría un poco periférico a lo que estás haciendo, pero es interesante. Conviértase en un experto en OSHA.

Saul: Claro. Una vez que el SIDA apareció en la escena y una vez que se comprendió que era al menos una preocupación potencial, en particular para el suministro de sangre, ¿cómo cambió eso las preocupaciones de seguridad? En ese momento estabas en la Cruz Roja Americana. Obviamente, todavía estaba tratando de producir productos seguros, efectivos, puros y potentes. ¿Hubo - cuáles fueron los cambios más importantes?

Barker: Oh, hombre. No sé. Los mayores cambios. Bueno, quiero decir, la epidemia del SIDA obviamente ha tenido enormes efectos en todo tipo de, no solo en la Cruz Roja o el suministro de sangre o la FDA, y es comprensible que haya tenido enormes efectos en la sociedad. Ha seguido siendo una epidemia terrible, mucho peor en algunos otros países, pero aún grande. Todavía tenemos mucho SIDA en este país, lo continuaremos durante toda la vida de mis hijos y nietos. Creo que el sida es ahora una parte permanente del paisaje y una parte difícil. Es una enfermedad terrible. Afortunadamente, ahora podemos tratarlo bastante bien, pero no estamos seguros de cuánto tiempo va a funcionar el tratamiento debido a la resistencia a los medicamentos. De todos modos, llegando a tu pregunta, no lo sé. ¿Cómo afectó a la Cruz Roja? ¿Afectó el campo sanguíneo o la sangre y los productos sanguíneos?

Saul: ¿O incluso ideas sobre cuestiones de seguridad?

Barker: Bueno, yo diría que sentimos que hicimos un progreso bastante bueno, y Harvey Alter ha documentado algo de esto con hepatitis en los años 70, primero con pruebas, luego con el etiquetado de donantes pagados, y sentimos que obviamente no lo habíamos hecho. No eliminó el problema y sabíamos que todavía había todo esto no A / no B. No estábamos seguros de qué tan serio era eso, pero sabíamos que estaba ahí. Y luego, a principios de los 80, la primera mitad de los 80, nos encontramos enfrentando un nuevo riesgo, literalmente una nueva enfermedad que era una enfermedad terrible y que, lenta pero seguramente, se hizo evidente que se estaba propagando, entre otras cosas. , por sangre y productos sanguíneos. Y creo que una de las cosas que. . . Quiero decir, esto fue ... puedo decirles, fue una época muy aterradora e incómoda porque una de las cosas que marcó una diferencia increíble y fue increíblemente afortunada, francamente, es que en la primavera de 1984, el laboratorio de Gallo en los NIH bastante bien definido el agente, llamado originalmente HTLV-3. De hecho, hubo indicios de etiología retroviral de los franceses un poco antes, pero fue, quiero decir, fue un poco menos de dos años porque fue a mediados del '82 cuando los tres primeros hemofílicos, personas con hemofilia que desarrollaron Este síndrome se informó, creo, en junio, algo así.

Saul: Creo que fue marzo del 82, si mal no recuerdo.

Barker: Pero creo que encontrarás a June.

