Podcasts de historia

Derechos humanos de Micronesia - Historia

Derechos humanos de Micronesia - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Mujeres

Violación y violencia doméstica: La agresión sexual, incluida la violación, es un delito. No existe una ley específica contra la violación conyugal. El asalto sexual que involucre un arma peligrosa o daño físico o psicológico grave a la víctima se castiga con un máximo de nueve años de prisión en Chuuk y 10 años de prisión en los otros tres estados, y una multa máxima de $ 20,000 (el dólar estadounidense es el valor nacional). moneda) en Kosrae y $ 10,000 en los otros estados. Si no se trata de un arma peligrosa ni de daños físicos graves, la agresión se castiga en todos los estados con una pena máxima de cinco años de prisión y una multa. Debido en parte al estigma social, estos delitos no se denunciaron y las autoridades procesaron pocos casos. Según la policía y los grupos de mujeres, hubo varios informes de agresiones físicas y sexuales contra mujeres, tanto ciudadanas como extranjeras, fuera del contexto familiar.

Los informes de violencia doméstica, a menudo graves, continuaron durante el año. Aunque la agresión es un delito, el enjuiciamiento efectivo de los delitos fue poco común. En muchos casos, las víctimas decidieron no presentar cargos legales contra un miembro de la familia debido a la presión de la familia, el temor a un nuevo ataque o la creencia de que la policía no se involucraría activamente en lo que se considera un problema familiar privado. La unidad familiar extendida tradicional consideró la violencia, el abuso y la negligencia dirigidos contra cónyuges o hijos como delitos contra toda la familia, no solo las víctimas individuales, y los abordó mediante un complejo sistema de sanciones familiares. Los métodos tradicionales de hacer frente a la discordia familiar se estaban rompiendo con el aumento de la urbanización, la monetización de la economía y un mayor énfasis en la familia nuclear en la que las víctimas estaban aisladas del apoyo familiar tradicional. Ninguna institución, incluida la policía, ha logrado reemplazar el sistema de la familia ampliada o abordar directamente el problema de la violencia familiar.

No existen instalaciones gubernamentales para brindar refugio y apoyo a las mujeres en situaciones de abuso. El programa de violencia doméstica del Departamento de Seguridad Pública de Pohnpei incluía una línea directa para manejar casos de violencia doméstica.

Acoso sexual: La ley no prohíbe el acoso sexual y los informes anecdóticos sugirieron que ocurrió.

Coerción en el control de la población: No hubo informes de aborto forzado, esterilización involuntaria u otros métodos coercitivos de control de la población. Las estimaciones sobre la mortalidad materna y la prevalencia de anticonceptivos están disponibles en: www.who.int/reproductivehealth/publications/monitoring/maternal-mortality-2015/en/.

Discriminación: Las mujeres tienen los mismos derechos ante la ley, incluido el derecho a poseer propiedades, y no existían barreras institucionales para la educación o el empleo de las mujeres. Los empleadores más importantes eran los gobiernos nacional y estatal, y pagaban a las empleadas igual salario por trabajo igual. Sin embargo, continuó la discriminación social contra la mujer y las costumbres culturales fomentaron el trato discriminatorio para la mujer.

Niños

Registro de nacimiento: Un niño adquiere la ciudadanía si al menos uno de los padres es ciudadano. Los estados individuales mantienen registros de nacimiento. El estado de Kosrae requiere el registro dentro de las dos semanas posteriores al nacimiento. En los otros tres estados, el registro se realiza para los partos en hospitales, pero en las islas exteriores remotas, no había hospitales y las autoridades no registran a los niños hasta que lleguen a una isla principal para recibir educación.

Educación: Por ley, la educación es gratuita y obligatoria para los niños de seis a 14 años, o al finalizar el octavo grado; sin embargo, muchos estudiantes dejaron la escuela antes de eso.

Abuso infantil: El abuso infantil es ilegal, aunque la constitución establece el derecho a la disciplina de los padres. Las actitudes culturales con respecto a la disciplina de los padres limitaron los informes de abuso y hubo informes anecdóticos de abuso y negligencia infantil. El gobierno no hizo ningún esfuerzo por combatir el abuso o la negligencia infantil. No hay refugios para niños víctimas de abuso doméstico. La mediación tradicional generalmente implicaba un acuerdo entre los ancianos varones y no brindaba apoyo a los niños víctimas.

Matrimonio precoz y forzado: La edad mínima legal para contraer matrimonio es de 18 años para los niños y de 16 años para las niñas; sin embargo, las niñas menores de 18 años requieren el consentimiento de al menos uno de los padres o un tutor para casarse.

Explotación sexual de niños: La ley nacional contra la trata de personas establece una pena máxima de 30 años de prisión y una multa de 50.000 dólares por trata de niños. Las leyes estatales sobre estupro se aplican a niños de 13 años o menos en Yap y Kosrae y de 15 años o menos en Pohnpei. El 23 de septiembre, el estado de Chuuk aprobó una ley que aumenta la edad de consentimiento a 18 años. Las sanciones máximas varían según el estado. En Chuuk y Pohnpei, es de cinco años de prisión y una multa de $ 5,000, mientras que en Kosrae y Yap es de 10 años de prisión y una multa de $ 20,000. Solo Pohnpei tiene un estatuto que prohíbe la pornografía infantil. Tanto Chuuk como Pohnpei tienen disposiciones contra la filmación de películas explícitas de niños menores de edad, pero Yap y Kosrae no tienen tales disposiciones. Tanto Chuuk como Pohnpei imponen una pena de seis meses de prisión por violaciones.

Secuestros internacionales de niños: El país no es parte del Convenio de La Haya de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores. Ver el Departamento de Estado Informe anual sobre la sustracción internacional de menores por los padres en travel.state.gov/content/childabduction/en/legal/compliance.html.

Antisemitismo

No había una comunidad judía y no hubo informes de actos antisemitas.

