Podcasts de historia

Omphalos de Delfos

Omphalos de Delfos


Delphi

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Delphi, ciudad antigua y sede del templo y oráculo griego más importante de Apolo. Se encontraba en el territorio de Phocis en la empinada ladera inferior del monte Parnaso, a unas 6 millas (10 km) del golfo de Corinto. Delfos es ahora un importante sitio arqueológico con ruinas bien conservadas. Fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Los antiguos griegos consideraban que Delfos era el centro del mundo. Según el mito antiguo, Zeus soltó dos águilas, una del este y la otra del oeste, y las hizo volar hacia el centro. Se encontraron en el futuro sitio de Delfos, y el lugar estaba marcado por una piedra llamada omphalos (ombligo), que luego se alojó en el Templo de Apolo. Según la leyenda, el oráculo de Delfos originalmente pertenecía a Gea, la diosa de la Tierra, y estaba custodiado por su hija Pitón, la serpiente. Se dice que Apolo mató a Python y fundó su propio oráculo allí.

Las excavaciones revelan que Delfos fue habitada por primera vez a finales de la época micénica (ya en el siglo XV a. C.). Los sacerdotes de Knossos llevaron el culto de Apolo al lugar en el siglo VIII a. C. Unos 200 años después, durante la Primera Guerra Sagrada (C. 590 a. C.), la Liga Anfictiónica (a la que pertenecía Delfos) destruyó la cercana ciudad de Krisa, cuyos impuestos a los visitantes del oráculo habían provocado la guerra, y se abrió el libre acceso a Delfos. Posteriormente, la liga reorganizó los Juegos Píticos Panhelénicos, que se celebraban en Delfos cada cuatro años a partir del 582 a. C. Para entonces, el prestigio del oráculo de Delfos estaba en su apogeo. Se consultó no solo sobre asuntos privados sino también sobre asuntos de Estado, y sus declaraciones a menudo influyeron en la política pública. También se consultaba cada vez que se enviaba una colonia desde Grecia propiamente dicha, de modo que su fama se extendía hasta los límites del mundo de habla griega. Tal influencia dio lugar a controversias, y se libraron varias guerras sagradas más por el oráculo, con el control del sitio cambiando entre ciudades-estado rivales.

Después de que los romanos capturaron Delfos a principios del siglo II a. C., fue saqueada con frecuencia. Se dice que Nero eliminó 500 estatuas de los alrededores. Con la expansión del cristianismo, la antigua fortaleza pagana cayó en decadencia y fue cerrada permanentemente por decreto de Teodosio alrededor del 385 d. C.

El sitio de Delphi fue ocupado más tarde por el pueblo de Kastrí, hasta 1890, cuando el pueblo fue trasladado y rebautizado como Delphi. Las excavaciones, iniciadas en 1892, revelaron el plano del sitio antiguo, y los restos de sus edificios pueden identificarse con más detalle en los escritos del geógrafo Pausanias del siglo II d.C. El santuario del templo era un área grande, aproximadamente rectangular, encerrada por una pared. Un camino sagrado bordeado de monumentos y tesoros serpenteaba a través del santuario hasta el propio Templo de Apolo, que albergaba el oráculo de Delfos en una cámara en la parte trasera. Los monumentos a lo largo del camino eran ofrendas a Apolo erigidas por estados o individuos en agradecimiento por los favores otorgados por el dios. El sitio del templo existente incluye solo los cimientos, algunos escalones y algunas columnas de una estructura construida en el siglo IV a. C. También se conocen dos templos anteriores de Apolo en Delfos por sus restos reales. Algunos capiteles arcaicos y bloques de pared se conservan del primer templo, que fue quemado en 548. El segundo templo, construido a finales del siglo VI a. C., fue destruido por un terremoto, muchos de sus bloques de pared y algunas esculturas de frontones se conservan. De los que alguna vez fueron numerosos tesoros del sitio, el tesoro de Atenas ha sido reconstruido con los bloques originales; muestra un famoso muro cubierto de inscripciones, que incluyen himnos a Apolo con anotaciones musicales.

El trabajo arqueológico a finales del siglo XX se centró en varios edificios romanos del siglo IV al VI d.C. En 2001, un equipo de científicos de diversas disciplinas descubrió en la región la presencia de gas etileno, una vez utilizado como anestésico y capaz de producir un estado de trance. Sus hallazgos concuerdan con relatos antiguos de vapores que se elevan desde el piso del templo.

Como ocurre con la mayoría de las estructuras antiguas del Mediterráneo, las ruinas de Delfos están amenazadas por la erosión. Los esfuerzos de preservación han incluido el entierro de varios edificios menores. El sitio es una gran atracción turística.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Emily Rodríguez, redactora de textos.


La ciudad fantasma fortificada de Vathia, en Grecia y la península de Mani # 8217, alguna vez fue tan salvaje como nuestro Lejano Oeste. (foto: Rick Steves)

Estaba en Atenas, en un restaurante en la azotea bajo una Acrópolis iluminada, maravillándome de cómo una ensalada griega nunca se aburre. Fue el último día de un largo viaje. Estaba revisando, como siempre lo hago después de completar un itinerario, la eficacia con la que gastamos nuestro tiempo. Nos habíamos centrado más en ver lugares de interés histórico en el continente en lugar de deleitarnos en las islas del Egeo. Dado ese enfoque, aquí están las diez paradas principales, en orden de itinerario, que hacen lo que considero las mejores dos semanas que Grecia tiene para ofrecer:

Atenas , una ciudad grande y fea, tiene vistas antiguas obligatorias (el templo de la Acrópolis en la cima de una colina y el foro en ruinas del Ágora), un casco antiguo extremadamente turístico (Plaka) y excelentes museos, los mejores del país. Sus cuatro millones de habitantes se expanden donde no hay empresas turísticas, incluidas nuevas zonas de inmigrantes con comunidades pobres pero prósperas. La alegría de Grecia está fuera de Atenas. Véalo y lárgate.


Omphalos of Delphi - Historia

Delfos no fueron elegidos al azar en la antigüedad para la construcción del templo y el oráculo de Apolo, ni por su atributo de “ombligo de la tierra”. La ubicación tiene una dinámica asombrosa creada por el fuerte flujo de energía, el lugar naturalmente fortificado con una vista única al golfo de Itea junto con la rica vegetación, fuentes que brotaron de las rocas y una ubicación estratégica en las rutas montañosas que conectaban el este y el Grecia continental occidental.