Barker: apareció en MMWR ( Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad). Ahora, es posible que lo hayan sabido en los CDC antes de su publicación. Pero la primera reunión real, no sé dónde fue ni quién estuvo allí, creo que fue a fines de junio del '82, porque estaba en un Congreso Internacional de Transfusión de Sangre y recuerdo haber escuchado sobre esta reunión que involucraba a estos tres personas con hemofilia, y tal vez tenían este síndrome. En ese momento se llamaba síndrome KSOI, síndrome de infección oportunista del sarcoma de Kaposi. En el otoño, en septiembre, hubo un bebé que desarrolló el síndrome en San Francisco luego de una transfusión. A fines del '82, sé que hubo una reunión en la FDA. Creo que fue diciembre del 82. Fue una de las primeras reuniones de la FDA. Estuve en la Cruz Roja, obviamente y en una de las primeras reuniones del Comité Asesor de Sangre de la FDA, donde se contó esta historia y comenzó a desarrollarse, y luego hubo una reunión en enero del 83, a la que no llegué, eso fue en los CDC, y luego hubo toda una serie de eventos después de eso. Ya sabes, la historia siguió desarrollándose, diría yo. Sabes, fue interesante. Diferentes personas tenían diferentes puntos de vista sobre esto a medida que se desarrollaba en términos de lo que estaba sucediendo, ¿se trataba de un nuevo agente, eran hemofílicos que estaban expuestos a todo tipo de proteínas extrañas? ¿De qué se trataba? Yo diría que desde mediados del '82 hasta algún punto del '83 fue un período en el que hubo más, hubo más confusión e incertidumbre que claridad. A finales de ‘83 y principios de ‘84, cuando salió el artículo de Jim Curran en Revista de Medicina de Nueva Inglaterra unos 27 casos de SIDA asociados a transfusiones, las cosas estaban empezando a aclararse. Creo que cada vez había menos dudas de que se trataba de un agente transmisible, no era el virus de la hepatitis B, no sabíamos qué era. Pero el virus de la hepatitis B se sospechó desde el principio, y algunas personas estaban seguras de que se trataba de alguna variante, una nueva variante del virus de la hepatitis B, porque los factores de riesgo eran similares y existía la conexión anti-core, que es posible que conozca o no. sobre. Anti-core es una prueba que desarrollamos en mi laboratorio a principios de los años 70, en realidad, y analizamos la hepatitis, pero no pensamos que fuera apropiado para su uso en ese momento. Ya teníamos el antígeno de superficie de la hepatitis B. En cualquier caso, existían similitudes en relación con la hepatitis B, por lo que ese era uno de los sospechosos. Había bastantes sospechosos, pero hasta la publicación del laboratorio de Gallo, diría que realmente no lo sabíamos. Sabíamos que estábamos lidiando con un gran problema y, a principios de ‘83, la Cruz Roja y otros centros de sangre comenzaron a tomar medidas para tratar de reducir el riesgo de que las transfusiones de sangre transmitieran esta enfermedad, y probablemente usted esté familiarizado con algunos de esos pasos. No recuerdo, en realidad, algunos de los detalles, pero incluían preguntar a las personas sobre los factores de riesgo o hacer que intentaran excluir a las personas con factores de riesgo, específicamente a los hombres homosexuales. Los usuarios de drogas inyectables ya estaban excluidos, o al menos retrocedían bastante. Se habían adoptado medidas para intentar excluir a los usuarios de drogas inyectables. Eso no significaba que a veces no pudieran pasar, pero se suponía que no debían estar donando sangre, por lo que básicamente tomamos varias medidas para tratar de excluir a los hombres homosexuales de ser donantes de sangre. No teníamos ninguna prueba específica y se propusieron muchas pruebas y algunas fueron evaluadas. Anti-core en realidad se evaluó y no se veía muy bien, pero había razones por las que no se veía bien. CDC, Don Francis en CDC quería que eso se hiciera, y no se hizo. Pero, en cualquier caso, lo que sucedió fue que en algunos lugares se introdujeron las pruebas anti-core en el '84. Tan pronto como se publicó la información del laboratorio de Gallo en Ciencias, hubo un enorme, no sé cómo llamarlo, que fue un gran alivio porque pudimos ver que en poco tiempo estaba disponible una prueba específica que mejoraría la seguridad del suministro de sangre. No lo hizo perfecto, pero marcó una gran diferencia. Quiero decir, la prueba de anticuerpos todavía dejó espacio para que algunas personas que tenían el virus en la sangre pudieran pasar. Antes de que fabricaran anticuerpos, anticuerpos detectables. Pero permitió excluir a la mayoría de las personas infectadas por el virus del VIH. Esa prueba fue aprobada en marzo de 1985. Puedo recordar eso bien porque fue aprobado como ... No puedo recordar, debe haber sido un viernes. El sábado por la mañana, la Cruz Roja había firmado un contrato para enviar las pruebas a los centros de sangre, la Cruz Roja y otros centros de sangre. Tomó un poco de tiempo porque Abbott obtuvo la primera licencia para la prueba de anticuerpos, y no se podía simplemente activar un interruptor y colocarlo en todos los centros de sangre del país al día siguiente. Pero creo que la industria de la sangre, si puedo llamarla así, se movió tan rápido como fue capaz de implementar las pruebas. Y para entonces, se estaban haciendo otras cosas. Quiero decir, terminamos haciendo muchas cosas a lo largo de los años, ya sabes, retrospectivas eventualmente para tratar de averiguar sobre las donaciones que se hicieron antes de que la prueba estuviera disponible y se descubrió que alguien tenía una prueba positiva. Y creo que con el tiempo nos volvimos algo más estrictos. Quiero decir, no he donado sangre durante un año más o menos, pero la última vez que doné sangre, creo que pudo haber sido la Navidad del año pasado, ¿alguna vez has sido donante de sangre?