Personas con discapacidades

La ley prohíbe la discriminación contra las personas con discapacidad física en el empleo del servicio público. Ni las leyes ni los reglamentos exigen la accesibilidad a los edificios o servicios públicos para las personas con discapacidad. Ninguna política o programa proporcionó acceso a información y comunicaciones para personas con discapacidades.

Por ley, los estudiantes con discapacidades tienen derecho a recibir educación y capacitación separadas hasta los 21 años; sin embargo, no hay instalaciones educativas separadas. El gobierno proporcionó a los niños con discapacidades, incluidas las discapacidades de aprendizaje, educación separada en las escuelas ordinarias e instrucción en el hogar si era necesario y si había financiación extranjera disponible. Los programas de educación separados enfrentaron dificultades para atender a todos los niños elegibles.

Debido a la falta de instalaciones y servicios de apoyo comunitarios para el tratamiento de personas con discapacidades mentales, el gobierno alojó a algunas personas con discapacidades mentales pero sin antecedentes penales en las cárceles. Las autoridades continuaron proporcionando habitaciones separadas en las cárceles para personas con discapacidades mentales, y los departamentos de salud estatales proporcionaron medicamentos como parte de sus programas para brindar tratamiento gratuito a todas las personas encarceladas con discapacidades mentales.

El Departamento de Salud y Asuntos Sociales es responsable de proteger los derechos de las personas con discapacidad, pero no proporciona servicios importantes.

Minorías nacionales / raciales / étnicas

Cada uno de los cuatro estados del país tiene un idioma y una cultura diferentes. Tradicionalmente, el estado de Yap tenía un sistema social similar a una casta con aldeas de alto estatus, cada una de las cuales tenía una aldea afiliada de bajo estatus. En el pasado, los que provenían de pueblos de bajo estatus trabajaban sin paga para aquellos con un estatus más alto a cambio de cuidado y protección por parte de aquellos con un estatus más alto. El sistema social jerárquico tradicional se ha derrumbado gradualmente, y personas capaces de pueblos de bajo estatus podrían ascender a puestos superiores en la sociedad. Sin embargo, el sistema tradicional afectó la vida contemporánea. En ocasiones, las autoridades continuaron desatendiendo a las comunidades de bajo estatus.

Las constituciones nacionales y estatales prohíben a los no ciudadanos poseer tierras, y las leyes de inversión extranjera limitan los tipos de negocios que pueden poseer y operar.

Actos de violencia, discriminación y otros abusos basados ​​en la orientación sexual y la identidad de género

La ley no penaliza la conducta sexual consentida entre personas del mismo sexo entre adultos; tampoco prohíbe la discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). No hubo informes de violencia o discriminación contra personas LGBTI. La cultura estigmatiza el reconocimiento público o la discusión de ciertos asuntos sexuales, incluida la orientación sexual y la identidad de género. Personas rara vez identificadas públicamente como LGBTI.


Período colonial español (1525-1899) Editar

El primer avistamiento reportado de una isla cerca de las Islas Carolinas por los europeos ocurrió en 1522, cuando Gonzalo Gómez de Espinosa [es] al mando de la Trinidad, uno de los barcos de la flota de Magellan, vio a Sonsorol en el borde occidental de las Carolinas. [1] [2] La primera llegada a tierra en las Islas Carolinas ocurrió entre 1525 y 1527 cuando un barco bajo el mando de Diogo da Rocha y pilotado por Gomes de Sequeira se encontró con un grupo de islas y lo nombró el Islas de Sequeira. [3] [4] [Notas 1] El grupo de islas se encontraba al este de Filipinas, entre 9 ° y 10 ° norte, y se han identificado de diversas formas como el atolón Ulithi o el atolón Yap. [3] [6] Después de permanecer durante cuatro meses en una de las islas, el barco partió informando que los isleños eran un pueblo pacífico, que desconocían el mundo fuera de su isla. [6] Las islas fueron nominalmente reclamadas por España, asignadas a la Capitanía General de Filipinas, lo que resultó en el nombre Nuevas Filipinas siendo utilizado para el grupo de islas hasta que fue nombrado Islas Carolinas después de Carlos II de España. [7] La ​​identificación de las islas dentro del grupo Caroline continuó siendo realizada por exploradores españoles y otros europeos durante los siguientes dos siglos, pero no se produjo ningún asentamiento europeo hasta que se instalaron misioneros en Ulithi a principios del siglo XVIII. [7] [8] En la década de 1870, se habían establecido catorce iglesias y numerosas escuelas en las Carolinas. Los asentamientos europeos, establecidos principalmente por comerciantes, siguieron a los misioneros al territorio. [9]

Aunque reclamadas por España, las Islas Carolinas, Gilbert y Marshall permanecieron en su mayoría autónomas hasta 1874, cuando los españoles intentaron reafirmar su autoridad allí. [10] [11] Ese año, después de cuarenta años de conflicto durante las Guerras Carlistas, el imperio español comenzó a estabilizarse. [12] Se adoptó una nueva constitución en 1876, [13] que se extendió a las colonias. En sus términos, se consideraba español a toda persona nacida en territorio español, pero no necesariamente tenía los mismos derechos que las personas nacidas en España. [14] [15] Desde principios del siglo XIX, hubo conflictos entre las potencias europeas, que estaban estableciendo esferas de influencia en el Pacífico. [16] En 1885, Alemania anexó las Marshalls e intentó tomar el control de las Carolines. España retuvo el control de las Carolinas al otorgar a Alemania el derecho a comerciar y establecer estaciones navales en el territorio. [10] Para legitimar el acuerdo, se obtuvo un decreto papal que confirmó la soberanía española en las Islas Carolinas, pero estableció que Alemania tenía un reclamo sobre las islas si España más tarde decidía renunciar a su autoridad. [17]