Es posible que en esta región existiera un santuario dedicado a Gea (Tierra), debido a los huecos en el suelo, desde donde se liberaban gases cuando uno entraba en contacto con este gas se entraba en trance. Según la mitología, este antiguo oráculo estaba custodiado por un
enorme serpiente llamada Python. El dios Apolo logró matar a la bestia ctónica y luego el oráculo pasó a su propia jurisdicción. Sin embargo, es posible que esta "prehistoria" de la zona sea una mitología posterior.
construcción.

En la Ilíada ya se menciona al oráculo como rico y poderoso. Parece que alcanzó su apogeo al final del período arcaico y el comienzo del período clásico, cuando se erigió el templo de Apolo junto con el oráculo y el archivo del oráculo que albergaba. En
En el mismo período se construyeron también la mayoría de los tesoros de las ciudades griegas, donde se guardaban exvotos, valiosos como artefactos o por su significado para la memoria colectiva de los ciudadanos (botín de batallas, etc.). El oráculo estaba relacionado con dos facetas importantes de la historia griega: la colonización y la Anfictonia. Según la tradición, las ciudades griegas pidieron al oráculo de Delfos que sugiriera un lugar para el establecimiento de sus colonias. Por otro lado, después de la Primera Guerra Sagrada, Delfos se convirtió en el mar de la Anfictionía, es decir, la confederación de Grecia Central, hecho que selló su historia posterior. Alrededor de ese tiempo se establecieron permanentemente los Pythian
Juegos, concursos atléticos sagrados en honor al Pythian Apollo, que adquirió un estatus panhelénico así como un prestigio similar al de los Juegos Olímpicos. La evolución de Delfos dentro del mundo antiguo, por lo tanto, no es accidental y, por lo tanto, la declaración del actual sitio arqueológico como Monumento del Patrimonio Mundial no fue aleatoria. La puesta en valor del conjunto arquitectónico uniforme a través de excavaciones sistemáticas a finales del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX, el peligro al que se enfrenta debido a la fuerte inclinación del terreno y los constantes deslizamientos de tierra y, en particular, la importancia de Delfos como un oráculo, un centro de evolución política y cultural, como un santuario panhelénico y un lugar donde se organizaban juegos panhelénicos, hicieron de la preservación de su historia y de sus restos arqueológicos, así como de los valores que surgieron a través de él, una necesidad absoluta.

Los más importantes de estos valores se resumen en las llamadas máximas délficas, que estaban inscritas en el
vestíbulo del templo, que se convirtió en símbolos del pensamiento griego, llegando, en el período helenístico particularmente, a los extremos del mundo griego.

Apolo era el dios que simbolizaba la luz y la regeneración, el protector de las artes y las manifestaciones más elevadas del espíritu.

Las cualidades y características de Apolo.

Como en la mayoría de las otras religiones antiguas, existen muchas versiones mitológicas sobre el nacimiento y los hechos del dios. Apolo nació el séptimo día del mes Vyssios, el primer mes de la primavera. Cuando aún era un bebé, tuvo que matar con su arco a la pitón, el dragón o serpiente que simbolizaba los poderes del inframundo. Según otra versión, mató al dragón en Tempi o en Creta cuando era mayor y luego se exilió a la tierra de los hiperbóreos para ser limpiado del asesinato. En el Ática, el regreso de Apolo de los hiperbóreos y la regeneración que siguió se celebró los días 6 y 7 del mes de Thargelion, el primer día hubo lamentaciones, mientras que en el segundo se cantaron himnos alegres. La relación de Apolo con el inframundo y su posición dominante en el eterno juego de la muerte y el renacimiento está simbolizada por la convicción de que dentro del trípode de Delfos habían sido enterrados los restos de la Pitón o, según los filósofos órficos, el cuerpo de Dionisio. que había sido desmembrado por los Titanes.

El elemento más importante del culto de Apolo, que se deriva exactamente de su relación con el inframundo y de su dominio sobre él, es el arte de pronunciar oráculos. Según la "teología" que se desarrolló en el culto de Delfos, Apolo se encarnó a través de Pitia y él mismo dio los oráculos. En extensión de este poder que tenía, Apolo se convirtió en el regulador de la vida política y social. El hecho de que la primera codificación de la legislación tuviera lugar en las paredes de los templos de Apolo no es irrelevante para eso.
Otro atributo bien conocido de Apolo fue la música. Tanto en la mitología como en el arte, Apolo toca la guitarra o la lira. Su representación en esta forma es relativamente temprana, como lo demuestra una estatuilla beocia de Thespies. Otro mito, relacionado con la música, particularmente popular entre los artistas de épocas posteriores, fue el de la contienda contra el sátiro Marsias, quien se atrevió a desafiar al dios diciendo que la flauta era superior a la lira. Apolo se enfureció cuando estuvo a punto de perder en el concurso y castigó a Marsias con mucha dureza: lo ató a un árbol y lo despellejó vivo. En el mito de Marsias, sin embargo, es evidente un elemento que es esencial para el culto al dios, así como para el pensamiento filosófico que siguió, a saber, la diferenciación entre el elemento apolíneo, que simboliza la luz, la claridad de espíritu y los altos ideales, y del elemento dionisíaco, que simboliza el mundo de las pasiones y el éxtasis. Esta distinción será adoptada por el pensamiento europeo posterior, culminando en la filosofía de Nietzche.

Las cualidades y características de Apolo.

Los datos arqueológicos apuntan al establecimiento del culto de Apolo en ca. 1000-800 a.C. La función del sitio como centro de culto está atestiguada arqueológicamente desde 860 a.C., y evolucionó a lo largo del siglo VIII a.C. Otros importantes santuarios de Apolo estaban situados en la isla de Delos, donde nacieron el dios y su hermana Artemisa, en Phigaleia (templo de Apolo Epicúreo), en Didyma (ciudad-templo cerca de Miletos), en Claros y en Colofón otros Los santuarios, no tan conocidos y, sin embargo, muy tempranos (siglo IX), se encuentran en Yria en Naxos y en Epidauro. El culto de Apolo también se transfirió a Roma en una fecha temprana: a partir del santuario y oráculo de Cymae en Asia Menor, el culto se introdujo en Roma en el 431 a. C., para proteger a los romanos de una epidemia. Apolo fue probablemente la primera deidad griega que se incorporó al panteón romano.