Saul: Sí, soy donante de sangre.

Barker: Está bien. Por lo tanto, en estos días tienes una parrilla bastante completa para ser donante de sangre. Esa es la consecuencia de entrar en más y más detalles. Quiero decir, puedo decirles que muchas de las cosas que me preguntan ahora, y siempre he sido un donante de sangre del banco de sangre de los NIH, también he donado en los centros de sangre de la Cruz Roja, pero puedo decirlo. usted en los años 60, cuando era donante de sangre, estaban felices de verme. No recuerdo si preguntaron. Es posible que le hayan hecho un par de preguntas, ¿ha tenido malaria, hepatitis o lo que sea? Pero no fue como la proyección actual que hacen. Todo eso evolucionó comenzando en algún lugar del período ‘83-’84 y continúa desde entonces. Y muchísimas precauciones: ¿Has vivido en Reino Unido? ¿Ha viajado a Europa Occidental? ¿Has estado en algún lugar, has hecho algo? Solo una y otra y otra vez. Es muy, muy detallado. Bueno, el VIH fue una experiencia terrible. Fue una experiencia terrible para todos (pacientes, médicos, recolectores de sangre y proveedores) y elevó el umbral, por así decirlo, de las precauciones, de la seguridad del producto. A veces creo que pueden ser incluso excesivos, pero está bien. Quiero decir, podemos pagarlos. Bueno, quiero decir, no diría que son excesivos, pero no lo sé. Nos hemos metido, estamos ahí y no creo que nunca volvamos a dar marcha atrás a ninguna de estas cosas con las pruebas. Debo decir que la sangre no es mi campo principal. Soy más una persona de salud pública. Una de las cosas que sucede es que si sigues poniendo más y más recursos en algún lugar, en realidad tienes menos recursos para poner en otros lugares. Sabes, estamos haciendo un trabajo fenomenal ahora en lo que respecta a la protección del suministro de sangre. No estoy seguro de que estemos haciendo un buen trabajo con las ETS, la nutrición o una variedad de áreas. Estamos haciendo un buen trabajo con la tuberculosis en este país.La mayor parte del mundo tiene un gran problema con la tuberculosis y, con razón, no está haciendo nada parecido a lo que estamos haciendo para proteger la seguridad de la sangre porque no es el mismo tipo de prioridad. Quiero decir, nuestras prioridades, creo, no son las prioridades del mundo. Entonces, hay momentos en los que creo que me gustaría ver algunos de esos recursos yendo en direcciones que beneficiarían a más personas en más lugares, pero políticamente, esa no es la forma en que funcionan las cosas.

Saúl: ¿Y es eso porque, como resultado directo del SIDA? Quiero decir, es interesante.