Al año siguiente, Alemania y Gran Bretaña firmaron las Declaraciones anglo-alemanas sobre el Océano Pacífico Occidental para establecer los términos de su interacción y delinear los territorios con los que cada uno estaba alineado. [18] En 1889, se adoptó el primer Código Civil español y se extendió a Puerto Rico, Panamá y la Capitanía General de Filipinas. [19] El Código establecía que la nacionalidad española se adquiría por nacimiento en territorio español o por descendencia de nacional español. [19] [20] Los hijos legítimos podían obtener la nacionalidad de un padre, pero solo los hijos ilegítimos podían obtener la nacionalidad española de una madre, ya que una mujer casada debía tomar la nacionalidad de su marido. [21] También contenía disposiciones para la naturalización de los extranjeros. [22] Los intentos de imponer el dominio colonial a los pueblos de las Islas Carolinas se encontraron con la resistencia de los jefes tradicionales. [23] Al final de la Guerra Hispano-Estadounidense en 1898, Alemania acordó apoyar las reclamaciones de Estados Unidos sobre Guam y Filipinas a cambio del apoyo estadounidense de la reclamación de Alemania sobre las Carolinas. [23] En 1899, Alemania compró las Carolinas por 25 millones de pesetas españolas, (alrededor de £ 1 millón de libras esterlinas, [24] y equivalente a £ 113.000.000 o US $ 122.000.000 en 2021, según cálculos basados ​​en la medida del índice de precios minoristas de la inflación. ). [25] [26] [27]

Período colonial alemán (1899-1920) Editar

Al adquirir las Carolinas en 1899, los administradores no impusieron demandas ni control en las islas, permitiendo a los jefes tradicionales ejercer su autoridad y evitando acciones que pudieran crear conflictos militares. [28] Según los términos de la Ley Colonial de 1888, las colonias alemanas no formaban parte de la unión federal, pero tampoco se las consideraba extranjeras. Así, las leyes que se extendieron a las colonias a veces trataban a los residentes como nacionales y otras veces como extranjeros. Los sujetos nativos de las colonias no se consideraban alemanes, pero se les permitía naturalizarse. [29] La naturalización requería diez años de residencia en el territorio y prueba de trabajo por cuenta propia. Se otorgó automáticamente a todos los miembros de una familia, lo que significa que los hijos y las esposas obtienen la nacionalidad del esposo. [30] La Ley de Nacionalidad de 1913 cambió la base para adquirir la nacionalidad alemana del domicilio a la patrilinealidad, pero no alteró la nacionalidad derivada. [31] [32] Al estallar la Primera Guerra Mundial, Japón se unió a los Aliados y comenzó una ofensiva para capturar las posesiones alemanas en el Pacífico. [33] En octubre de 1914, las tropas japonesas habían ocupado las islas de Kosrae, Pohnpei y Truk y durante su ocupación mantuvieron el sistema administrativo alemán. [34] Al final de la guerra, según los términos del Tratado de Versalles, a Japón se le concedió el Mandato de los Mares del Sur en 1919, que incluía las islas Carolina, Mariana, Marshall y Palau. [35] Los términos del mandato especificaban que los isleños no debían ser militarizados y que el desarrollo social y económico del territorio debía beneficiar a los habitantes locales. [36]

Período colonial japonés (1920-1947) Editar

Entre 1921 y 1922, la administración de las colonias japonesas del Pacífico pasó de la marina a las autoridades civiles de la Oficina de los Mares del Sur (en japonés: Nan'yō Chō). [37] [38] Los habitantes nativos de las islas no eran iguales a los súbditos imperiales japoneses y se les concedió un estatus diferente. [39] Fueron considerados extranjeros, aunque si cumplían con los requisitos de la Ley de Nacionalidad de 1899, los isleños podían naturalizarse. [40] Era dudoso que cualquier isleño del Pacífico calificara bajo la ley que fue diseñada para evitar que los extranjeros se conviertan en ciudadanos japoneses. [41] La nacionalidad japonesa se basaba en la identidad y la ascendencia familiar. Al carecer de un linaje específico de un padre japonés o de un servicio extraordinario a Japón, el ministro del interior denegó casi todas las solicitudes de naturalización durante los cincuenta años posteriores a la aprobación de la ley de 1899. [42] Según el sistema de identidad familiar, cuando una mujer se casaba, era eliminada de su familia registrada (en japonés: koseki) y añadida al registro de la familia de su marido. Las disposiciones exigían que las mujeres que se casaran con extranjeros perdieran su nacionalidad y que las mujeres extranjeras que se casaran con hombres japoneses ganaran la nacionalidad. En el caso de que una familia registrada no tuviera herederos varones, se podía adoptar un marido extranjero (en japonés: mukoyōshi), obteniendo la nacionalidad de su esposa para continuar con la línea familiar. [43]

Bajo los sistemas de gobierno colonial de Japón, la ley podría promulgarse en Japón o en la colonia. No existía un sistema uniforme para determinar qué ley era aplicable en diferentes jurisdicciones, [44] pero en general las órdenes del Consejo Privado (en japonés: chokurei) promulgadas por la Dieta Nacional no eran aplicadas por la Oficina de los Mares del Sur. [45] Por otro lado, las leyes orgánicas (japonés: kansei) fueron escritas específicamente para definir la relación entre todas las instituciones y la Oficina Colonial, así como los gobiernos locales y nacionales. [46] La capacidad administrativa del gobernador colonial en la Oficina de los Mares del Sur estaba muy regulada por el gobierno imperial. A pesar del mandato de la Liga de Naciones para que Japón trate a las colonias como partes integrales de la nación, Japón decidió no extender la constitución a sus colonias del Pacífico. [47] En las Islas Carolinas, Japón mantuvo el orden a través de jefes de aldea designados oficialmente (en japonés: sonchō), que pueden o no haber sido líderes tradicionales, socavando los sistemas de autoridad tradicionales. [48] ​​En 1935, la población japonesa en el Pacífico excedía a la población indígena de las islas, [47] y gran parte de la tierra había sido comprada a los propietarios nativos con la aprobación del gobierno japonés. [49]