Sacerdotes, rituales y celebraciones

En cada una de las áreas antes mencionadas, los rituales y la forma del culto, por supuesto, diferían. Sin embargo, el culto al dios en Delphi es probablemente más interesante e importante. De los testimonios arqueológicos y epigráficos se deduce que hubo dos sacerdotes (quizás tres en el siglo I a.C.), nombrados de por vida. La cronología de Delfos se organizó sobre la base de la sucesión de los sacerdotes. Otro cargo de toda la vida fue el de los neokoros, cuyas tareas no están particularmente claras, pero podría haber sido una especie de superintendente del templo. Sabemos, sin embargo, que estuvo presente en todos los actos de liberación de esclavos, como atestiguan las inscripciones de la manumisión. Plutarco, él mismo sacerdote en Delfos durante una parte considerable de su vida, habla también de los Hosioi (los Sagrados), un consejo formado por cinco hombres, cuyo jefe era el “presvys de los hosioi” (ancianos). Estos hombres estuvieron presentes durante varias ceremonias, sin embargo, deben haber desempeñado un papel también en la administración de los bienes y propiedades del santuario. Los roles administrativos fueron desempeñados también por los “protectores” y los “epimeletes” (curadores), quienes asumieron varias tareas de carácter práctico durante diversas celebraciones.

El establecimiento del Santuario en Delfos

El mito dice que Zeus decidió establecer un oráculo en el centro del mundo. Para encontrar la ubicación adecuada, soltó dos águilas, la primera volando hacia el Este y la segunda hacia el Oeste. Las dos águilas se encontraron sobre Delfos indicando que este era el centro del mundo, el ombligo u ombligo de la tierra (Gaia).

Geográficamente, Delphi está situado en el corazón del centro de Grecia. El valle del pequeño río Pleistos es el paso natural del este al oeste de Grecia. Al mismo tiempo, los estudios topográficos mostraron que la carretera que partía de Kirrha, la ciudad portuaria del valle de Pleistos, y pasaba por Gravia y la zona del monte Oeti a través de Amphissa, conectaba el golfo de Krissa con el golfo de Malí y Tesalia desde el período micénico (1500-1100 aC).
Delfos se construyó sobre los restos de un asentamiento micénico. Cuenta la tradición que inicialmente había un templo dedicado a la diosa femenina de la Tierra (Gaia), custodiada por el feroz dragón Python. Apolo mató a Pitón y fundó su propio santuario allí, ocupándolo con sacerdotes cretenses, que llegaron a Kirrha, el puerto marítimo de Delfos, después de haber seguido al dios que se había transformado en un delfín. Este mito se mantuvo vivo a través de recreaciones rituales en Delphi, en festivales como Septeria, Delphinia, Thargelia, Theophania y los Juegos Pythian, que se llevaron a cabo para conmemorar la victoria del dios sobre Python e incluyeron competencias musicales y gimnásticas.
Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz figurillas femeninas y una vasija ritual. Esta evidencia fue vista como prueba arqueológica de la tradición literaria posterior con respecto a la existencia de un oráculo & # 8220 primitivo & # 8221 con la diosa Gaia como su primera sacerdotisa. Esta tradición fue adoptada por el sacerdocio de Delfos y propagada por los poetas del siglo V a.C. La erudición actual cuestiona la validez histórica del mito, considerando que la datación del establecimiento del Oráculo en tiempos prehistóricos es simplemente de acuerdo con la concepción teogónica general, según la cual el panteón griego evolucionó de las deidades ctónicas a los dioses celestiales.

La anfictonía de Delfos

Amphictyony (o Amphictiony) era el nombre de la convención permanente de los "amphictyons", es decir, aquellos que habitaban alrededor de un santuario importante. La formación de anfictionios fue dictada inicialmente por la necesidad de tomar decisiones con respecto a los santuarios. Sin embargo, gradualmente, a medida que las reuniones de los representantes de las ciudades-estado se celebraban a intervalos regulares, se volvieron oportunas para intercambiar puntos de vista también sobre otros temas, de interés para todas las partes, o para resolver disputas. El establecimiento de anfictionies fue un proceso que evolucionó hacia mediados del siglo VIII. Las anficciones conocidas del mundo antiguo eran la de Beocio Oghestus, organizada alrededor del templo de Poseidón, la de Delos alrededor del templo de Apolo, la de Argos alrededor del templo de Pitéo Apolo, la de Kalavria (hoy islote Poros en el Golfo Sarónico) y el de Trifylia, ambos centrados alrededor de los respectivos templos de Poseidón, así como el anfictiony de las seis ciudades dóricas de Asia Menor. Aunque se habían fundado varias de estas convenciones, el término "Anfictionía" pronto pasó a designar la Anfictonía de Delfos, como Amphictyony por excelencia.

La sede de la Amphictyony fue inicialmente el santuario de Demeter "Amphictyonis" cerca de Anthele en Thermopylae (que se llamaba "Pylae", es decir, & # 8220Gates & # 8221, en ese momento). Desde el siglo VII a.C. y después de la Primera Guerra Sagrada, la sede fue transferida al templo de Apolo en Delfos, los miembros de la Anfictonia declararon la ciudad independiente, de modo que ninguno de los estados miembros tendría la supremacía. La Amphictyony se reuniría dos veces al año, en la primavera (Sping Pylaea) en Delphi y en otoño (Autumn Pylaea) en Thermopylae, por eso la Amphictyony también llevaba el atributo “Pylaeo-Delphian”.
Fuentes antiguas (como Esquines, "Sobre la falsa embajada", 116) mencionan las siguientes doce tribus como miembros de la Anfictionía: los aenios, los aqueos Phtiotae, los beocios, los dolopes, los dorios (inicialmente solo los habitantes de Doris en Grecia continental, más tarde también los dorios del Peloponeso y en particular los espartanos), los tesalios, los jonios (de Atenas y Eubea), los locrios, los malienses, los magnitas, los perrhaevoi y los focios.
La Amphictyony fue administrada por la Convención Amphictyonic y la Amphictyonic Ecclesia. Dos representantes de cada una de las 12 tribus, es decir, 24 miembros permanentes elegidos por sorteo, más los Pylagoranos (uno de cada ciudad), un Secretario y un Hierofante componían la Convención.
Los Hieromnemonios formaron el consejo de gobierno y fueron responsables de todos los asuntos relacionados con el santuario.
Los Pylagorans o Agoratroi eran los representantes de las ciudades anfictiónicas, que eran elegidos cada año y se encargaban de la protección de los intereses de sus ciudades en la Anfictionía.
Finalmente, la Ecclesia Anfictiónica estaba formada por los Hieromnemonios, los Pylagoranos y los que estaban en el santuario en el momento de su convención. La Ecclesia estaba encargada únicamente de la responsabilidad de emitir decretos y no poseía mucho poder.
La mayoría de las veces la Convención se desarrolló sin problemas, aunque no siempre completamente libre de antagonismo por la supremacía: en el siglo VI esto estaba en manos de los tesalianos, en los siglos V y IV la Convención estaba controlada por los espartanos y después del 371 a.C. por los beocios. Después del 346 a.C. pasó a Felipe, en el siglo III a.C. a los etolios y desde el 168 a.C. en adelante a los romanos. En la época romana, el resplandor panhelénico de la Anfictonia disminuyó y, más tarde, el emperador Adriano fundó una nueva institución para la unidad de los griegos, a saber, el Panhellenion.
Los cambios de supremacía entre las tribus no se produjeron sin turbulencias. Las llamadas “Guerras Sagradas” son testimonio de ello.