Barker: Bueno, incluso el virus del SIDA es un buen ejemplo. Quiero decir, no lo sé. Hasta el día de hoy, si realmente tenemos 40.000 nuevas infecciones por el VIH al año en este país, eso es bastante, y tal vez tengamos cinco o diez infecciones por el VIH relacionadas con la sangre al año. No sé, uno o dos, un número muy pequeño de todos modos. Para lograr este último objetivo, que es maravilloso, estamos gastando X cantidad de dinero. Tengo la sensación de que si estuviéramos gastando una cantidad equivalente, no tendríamos 40.000 nuevas infecciones por el VIH al año, pero es posible que no podamos permitirnos gastar tanto en prevención por varias razones. Quiero decir, hay un límite. No tenemos recursos ilimitados. Entonces, desde el punto de vista de, bueno, llamado el panorama general de la salud pública por un momento, las cosas están un poco sesgadas, francamente.

Barker: Están gastando una enorme cantidad de dinero para reducir a un nivel muy bajo el riesgo de transfusión de sangre y relativamente menos dinero y, por lo tanto, no reducen el equivalente, algo parecido al riesgo en la sociedad de contraer esta infección tan grave. Pero me doy cuenta de que eso se está volviendo un poco filosófico, y me alegro de que el suministro de sangre sea tan seguro como es. Ojalá pudiéramos descubrir cómo reducir ese número de 40.000 a algo mucho más bajo. Ese es un gran número.

Barker: Y la mayoría de esas personas eventualmente morirán de esa infección. Y será muy caro tratar a quienes tienen acceso al tratamiento antes de morir. Eso no es bueno desde el punto de vista de la salud pública.

Saul: Probablemente estoy más alineado con la perspectiva de la salud pública que con muchas otras perspectivas.

Barker: Hay mucho que hacer allí, mucha necesidad.

Saúl: Pasé el tiempo que te dije que iba a hacerlo.

Barker: Bueno, probablemente sea mi culpa. Hablo mucho.

Saul: Después del SIDA, ¿puedes contarme algo más sobre las precauciones universales? Dijiste que tuvieron su tipo de impulso con el SIDA.

Barker: Creo que es correcto. En mi opinión, hubo algunas precauciones. Bueno, una de las grandes preocupaciones desde el principio, y sé que no tienes la edad suficiente para recordar esto, pero es posible que hayas oído hablar de ello, una gran preocupación era cuidar a los pacientes con SIDA.