A mediados de la década de 1930, el gobierno japonés abandonó la pretensión de desarrollar las islas del Pacífico en beneficio de los habitantes y comenzó a construir una serie de fortificaciones en la región, planificando la expansión en el sudeste asiático. [50] El número sustancial de guarniciones erigidas prolongó los conflictos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ya que las fuerzas aliadas optaron por una estrategia de retomar las posesiones de la isla en lugar de un ataque directo a Japón. [51] Las incursiones en las Islas Carolinas por parte de las fuerzas estadounidenses comenzaron en 1944 con ataques en Pohnpei, Truk y Yap, que continuaron hasta que las fuerzas japonesas en Truk se rindieron al ejército estadounidense el 2 de septiembre de 1945. [52] Como cada isla del Pacífico fue liberada , Estados Unidos instaló un gobierno militar temporal. [53] Al final de la guerra, Estados Unidos propuso retener el control sobre las antiguas islas bajo mandato japonés por motivos de seguridad. En 1947, se firmó un acuerdo de fideicomiso con las Naciones Unidas y los Estados Unidos para establecer el Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico. [54]

Territorio en fideicomiso de los Estados Unidos (1947-1979) Editar

Al tomar el control de la región en julio de 1947, la Armada de los Estados Unidos decretó el retiro de inmigrantes japoneses y comenzó el proceso de repatriación de civiles japoneses. [55] [56] El Territorio en Fideicomiso fue administrado por la marina hasta 1951, momento en el que la administración pasó al Departamento del Interior de los Estados Unidos. [54] [57] Al año siguiente, se introdujo el Código del Territorio en Fideicomiso. Definió a los nacionales como las personas nacidas en el territorio antes del 22 de diciembre de 1952 que no habían adquirido otra nacionalidad, o las nacidas después de esa fecha en el territorio. También confirmó que los niños nacidos en el extranjero de padres que eran nacionales del Territorio en Fideicomiso obtienen la nacionalidad de sus padres hasta la edad de veintiún años. [58] A los extranjeros mayores de dieciocho años se les permitió naturalizarse en los Territorios en Fideicomiso. [59] Los ciudadanos de los Territorios en Fideicomiso no se consideraron ciudadanos estadounidenses, pero se les permitió naturalizarse como cualquier otro extranjero en los Estados Unidos. [59] [60]

A partir de 1969, los Estados Unidos y los representantes del Territorio en Fideicomiso iniciaron negociaciones para desarrollar sistemas para terminar la administración fiduciaria y proporcionar caminos hacia la independencia. [61] Debido a la diversidad de los distritos del territorio, se dividió en cuatro áreas: Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall, Islas Marianas del Norte y Palau, ya que se consideró que un solo conjunto de documentos no atender adecuadamente las necesidades políticas de la región. [62] Para Micronesia, las negociaciones otorgaron a los isleños el derecho a la autodeterminación, incluido el control de su tierra, la determinación de su propia constitución y la terminación o retención de una relación con los Estados Unidos. [57] En 1975, se redactaron los términos preliminares para una Asociación Libre con los Estados Unidos y se convocó una convención constitucional para preparar una constitución. [63] Ese año las Marianas del Norte eligieron la independencia. Dejaron el Territorio en Fideicomiso en 1978 y los tres distritos restantes determinaron que buscarían un estatus separado, en lugar de unido. [64]

Post-independencia (1979-presente) Editar

Se instaló un gobierno constitucional para los Estados Federados de Micronesia el 10 de mayo de 1979. [65] Según los términos de la Ley de Ciudadanía y Naturalización de 1979, las personas que se consideraban nacionales del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico y tenían un domicilio en el territorio se convirtió en nacional de los Estados Federados de Micronesia el 10 de mayo [66] [Notas 2] sin embargo, cualquier persona que tuviera doble nacionalidad debía renunciar a otra ciudadanía en un plazo de tres años. En caso de no renuncia, se otorga automáticamente la nacionalidad micronesia después del período de tres años. [66] [Notas 3] En 1982, los Estados Federados de Micronesia y los Estados Unidos firmaron un Pacto de Libre Asociación, [69] que estableció la relación entre las dos naciones, especificando la responsabilidad de los Estados Unidos de proveer para la defensa de la Islas Marshall y el uso del territorio con fines militares, así como la soberanía de las islas sobre su territorio. [70] En 1983 se celebró un plebiscito en el que habitantes de los Estados Federados de Micronesia aceptaron el pacto, que entraría en vigor y pondría fin a la relación fiduciaria en 1986. [69]

Después de la independencia, la ciudadanía de los Estados Federados de Micronesia se basa en jus sanguinis. El artículo III, sección 2 de la Constitución dispone que "una persona nacida de padres de los cuales uno o ambos son ciudadanos de los Estados Federados de Micronesia es ciudadano y nacional de los Estados Federados por nacimiento". [67] [71]

El Artículo III, Sección 3 de la Constitución, así como el 7 FSMC § 201, prohíben la doble ciudadanía, indicando que "Un ciudadano de los Estados Federados de Micronesia que sea reconocido como ciudadano de otra nación deberá, dentro de los 3 años de haber cumplido 18 años , o dentro de los 3 años siguientes a la fecha de vigencia de esta Constitución, lo que sea posterior, registre su intención de seguir siendo ciudadano de los Estados Federados y renuncie a su ciudadanía de otra nación. Si no cumple con esta Sección, se convierte en nacional de los Estados Federados de Micronesia ". [67] [71]

En 2004, la Ley Pública 13-65 propuso derogar el Artículo III, Sección 3 de la constitución, que como lo describió el presidente Joseph Urusemal, "elimina la barrera constitucional a la doble ciudadanía", pero en realidad no permitiría la doble ciudadanía a menos que el Congreso aprobara una legislación que definiera casos en los que se permitiría la doble ciudadanía. [72] Sin embargo, cuando se sometió a referéndum durante las elecciones de 2005, esta enmienda no logró obtener el 75% de apoyo en el voto popular que requería para ser efectiva. [73]