El declive de la anfictonía de Delfos
En 336 a. C., después del asesinato de Felipe II, su hijo Alejandro obtuvo el reconocimiento de su supremacía sobre los griegos por la Convención Anfictiónica de Termópilas. Ya se había hecho evidente que la Amphictyony había elegido la seguridad sobre la autonomía.
En 279 a.C., después de su lucha contra los gálatas, los focios se reincorporaron a la Anfictonia, mientras que, por la misma razón, los etolios también adquirieron el derecho a un voto. En el 171 a. C. la Amphictyony tenía 17 miembros, de los cuales solo los más poderosos tenían dos votos. Es evidente que a medida que la importancia política de la ciudad-estado disminuyó en favor de otras entidades políticas, a partir del período helenístico, la importancia de la Anfictonia también se redujo. El hecho de que la intervención violenta de los etolios no provocó otra guerra sagrada (como lo habría hecho un par de siglos antes) parece respaldar esta opinión. la protección del santuario. Augusto fusionó a los aenios, a los malienses, a los magnetes y a los focios con los tesalios y también dio el voto de los dolopes, que mientras tanto habían desaparecido como tribu, a la ciudad que construyó en Epiro en el 28 a. C.: Nikopolis.

El Panhellenion
En 131-132 d.C., el emperador Adriano creó una nueva confederación de las ciudades griegas de todo el Imperio Romano, llamada "Panhellenion". Su inauguración oficial tuvo lugar durante la ceremonia de apertura del templo de Zeus Olímpico en Atenas. Las ciudades de al menos cinco territorios romanos, a saber, Acaya, Macedonia, Tracia, Asia y Creta-Cirenaica, tenían derecho a participar en el Panhellenion siempre que pudieran demostrar su origen griego. Cada ciudad estaba representada por un Panhellene, que sirvió durante un año, mientras que el jefe de la institución era el arconte del Panhellenion, designado por 4 años. La sede del Panhellenion fue Atenas, que emergió así como uno de los centros religiosos más destacados de la época, hecho que ayudó a la ciudad a mantener su carácter cosmopolita. El Panteón, una basílica romana con una capacidad de 6.000-10.000 personas al este del Ágora romana en Atenas, es identificado por varios eruditos como el punto de encuentro de los Panhellenes, mientras que Adriano fue posiblemente adorado en el Olympieion junto con Zeus Panhellenios y Hera. Panhellenia.
La fundación del Panhellenion, una de las instituciones culturales y políticas más importantes del período Antonino, constituye una de las intervenciones más vitales de un emperador romano en la vida cultural del mundo griego y muestra el deseo de Adriano de estar en contacto con todas las ciudades griegas. Sin embargo, se ha cuestionado su importancia política. El Panhellenion nunca se convirtió en una institución con raíces profundas, y después de la muerte de Adriano, simplemente se desvaneció.

Introducción

Los Juegos Pythian fueron los segundos Juegos Panhelénicos más importantes de Grecia después de los Olímpicos. Según la tradición, después de que Apolo asesinara a Python, estableció concursos musicales para conmemorar ese evento.

El comienzo de los Juegos se remonta a principios del siglo VI a.C., aunque también deben haber existido algunas celebraciones antes. Inicialmente, los juegos tenían lugar cada 9 años, la misma cantidad de tiempo durante la cual Apolo estuvo ausente, para limpiarse del asesinato de la bestia. Se cantaron himnos para honrar al dios, acompañados por los sonidos de la guitarra. Los juegos tuvieron lugar cerca de Krissa y los ganadores recibieron un premio monetario.

Después de la Primera Guerra Sagrada, los juegos se reorganizaron siguiendo el modelo de los Juegos Olímpicos y se llevaron a cabo cada 4 años, en el tercer año de cada Olimpiada, durante el mes de Boukation (finales de agosto) y bajo la supervisión de las Hieromnemones.

Preparación

Los preparativos para los juegos comenzaron seis meses antes. Nueve ciudadanos de Delfos, llamados Theoroi, fueron enviados a todas las ciudades griegas para anunciar el comienzo de los juegos con el fin de atraer a los atletas, así como para declarar Hierominia, el período de la Sagrada Tregua. La tregua tenía como objetivo proteger no solo a los Theoroi y los atletas que estaban en movimiento, sino también al templo de Apolo en Delfos. En caso de que una ciudad estuviera involucrada en un conflicto armado o en robos durante ese período, no solo estaba prohibido ingresar al Santuario, sino que a ninguno de sus ciudadanos se le permitía participar en los juegos o pedir consejo al Oráculo. Al mismo tiempo, la tregua permitió a la Anfictionía concentrarse en la preparación de los juegos, que incluyeron la restauración de todas las estructuras del Santuario, desde los templos hasta las calles y fuentes.

Las competiciones ecuestres y atléticas, realizadas desnudas, se introdujeron en el contexto de esta reforma, se colocaron coronas de laurel como premios hechos con las ramas del laurel más antiguo de Tempi (el lugar sagrado de Afrodita en el río Pineios) por un 'pais amphithales' (Plutarco, Moralia 1136α), un niño cuyos padres estaban vivos. No tenemos información adecuada sobre el programa y la duración de los juegos. La información proviene principalmente de Pausanias (Focis 7) y según esa fuente los Juegos Pitios tuvieron una duración de 6-8 días, a partir del 586 a.C., y se llevaron a cabo en varios lugares dentro de la Tierra Sagrada de Delfos, mientras que posteriormente se llevaron a cabo en el estadio, el gimnasio, el teatro, el hipódromo.