Barker: Lo recuerdas. Bueno. Porque sabíamos tan poco al respecto desde el principio que la gente no sabía si las enfermeras lo recibirían, los médicos lo obtendrían, el personal de limpieza lo obtendrían, las secretarias lo obtendrían, los empleados ... El CDC tenía un buen manejo muy temprano en la epidemiología, y estaban bastante seguros de que si no te pinchabas con una aguja que contenía sangre de un paciente, o tuviste contacto sexual con un paciente o básicamente recibías una transfusión de sangre de una persona infectada o recibías sangre o un producto sanguíneo de una persona infectada, era seguro. Ya sabes, se dieron cuenta muy pronto de que esto no se contagiaba como la gripe. La precaución universal fue el remedio, por así decirlo, a este miedo. Quiero decir, para mí, la esencia de las precauciones universales es evitar los pinchazos con agujas. También lleva guantes y batas, pero los guantes, las batas, las máscaras y los gorros no son lo que protege a las personas del VIH, la hepatitis B o la hepatitis C. estamos mucho más avanzados ahora. Una de las precauciones que creo que estaba muy por encima de la escala de importancia, por así decirlo, fue la forma en que se manipulaban las jeringas y las agujas. Puedo decirte que solíamos tirarlos en estos autoclaves en el laboratorio. Bueno, ahora tienes estos dispositivos en los que metes la jeringa y la cortas y cae en un recipiente en el que nadie puede meter las manos. Quiero decir, no siempre era así como se manipulaban las agujas y las jeringas. Puede imaginarse, en los días de las jeringas de vidrio, las agujas de acero inoxidable, la gente las desarmaba y desarmaban todo. Ocasionalmente, el vidrio se rompía o se pinchaban accidentalmente con una aguja de acero inoxidable, porque todos se reutilizaban. Todavía hay partes del mundo donde esto sucede. No sucede en este país. Es decir, todo es desechable, y cada vez estamos más tratando de conseguir dispositivos que hagan casi imposible pincharse uno mismo, con estas mangas que salen por encima de la aguja para que aunque quisiera, no pudiera pincharse, muchos sistemas de administración sin aguja. Ese es uno de los principales objetivos en el campo de las vacunas, en realidad, es poder administrar vacunas sin agujas, y hay varias formas de hacerlo. Obviamente oral para algunas vacunas, esto funciona muy bien para cosas como la poliomielitis viva y otras cosas. Pero hay mucho trabajo ahora en cosas como parches, el mismo tipo de cosa que se usa para la nicotina. La tecnología de parches es en realidad un campo muy interesante para ofrecer todo tipo de cosas, y será una gran ventaja. Quiero decir, uno de los grandes problemas con la distribución de vacunas es que no solo tienes que tener un recipiente con la vacuna, tienes que tener una aguja y una jeringa, y tienes que tener una diferente para cada vacunado. Al menos no se considera una buena práctica utilizar el mismo una y otra vez, por razones obvias. Hay muchos avances que se han realizado bajo la égida de cada vez mejores precauciones universales. Quiero decir, comenzó simplemente, no se preocupe por eso, pero no se enfade. Y vi todas las batas y guantes y todo eso como recordatorios. Quiero decir, creo que, en cierto modo, mucho de eso fue psicológico. Si te rociaron en la cara, podrías tener un problema, obviamente, a través de las membranas mucosas y ese tipo de cosas. Y, a veces, puede estar empujando o tirando de jeringas y algo puede salirse y salpicar, y eso podría ser peligroso. Obviamente, los dentistas pueden tener ese problema. Generan enormes aerosoles al pulverizar a las personas y ese tipo de cosas. Ya sabes, todo está volando. Creo que probablemente usen anteojos o máscaras o algo así. Creo que mi dentista me dijo que algo le cubría los ojos. Tal vez use una máscara en la cara y la boca para no inhalar todas las cosas que está generando con su equipo de molienda. Pero de todos modos, precauciones universales. Creo que es una de las grandes razones para poner tanto énfasis en ellos. Oh, les diré otra área que fue una gran preocupación y en realidad fue muy difícil de manejar, fue la RCP, porque la RCP implica reanimación boca a boca. Eso fue muy importante en la Cruz Roja. Sabes, no fue solo, bueno, le haces RCP a alguien. . . Digamos que estás caminando por la calle y alguien se derrumba. ¿Corres y haces resucitación boca a boca, porque podrían tener SIDA, y cómo lo sabrías? Ellos podrían. Pero no es solo la persona la que cae en la calle. También fueron los maniquíes con los que practicas. ¿Le gustaría practicar RCP con un maniquí si no supiera si la persona anterior a usted estaba infectada con SIDA o no? Hubo una preocupación inicial de que cosas como el esputo y las secreciones orales pudieran transmitirse. Y, de hecho, a medida que las cosas se desarrollaron a lo largo de los años, aunque los CDC adoptaron una posición muy firme de que solo hay una lista muy corta de formas en que se puede transmitir este virus, es casi seguro, y esto, creo, ha aparecido en algunos lugares. - El esputo o las secreciones orales se pueden transmitir porque ocasionalmente se tiene sangre en la boca. Todo el mundo sabe que los dientes y las encías sangran ocasionalmente, así que si hay alguna boca contaminada con sangre. Pero esa no es una forma común en la que este virus se propaga, obviamente, no es común en absoluto.

Saúl: ¿Entonces fue una evolución de los estándares de práctica generalmente aceptados?