La naturalización es la concesión de la ciudadanía de FSM a un extranjero, o a un nacional de FSM que no es ciudadano. [74] Los procedimientos de naturalización originalmente solo se aplicaban a los extranjeros, pero en 2008, la Ley Pública 15-27 creó procedimientos para que los nacionales del FSM se convirtieran también en ciudadanos del FSM, si renunciaban a la ciudadanía de otros países y seguían ciertos otros procedimientos. [75] La naturalización está prevista en 7 FSMC § 204. [71] Según las reglamentaciones, la naturalización requiere una evaluación del idioma para confirmar que el solicitante tiene "la capacidad de leer, escribir y hablar en palabras en el uso ordinario" en el idioma de el estado donde reside. [74] La naturalización puede cancelarse de conformidad con el § 205. Además, en virtud del § 208, "cualquier persona que obtenga la naturalización mediante la ocultación de un hecho material o una tergiversación intencional al solicitar la naturalización, tras ser condenada, será encarcelada por un período de no más de dos años, o una multa de no más de $ 10,000, o ambos ". [71]

La naturalización es bastante difícil de obtener. [76] En 1994, se había concedido la ciudadanía a muy pocos extranjeros. [76] 7 FSMC § 204 requiere una "recomendación por ley del Congreso" antes de que el Presidente naturalice a una persona como ciudadano de los Estados Federados de Micronesia. [71] Según el Informes nacionales de Estados Unidos sobre prácticas de derechos humanos, El Congreso ejerció este poder por primera vez solo en 1998, y continúa ejerciéndolo solo en raras ocasiones. [77] [78] En 2013, Sei Francis Uemoto, el hijo nacido en Pohnpei de un padre inmigrante japonés y una madre de Pohnpei, que había vivido en Japón hasta 1983 y desde entonces en Pohnpei, se convirtió en el primer nacional del FSM en ser naturalizado como Ciudadano FSM bajo los nuevos procedimientos desde 2008. [75]

7 FSMC § 206 menciona cinco motivos para la pérdida de la ciudadanía de FSM. El primero de ellos es "obtener voluntariamente la naturalización en un estado extranjero previa solicitud". [71] Aunque miles de ciudadanos de FSM se mudan a los Estados Unidos bajo el Compact of Free Association, según un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE. UU., Pocos migrantes de países con Pactos de Libre Asociación con los Estados Unidos toman medidas para convertirse en ciudadanos estadounidenses, como un ejemplo que cita datos del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización de que solo 7 ciudadanos del FSM se naturalizaron como ciudadanos estadounidenses en 1998 (los ciudadanos del FSM aún deben calificar para la residencia permanente en los EE. UU. a través de los procedimientos normales para calificar para la naturalización, y la CFA no les ofrece privilegios especiales a este respecto.) [79]

Los cuatro motivos restantes para la pérdida de la ciudadanía de FSM son: [71]

  1. prestar voluntariamente un juramento o hacer una afirmación u otra declaración formal de lealtad a un estado extranjero o subdivisión política del mismo
  2. ingresar o servir voluntariamente en las fuerzas armadas de un estado extranjero, con ciertas excepciones para el servicio en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos
  3. votar en una elección política en un estado extranjero donde un requisito previo para tal voto es la ciudadanía de ese estado extranjero o
  4. si es mayor de 18 años, renunciar voluntariamente a la ciudadanía de FSM.

Además, 7 FSMC § 204 establece que un ciudadano con doble nacionalidad que no "registra su intención de seguir siendo ciudadano de los Estados Federados y renuncia a su ciudadanía de otra nación" se convierte en nacional en lugar de ciudadano. [71]


Sección 2. Respeto por las libertades civiles, que incluye:

Una. Libertad de expresión, incluso para la prensa

La constitución establece la libertad de expresión, pero no se refiere específicamente al discurso o la prensa; sin embargo, el gobierno en general respetó este derecho. Una prensa independiente, un poder judicial eficaz y un sistema político democrático en funcionamiento se combinaron para promover la libertad de expresión, incluida la de prensa.

Libertad en Internet

El gobierno no restringió ni interrumpió el acceso a Internet ni censuró el contenido en línea, y no hubo informes creíbles de que el gobierno monitoreara las comunicaciones privadas en línea sin la autoridad legal apropiada.

Libertad académica y eventos culturales

No hubo restricciones gubernamentales sobre la libertad académica o los eventos culturales.

B. Libertades de reunión y asociación pacíficas

La constitución establece las libertades de reunión y asociación pacíficas, y el gobierno en general respetó estos derechos.

C. Libertad de religión

Ver el Departamento de Estado Informe internacional sobre libertad religiosa en https://2017-2021.state.gov/religiousfreedomreport/.

D. Libertad de movimiento

La constitución establece la libertad de circulación interna, viajes al extranjero, emigración y repatriación, y el gobierno en general respetó estos derechos.

Mi. Personas desplazadas internamente

F. Protección de refugiados

El acceso a los ASylum: La ley no prevé la concesión de asilo o la condición de refugiado, y el gobierno no ha establecido un sistema para brindar protección a los refugiados.

Gramo. Apátridas


Niños de Micronesia

Los Estados Federados de Micronesia, una nación insular en el Océano Pacífico occidental que comprende más de 600 islas, enfrenta muchos desafíos sociales. Con su población dispersa en tantas islas pequeñas, que a su vez se extienden en un área de aproximadamente 1.600.000 km₂, es difícil para el estado de Micronesia proporcionar sistemas de salud y educación efectivos. Los niños son los primeros en sufrir y, a pesar de los esfuerzos de las autoridades, los derechos del niño a menudo se violan de manera flagrante.

Índice de realización de los derechos del niño y n. ° 8217 :
7,58 / 10
Nivel naranja: Problemas notables

Población: 106.000
Música pop. edades 0-14: 32,4 %

Esperanza de vida: 69 años
Tasa de mortalidad de menores de 5 años: 29 ‰

Principales problemas que enfrentan los niños en Micronesia:

Si bien la asistencia a la escuela es obligatoria a partir de los 6 años, debido a la grave escasez de maestros calificados, no todos los niños tienen la oportunidad de recibir una educación. Por ley, los niños pueden salir de la escuela a los 14 años o después de haber completado el octavo grado.