El programa

Los primeros tres días comprendieron las ceremonias religiosas. El cuarto día comenzó con el concurso musical, que en el primer año consistió en cantar y tocar la guitarra, tocar la flauta y cantar acompañado de la flauta en son de duelo. Esta última forma musical fue abolida por los segundos Juegos Pythian, ya que se consideró que los cantos de lamentos no se estaban convirtiendo en parte de tal celebración. Posteriormente, en el s. V se introdujeron los concursos de pintura. A.C., se agregaron los concursos de baile en el siglo IV a. C. ANTES DE CRISTO. y se añadieron concursos de teatro en la época romana, junto con un aumento de la duración del concurso musical.

En el penúltimo día comenzó la competición atlética, con cuatro deportes de pista (estadio, diaulos, dolichos y correr con los brazos), lucha libre, pugilismo, pancratium y, finalmente, el pentatlón. Estos deportes se fueron estableciendo gradualmente a lo largo de los años.

Lo mismo ocurrió con los deportes de la última jornada, que se dedicó a las carreras ecuestres, estas últimas gradualmente llegaron a incluir: carreras de caballos, synoris (un carro tirado por dos caballos), carro tirado por cuatro caballos y carreras con un caballo (sin un carro).

Píndaro, el poeta de los juegos

Píndaro nació en 522 o en 518 a. C. en Kynos Kefales, una cuarta parte de Tebas. Menciona que su nacimiento coincidió con una celebración de los Juegos Pitianos (Vita Ambrosiana, frgm. 193), pero no es seguro si se trataba de la Pitia de 522 o de 518 a. C. No sabemos la fecha de su muerte. Después de fechar su último poema sobreviviente, los investigadores han llegado a la conclusión de que murió alrededor del 446 a. C. Concluyó su formación poética tanto en Tebas como en Atenas. Debido a su reputación, su casa se convirtió en un lugar turístico en la antigua Tebas y Arriano menciona que Alejandro Magno, como muestra de honor para el poeta, excluyó esta casa de la destrucción con la que castigó a toda la ciudad en el 335 a. C. (Arrian, La anábasis de Alejandro 1.9.10).

Píndaro trabajó en poesía lírica para coros. La mayor parte de sus obras supervivientes es la Epinikia ("celebraciones de la victoria"). Son cantos de coro cantados en la patria del ganador de los Juegos al celebrar su éxito o incluso en la sede de la competición.

La aristocracia griega de la primera mitad del s. V. A.C., en su mayoría los tiranos de Sicilia y la aristocracia conservadora de Egina, eran los principales clientes del poeta, ya que lo consideraban un exquisito panegirista de los viejos valores aristocráticos amenazados, particularmente en un momento de abrupto cambio político.

Elogiar el éxito atlético del ganador y su virtud, su familia y su fortuna es una ocasión para celebrar los valores aristocráticos. El elogio del ganador se ve reforzado por estar entrelazado con el mito, que sin embargo desafía la comprensión del contenido del poema y requiere una audiencia bien informada. El poeta utiliza su obra no solo para hablar de la victoria obtenida por su cliente y su familia, sino también para acentuar la historia de la familia y sus conexiones en toda Grecia. En su Epinikia, Píndaro incluye dichos y aforismos, a menudo breves e ingeniosos, intercalados en el poema como comentarios generales sobre la existencia humana, los caprichos de la suerte y, a menudo, observaciones moralistas.

Estos 45 himnos victoriosos que han sobrevivido hasta el día de hoy mencionan a los ganadores de las cuatro competiciones atléticas panhelénicas más famosas y se dividen en cuatro grupos: celebrando victorias en los Juegos Olímpicos, Nemea, Pitios e Istmicos. Los himnos que celebran las victorias en Pythian Games incluyen 12 odas.

Los juegos de Pythian se llevaron a cabo hasta el 393/4 d.C., cuando fueron prohibidos por el emperador Teodosio I.

Otros festivales

Aparte de los Juegos Pythian, las inscripciones ofrecen información sobre otros juegos que tienen lugar en Delphi, la Soteria. Como lo atestiguan sus nombres, estos eran juegos establecidos en nombre de la salvación de ciertos enemigos, a saber, nada menos que los gálatas, que habían sido derrotados por la Liga Etoliana. Inicialmente, la Soteria se celebraba anualmente, comprendía concursos musicales, de baile y teatrales y a los ganadores se les ofrecían premios en metálico. Durante varios años fue la Amphictyony la que estuvo a cargo de estos Juegos, pero alrededor del 244 a.C. los etolios asumieron la tarea por sí mismos y reformaron los Juegos. A partir de entonces, los Juegos se desarrollaron cada cinco años, los participantes disputados en música, carreras de caballos y juegos atléticos lucharon desnudos, mientras que el premio fue una corona de laurel. La Soteria probablemente se detuvo en el siglo I a.C., posiblemente debido al ataque de Sila en el 86, que también provocó que los Juegos Pitios se detuvieran por un tiempo.

Parece que a finales del siglo III y definitivamente a partir del siglo II en adelante, los Amphictyons estaban dispuestos a aceptar el establecimiento de nuevos juegos, siempre que aquellos que lo sugirieran también pudieran financiar los juegos. Por lo tanto, sabemos que los juegos se llevaban a cabo en honor a los reyes de Pergamene, a saber, Attaleia y Eumeneia, que sin embargo fueron financiados por los propios reyes. Incluso un ciudadano rico de Kalydon en Etolia, Alkissipos, logró establecer su propia celebración anual, a saber, la Alkessippeia, donando una gran suma de oro y plata alrededor del 182/1 a. C. aunque esta celebración no incluyó juegos, parece que comprendió una procesión ritual, un sacrificio y una comida pública.

Aparte de los Juegos y celebraciones habituales, también hubo otros extraordinarios, que se organizaron con motivo de eventos especiales. Este fue el caso de los atenienses Pitáides, sobre los que son tan elocuentes las inscripciones del Tesoro de los atenienses. Sabemos de cuatro Pitáides que tuvieron lugar en el período 138-98 a. C. Los cuatro incluyeron una procesión ritual de Atenas a Delfos, encabezada por ciudadanos prominentes que también incluyeron sacrificios y rituales y, finalmente, carreras de caballos y concursos musicales. The inscriptions with the hymns of Apollo which have been preserved on the southern wall of the Treasury of the Athenians were carved exactly on the occasion of these Pythaids.