Barker: Sí, quiero decir, las cosas han cambiado en el laboratorio de investigación, dicho sea de paso. Al estar en un laboratorio de investigación de virus, una de sus mayores preocupaciones era que no contaminó sus cultivos virales y tampoco quería enfermarse o que sus trabajadores, sus técnicos, se enfermaran. Entonces, diría que fue una combinación de esos, pero la mayoría de las veces, no fue el riesgo de los trabajadores, fueron los materiales de investigación, mantener los materiales de investigación limpios, lo que impulsó muchos de los cambios que ocurrieron en el laboratorio. No estoy seguro acerca de los laboratorios de los hospitales, cómo evolucionaron, porque nunca trabajé en un laboratorio de un hospital después de la escuela de medicina. En lo que respecta a la atención al paciente y la interacción con donantes que no son pacientes, son personas sanas pero pueden ser portadores. Creo que fue el VIH lo que realmente intensificó esto. Quiero decir, hubo algunas disputas sobre dentistas que no querían cuidar a personas que tenían VIH, cirujanos que no querían operar a personas que tenían VIH. Francamente, hubo alguna justificación porque, como digo, los cirujanos se enferman ellos mismos y no creo que el número sea grande, pero hay cirujanos que han desarrollado esto como un riesgo ocupacional. Quiero decir, ninguna cantidad de precauciones universales puede garantizar que un cirujano no se vacune accidentalmente a sí mismo en el proceso. Quiero decir, piense en trabajar en las salas de emergencia. No sé si alguna vez has estado en una sala de emergencias, pero hay muchas cosas volando por ahí. La gente vuela, la sangre vuela, agujas, jeringas, máquinas. Las cosas están por todas partes, y las precauciones universales, una de las cosas sobre ellas es que toman un poco de tiempo, y lleva más tiempo ponerse guantes, batas, máscaras y gorras que no ponérselos. Por lo tanto, es probable que las salas de emergencia todavía estén lidiando con algún nivel de peligro relacionado solo con la naturaleza de la bestia. Pero de todos modos, creo que todo el mundo probablemente esté bastante bien adaptado a las precauciones universales. Y, como ya he dicho, creo que probablemente sean excesivos en algunos aspectos, pero creo que el exceso es, entre otras cosas, para mantener la conciencia de que existe un riesgo asociado con la sangre o los fluidos corporales o como quieras llamarlo.

Barker: Y muchas de nuestras cosas ahora son desechables. La industria del plástico ciertamente ha florecido como parte de ella.

Saul: Absolutamente, quiero agradecerle oficialmente por todo su tiempo.

Barker: Bueno, ha sido un placer. Estoy muy interesado en lo que estás haciendo.

Saul: Bien, me alegro, porque algunas personas no lo están.

Barker: Creo que es una buena empresa.

Saul: Te daré mi tarjeta, así que si piensas en algo que quieras agregar más tarde.

Barker: Debería mencionar a una persona que no está en su lista. Hay mucha gente en tu lista. Pero una persona de laboratorio muy interesante que no está en su lista es Roger Dodd, que está en la Cruz Roja al otro lado de la calle. Y Roger, es un tipo maravilloso. De hecho, es presidente de la AABB este año, lo que es bastante inusual para una persona de la Cruz Roja. Tiene un doctorado y no sé si tengo su número de teléfono, pero está en el laboratorio de la Cruz Roja. Pero acabo de hojear tu lista y se me ocurrió que creo que tienes suficiente gente.

Saul: Sí, por el momento de todos modos.

Barker: Roger sería una persona interesante, porque ha estado en el Departamento de Enfermedades Transmisibles de la Cruz Roja durante todo este período que le interesa. Creo que comenzó allí en los años 60. Ha padecido hepatitis y VIH y hepatitis B y hepatitis C, además de ser un personaje pintoresco. Ahora que es presidente de la AABB, probablemente corre mucho por el país.

Barker: Debería quedarse en su oficina para que puedas hablar con él si quieres.

Saul: Correcto. Maravilloso. Bueno, de nuevo, muchas gracias. Realmente lo aprecio.


Ver el vídeo: FOU: Des bernard-lhermites échangent de coquilles - ZAPPING SAUVAGE (Diciembre 2021).