Aunque el abuso infantil está tipificado como delito en los Estados Federados de Micronesia, la Constitución otorga a los padres el derecho a disciplinar a sus hijos. Como resultado, la violencia contra los niños es generalizada y se denuncian pocos casos a las autoridades.

Rara vez se denuncian casos de violencia sexual contra niños debido a que la violencia sexual está estigmatizada, especialmente cuando ocurre dentro de las familias. En tales casos, el honor de la familia, o incluso el honor de la comunidad, prevalece sobre los derechos del niño.

Además, no existe una ley específica sobre violación, violencia doméstica y violencia sexual contra niños y mujeres.

Además, no existe una estructura de acogida para los niños maltratados y las víctimas de la violencia. Además, no hay refugios similares para mujeres.

No existe ninguna ley en los Estados Federados de Micronesia que prohíba el trabajo infantil. Por tanto, no existe una edad mínima para trabajar y un número importante de niños tiene trabajo. Las cifras del año 2000 indican que aproximadamente 3.000 niños trabajan, por lo general ayudando a sus familias con las tareas agrícolas.

Problemas legales con la protección de los derechos humanos

Los Estados Federados de Micronesia aún no se han adherido a varios convenios internacionales importantes para la promoción y protección de los derechos humanos, incluido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Micronesia también debe ratificar una serie de importantes convenciones de derechos humanos, incluida la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la Convención sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores.

Por último, tenga en cuenta que Micronesia no ha ratificado los Protocolos de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Medio ambiente

Como nación insular, los Estados Federados de Micronesia se ven afectados directamente por el calentamiento global. El aumento del nivel del mar, los maremotos y la actividad sísmica son solo algunos de los problemas que enfrentan los isleños, y la próxima generación enfrenta un futuro cada vez más incierto. El presidente de la nación, Emanuel (Manny) Mori, ha hecho un llamamiento en varias ocasiones a la comunidad internacional sobre el tema del calentamiento global, afirmando que "el país corre el riesgo de desaparecer bajo el agua si no se hace nada para combatir el calentamiento global".


Los Estados Federados de Micronesia (FSM) es uno de los países y territorios insulares del Pacífico (PICT) que se encuentran bajo el liderazgo de la Oficina multipaís del Pacífico (MCO).

Los Estados Federados de Micronesia es un país que se extiende por el Océano Pacífico occidental compuesto por más de 600 islas, con una población de 113,815 personas (Banco Mundial, 2019). FSM se compone de cuatro estados insulares: Pohnpei, Kosrae, Chuuk y Yap, cada uno con sus propios sistemas y funciones de gobernanza. El país se encuentra entre los menos urbanizados del Pacífico y la mayoría de los micronesios viven en la costa o cerca de ella.

Un tercio de los micronesios vive por debajo del umbral de pobreza de necesidades básicas y la pobreza ha aumentado en tres de cada cuatro estados en la última década. La desigualdad varía mucho entre los estados. FSM’s economy is aid dependent with a rising trade deficit, due to increasing demand for imported food, clothing, and consumer goods. Around half of the workforce is involved in subsistence farming or fishing for their livelihoods and this figure is growing. Migration and a low fertility rate have resulted in negative population growth. Young people aged 10-14 are the single largest demographic group and face limited employment opportunities.

Complicated land tenure systems, a reliance on imported food and water during times of stress, lack of national planning, limited resourcing, and the remote nature of the islands make climate change a serious threat to all forms of development in FSM.

FSM has a mixed record on promoting gender equality, despite ratifying The Convention on the Elimination of all Forms of Discrimination Against Women. Women have the highest rate of unemployment in the country and there are currently no women national Members of Parliament. One in three women report experience of gender-based violence.

UN presence in FSM

The UN has been present in FSM since 1947, with 17 agencies implementing programs: FAO, IAEA, IFAD, ILO, IOM, UNCTAD, UNDP, UN Environment, UNESCO, UNFPA, UNHCR, UNICEF, UNISDR, UNOCHA, WFP, WHO, and WMO.

Development goals and objectives

The United Nations Pacific Strategy (UNPS) 2018-2022 is a five year strategic framework that outlines the collective response of the UN system to the development priorities in 14 Pacific Island countries and territories, including FSM, and supports governments and peoples in the Pacific to advance a localised response to the global 2030 Agenda for Sustainable Development. The UNPS complements the FSM Strategic Development Plan 2004-2023, “Improving quality of life for all FSM people” particularly in the areas of infrastructure development, gender equality, economic growth, food security, health and education.

COVID-19 pandemic

National and state public health emergencies were declared between 31 January 2020 to 31 July 2020, and schools were closed in Yap, Chuuk and Pohnpei states. FSM was operating at a ‘COVCON 4’ alert level with a curfew in Yap state from 7pm to 6 am on weeknights, and restrictions on public gatherings. International flights were suspended, and borders were closed until 30 September 2020. Many Micronesians were stranded overseas in Hawaii and Guam.


Tag Archive for: Human Rights in Micronesia


Micronesia is a collection of more than 600 islands and islets located in the western Pacific Ocean. It is part of the Caroline Islands archipelago and is split into the states of Yap, Chuuk, Pohnpei and Kosrae.

According to a 2016 report on human rights in Micronesia filed by the United States Department of State, corruption, discrimination and violence against women are the most common violations of human rights in the republic. Judicial delays, domestic violence, child neglect and foreign worker abuse pose problems for human rights in Micronesia as well. There is no protection in the Micronesian constitution against discrimination based on gender, sexual orientation or disability.

In 2014, the Family Health and Safety Study reported that violence against women is a regular occurrence, and is most often perpetrated by a close family member. The same study found that 33 percent of of partnered women were physically or sexually assaulted in their lifetime by a partner.