The Delphic Festivals

In the 20th century, the poet Angelos Sikelianos, who delved into the ancient Greek spirit, conceived the idea of creating in Delphi a universal intellectual nucleus, capable of reconciliating the world’s nations (the «Delphic Idea»). To that end, Sikelianos, with the assistance and financial help of his wife, Eva Palmer-Sikelianos, lectured extensively and published studies and articles. At the same time, he organized the «Delphic Festivals» at Delphi. Apart from staging performances of ancient plays, the «Delphic Idea» included the «Delphic Association», a worldwide association for the fraternization of the nations and the «Delphic University», which aspired to unify the traditions of all countries into one ecumenical myth.

The first Delphic Festival began on the 9th of May 1927 and lasted three days. It included ancient drama plays performed by amateur actors (Prometheus Bound by Aeschylus), athletic competitions in the nude, concerts of byzantine music, lectures and folk art exhibitions. The festival was repeated on the 1st of May 1930, with a performance of Aeschylus’ tragedy The Suppliants. The interpretation of the tragedy aspired to a revival of ancient drama teaching, but the accompanying music was composed in the Byzantine style. The costumes were created by Eva Sikelianos herself, based on folk art models.
The events were attended by numerous scholars, artists and journalists from all over the world. The invitees responded with enthusiastic comments and articles although some criticism was expressed as well.
Despite the fact that the Delphic Festivals greatly promoted tourism and the diffusion of folk art in Greece and abroad, they were discontinued, because the Sikelianos couple, who had undertaken almost all of the expenses, was financially drained. Angelos Sikelianos had refused any state subvention. However, this first attempt at resuscitation of ancient drama within archaeological sites instigated further similar efforts at a later date, such as the, now world-famous, Festival of Epidaurus, which was inaugurated in 1955.

The European Cultural Center of Delphi
In certain ways, the vision of Angelos Sikelianos has survived in the modern “European Cultural Center of Delphi”, which was founded in 1977 at the instigation of Konstantinos Karamanlis, prime minister of Greece at the time. According to its statute, the E.C.C.D aspires to «develop the common cultural elements which unite the peoples of Europe». The E.C.C.D organizes or hosts a number of cultural activities and events as well as seminars, conferences and educational programmes related to ancient Greek culture as well as to the idea of peace and fraternity among the nations. Integral part of the E.C.C.D. is the Museum of the Delphic Festivals, housed in the home of Angelos and Eva Sikelianos at Delphi. It includes photographic and printed material from the Delphic Festivals, costumes from the ancient drama performances, the famous loom belonging to Eva Sikelianos, manuscripts by the poet and other objects.

International Delphic Council
In 1983, Mr. J. Christian Β. Kirsch established the “Musica Magna International” at Munich, aiming at restoring the Delphic Festivals. This initiative was backed by Federico Mayor Zaragoza, Director-General of UNESCO. In 1994, 100 years after the revival of the Olympic Games, representatives from 20 nations and from all 5 continents responded to the invitation of the founder of the contemporary Delphic movement, during the inaugural conference of the “International Delphic Council” (IDC) in Berlin. The establishing assembly of the International Delphic Council took place on the 15th of December 1994 at the Schoenhausen Castle in Berlin.
The IDC is the supreme authority of the Delphic Movement. Its members are the National Delphic Councils (NDC) as well as VIPs from the arts, culture, education, finance, associations and institutions. The IDC Administrative Committee is the Executive Board. Following the model of Classical antiquity, it is called Amphictyony and it is composed of 12 elected members. The most important duty of the IDC is to reinforce the Delphic Movement and to organize international Delphic Competitions (some of which are addressed to Youth), in order to contribute to the understanding between peoples and cultures worldwide. The competition includes the following categories: Musical Arts, Visual Arts, Literature, Fine Arts, Social Arts, Architecture & Ecology. Winners receive a medal, a lyre and a laurel wreath.

The Delphic landscape

The archaeological site of Delphi and its region, surrounded by the mountains of Parnassus, Giona and Kirphe, and stretching mainly among the settlements of Amphissa, Arachova, Delphi, Itea, Kirra, Agios Georgios, Agios Konstantinos and Sernikaki, constitutes a landscape of exquisite beauty, outstanding world-wide historical value and artistic importance. No wonder that Delphi has been included in UNESCO’s World Heritage List.
Besides the actual monuments of the archaeological site of Delphi, the region comprises a number of monuments and sites, dating from the Prehistoric to the Modern period all of them stand out for their archaeological, historical aesthetic and social value which, along with the surrounding rural and forest regions, the so-called Delphic Landscape, constitute a testimony to the history of the region. Together they have contributed greatly to the formation of an educational and spiritual center which represents eternal human values.
For the protection of this region, which was considered “sacred land” in antiquity and was offered to the god Apollo, the Greek State has designated zones of protection. These zones aim at maintaining “the unique value of the monument which is born of the harmony among the ruins of the sanctuary and the unscathed environment (…). One has to let one’s gaze wander from the silvery sea of the olive trees to the valley of Pleistos and to the sparkling sea of the Gulf of Itea, in order to realize that the role of Delphi was to unite islanders and landlubbers in joint rituals”, to quote the report of ICOMOS for the enlisting of Delphi in the World Heritage List.

Delphi is built at the feet of the imposing Phaedriades, two enormous cliffs which form part of the south side of Mt. Parnassus. They command a narrow plateau, which formed –possibly – the only passageway leading from Attica and Boeotia to the heart of Phocis and Western Greece. Fossil examination has proved that the rocks belong to the Jurassic and the Cretaceous period. The softer soils are mostly limestone and schist. The schist plaques present faults, as is evident on the spot where the temple of Apollo was built. This resulted in making them vulnerable to earthquakes as well as to corrosion of the earth. Although they were erected on a mountainous and rocky area, the buildings of Delphi suffered damage from earthquakes several times in their long history and were often almost entirely destroyed. Corrosion of the ground, on the other hand, as well as land-sliding of the plaques cause rock-falls, such as the one which destroyed the first poros stone temple at Marmaria. Finally, the constant sliding of the earth under the ancient monuments, particularly in steep areas, like the one on which the ancient theatre of Delphi is built, presents a major threat.