There is no law that prohibits a husband from sexually assaulting his wife in Micronesia. Although it is punishable by up to ten years in prison, depending on whether it involves a deadly weapon, it often goes unreported and authorities do not prosecute many cases.

Effective prosecution of domestic violence poses yet another problem for human rights in Micronesia. This is partly due to many victims choosing not to press charges against a family member. Pressure from their families, fear of being assaulted again, and the belief that authorities will not get involved in private family affairs are common reasons for this.

The government does not provide shelter or support for battered women, although there is a private facility for women in Chuuk that receives its funding from a foreign government. The department of public safety in Pohnpei offers education on domestic violence and trains officers to handle such cases. There is also a hotline specifically for reports of it.

Although violence against women is a significant problem for human rights in Micronesia, The Family Health and Safety Study emphasizes raising awareness of violence against women and advancing methods to improve the well-being of women and children. Women’s groups in the republic continue working towards raising awareness, and the island nation is being motivated to consider passing laws that criminalize violence against women.

Several groups shared the results of regional meetings in October 2014 and discussed several issues, including the progress of women, women and children’s access to health and education and women in leadership. Micronesia’s government was given a number of recommendations for strengthening the protection of women at its universal periodic review in 2016. With these steps being taken, Micronesia is getting closer to resolving its gender equality and human rights issues.


Polynesia-Micronesia - Threats

An increase in human population, commercialization, monetization and globalization coupled with the erosion of traditional knowledge about resource management have made the Polynesia-Micronesia Biodiversity Hotspot one of the most highly threatened in the world.

Invasive species

Invasive species (both native and non-native) are arguably the major threat to the hotspot's biodiversity. Approximately three quarters of the 476 globally threatened species in the hotspot are threatened by invasive species. This makes the Pacific islands quite unique in their conservation situation compared with other tropical regions. The major challenge is not only to control populations of existing invasive species, but also to prevent new introductions.

It is not known exactly how many invasive species there are on islands in the hotspot, but it certainly runs into the hundreds. In many countries in the hotspot, there are as many or more introduced plant species and higher vertebrates as native species.

The impacts of invasive plants on native flora and vegetation include decreased dominance of native species, decreased overall species richness, fewer vertical tiers of plants and a lower range of biodiversity overall.

Habitat alteration and loss

Three quarters of threatened species in the hotspot are affected by habitat alteration and loss. The primary activity that leads to this threat is the conversion of native ecosystems to non-native ecosystems for economic activities such as agriculture and logging.

Fragmentation of natural ecosystems from logging roads and agricultural plantations is a serious threat to many island species which originally had small ranges to begin with, such as plants, land snails and many invertebrates. Furthermore, research in Fiji shows that invasive predators such as rats, cats and mongooses travel into remote forests along roads but that their impact diminishes greatly more than 6km from the nearest road.

Over-exploitation of natural resources and destructive harvest techniques

Overharvesting and the use of destructive harvesting techniques can have major impacts on native biodiversity and ecosystems. The over harvest of natural resources often goes hand in hand with the use of destructive harvesting techniques. Examples include the use of bulldozers to clear land and dredge sand or dynamite and poisons to catch fish.

Hunting is a threat to some species on some islands such as coconut crabs (Birgus latro), fruit bats (mostly Pteropus spp.), pigeons (mostly Ducula y Ptilinopus spp.) and other large birds that are traditional food sources in many parts of the hotspot.

Some plant species are also in serious decline due to harvesting at an unsustainable level. Un ejemplo es Intsia bijuga a highly valued timber tree in many countries of the hotspot. This formerly widespread tree is threatened because the wood is highly valued for carving, and is made into kava bowls in Samoa and Fiji. I

Natural phenomena

Since the impacts of weather phenomena—such as cyclones, floods, drought and fire—are part of the natural pattern in the Pacific, native species are adapted to such events and will normally recover. However, there are reasons for concern because of the reduction of the available areas of refuge. In addition, non-native animal and plant species may increase after such events, and these events may occur more frequently as a result of global climate change.

Global climate change and sea-level rise

Global climate change and sea level rise may become the most serious environmental threats in the hotspot in the future. The impacts of even modest increases on atolls, which rarely exceed five meters above mean sea level, could be catastrophic to both human and non-human biota. Impacts become even more severe when consideration of other effects such as possible increases in intensity and frequency of extreme weather events such as floods, drought and cyclones are taken into account.

Read more about these and other threats in our ecosystem profile (PDF - 1.2 MB), which is also available in francés (PDF - 1.3 MB).


The Pacific Islands Forum is the region’s premier political and economic policy organisation. Founded in 1971, it comprises 18 members: Australia, Cook Islands, Federated States of Micronesia, Fiji, French Polynesia, Kiribati, Nauru, New Caledonia, New Zealand, Niue, Palau, Papua New Guinea, Republic of Marshall Islands, Samoa, Solomon Islands, Tonga, Tuvalu, and Vanuatu.

The Forum’s Pacific Vision is for a region of peace, harmony, security, social inclusion and prosperity, so that all Pacific people can lead free, healthy, and productive lives.

The Pacific Islands Forum works to achieve this by fostering cooperation between governments, collaboration with international agencies, and by representing the interests of its members.

Since 1989, the Forum has organised an annual meeting with key Dialogue Partners at Ministerial level. The Forum currently recognises 18 dialogue partners: Canada, People’s Republic of China, Cuba, European Union, France, Germany, India, Indonesia, Italy, Japan, Republic of Korea, Malaysia, Philippines, Spain, Thailand, Turkey, United Kingdom and the United States.

The work of the Forum is guided by the Framework for Pacific Regionalism, which was endorsed by Forum Leaders in July 2014. It sets out the strategic vision, values, objectives and approaches to achieve deeper regionalism in the Pacific. A regionalism defined as:

The expression of a common sense of identity and purpose, leading progressively to the sharing of institutions, resources, and markets, with the purpose of complementing national efforts, overcoming common constraints, and embracing sustainable and inclusive development within Pacific countries and territories and for the Pacific region as a whole.

los Framework for Pacific Regionalism supports political conversations and initiatives that address key strategic issues. All Pacific people have an important role to play in regionalism and to support this principle, the Framework promotes an inclusive regional policy development process. The Framework also encourages prioritisation of the Forum Leaders’ agenda to ensure that Leaders have the time and space to drive these policy initiatives forward.