ORACLE TEMPLES

“An omphalos is an ancient religious stone artifact, or baetylusr. In Greek, the word omphalos means “navel” (compare the name of Queen Omphale). According to the ancient Greeks, Zeus sent out two eagles to fly across the world to meet at its center, the “navel” of the world. Omphalos stones used to denote this point were erected in several areas surrounding the Mediterranean Sea the most famous of those was at the oracle in Delphi.

Most accounts locate the Omphalos in the temple adyton near the Pythia. The stone itself (which may have been a copy) has a carving of a knotted net covering its surface, and has a hollow centre, which widens towards its base

The Omphalos at Delphi came to be identified as the stone which Rhea wrapped in swaddling clothes, pretending it was Zeus. This was to deceive Cronus, his father, who swallowed his children so they could not grow up and depose him as he had deposed his own father, Uranus. Omphalos stones were said to allow direct communication with “the gods”.

“In Greek mythology Pitón, serpent, was the earth-dragon of Delphi, always represented in sculpture and vase-paintings as a serpent. She resided at the Delphic oracle, which existed in the cult center for her mother, Gaia, Earth, Pytho being the place name. The site was considered the center of the earth, represented by a stone, the omphalos or navel, which Python guarded. Pytho became the enemy of the later Olympian deity Apollo, who slew her and remade her former home and the oracle, the most famous in Classical Greece, as his own. Many pictures show the serpent Python guarding the Omphalos, the sacred navel-stone and mid-point of the earth, which stood in Apollo’s temple”.

Originally posted 2011-08-10 23:10:50. Republished by Blog Post Promoter


PDF Online Delphi: A History of the Center of the Ancient World by Michael Scott Download

Do you looking for Delphi: A History of the Center of the Ancient World PDF Download for free?. Great you are on right pleace for read Delphi: A History of the Center of the Ancient World en línea. Download PDF, ePub, Mobi, Kindle of Delphi: A History of the Center of the Ancient World. Delphi: A History of the Center of the Ancient World by Michael Scott

A History of the Center of the Ancient World - Delphi Description of the book Delphi: A History of the Center of the Ancient World by Scott, Delphi: A History of the Center of the Ancient World Michael Scott. Delphi: A History of the Center of the Ancient World Delphi: A History of the Center of the Ancient World [Michael Scott] on Amazon Site. *FREE* shipping on qualifying offers. The oracle and sanctuary of the Greek god Delphi: A History of the Center of the Ancient World A unique window into the center of the ancient world, Delphi will appeal to general readers, tourists, students, and specialists. Length: 430 pages Word Wise Delphi: A History of the Center of the Ancient World by . Greek god Apollo at Delphi were known as the “omphalos”—the “center” or “navel”—of the ancient world for more than 1000 . Skip to Main Delphi: A History of the Center of the Ancient World, by Delphi: A History of the Center of the Ancient World, A History of the Center of the Ancient World, Receive World University Rankings news first Delphi - Ancient History Encyclopedia Delphi was an important ancient Greek religious sanctuary sacred to A History of the Center of the Ancient World. Ancient Delphi and the Science Behind Its Delphi: A History of the Center of the Ancient World by The oracle and sanctuary of the Greek god Apollo at Delphi were known as the omphalos--the center or navel--of the ancient world for more than 1000 years. Delphi - Ancient Greece Such was the importance of the Oracle at Delphi that the ancients believed it to be the center ("Omphalos") of the world. the Oracle of Delphi lost in ancient Delphi: A History of the Center of the Ancient World A unique window into the center of the ancient world, Delphi will appeal to general site gives us a keyhole view of the history of the ancient world as a Delphi: A History of the Center of the Ancient World A unique window into the center of the ancient world, Delphi will appeal to general readers, tourists, students, and specialists. Chi ha


The omphalos in the museum of Delphi

Consulting the Oracle by John William Waterhouse, showing eight priestesses in a temple of prophecy

This starting line at the Delphi stadium used for the Pythian Games at Delphi, Greece, has a design representative of that of many ancient Greek stadiums: stones with two lines in which the athletes nudged their toes, and round holes in which posts could be erected to support the start signalling mechanism.

Map showing location of ancient Phocis

Ruins of the ancient temple of Apollo at Delphi, overlooking the valley of Phocis.

Speculative illustration of ancient Delphi by French architect Albert Tournaire.


The Ark

So when might we encounter a sacred stone within Judaism that was intimately connected to a seat or a throne? For the answer, we only need to turn to the Book of Exodus which says:

And thou shalt make a mercy seat of pure gold . And the cherubims shall stretch forth their wings on high, covering the mercy seat with their wings . And thou shalt put the mercy seat above upon the Ark of the Covenant , and in the ark thou shalt put the ( two stones ) that I shall give you. (Exodus 25:17-21)

Steven Spielberg's incarnation of the Ark of the Covenant from the feature film "Indiana Jones and the Raiders of the Lost Ark" ( CC BY NC SA 2.0 )

Interesante. So the other ancient reference to a combination of a seat and a stone from this region, refers to the Ark of the Covenant itself. That this 'mercy seat' was made of stone is implied by the name Kaporeth (Kaforeth) trpk which was derived from kep o kef Pk meaning 'stone'. So this was a stone seat, just like the omphalos was a stone seat or throne. But these are not the same artifact at all, readers will exclaim, because the Ark of the Covenant was a wooden box containing sacred stones while Apollo is seated on the sacred stone itself. These are different depictions, and therefore components of completely different traditions.

That would be the correct deduction, were it not for the fact that we have images of the sacred stone that was placed on the top of the hill at Sogmatar, near Edessa. These images are from the coins of King Wa'el of Edessa, the same king who commissioned the inscription. The coins depict a cube inside a small temple, and archaeologists and numismatists call this strange artifact a 'cubic betyl stone'.

Figure 4. Two examples of the Edessan betyl 'stone', housed in a small temple. The king here is King Wa'el, the same king who wrote the inscription. (Photo credit: Forum Ancient Coins.)

But is this cube really a stone? Readers may see that in the upper image the cube rests on small feet, while in the lower image it rests on spoked wheels. So is this cube a stone? Surely it would be too heavy for small feet or wooden wheels. Sometimes I despair at the illogicality displayed by academics, because it is fairly obvious that these images actually portray a wooden box: a box that contained the sacred icon of the god. The cube is called a betyl, but this does not refer to a stone, instead it is derived from beth-el la tyb meaning ‘house of god’. Thus the cube is not made of stone, it is an Ark of the Covenant that 'housed' the sacred stone icons of the gods.

Figure 5. A computer generated image of the Ark of the Covenant. This image conforms to the specifications and measurements given in the Book of Exodus.

In the biblical quote above, the Ark of the Covenant was also being called a 'seat'. In which case, it is fairly safe to say that the Edessan kersa-korsa ‘seat’ was actually an Ark of the Covenant, while the Edessan netsib-matseb stone(s) were the two sacred stones that were placed inside the Ark. Quite obviously, the Edessan monarchs had a Judaic Ark of the Covenant at Edessa. And yet since this royal family became so influential in Judaea and Jerusalem, then perhaps we can also surmise that they had los Ark of the Covenant. Not a mere copy, but the original Ark from the Exodus.


Omphalos, din greaca veche ὀμφαλός, semnifică „ombilic” sau „buric”. [1] Scris cu sau fără majusculă [1] , el desemnează și, în general, tot ce este central, și mai ales butucul unei roți. [2]

Și în alte limbi există cuvinte care reunesc aceste diferite semnificații: așa sunt în limbile celtice și germanice, derivatele rădăcinii nab sau nav: în germană, nabe, „butuc al unei roți”, și nabel, „ombilic” tot așa, în engleză, nave și navel, acest din urmă cuvânt având și sensul de „centru” sau de „mijloc” și, în sanscrită, cuvântul nâbhi, a cărei rădăcină este aceeași, are cele două accepțiuni deodată. [3]

Conform legendei, omphalos-sul era o piatră învelită într-o rufă, cu care Rhea, l-a substituit pe fiul său, Zeus nou-născut, și înghițită de către Cronos. Ea simbolizează astfel nașterea lui Zeus și puterea sa.

În Teogonia greacă, Cronos, aflând că într-o zi unul dintre fiii săi îl va detrona, i-a cerut soției sale Rhea să-i dea fiecare nou-născut, pe care-l înghițea de îndată. Ea a reușit să-i evite această soartă lui Zeus, cel de-al șaselea copil al său, substituindu-l cu o piatră învelită într-o rufă. Mai târziu, devenit adult, Zeus, urmând sfaturile oceanidei Metis (zeiță a prudenței și a șireteniei / vicleniei), l-a forțat pe tatăl său să scuipe afară piatra și pe cei cinci copii pe care-i înghițise înainte, care au devenit primii zei al Olimpului. [4]

Omphalos este în general materializat printr-o eminență conică - o piatră sacră sau un baetylus - cu valoare religioasă și în anumite relații cu Pământul: era calificat drept „Gê”, iar anticii îl considerau atât drept un mormânt, cât și centrul Pământului, concepții care nu se exclud una pe cealaltă. Întrucât în credința antică, pământul primește morții așa cum primește germenii. [5] Mai multe tradiții situau sub omphalos mormântul Pythonul învins de Apollo. [6]

O altă legendă povestește că Zeus ar fi trimis două acvile, venite din cele două extremități ale lumii, și care s-ar fi întâlnit survolând Delphi. [7]

Omphalos-ul de la Delphi Modificare

Mai multe omphalos-uri au fost ridicate în Antichitate în bazinul mediteranean, iar cel mai cunoscut este cel de la oracolul din Delphi, așezat direct în aditonul templului oracular al lui Apollo. [9] Piatra conică în formă de stup era unsă în fiecare zi și îmbrăcată, în timpul celebrărilor, cu o pânză groasă de lână proaspăt tunsă, pentru evocarea rufei folosite de Rhea pentru a înveli momeala oferită lui Chronos [10] , pe care o reamintește o replică romană, vizibilă, în zilele noastre, la muzeul din Delphi. Originalul, astăzi dispărut, avea deasupra două acvile de aur, [11] luate în 356 î.Hr. de către focidienii lui Philomelos. [9]

Conform cosmogoniei religia greacă antică, Zeus ar fi slobozit două acvile - două lebede, conform altor relatări [12] - din punctele extreme oriental și occidental ale lumii. [9] În punctul în care ele s-au întâlnit, Zeus ar fi lăsat să cadă omphalos-ul, marcând astfel centrul, „buricul lumii”. [12] Această legendă a fost interpretată de către astronomi drept o referire la căderea unui meteorit, de formă conică, devenit „piatră sacră”, însă problema rămâne în dezbatere. [10]

Omphalos după Herodot [13] Modificare

Conform lui Herodot, centrul lumii ar fi Ionia (Grecia). Ar fi, mai întâi de toate, un centru climatic al cărui climat ar fi întotdeaun agreabil. După el, regiunile care înconjoară Ionia ar fi expuse ploilor, frigului cât și căldurii și secetelor. Comparând climatul Ioniei cu acela al Indiei, Herodot observă că Grecia a primit climatul cel mai temperat.

Apoi, Ionia ar fi un centru moral. Această idee vine de la faptul că Grecii se bat, înainte de toate, pentru glorie, pentru onoare. Pentru războinici și militari, înseamnă a învinge sau a muri.

Omphalos-ul este, în mod fundamental, un simbol al centrului lumii, conform sensului complex după care ideea de „centru” pe care ar putea să o aibă la popoarele antice, și care implica noțiuni mergând mult dincolo de lumea materială. Era, prin urmare, o noțiune universală de „centru”. În lucrarea sa apărută în 1913 și întitulată Omphalos, autorul, W. H. Roscher, recenzează o cantitate considerabilă de documente care atestă identitatea simbolică dintre Omphalos și centrul lumii, și acest lucru la popoarele cele mai diverse și cele mai vechi. În 1915, un studiu de J. M. Loth despre L’Omphalos chez les Celtes (titlul în română: „Omphalos-ul la celți”), apărut în La Revue des Études Anciennes, atestă, de asemenea, acest simbolism.


But the most significant piece of information that I found was this Delphi was considered the navel of the earth because it is the connecting point to the most significant sacred sites of ancient Greece. . The ancient sages believed that Delphi was where heaven and earth came together.

The Oracle at Delphi is referenced throughout Greek myths and history. Supposedly she was rendered psychic by Apollo. Realistically, she was off her skull on gas that seeped out of the fissures of the temple in which she lived.


Ver el vídeo: Katakolon Olympia Greece - Best Things to See and Eat Tour (Enero 2022).