The annual Forum meetings are chaired by the Head of Government of the Host Country, who remains as the Forum Chair until the next meeting. Decisions made by Leaders are reached by consensus and are outlined in a Forum Communique, from which policies are developed and implemented.

Agreed regional policies and initiatives are coordinated by the Pacific Islands Forum Secretariat and implemented through the Council of Regional Organisations of the Pacific (CROP).

Forum Vision

Our Pacific Vision is for a region of peace, harmony, security, social inclusion, and prosperity, so that all Pacific people can lead free, healthy, and productive lives.

Forum Values

Nosotros valor and depend upon the integrity of our vast ocean and our island resources.

Nosotros treasure the diversity and heritage of the Pacific and seek an inclusive future in which cultures, traditions and religious beliefs are valued, honoured and developed.

Nosotros embrace good governance, the full observance of democratic values, the rule of law, the defence and promotion of all human rights, gender equality, and commitment to just societies.

Nosotros seek peaceful, safe, and stable communities and countries, ensuring full security and wellbeing for the peoples of the Pacific.

Nosotros apoyo full inclusivity, equity and equality for all people of the Pacific.

Nosotros strive for effective, open and honest relationships and inclusive and enduring partnerships—based on mutual accountability and respect—with each other, within our sub-regions, within our region, and beyond.

These Pacific regional values will guide all our policy-making and implementation.


In the Public Interest

In 1920, a small group of visionaries came together to discuss how to start the engine. Led by Roger Baldwin, a social worker and labor activist, the group included Crystal Eastman, Albert DeSilver, Jane Addams, Felix Frankfurter, Helen Keller and Arthur Garfield Hayes. They formed the American Civil Liberties Union (ACLU) and dedicated themselves to holding the government to the Bill of Rights' promises.

The ACLU, the NAACP, founded in 1909, and labor unions, whose very right to exist had not yet been recognized by the courts, began to challenge constitutional violations in court on behalf of those who had been previously shut out. This was the beginning of what has come to be known as public interest law. They provided the missing ingredient that made our constitutional system and Bill of Rights finally work.

Although they had few early victories, these organizations began to create a body of law that made First Amendment freedoms, privacy rights, and the principles of equality and fundamental fairness come alive. Gradually, the Bill of Rights was transformed from a "parchment barrier" to a protective wall that increasingly shielded each individual's unalienable rights from the reach of government.

Enormous progress was made between 1954 and 1973, when many rights long dormant became enforceable. Today, those achievements are being heavily challenged by a movement dedicated to rolling back the reach and effectiveness of the Bill of Rights and to undermining the independence of our courts.

The development of the Bill of Rights was a pivotal event in the long story of liberty, but it is a story that is still unfolding.


‘Wanton indifference to the value of human life’

The FBI sent a team to aid FSM police in their investigations. Two weeks after the shooting, Francis Choay Buchun and Anthony Rutun Teteeth were charged with Bergeron’s murder.

Yap is small enough that Hammerling knew both men – Buchun was an acquaintance, and Hammerling said he would have spoken to him a few times. He only knew Teteeth by sight.

Complaints filed before the Yap State supreme court allege that Teteeth, who worked for a local business, and Buchun, who worked for Yap’s Aircraft Rescue and Fire Fighting Facility, spent more than a month planning Bergeron’s murder and arranging to obtain weapons and ammunition illegally.

Court documents allege that on the night of the murder, Buchun provided Teteeth with the murder weapon and drove him to Bergeron’s home, where Teteeth “recklessly and with wanton indifference to the value of human life fired a shotgun three times towards Ms Rachelle Bergeron”.

Some believe the men targeted Bergeron because of her work on human trafficking.

While Hammerling says Bergeron did not talk about specifics of her cases with him, one of Bergeron’s former co-workers, who did not want to be named, told the Guardian Bergeron worked on cases on domestic abuse, labor trafficking, age consent, and gender-related violence in Yap.

Rachelle Bergeron with one of the couple’s dogs, Nubs, in Yap. Nubs was not the dog that was killed in the shooting.

Robert B. LaManna, the assistant attorney general of FSM, says they have not ruled out the fact that other people might have been involved in Bergeron’s death, saying it is “certainly possible, and is something we are looking into.”

“We don’t have a clear idea of motive at this stage,” says LaManna. “It’s possible it was retaliation against Rachelle’s work as a prosecutor. It’s true that Choay [Buchun] had a case pending against him, and that Rachelle was going to prosecute that case.”

Hammerling says Bergeron was concerned about the release of Buchun on bail in September.

“She was concerned,” he says. “She said that guy was dangerous.”

But the couple had no sense that something like this might happen.

“She would be getting threats every once in a while. She did say that some of these guys she’s trying to put away are dangerous. But I don’t know if Rachelle ever really felt like she was in a life-threatening situation.

“I just really didn’t think they would go this far, to kill somebody. I thought the worst they would do is maybe damage her stuff, maybe kill the dog, but I didn’t think they would go as far as killing her. Because I think if she had known that and if I had known that, we would have left or asked for outside help.”

Hammerling, speaking to the Guardian just days after Bergeron’s funeral, says he thinks he will go back to Germany for a while, while Deesha stays in Wisconsin with Bergeron’s parents. He does not blame Yap for his wife’s death.

“Nobody in Yap, while I was there, has ever shot somebody,” said Hammerling. “I don’t even know the last time somebody shot a person. They like guns to shoot bats and stuff and just to show off.”

Bergeron’s body was flown back to the US for an autopsy and burial on 2 November in Brookfield, Wisconsin.


Ver el vídeo: HISTORIA de CUBA en 15 MINUTOS!! (Mayo 2022).